Connect with us

Noticias Internacionales

Bukele todopoderoso

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en febrero de este añoCredit...Jose Cabezas/Reuters

SAN SALVADOR — La democracia salvadoreña ha parido un autócrata. Lo venía gestando desde hace casi un año, y ya está aquí, en todo su esplendor. Se llama Nayib Bukele y, a partir del 1 de mayo, gobernará este país como le plazca.

El domingo 28 de febrero los salvadoreños votaron para elegir a sus 84 diputados y 262 alcaldes. Nuevas Ideas, el partido que se define como el de “la N de Nayib”, se estrenó en unos comicios dando una tunda a sus adversarios. Aún se realiza el conteo final, pero el preliminar dejó clara la tendencia, con más del 90 por ciento escrutado. Los candidatos a alcaldes de Bukele ganaron 13 de las 14 cabeceras departamentales. Sus candidatos a diputados, contando la alianza con otro partido, ganaron 61 de las 84 diputaciones.

El adjetivo posesivo del párrafo anterior no es un despiste. Esos candidatos son suyos. Los que tuvieron alguna cobertura mediática o propaganda hicieron campaña con la foto de Bukele y prometieron fidelidad a su líder. Para atraer el voto, el partido llenó el país de enormes espectaculares que solo contenían un fondo celeste y una enorme N blanca al medio. La N del todopoderoso.

El Salvador ha cambiado. Ya no existe el país con la correlación de fuerzas políticas que nos gobernaron durante toda la posguerra. Durante 29 años, después de los Acuerdos de Paz, dos partidos dominaron el poder político: Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), a la izquierda, y la Alianza Republicana Nacionalista (Arena), a la derecha. Con estas elecciones se extinguió la polarización que nos carcomió durante décadas: ¿FMLN o Arena? Y se terminó de imponer otra polarización igual de simplista y nociva: ¿Bukelista o no?

Con los 61 diputados, Bukele no necesita de ninguna otra bancada legislativa más que de la de su partido aliado que le ha prometido fidelidad absoluta y bajo cuyas siglas llegó a la Presidencia en 2019 cuando aún no había formado a Nuevas Ideas. La oposición ha caído en la irrelevancia. En la legislación salvadoreña, 56 es el número mágico. Es lo que conocemos como mayoría calificada, capaz de conseguir aprobación del presupuesto, reformas legales, la suspensión de garantías constitucionales o el nombramiento de magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Los partidos tradicionales quedaron en coma profundo. Sobrevivirán artificialmente, conservando algunas curules, con gente que se sentará en el parlamento como si su presencia pudiera servir de algo. La exguerrilla, por ejemplo, el FMLN, obtuvo cuatro escaños. El menor registro de su historia era de 21 diputados en las elecciones de 1994, cuando la guerra estaba reciente y el fantasma del comunismo todavía era útil para espantar votantes. Arena obtuvo 14 escaños esta vez, lo que significa que tendrá 23 menos de los que ahora mismo tiene.

A partir de mayo, a Bukele le bastará levantar el teléfono para ordenar que se apruebe una ley o que se destituya a un fiscal y se elija a otro. La gran mayoría de votantes salvadoreños decidió decir no al contrapeso de poderes, no al debate legislativo, no al consenso necesario, no a la oposición. Y al decir no al pluralismo y el sistema de controles que caracteriza a la democracia ha puesto al país en el camino de la autocracia. Como gustan decir los demagogos de plaza: el pueblo ha hablado, el soberano se ha expresado en las urnas. Una sociedad poco instruida en los principios democráticos ha confirmado a su caudillo. Una sociedad con tan precaria educación pública y tanta desigualdad ha ungido, más por fe que con argumentos, a su nuevo mesías.

A El Salvador no se le impuso un autócrata: el país lo eligió.

¿A qué dijeron que sí los votantes salvadoreños? A la acumulación de poder en un hombre de 39 años que ha demostrado ser autoritario, poco transparente y enemigo de la prensa independiente. Pero también a un hombre que los convenció, principalmente con eslóganes y demagogia, de que él no es como “los mismos de siempre”, aunque haya sido alcalde de la capital con el FMLN; que ofreció logros incontestables también, así como inexplicables, como la reducción de homicidios sin precedentes durante su primer año de mandato, que él atribuye a un plan que no ha permitido que nadie vea y analice, y no a sus demostradas negociaciones con la Mara Salvatrucha-13, de las que tanto le incomoda hablar.

Bukele viste ropas muy diferentes a las de sus antecesores y es hábil manejando el Twitter en un país donde el anterior presidente no sabía ni cuál era su usuario en esa red. Sin embargo, al margen de los símbolos, comparte muchos rasgos de la clase política que llevó al despeñadero a El Salvador: bajo su mandato han ocurrido diversas denuncias de corrupción y nepotismo, sus ataques a la prensa le han ganado incluso cartas de reclamo de legisladores estadounidenses y su falta de transparencia le ha llevado a desmantelar poco a poco la institución garante de la información pública. Bukele luce diferente, pero en el fondo se parece mucho a los que ha logrado sacar del hemiciclo legislativo.

Hasta las próximas elecciones de 2024, Bukele gobernará El Salvador con un poder que nadie ha tenido en la posguerra. Su discurso legitimará cada una de sus acciones respaldándose en una raquítica idea de democracia. El presidente tiene excusa para rato. Pero también tiene un nuevo reto. Se le acabó su enemigo. La idea de una oposición que bloqueaba todas sus iniciativas y no le permitía arreglar este país se terminó también en estas elecciones. Tener todo el poder también significa tener toda la responsabilidad. Ser el único que carga el jarrón implica también ser el único responsable si se rompe.

Pero Bukele es fiel a su estilo de entender la política como un conflicto permanente que él debe ir ganando.

Sin oposición que le estorbe, podría predecir lo que seguirá: el presidente buscará nuevos enemigos para seguir utilizando su narrativa de bueno y malos. Uno de los enemigos predilectos para llenar ese espacio seremos nosotros, la prensa y los periodistas. El presidente nunca ha entendido el rol de la prensa independiente. Su jugada —exitosa dentro de las fronteras nacionales— ha sido presentar a esa prensa como oposición política. Creo que esa animadversión crecerá hasta ocupar un lugar principal en el altar de los odios presidenciales.

Haberle entregado el poder absoluto a Bukele traerá serias consecuencias que perdurarán en el imaginario político como una nueva forma de liderazgo: el desprecio por el Estado de derecho y el diálogo, los ataques a la prensa, la falta de transparencia, la perpetuación del nepotismo y el amiguismo, la deformación de las instituciones públicas hasta convertirlas en peones obedientes a la próxima jugada de su líder. Un Estado al servicio de un hombre.

La prensa lleva en la mira de Bukele desde antes de que asumiera la presidencia. Hacer periodismo es cada vez más difícil a causa del acoso y las amenazas de funcionarios del gobierno. A partir de ahora, será aún más difícil. Pero este es el momento en el que El Salvador más necesita periodismo serio y riguroso.

A los colegas periodistas les sugiero autorreflexión y templanza. Será necesario comprender el nuevo escenario y reinventar nuestros procedimientos para proteger a nuestras fuentes, cubrir los órganos de Estado o, sencillamente, salir a hacer nuestro trabajo a las calles.

A la sociedad civil organizada le esperan necesidades similares: rearmarse para vigilar al poderoso, transformarse para dialogar con el convencido y caminar así, paso a paso, una vez más, ese camino nunca recorrido del todo, en el intento de llegar a una democracia plena y fuerte.

Por Óscar Martínez – TheNYTimes

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Noticias Internacionales

Confirmado el calendario de cuartos de final de la Liga de Campeones Concacaf Scotiabank 2021

Miami, FL – Concacaf ha confirmado el calendario para los cuartos de final de la Liga de Campeones Concacaf Scotiabank 2021 (SCCL). Las cuatro series de ida y vuelta se llevarán a cabo el 27 y 28 de abril (partidos de ida) y el 4 y 5 de mayo (partidos de vuelta).

Los octavos de final culminaron anoche en Monterrey, México, con el CF Monterrey (MEX) uniéndose a Atlanta United FC (USA), Club América (MEX), Columbus Crew SC (USA), Cruz Azul (MEX), Philadelphia Union (USA), Portland Timbers (USA) y Toronto FC (CAN) en la segunda ronda de la principal competencia de clubes de la región.

Los cuartos de final de la SCCL 2021 se jugarán de la siguiente manera (club local listado primero y los horarios de inicio en hora del Este):

Martes, 27 de abril de 2021
20:00 Atlanta United FC (USA) vs Philadelphia Union (USA)
22:00 Toronto FC (CAN) vs Cruz Azul (MEX)

Miércoles, 28 de abril de 2021
20:30 Columbus Crew SC (USA) vs CF Monterrey (MEX)
22:30 Portland Timbers (USA) vs Club América (MEX)

Martes, 4 de mayo de 2021
20:00 Philadelphia Union (USA) vs Atlanta United FC (USA)
22:15 Cruz Azul (MEX) vs Toronto FC (CAN)

Miércoles, 5 de mayo de 2021
20:00 CF Monterrey (MEX) vs Columbus Crew SC (USA)
22:15 Club América (MEX) vs Portland Timbers (USA)

Semifinales: 10-12 de agosto (ida) y 14-16 de septiembre (vuelta)

Final: 26-28 de octubre (partido único)

Para los cuartos de final, los ganadores de las llaves 1, 3, 5 y 7 de los octavos de final jugarán el partido de ida como visitante y el partido de vuelta como local (las llaves están disponibles a continuación).

Para las semifinales, los dos clubes con mejor desempeño en las rondas anteriores de la competencia jugarán el partido de ida como visitante y el partido de vuelta en casa. La final a un solo partido será en el estadio del club finalista con el mejor desempeño en las rondas anteriores de la SCCL 2021 (basado en victorias, empates y, si es necesario, diferencia de goles).

El ganador de esta competencia de clubes élite será coronado campeón regional de clubes y representará a la Confederación en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2021. El actual campeón es Tigres UANL, que ganó la SCCL 2020 y posteriormente tuvo un impresionante desempeño en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2020 en Catar, donde se convirtió en el primer club de la región de Concacaf en alcanzar la final del Mundial de Clubes.

Los partidos estarán ampliamente disponibles para que los aficionados de la región los sigan y disfruten a través de los socios de televisión de la Confederación, incluyendo FOX Sports (USA-Inglés), TUDN (USA-Español), Fox Sports (México-Español), ESPN (Centroamérica-Español), OneSoccer (Canadá-Inglés), Flow Sports (Caribe-Inglés) y otros socios locales.

Los partidos también estarán disponibles en la Aplicación Oficial de Concacaf (sujeto a restricciones de territorio). La aplicación móvil gratuita está disponible en las tiendas iTunes y Google Play.

Un recordatorio de los resultados y resumen de los octavos de final de la SCCL 2021 están disponibles a continuación:

Octavos de Final – Partidos de ida

Martes, 6 de abril de 2021
CD Marathon (2) vs (2) Portland Timbers | Resumen 
LD Alajuelense (0) vs (1) Atlanta United FC | Resumen
Arcahaie FC (0) vs (0) Cruz Azul | Resumen

Miércoles, 7 de abril de 2021
Deportivo Saprissa (0) vs (1) Philadelphia Union | Resumen
Club León (1) vs (1) Toronto FC | Resumen
CD Olimpia (1) vs (2) Club América | Resumen

Jueves, 8 de abril de 2021
Real Estelí FC (0) vs (4) Columbus Crew SC | Resumen
Club Atlético Pantoja (0) vs (3) CF Monterrey | Resumen

Octavos de Final – Partidos de vuelta

Martes, 13 de abril de 2021
Atlanta United FC (1) vs (0) LD Alajuelense | Resumen
Portland Timbers (5) vs (0) CD Marathon | Resumen
Cruz Azul FC (8) vs (0) Arcahaie FC | Resumen

Miércoles, 14 de abril de 2021
Toronto FC (2) vs (1) Club León (MEX) | Resumen
Club América (0) vs (1) CD Olimpia | Resumen
Philadelphia Union (4) vs (0) Deportivo Saprissa | Resumen

Jueves, 15 de abril de 2021
Columbus Crew SC (1) vs (0) Real Estelí FC | Resumen
CF Monterrey (3) vs (1) Club Atlético Pantoja | Resumen

Continue Reading

Noticias Internacionales

Hemos levantado al partido»: Yani Rosenthal asume el poder del PL

Hoy con más de 700 mil votos, somos la primera fuerza de oposición del país", dijo a la multitud el candidato electo.

Por: Felipe Valencia

En compañía de líderes, familiares, y amigos, el nuevo presidente del Partido Liberal, Yani Rosenthal Hidalgo, celebró esta noche su triunfo desde el Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL).

En una velada, que tuvo como principal consigna la unidad del Partido Liberal, el Movimiento Yanista asumió el poder del partido rojo, blanco y rojo.

“Muchos decían que el Partido Liberal no tenía futuro. Pero, hoy ustedes, las bases, dirigentes y este servidor, hemos levantado al partido”, exclamó Yani Rosenthal.

«Hoy con más de 700 mil votos, somos la primera fuerza de oposición del país», dijo a la multitud el candidato electo.

Asimismo, aseguró que desde su llegada a Honduras ha pregonado en su discurso la unidad, tanto interna como multipartidaria, “para triunfar, para sacar a los cachurecos de la Casa Presidencial”.

En medio de los vítores y los aplausos de los liberales, el candidato ganador pidió buscar a los precandidatos electos y no electos de todas las corrientes, en la búsqueda de la unión a lo interno del Partido Liberal.

El manto de libertad y justicia

“Venimos a izar la bandera de nuestro Partido Liberal, como símbolo del renacer de nuestro partido, de la fortaleza de nuestro partido. Que flameen los colores rojo, blanco y rojo en toda Honduras”, vociferó el nuevo presidente del CCEPL.

Durante su discurso, Yani Rosenthal dijo que la institución volverá a sus glorias de antaño, donde el Consejo Central tenía nombres como el de Manuel Zelaya y el de su padre Jaime Rosenthal.

“En ese tiempo el profesor Pineda Ponce me enseñó que los colores del Partido Liberal eran el rojo encendido de la libertad y el blanco inmaculado de la justicia”, exclamó.

Posterior a ello, Yani recibió la bandera del Partido Liberal de las manos de su esposa Claudia Madrid, para izarla en representación de todo el liberalismo. El acto fue acompañado de fuegos artificiales y el júbilo de cientos de liberales.

Yani Rosenthal ganó las elecciones con un total de 339,001 votos. En tanto, Luis Zelaya quedó segundo con 230,242 y Darío Banegas finalizó tercero con 109,127 votos.

El Partido Liberal finalizó con un total de 778,697 votos, de los cuales 678,370 son válidos, 41,460 fueron declarados nulos y 58,867 estaban en blanco. Durante las elecciones primarias del 2017, el Partido Liberal obtuvo un total de 700,861 votos.

Continue Reading

Noticias Internacionales

Guillermo Lasso: ‘Desde el 24 de mayo me dedicaré a la construcción de un proyecto nacional

Guillermo Lasso, es el virtual presidente electo de Ecuador por un periodo de cuatro años. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Por: elcomercio.com

Guillemo Lasso esperó hasta las 21:00 para salir a agradecer al pueblo ecuatoriano por la votación que lo convierte en virtual presidente electo del Ecuador. Había permanecido gran parte de la jornada de este domingo 11 de abril de 2021 en su domicilio de la vía Samborondón, con su familia y amigos.

“Este es un día histórico en que todos los ecuatorianos han escogido su futuro y el deseo de mejores días para todos”. Así comenzó un discurso cargado de emoción, agradecimientos y de un mensaje de unidad nacional, que duró 20 minutos, en uno de los salones del Centro de Convenciones, en el norte de Guayaquil.

Ahí lo habían esperado sus simpatizantes desde que se cerraron las urnas a las 17:00 y habían recibido con cautela los resultados no oficiales de uno de los ‘exit poll’, a boca de urna, que le daban ventaja en el balotaje.

Lasso cumplió con aparecer en público solo cuando los datos del Consejo Nacional Electoral (CNE) se hubieran consolidado y le dieran un margen superior sobre el otro candidato de la alianza Unes, Andrés Arauz. Con el 98,29% de las actas escrutadas, el postulante de la alianza Creo-PSC tiene 52,49% de los votos nacionales y Arauz 47,51%, según la página web del organismo electoral.

“Gracias por formar parte del Ecuador del encuentro, desde el fondo de mi corazón y ser su presidente”.

“Hoy es un día de celebración, la democracia ha triunfado. Los ecuatorianos han usado su derecho a elegir y han optado por un nuevo rumbo, muy diferente al de los últimos 14 años en Ecuador. Desde el 24 de mayo asumiremos con responsabilidad el desafío de cambiar los destinos de nuestra patria y lograr para todos el Ecuador de oportunidades y de prosperidad que todos anhelamos”.

Recordó que desde hace años “ha soñado con la posibilidad de servir a los ecuatorianos”. Guillermo Lasso, de 65 años, logra un triunfo presidencial en su tercer intento, postuló en el 2013 y en el 2017, cuando llegó a la segunda vuelta y perdió frente a Lenín Moreno.

“Trabajaremos con decisión para que todos los 17 millones de ecuatorianos nos beneficiemos con el cambio de un país democrático, libre, próspero, un país de libertades, un país donde nadie tiene que tener miedo; hoy de noche todos podemos dormir en paz y en calma”.

“Yo no llego con una lista de a quienes perseguir ni ver en la cárcel, yo quiero ver a todos los ecuatorianos libres, que no tengan miedo al Gobierno, que no tengan miedo a disentir con el presidente de la República, que expresen sus opiniones con libertad”.

“Como lo he expresado muchas veces no he entrado a la política para acumular honores ni riquezas, como lo dije ya ni para perseguir a otros ni para ganarle una discusión a nadie, solo me mueve el deseo de servir a todos en especial a los más vulnerables y desde el 24 de mayo, como su presidente, me dedicaré a la construcción de un proyecto nacional que continúe escuchando a todos porque este proyecto será de todos los ecuatorianos”. Lasso enumeró una larga lista de agradecimientos por el triunfo, además de a Dios. A militantes del movimiento Creo, a César Monge, su presidente y su “hermano”; a su equipo de trabajo, y también a Jaime Durán Barba y Santiago Nieto, quienes lo asesoraron en la segunda vuelta, algo que no había sido reconocido públicamente en este tramo de la campaña.

Antes había mencionado el respaldo del PSC a favor de su proyecto político y al liderazgo de Jaime Nebot, quien estaba a su lado, en la tarima, a diferencia de la primera vuelta en que sus aliados no lo acompañaron en el mismo salón. También dio las gracias a los dirigentes de agrupaciones políticas, grupos solidarios e independientes y excandidatos presidenciales que pidieron el voto a su favor.

“Estoy lleno de emoción y la familia es el valor fundamental de la sociedad”. Lasso mencionó el apoyo incondicional de su esposa María de Lourdes Alcívar, sus cinco hijos y sus nietos, quienes han estado a su lado en la campaña.

El presidenciable señaló que trabajará sin descanso para cumplir los compromisos con todos. Mencionó que defenderá los derechos de las mujeres, se preocupará de los derechos de igualdad laboral y de remuneraciones, de las madres solteras y de adolescentes embarazadas. También se refirió a los compromisos adquiridos con los grupos Glbti, para “evitar que sean discriminados, estigmatizado y señalados por su manera de ver la vida”.

Dijo que cumplirá con los artesanos, agricultores, pescadores artesanales, ganaderos, maestros, jóvenes… Y ratificó su oferta de cerrar la Senescyt y que se respetará el derecho de los jóvenes a estudiar lo que desean “no lo que le diga el gobierno”.

Además, señaló que trabajará, desde este lunes 13 de abril de 2021, con su compañero de fórmula, Alfredo Borrero, en el plan de vacunación para el país.

El virtual ganador del balotaje les dijo a los ecuatorianos que, así como han resuelto darle su voto, ahora les pedía que lo sigan acompañando que “logremos cosas juntos, que nada ni nadie nos vuelva a dividir”. Y que “construyamos un país más justo y próspero para todos”.

Al final de su discurso se escuchó el Himno Nacional en el salón del Centro de Convenciones. Luego el papel picado, rojo, blanco y azul, cayó del tumbado, mientras la jornada terminaba en un abrazo con su familia, amigos y simpatizantes.

Andrés Arauz: ‘Tenemos que tender puentes’
“A partir de hoy tenemos que volver a ser un solo Ecuador, un solo Ecuador. ¡Que viva el Ecuador!”, con esas palabras empezó su intervención Andrés Arauz, candidato a la Presidencia por la alianza Unes (afin a Rafael Correa), la noche de este domingo en Quito, al conocerse los primeros resultados oficiales del balotaje.

“En las campañas discutimos y proponemos con convicción y buscamos diferenciarnos. Por supuesto, creemos que representamos y luchamos por ideas y valores distintos. Pero hoy ha llegado el momento de avanzar, tenemos que tender puentes y construir consensos”, señaló Arauz, al reconocer la derrota electoral frente a Lasso.

“Este es un traspié electoral pero de ninguna manera es una derrota política ni moral”, dijo y sorprendió: “Luego de estas declaraciones realizaré una llamada telefónica al señor Guillermo Lasso. Le felicitaré por el triunfo electoral obtenido el día de hoy y le demostraré nuestras convicciones democráticas de poder seguir aportando al desarrollo del país”.

“Nosotros somos un actor responsable y democrático en el Ecuador”, resaltó Andrés Arauz, quien aseveró que velarán porque el Gobierno de Guillermo Lasso vele por los sectores más vulnerables.

La noche de este viernes 11 de abril, Guillermo Lasso dijo en un mensaje de Twitter que conversó por teléfono con Andrés Arauz “para felicitarme por el triunfo de todos los ecuatorianos. Gracias por ratificar tu compromiso con el fortalecimiento de la democracia en nuestro país”.

Más temprano, Arauz al reconocer su derrota en las elecciones de este 11 de abril dijo que, llamaría al nuevo Presidente de la República para felicitarle por el triunfo en las urnas. “Realizaré una llamada telefónica a señor Guillermo Lasso, le felicitaré por el triunfo electoral obtenido el día de hoy, y le demostraré nuestras convicciones democráticas”.

Continue Reading

Noticias Internacionales

¿Por qué QAnon fracasó en Japón?

Pâté

Por Matt Alt
Es escritor, traductor y localizador radicado en Japón que se especializa en adaptar contenido japonés para audiencias globales.

TOKIO — Durante más de 40 años, el principal proveedor de fenómenos oscuros en Japón, la revista Mu, le ha vendido Pie Grande, ovnis y lo oculto a una base de fanáticos voraces. Las civilizaciones alienígenas y la biología del monstruo del lago Ness han sido populares artículos de portada. Una teoría de la conspiración no llega del todo al país sin un visto bueno de la publicación mensual.

Sin embargo, Mu, con casi 60.000 lectores y seguidores, entre ellos un ex primer ministro, un célebre director de anime e ídolos del J-Pop, se contuvo de publicar el artículo obvio sobre la teoría de la conspiración más grande de la era: QAnon.

Ese movimiento llegó a su pico de notoriedad con la irrupción al Capitolio de Estados Unidos en enero y su relato central sin fundamentos se volvió muy conocida durante la pandemia del coronavirus. Sus seguidores están convencidos de que una camarilla de élites adoradoras de Satán y abusadoras de menores controla el mundo y desató la COVID-19 y la tecnología 5G como parte de su plan. QAnon ha encontrado creyentes en más de 70 países, desde madres británicas que se oponen al tráfico infantil hasta manifestantes anticonfinamiento en Alemania e incluso un gurú australiano del bienestar.

Sin embargo, fue un fiasco en Japón, un país que no es ajeno a las teorías conspirativas. Aunque los medios de Occidente lo hayan retratado de otra manera, casi no hay ningún seguidor de Q entre los japoneses y no ha pasado la prueba de los expertos en conspiraciones de la nación. “Es demasiado ingenuo para nuestra base de lectores”, le comentó el mes pasado Takeharu Mikami, editor de Mu desde 2005, al periódico Asahi Shimbun.

Japón ha sido un terreno fértil para el pensamiento conspiratorio desde hace mucho tiempo. En 1877, una iniciativa de inoculación en contra del cólera generó rumores de que las autoridades se estaban robando los hígados de la gente para vendérselos a extranjeros. Después del gran terremoto de Kanto en 1923, se propagaron rumores racistas sobre un sabotaje coreano; miles de coreanos inocentes fueron linchados como consecuencia. Y en 1995, Aum Shinrikyo (Verdad Suprema), un culto religioso obsesionado con el apocalipsis, lanzó un ataque con gas nervioso en el metro de Tokio. En la revista oficial del culto, su líder le declaró “la guerra al gobierno mundial en las sombras”, antes de que sus seguidores asesinaran a catorce personas y lesionaran a 6000 más.

Lo que es más, Japón le dio al mundo “2channel”, un tablero de mensajes anónimos en la red fundado en 1999 que se transformó en un semillero de nacionalismo y discurso de odio. La versión de habla inglesa que inspiró directamente, “4chan”, incubó buena parte de la cultura más desagradable de los memes en internet. También engendró a QAnon, cuando legiones se reunieron para apoyar publicaciones de un usuario aún desconocido que se hace llamar “Q”, quien profetizó que el entonces presidente Donald Trump iba a derrotar a la camarilla.

Luego, la primavera pasada, el coronavirus confinó a naciones enteras y esto encendió la llama para que QAnon ardiera por el mundo. Atrapadas en casa, temerosas e inseguras, personas desde Londres hasta Melbourne, París y Brasilia se sumergieron en el oscuro laberinto digital. En Japón, las búsquedas de QAnon en Google también se dispararon de forma drástica, después de que Tokio declaró un estado de emergencia en abril pasado.

Los perplejos internautas japoneses apodaron a los nuevos discípulos “J-Anon”, una frase multifunción para designar el revoltijo de quienes adoptan sus teorías preferidas derivadas de Q, las cuales en su mayoría no se superponen.

Un grupo tradujo las profecías de Q al japonés, y se unía casi de manera exclusiva en internet en torno a una cuenta de Twitter y una etiqueta (#QArmyJapanFlynn). La inició Eri Okabayashi, quien localizó contenido de QAnon: en un inicio, su cuenta pareció generar decenas de miles de seguidores.

Hay otro que incluye una pizca de agrupaciones pro-Trump, que divulgaron la consigna de “Paren el robo” después de la derrota de Trump en noviembre. Los simpatizantes provienen de fuentes como la religión Happy Science y una sede local de Falun Gong. Han reunido a unos pocos cientos de participantes en casi una docena de protestas, a difundir un sentimiento anti-China.

Y también están los negacionistas de la COVID, cuyas manifestaciones antimascarillas tienen como objetivo hacer que todos los demás “se sientan estúpidos”.

A pesar de toda su fanfarronería, los creyentes de J-Anon siguen siendo marginales.

Una cantidad significativa de japoneses tal vez comparta las opiniones negativas sobre China de los conspiracionistas, pero las basan en hechos verificables como disputas territoriales y agravios históricos. Además, la mayoría de los japoneses nunca aceptaría las extrañas teorías de J-Anon: por ejemplo, que la familia imperial fue remplazada por dobles o que los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki fueron obra de japoneses. Un análisis digital forense ha establecido que probablemente la mayoría de los seguidores de Okabayashi sean falsos (Twitter eliminó su cuenta en enero como parte de una purga mundial de QAnon).

Entonces, ¿por qué la recepción tan tibia? Al parecer las peculiaridades culturales y políticas de Japón han sido las principales formas de inoculación en contra de QAnon.

Gran parte de la cultura japonesa se esfuerza mucho por evitar el conflicto, por eso deja poco espacio para el combate ideológico que les gusta a los seguidores de QAnon. “Los japoneses no hablan abiertamente sobre política. Es casi un tabú, por la posibilidad de una confrontación polémica”, opinó Kaori Hayashi, quien imparte clases de Periodismo y Medios en la Universidad de Tokio. Cuando responden encuestas, casi la mitad de los votantes japoneses asegura no tener una afiliación política. Sin el elemento combustible de la política identitaria, los memes de QAnon simplemente no atrapan la psique japonesa.

Otra defensa en contra de la desinformación es el dominio heredado de los medios audiovisuales e impresos de Japón, un efecto involuntario de su control. Con el respaldo de una doctrina de justicia en la ley nacional de medios audiovisuales, la programación debe evitar la tergiversación de hechos, mantener una postura política justa y no perjudicar la seguridad pública. La ley ha obstaculizado el ascenso de la televisión y la radio abiertamente partidistas; no hay un ciclo de noticias que esté las 24 horas del día clamando primicias.

Los periódicos japoneses también siguen gozando de una de las circulaciones más altas de medios impresos en el mundo. Por lo tanto, no han explorado en serio la distribución digital y casi no habían reconocido los actuales sucesos en línea sino hasta hace poco tiempo. La ventaja de esto es que las teorías de la periferia no se tratan con tanta facilidad en los medios noticiosos tradicionales, en contraste con Estados Unidos, donde un solo tuit puede llegar a los titulares y a menudo lo logra.

No obstante, hay partes vulnerables en la sociedad japonesa. De acuerdo con el Centro de Investigación Pew, abunda el pesimismo sobre el futuro, por eso la mayoría de los japoneses cree que sus hijos tendrán una peor situación económica que ellos. Más de la mitad cree que sus políticos son corruptos y no les dan importancia. Además, la gente siente un profundo escepticismo en torno a las vacunas para la COVID-19, aunque no dudan de la ciencia, sino del manejo que puedan hacer sus líderes de las campañas de vacunación.

Los medios tradicionales tal vez son menos bombásticos, pero su letargo ha alienado a las minorías. En Japón, los adultos menores de 50 años están abandonando los periódicos por completo. Los movimientos marginales brotan cuando la gente siente que el sistema la descuida. “Los medios tradicionales no están prestando suficiente atención a sus voces”, opinó Hayashi. “Están recurriendo a internet para hacerse escuchar y a veces incluso son hostiles hacia los medios tradicionales”. Es una señal ominosa de que la frase “noticias falsas” ya entró en el léxico japonés.

La revista Mu ha comprendido las señales. Como respuesta a unas peticiones, Mu dedicará su próximo número al movimiento de QAnon. Sin embargo, no será la victoria que ansían los conspiracionistas: Mikami, el editor, ha prometido no promover los dogmas de Q, sino iluminar a sus lectores sobre “educación conspiratoria”. Hasta ahora, los japoneses han logrado oponer resistencia a QAnon, pero ¿quién no disfruta una lectura sensacionalista?

Continue Reading

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 4.235 suscriptores

QUÉDATE EN CASA

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Sígueme en Twitter