“Advertí a mis parientes, que tengan mucho cuidado con sus actuaciones”

0
295


El Presidente de la República, Juan Orlando Hernández, en una comparecensia en Casa de Gobierno, dejó en claro que no meterá las manos por nadie que se involucre en actos reñidos con la ley.

Amplió que “ni mi Gobierno ni yo protegerá a nadie porque en Honduras respetamos la ley y las instituciones”.

“Ahora Honduras es otra, es una Honduras de justicia, de ley y de respeto a sus instituciones”, remarcó el mandatario.

A continuación el mensaje íntegro:

Queridos Compatriotas:

En el tema de nuestra lucha contra la criminalidad, si por alguna razón alguien todavía tiene alguna duda de cuál es nuestra ruta y cual será nuestro proceder, les aseguro que en esta tarea no nos van a amedrentar y no vamos a retroceder ni un milímetro. Haré lo que tenga que hacer para seguirle dando paz y tranquilidad a los hondureños.

La lucha contra el crimen organizado y los buenos resultados que estamos obteniendo, provoca que tanto los narcotraficantes locales como los de las bandas mejicanas no estén muy contentos, y tampoco les gusta que yo sea el Presidente de la República, imagino que preferirían a otro que fuera más tolerante con sus actividades delictivas.

Desde el 25 de enero del año 2010, tuvimos la visión desde el Congreso Nacional que debíamos prepararnos para una larga lucha contra la delincuencia y el crimen organizado, sabíamos que no sería fácil, que el camino iba a estar lleno de obstáculos, y que a este punto en el que nos encontramos, cuando hemos desarticulado la gran mayoría de las bandas criminales, tenemos que enfrentar el ataque furibundo de los delincuentes que aún quedan y que intentan reagrupar los restos de esas bandas en una lucha feroz por mantener sus territorios.

Hace 6 años aprobamos la tasa de Seguridad sin la cual no hubiéramos contado con la capacidad y recursos apropiados para enfrentar un tipo de criminalidad que ha contado con grandes recursos económicos, logística y armamento.

También se reformaron las leyes endureciendo las penas, se aprobó la depuración policial y la ley de extradición. Hicimos muchos cambios y mejoras en nuestra legislación para tener las herramientas legales que requería esta lucha.

Fortalecimos la lucha contra la inseguridad con la incorporación de las Fuerzas Armadas en las labores de seguridad; se creó la Policía Militar del Orden Publico, PMOP, se creó también la Fuerza Nacional Anti extorsión, igualmente para lograr la colaboración y coordinación efectiva entre las diferentes instituciones se conformó la Fuerza Interinstitucional, FUSINA, se creó también la Fuerza Tigres y se dotó de mayores recursos a la policía nacional, con equipo, vehículos, armamento y tecnología; a la par que desarrollamos el proceso de depuración y certificación, creamos la Policía de Investigación DPI, fortalecimos el ministerio público dotándolo de mayor presupuesto y se creó la Agencia Técnica de Investigación Criminal, ATIC.

Tuvimos éxito en establecer escudos terrestre, marítimo y aéreo para parar el tránsito de la droga, se incautaron cientos de toneladas de narcóticos producto de estas acciones.

El primer criminal extraditado de la historia se dio en mi Gobierno, y en la actualidad ya han sido extraditados los más importantes capos del narcotráfico.

Se han incautado sus bienes, se han desarticulado casi todas las bandas criminales en todas las regiones del país, continuamente se destruyen pistas clandestinas para evitar el aterrizaje de avionetas con drogas, a diferencia de lo que ocurría entre los años 2006 a 2009 cuando cientos de aeronaves aterrizaban en nuestro territorio, parecía un enjambre de abejas sobre nuestro país. Eso ya no ocurre más en nuestro territorio, ni volverá a ocurrir. Y mientras yo sea Presidente, les garantizo que no va a ocurrir.

Yo agradezco la valentía y el sacrificio que han mostrado los operadores de seguridad y justicia, la valentía de los buenos policías y militares, la valentía de jueces y fiscales que nos han acompañado en esta cruzada por la justicia y la libertad, los valientes diputados que han aprobado leyes innovadoras, todos los que han sido parte de esta lucha han grabado su nombre en esta historia, me siento orgulloso de lo que hemos hecho y de lo que hemos logrado.

Esta gran lucha contra la criminalidad la hemos realizado en paralelo al fortalecimiento de la institucionalidad de la defensa de los derechos humanos, ahora existe una institucionalidad más sólida en este tema, igualmente nuestro gobierno ha puesto especial cuidado en asegurar la inclusión social de los menos favorecidos a través de múltiples iniciativas de beneficio social, como VIDA MEJOR, que es nuestro programa social estrella, en el que invertimos grandes cantidades de recursos y que junto con el resto de beneficios sociales que da el gobierno hemos atendido un poco más de un millón doscientas mil familias.

Nuestra lucha ha requerido del compromiso y valentía de muchos funcionarios que han estado en la primera línea de combate en esta guerra contra los criminales, algunos han muerto en el cumplimiento de su deber, muchos más han sido amenazados de muerte en repetidas ocasiones, diputados, jueces, fiscales, funcionarios del ejecutivo, y hasta el mismo Presidente de la República y su familia están bajo amenaza.

Quiero repetir lo que para mí es un principio innegable “Nadie está por encima de la Ley” y cada quien es responsable de sus actos, y debe rendir cuentas de ellos, ya sea ante un tribunal hondureño o ante un tribunal de otro país que así lo requiera, nadie puede escapar de la justicia, ese es un principio fundamental para la paz de nuestra sociedad.

Lo he dicho muchas veces: si alguien infringe la ley tendrá que defenderse haciendo uso de su legítimo derecho, pero ni yo ni mi gobierno protegerá a nadie, ahora Honduras es otra, es una Honduras de justicia y de respeto a la ley y a las instituciones.

Ya no es cierta la frase que alguien dijo una vez, que la justicia en Honduras era como una serpiente que solo mordía a los descalzos, eso ahora no es así, aquí todos los que son acusados de acuerdo a la ley y al debido proceso tienen que dar cuentas, no importa si es de cuello blanco, o si tiene corbata o no la tiene.

Desde que asumí la presidencia, así como dentro el proceso electoral, he advertido a mis amigos, a mis parientes, a mis correligionarios, que tengan mucho cuidado con sus actuaciones, que todos están obligados a cumplir y respetar las leyes, porque yo no voy a proteger a nadie, absolutamente a nadie, y si algún amigo o alguien de mi propio partido tiene problemas con la justicia, pues deberá dar un paso a un lado y retirarse para encarar su proceso de acuerdo a la ley.

Las pruebas están allí, todos han sido testigos que hemos roto antiguos paradigmas, ahora se juzgan empresarios, militares, políticos y policías, todo aquel que infrinja la ley será juzgado.

Este día parto en una visita oficial a los Estados Unidos, es la primera visita que hacemos al nuevo gobierno que dirige el Presidente Trump, el objetivo es retomar la agenda común entre ambos países, discutir los temas económicos, sociales y de seguridad, también tocaremos los temas migratorios en donde pediremos siempre un trato humano y justo para nuestros migrantes.

Con los Estados Unidos tradicionalmente hemos compartido objetivos comunes, y considero que nuestro país es uno de los aliados más importantes para ellos pues compartimos la lucha contra el narcotráfico, la inseguridad y el terrorismo, contra la pobreza y la inequidad, y a favor de la libertad y la democracia.

Muchas Gracias!