x-default

Richard E. Barnes, director ejecutivo

“El anuncio de hoy del Fiscal General Jeff Sessions de que la Administración Trump está rescindiendo la Orden Ejecutiva de la era Obama conocida como DACA, es causa de gran preocupación y ansiedad para casi 800,000 beneficiarios del programa, incluyendo a aproximadamente 42,000 de nuestros compañeros neoyorquinos.

“Si bien el gobierno federal tiene el derecho y el deber de proteger, y asegurar nuestras fronteras, las personas que se beneficiaron de DACA no han hecho nada malo. Los Soñadores fueron traídos a este país como niños por sus padres. Muchos de ellos no han conocido ningún otro lugar como su hogar.

“Aunque el Presidente ha señalado que le gustaría que el Congreso actúe para abordar la cuestión a nivel legislativo, no hay garantías de que esto suceda. Y, mientras tanto, los hombres, mujeres y niños afectados que sólo quieren hacer su parte para engrandecer a Estados Unidos, son en cambio forzados de nuevo a las sombras, temerosos de ser deportados a una tierra extranjera.

“La Iglesia Católica en el Estado de Nueva York está de pie con Los Soñadores, e instamos a nuestros representantes del Congreso a que tomen la iniciativa de entregar un proyecto de ley al escritorio del Presidente Trump, para cumplir una promesa anterior de tratar este tema con “gran corazón”.

La Conferencia Católica del Estado de Nueva York representa a los obispos del Estado de Nueva York en asuntos de política pública.