A UN HOMBRE QUE DEFIENDE LOS PRINCIPIOS

LO QUE USTED DEBE SABER / Por el Concejal Rev. Ruben Diaz / Distrito 18 Condado del Bronx, New York

69

Usted debería saber que el Miércoles 29 de abril del 2015, fui invitado por el Gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, a unirme a otros colegas del Senado para un desayuno en la Mansión del Gobernador en Albany, Nueva York. Junto con el Gobernador Andrew Cuomo, su jefe de gabinete, Joe Percoco, su abogado Alphonso David y su directora de presupuestos Mary Beth Labate, entre ellos se encontraban los senadores Andrea Stewart-Cousins, Ruth Hassell-Thompson, Liz Krueger, Marcos Serrano, Gustavo Rivera, Adriano Espaillat, Brad Hoylman y Daniel Squadron.

Es importante que usted sepa, que aproveché la oportunidad para pedirle al Gobernador Cuomo que me firmara una copia de su libro titulado “Todas las cosas son posibles”, lo cual el aceptó con gusto al dedicarme y firmar con su puño y letra lo siguiente: “A un hombre que defiende los principios”.

También usted debe saber que este libro “Todas las cosas son posibles” es importante para mí personalmente porque en dicho libro él Gobernador Cuomo hizo referencia a mi nombre varias veces.

El capítulo 10 de su libro, titulado “33” está dedicado a la lucha que tuvo lugar para que 33 senadores votaran a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo. En el Capítulo 10, el Gobernador me dio el honor de mencionar mi nombre en las páginas 382, 389, 400 y 402.

En la página 382, el Gobernador me mencionó mi nombre diciendo: “Necesitábamos treinta y dos votos. Sabíamos que el Demócrata, Rubén Díaz, un Senador del Bronx, era un No. Un Ministro Pentecostal, no podía ser movido”. para cambiar su opinión. Eso significaba que teníamos que encerrar a los restantes veintinueve demócratas y dominar a tres republicanos. ¿Difícil? Sí “.

En la página 389, relatando su lucha, tratando con el líder Repúblicano, el Senador Dean Skelos, el Gobernador escribió: “En Junio, el líder de la mayoría Skelos hizo un movimiento inteligente que transfirió toda la presión de su equipo al nuestro. Una táctica hábil, anunció que “No dejaría que el proyecto de ley se presentara al piso a menos que tuviéramos a todos los Demócratas con nosotros, excepto a Rubén Díaz, el Ministro Pentecostal que ambos sabíamos que era inquebrantable”.

Usted debe saber que a medida que el capítulo continúa, el Gobernador explica todos los obstáculos y problemas que tuvo que sortear, y las negociaciones que realizó para que se aprobara el proyecto de ley del matrimonio entre personas del mismo sexo. Escribió sobre el caos que se produjo la noche de la votación, y sobre cómo me impidieron hablar sobre el proyecto de ley. En las páginas 399-400, mencionó una negociación importante que tuvo con el Senador John Sampson:

“Los Repúblicanos habían pedido una concesión.” No queremos largos discursos “, nos dijo Skelos. No querían que la retórica política inflamara a los senadores ya nerviosos. El líder de la minoría del Senado, un Demócrata, John Sampson, que representó partes de Brooklyn, incluyendo Crown Heights y East Flatbush, nos aseguró que mantendría los comentarios de los Demócratas al mínimo. El plan era: “Poner la legislación en el piso. Hacer una votación de voz rotatoria. E irse a su casa”.

… Sampson había planeado con Skelos y Steve que el único discurso de uno de sus miembros sería el del Senador Díaz, el único oponente del lado de los Demócratas, que hablaría durante dos minutos. Díaz, acostumbrado a los discursos desde el púlpito, comenzó diciendo: “Dios, no Albany, ha establecido la definición del matrimonio hace mucho tiempo”, y prosiguió. Fué entonces cuando el teniente gobernador Bob Duffy lo interrumpió, diciendo: “Senador, senador, sé que usted quiere continuar, pero tenemos veintitrés personas que quieren hablar sobre el proyecto de ley”.

Veintitrés personas? El proceso se detuvo cuando Díaz y sus aliados se quejaron de que lo habían cortado, y los Repúblicanos se acercaron a Steve y Myland advirtiéndoles que eso era exactamente lo que no debía ocurrir”.

El Gobernador continúa explicando en la página 402 cómo logró controlar las cosas, y después de que se tomó la votación y se aprobó la legislación sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, decidió venir al Senado para agradecer a los senadores. Afirmó que cuando llegó al Senado: “Casi todos los Repúblicanos y Rubén Díaz, que habían votado en contra de la igualdad en el matrimonio, habían desaparecido”.

De mi parte, me siento honrado que el Gobernador no solo me mencionó por mi nombre en su libro para que todo el mundo supiera sobre mis principios en contra de su legislación del matrimonio entre personas del mismo sexo, ahora me siento aún más honrado de que firmara mi copia diciendo “Para Un hombre que defiende los principios “.

Yo soy El Concejal Rev. Rubén Díaz y esto es lo que usted debe saber.