Jimmy Morales se enfrenta a una investigación que podría provocar la retirada de su impunidad.

Durante la inauguración de la primera fase de un tramo carretero en Quiché, el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, ha pedido a Dios que su mandato termine en 2020.

El mandatario centroamericano aseguró que se encontraba “contento” y “alegre” por esa ceremonia y manifestó que desea permanecer en su cargo hasta el último día que, “Dios mediante, será el 14 de enero de 2020”, cuando “estaré diciendo ‘quizás pude esforzarme más'”, informa ‘Prensa Libre’.

Este vienes, Morales debe comparecer ante la Comisión Pesquisidora de su país, que evaluará la solicitud para retirarle la inmunidad que aprobó la Corte Suprema de Justicia de Guatemala.

El Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad, que presentaron esa petición, estiman que el presidente guatemalteco recibió financiación ilícita durante la campaña electoral de 2015.

Otros dos expedientes imputan a Jimmy Morales por obstrucción a la Justicia y abuso de autoridad, después de que declarara ‘persona non grata’ al enviado de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Iván Velásquez, una decisión que frenó la Corte Constitucional.

El Congreso de Guatemala decidirá si retira la impunidad presidencial cuando finalice la investigación. RT