El Empire State Building ha sido el símbolo de la grandeza de Nueva York desde que King Kong logró escalarlo.

215

Tiene 443,2 metros de altura, con un total de 102 pisos y su estilo es Art Deco. Ningún otro edificio ha logrado representar la fuerza y el deseo de grandeza de Nueva York. La construcción se inauguró el 24 de septiembre de 1929 y el rascacielos se inauguró el 1 de mayo de 1931. Un verdadero récord de velocidad, si consideramos que construyeron 4 pisos a la semana, y muchos de los que trabajaban allí eran inmigrantes irlandeses e italianos.

El Empire fue un verdadero éxito estadounidense. Al momento de su inauguración, era el rascacielos más alto del mundo, el primero en superar los 100 pisos, y el más rápido en ser construido. Desafortunadamente no fue fácil alquilar los espacios, porque Estados Unidos se encontraba en dificultades después de la gran Depresión, y por esto empezaron a llamarlo Empty State Building. Su récord duró hasta 1973 cuando las Torres Gemelas establecieron uno nuevo de altura. A los neoyorquinos les encanta el Empire State Building porque cada noche se ilumina con diferentes colores, en honor a algún evento estadounidense o internacional. ¡Subí por ustedes! Ahora también está el sofá de la serie Friends.

Si la Estatua de la Libertad es la reina de Nueva York, el Empire State Building es el rey. Su presencia orienta a los neoyorquinos cuando necesitan entender dónde está el norte y el sur de la ciudad, simplemente miran hacia arriba y lo buscan para orientarse. Aparece con toda su belleza por todos lados, pero también se puede ver desde Brooklyn, Queens e incluso Nueva Jersey. Sus espectáculos nocturnos dejan a cualquiera sin aliento, tal vez con un Martini en la mano, en una de las muchas terrazas panorámicas con vista hacia el Empire.

Disfruten de una vista de 360 grados, subiendo con elevadores ultrarrápidos que los llevan al observatorio en el piso 86 que incluye una terraza al aire libre y un recorrido interno.

El Empire State Building es el rascacielos más famoso de Nueva York y puede dejar sin aliento a cualquiera que suba a su cima, por su vista aérea sobre Manhattan, su magia y sus ambiciones. Pocas personas lo saben, pero la punta del Empire fue diseñada para garantizar que los dirigibles pudieran atracar, sin embargo, después de algunos intentos de aeroscala, la idea resultó poco práctica y también debo agregar que los dirigibles perdieron importancia a fines de la década de 1930, ya que la importancia de la aviación civil aumentó. El observatorio cierra a las 2 am. Nosotros les recomendamos ir al atardecer. Pueden comprar sus entradas en la oficina de Mi Viaje a Nueva York.

Publicidad