Coalición Garifuna USA, Inc. Condena El Racismo y Discriminación Racial En Honduras

Por: José Francisco Ávila

77

La Coalición Garifuna USA, Inc., una organización sin fines de lucro no partidista con exención tributaria 501 (c) (3), con sede en la Ciudad de Nueva York, por este medio declara su solidaridad con las Diputadas Dra. Johana Bermúdez y Dra. Norma Edinora Brooks, Condenando públicamente los intolerables comentarios racistas, discriminatorios y odiosos contra los Afrodescendientes. Demandamos que el presidente Juan Orlando Hernández, ponga fin a la ideología racista hondureña del siglo XIX, dando cumplimiento a la Política Pública contra el Racismo y la Discriminación Racial para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas y Afro hondureños.

En el marco de la realización del Consejo de Derechos Humanos, celebrado en la Ciudad de Ginebra, Suiza, el pasado martes 21 de septiembre de 2018, la Vice Ministra de Desarrollo e Inclusión Social manifestó “la Secretaria de Desarrollo e Inclusión Social presento para su aprobación la Política Pública contra el racismo y discriminación con este instrumento se cambiará la historia del país, pero sobre todo se transformará la vida de estos grupos étnicos´´

Por su parte el presidente Juan Orlando Hernández reitero “Los nuevos tiempos y las dinámicas sociales nos han enseñado que la inclusión social es un elemento fundamental y es por ello que nuestro Gobierno no ha cesado un tan solo instante en corregir los históricos valladares que como piedra en el camino nos impedían avanzar”.

Esos históricos valladares, incluyen la ideología racista hondureña del siglo XIX, que colocó a los africanos en el fondo de la jerarquía racial. Los afrodescendientes eran vistos como un impedimento para el desarrollo nacional, y su presencia debía minimizarse. Los negros, según los pensadores hondureños de la época, eran “elementos étnicos retrasados” y representaban” un problema para la pureza de la “raza hondureña”. Increíblemente en pleno siglo XXI, se han publicado comentarios similares, en referencia a la Diputada Bermúdez, en las redes sociales y se divulgaron en el Seno del Congreso Nacional de Honduras contra la Dra. Norma Edinora Brooks.

El pasado mes de enero, los diputados miembros de la Comisión Especial de Salud del Congreso Nacional (CN), Denis Castro Bobadilla del partido Alianza Patriótica Hondureña (APH) y Mario Noé Villafranca, de la Unificación Democrática (UD), divulgaron por diferentes medios, un escrito firmado por los diputados, ambos doctores.

En la carta dirigida a la Secretaría de la Cámara que preside Tomás Zambrano, dice textualmente: “Manifestamos nuestro descontento ante las posiciones que ha adoptado la doctora Norma Edinora Brooks como secretaria de la Comisión de Salud de la Cámara Legislativa y que hasta la fecha su trabajo no ha sido eficiente”.

“Es por ello que, en reunión de la comisión desde finales del mes de enero, se consensuó de forma unánime que se asigne a otro diputado para ejercer el cargo”. Esa carta y los ataques a la Diputada Bermúdez, son reflejos de la ideología racista hondureña del siglo XIX que contradicen las palabras del presidente Juan Orlando Hernández y por ende llamamos su atención a estos hechos.

“Rechazamos totalmente los intolerables comentarios odiosos, discriminatorios y racistas en contra de las Diputadas Bermúdez y Brooks. Públicamente demandamos que el Presidente Juan Orlando Hernández, la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (SEDIS), la Secretaría de Derechos Humanos (SEDH), el Instituto Nacional de la Mujer (INAM), el Congreso Nacional (CN), la Secretaría de Coordinación General de Gobierno (SCGG)” y la Dirección de Pueblos Indígenas y Afrohondureños (DINAFROH), hagan cumplir la Política Pública contra el Racismo y la Discriminación Racial para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas y Afro hondureños y su compromiso con el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial, de promover y estimular el respeto universal y efectivo de los derechos humanos y de las libertades fundamentales de todos, sin distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión”, dijo José Francisco Ávila, presidente de la Coalición Garifuna USA, Inc. en la Ciudad de Nueva York.

La ideología racista hondureña del siglo XIX se practico durante el nombramiento de las primeras personas afrodescendientes al Consulado General de Honduras en Nueva York. En 1994, el presidente Carlos Roberto Reina Idiáquez, nombro al Licenciado Jose Velásquez como Cónsul General de Honduras, en Nueva York. Al poco tiempo de asumir el cargo, se le vino encima una avalancha de conspiraciones y protestas, que a los pocos meses lograron removerlo del cargo.

En 2002 se anuncio la posibilidad de que el presidente Ricardo Maduro nombraría una persona Afrodescendiente al Consulado de Honduras en Nueva York, desde entonces volvieron a aparecer las voces de protestas e inconformidad. Eventualmente se nombro a la Licenciada Antonieta Máximo, Cónsul General y la Licenciada Zoe Laboriel Marín, Vice Cónsul General de Honduras en Nueva York. Nuevamente surgió una avalancha de conspiraciones y protestas, que lograron removerlas del cargo.

Tenemos que llamarnos a la reflexión ante este singular fenómeno, para preguntarnos ¿que es lo que pasa, porque suceden las cosas, cuales son las razones de fondo?, estas razones o motivaciones pueden ser muchas, entre las cuales nos atrevemos a señalar las siguientes:
Actitud racista y discriminatoria de ciertos sectores de la sociedad hondureña.
Falta de comprensión sobre el concepto de la integración y la igualdad de oportunidades para ejercer cargos públicos, con la participación de todas y todos los ciudadanos hondureños, representantes del mosaico de razas y culturas que forman la nacionalidad hondureña.
Como una organización no partidista defensora de los derechos de los Pueblos Garífuna y Afrodescendiente, estamos comprometidos a continuar la lucha infatigable hacia la construcción de una Honduras libre de racismo y discriminación racial, en donde todas las personas se sientan sujetos capaces de realizar sus sueños y de vivir con bienestar y en libertad.

Reiteramos nuestra solidaridad con las Diputadas Dra. Johana Bermúdez, Dra. Norma Edinora Brooks y la Bancada Afrodescendiente del Congreso Nacional de Honduras. Cuentan con nuestro fehaciente respaldo para que puedan ejercer con absoluta tranquilidad sus funciones con eficiencia y honestidad, en beneficio de todas las personas hondureñas.

Mantendremos nuestra actitud vigilante para que el presidente de Honduras Licenciado Juan Orlando Hernández, no cese un tan solo instante en corregir los históricos valladares como La ideología racista hondureña del siglo XIX que nos impedían avanzar y que asegure cumplimientocon la Política Pública contra el Racismo y la Discriminación Racial para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas y Afro hondureños. Instamos al Pueblo Garífuna y Afrodescendiente a condenar públicamente los intolerables comentarios racistas, discriminatorios y odiosos contra los Afrodescendientes.