Ombudsman salvadoreña dice que incendio pone en evidencia falta de seguridad

0
71

La ombudsman de El Salvador, Raquel Caballero, manifestó hoy que el incendio declarado el pasado viernes en el Ministerio de Hacienda, que se cobró la vida de una mujer, “dejó en evidencia la fragilidad de la seguridad” en el edificio y urgió al Estado a “actuar para prevenir riesgos laborales”.

Caballero destacó, mediante un comunicado, que “es urgente actuar y adecuar las instalaciones públicas y privadas para prevenir riesgos laborales, de tal manera que se garantice el bienestar de la población trabajadora”, así como dotar a los cuerpos de socorro de las “herramientas necesarias” para actuar en casos de emergencia.

El incendio se saldó con la muerte de una empleada de la directiva del sindicato de trabajadores, de 57 años e identificada Nubia Karina Campos, y 23 personas afectadas por quemaduras e inhalación de humo, de las que 8 ingresaron en estado grave y cuyo estado actual no se ha hecho público.

Más de 30 bomberos tardaron aproximadamente una hora con veinte minutos en controlar el siniestro y evacuar a unas 120 personas; además, fue necesaria la intervención de los tres helicópteros para el rescate de algunos empleados que se encontraban en la azotea del edificio, que tiene unos 10 pisos.

La procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos subrayó que, “aún en medio de todas esas adversidades y limitantes, bomberos y socorristas respondieron con valentía y alto sentido del deber” durante el siniestro y llamó “a la reflexión sobre la importancia de dotar de mayores recursos a las instituciones y cuerpos de socorro”.

“Por mucho tiempo, el Cuerpo de Bomberos ha venido señalado la insuficiencia de su presupuesto, equipo e implementos de trabajo para desarrollar de forma óptima sus labores, sin que hasta la fecha se le haya dado una respuesta adecuada a sus demandas”, dijo la funcionaria, quien instó al Estado a “actuar en este sentido”.

Asimismo, reconoció “la respuesta oportuna” que el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y el Ministerio de Salud (Minsal) dieron a las víctimas del incendio, a quienes atendieron “de forma rápida y prioritaria”.

No obstante, recordó a las autoridades del ISSS y del Minsal la “importancia de organizar la respuesta institucional, de tal forma que todas las personas reciban una adecuada atención y a situar por encima de la calidad de asegurado o asegurada, la dignidad humana y el principio de continuidad que deben tener los servicios de salud”.

Por otra parte, urgió a investigar “a fondo y de forma rápida” la causa del incendio y “que se identifiquen responsabilidades, omisiones, fallas y acciones a desarrollar para evitar que se repita en el futuro”. ACAN-EFE