Connect with us

Tecnologia

El poder de Amazon en el mundo de la tecnología

SEATTLE, Estados Unidos — El negocio de Elastic, una empresa emergente con sede en Ámsterdam, estaba creciendo con rapidez y había alcanzado los cien empleados. Entonces llegó Amazon.

En octubre de 2015, la división de computación en la nube de Amazon anunció que estaba copiando la herramienta de software libre de Elastic, la cual se utiliza para buscar y analizar datos, y que la iba a vender como un servicio de paga. Amazon siguió adelante aunque el producto de Elastic, llamado Elasticsearch, ya estuviera disponible en Amazon.

Un año después, Amazon estaba ganando más dinero que Elastic con el producto que había creado la empresa emergente porque facilitaba el uso de la herramienta con sus otras ofertas. Por lo tanto, el año pasado, Elastic agregó nuevas funciones y limitó las capacidades de uso para empresas como Amazon, la cual de todas maneras duplicó muchas de las funciones especiales y las ofreció gratis.

En septiembre, Elastic contratacó. Demandó a Amazon en un tribunal federal de California por haber violado su marca registrada, pues Amazon le había puesto el mismo nombre a su producto: Elasticsearch. Amazon “engaña a los clientes”, mencionó la empresa en su denuncia. Amazon negó haber hecho algo malo. El caso está pendiente.

Desde mediados de la década de los noventa, cuando Microsoft dominaba la industria de las computadoras personales con Windows, ninguna plataforma tecnológica había infundido tanto temor en su competencia como lo está haciendo Amazon con su división de computación en la nube.

Aunque la computación en la nube quizá parezca algo oscuro y abstracto, ha crecido hasta convertirse en uno de los negocios más grandes y lucrativos de la industria tecnológica, pues les ofrece poder computacional y software a las empresas. Y Amazon es el proveedor más grande de esta tecnología.

Amazon ha usado su división de computación en la nube —llamada Amazon Web Services (AWS)— para copiar e integrar software del que fueron pioneras otras empresas tecnológicas. Les ha dado una ventaja a sus propios servicios, al hacer que su uso sea más conveniente, sepultar las ofertas rivales y dar descuentos que abaratan sus productos. Los clientes se sienten atraídos a Amazon debido a estas maniobras, mientras que los responsables de crear el software tal vez no reciben ni un centavo.

A pesar de todo, algunos rivales más pequeños han mencionado que no tienen muchas opciones más que trabajar con Amazon. Muy a menudo, a consecuencia del gran alcance de clientes que tiene Amazon, las empresas emergentes aceptan sus restricciones para promover sus propios productos y les comparten de manera voluntaria información de sus clientes y productos. Y por el privilegio de vender por medio de AWS, las empresas emergentes le pagan una tajada de sus ventas a Amazon.

Algunas de las empresas tienen una frase para describir lo que hace Amazon: software de excavación, o de minería a tajo abierto. Al robar las innovaciones de otras personas, intentar llevarse a sus ingenieros y ganar dinero con creaciones ajenas, Amazon ha obstruído el crecimiento de su posible competencia y la obliga a reorientar la manera en que hace negocios, dijeron las empresas.

Todo esto ha detonado un escrutinio hacia Amazon para determinar si abusa del dominio de mercado que tiene y si está incurriendo en un comportamiento anticompetitivo. Las tácticas de la empresa han provocado que varios rivales discutan la probabilidad de entablar demandas antimonopólicas en su contra. Además, los reguladores y los legisladores están examinando su influencia en la industria.

AWS solo es la punta de la estrategia de Amazon para dominar buena parte de la industria estadounidense. La empresa ha transformado la industria de las ventas minoristas, la logística, la publicación de libros y Hollywood. Está obligando a repensar el modo en el que las personas compran medicamentos recetados, compran propiedades y la manera en que protegen sus hogares y ciudades.

Sin embargo, se podría decir que lo que Amazon hace con AWS es más significativo. La empresa es la indiscutible lideresa del mercado —triplica el tamaño de su competidor más cercano, Microsoft— en el giro sísmico hacia la computación en la nube. Millones de personas interactúan todos los días con AWS sin saberlo, cuando ven películas en Netflix o almacenan fotos en iCloud de Apple, servicios que funcionan con herramientas de Amazon.

Jeff Bezos, el director ejecutivo de Amazon, alguna vez llamó a AWS una idea que “nadie pidió”. El servicio comenzó a inicios de la primera década del siglo XXI, cuando el minorista tenía problemas para configurar sistemas de cómputo con los cuales pudiera empezar nuevos proyectos y funciones. En cuanto creó una infraestructura computacional común, Amazon se percató de que otras empresas necesitaban capacidades similares.

Ahora, empresas como Airbnb y General Electric rentan, en esencia, el sistema de computación de Amazon —que se conoce como usar la “nube”— en lugar de comprar y operar con sus propios sistemas. Los negocios pueden almacenar su información en las máquinas de Amazon, sacar datos de ellas y analizarlos.

Para la misma Amazon, AWS se ha vuelto crucial. El año pasado, la división generó 25.000 millones de dólares en ventas y es el negocio más rentable de Amazon.

Sin embargo, en entrevistas con más de cuarenta empleados y exempleados de Amazon y de sus rivales, muchos dijeron que los costos de lo que hacía la empresa con AWS estaban ocultos. Aseguraron que era difícil medir qué tanto de sus negocios se había quedado en Amazon o qué tanto había alejado la amenaza de Amazon a posibles inversionistas. Muchos hablaron con la condición de permanecer en el anonimato por temor a enfurecer a la empresa.

En este momento, los reguladores se están poniendo en contacto con algunos de los rivales de Amazon en el sector del software. En una carta enviada en septiembre, el Comité Judicial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos —que está a cargo de la investigación en contra de las grandes empresas tecnológicas— le preguntó a Amazon sobre las prácticas de AWS. De acuerdo con algunos funcionarios, la Comisión Federal de Comercio —que también está investigando a Amazon— ha interrogado a la competencia de AWS.

Cuando Amazon Web Services inició, en la década pasada, Amazon estaba luchando por lograr ganancias constantes.

Las empresas emergentes acogieron los servicios de AWS. Ahorraban dinero porque no tenían que comprar su propio equipo de computación y solo gastaban en lo que usaban. Pronto, muchas más empresas se acercaron a Amazon en busca de infraestructura computacional y, después, del software que funcionaría en sus máquinas.

En 2009, Amazon estableció una plantilla para acelerar el crecimiento de AWS. Ese año, presentó un servicio para administrar una base de datos, un software vital para que las empresas puedan organizar la información.

El servicio para bases de datos de AWS, un éxito instantáneo entre los clientes, no funcionaba con un software diseñado por Amazon. Más bien, la empresa lo tomó de una alternativa gratuita conocida como código abierto.

El software de código abierto tiene pocos paralelos en los negocios. Es como si una cafetería regalara el café con la esperanza de que la gente gaste en leche o azúcar o pastelillos.

Pero el código abierto es un modo real y comprobado que la industria de software ha creado para conseguir rápidamente a consumidores de tecnología. Cuando existe tecnología que puede compartirse suele surgir una comunidad de entusiastas que contribuyen con mejoras y corren la voz sobre sus beneficios. Lo usual es que las empresas de código abierto después generen ingresos gracias a los añadidos de pago y al servicio al cliente.

En un inicio, los tecnólogos prestaron poca atención a lo que había hecho Amazon con el software para base de datos. Luego, en 2015, Amazon repitió esta maniobra cuando copió Elasticsearch y ofreció su servicio.

En esta ocasión, llamó la atención.

“Vemos a una empresa que creó un negocio en torno a un producto de código abierto que a la gente le gusta usar, y de pronto tiene un rival que usa su propio producto en su contra”, dijo Todd Persen, quien este año lanzó una empresa de software que no está basado en el código abierto para que Amazon no tuviera “ninguna oportunidad” de robar sus creaciones.

Una y otra vez, la industria del software de código abierto se convirtió en el pozo al que Amazon recurría. Cuando copiaba e integraba ese software en AWS, no necesitaba permiso ni tenía que pagarles a las empresas emergentes por su trabajo.

Esto les dejaba pocos recursos a muchas de estas empresas, las cuales no podían empezar a cobrar dinero de la nada por un software que era gratuito. Algunas más bien cambiaron las reglas para el uso de sus productos, y restringieron el acceso a Amazon y a otros que quisieran convertir su creación en un servicio pagado.

Amazon ha encontrado un camino para sortear algunos de sus cambios.

Cuando Elastic, ahora con sede en Silicon Valley, cambió las reglas para su software el año pasado, Amazon dijo en una publicación de blog que las empresas de código abierto estaban “enturbiando las aguas” al limitar el acceso a ciertos usuarios.

Shay Banon, el director ejecutivo de Elastic, escribió en ese momento que las acciones de Amazon estaban “enmascaradas de falso altruismo”. Elastic no quiso que Banon estuviera disponible para una entrevista.

El año pasado, MongoDB, una tecnología popular para organizar datos en documentos, anunció que le iba a exigir a cualquier empresa que usara su software que compartiera de forma gratuita la tecnología en la que se basa. La opinión generalizada sobre esta maniobra fue que había sido una protección contra AWS, que no comparte gratuitamente su tecnología para la creación de nuevos servicios.

Poco tiempo después, AWS lanzó su propia tecnología con la apariencia y el estilo del antiguo software de MongoDB, el cual no exigía esos requisitos.

En 2012, cuando AWS llevó a cabo su primer congreso para desarrolladores, Amazon ya no solo era el único gran protagonista de la computación en la nube. Microsoft y Google habían lanzado plataformas para competir. Así que Amazon reveló más servicios de software para que AWS fuera indispensable.

Desde entonces, Amazon ha agregado servicios de AWS a un paso feroz: de 30 en 2014 a unos 175 hasta diciembre de este año. También incorporó una ventaja para sus servicios: simplicidad y conveniencia.

Los clientes pueden agregar nuevos servicios de AWS con un clic y usar un solo sistema para administrarlos. El nuevo servicio se suma a la misma factura, mientras que usar un servicio ajeno a Amazon en AWS es más complicado.

Saket Saurabh, director ejecutivo de la empresa emergente Nexla, mencionó que firmó un contrato en septiembre para trabajar con Amazon. ¿La razón? Los gigantescos equipos de ventas de Amazon pueden hacer que su servicio de procesamiento de datos y monitoreo llegue a una audiencia enorme.

“¿Qué otra opción nos queda?”, preguntó.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Tecnologia

Cuáles serán las principales tendencias tecnológicas en 2021

2021 será un año desafiante para el monopolio de las grandes compañías tecnológicas. - GETTY IMAGES

Puede que el próximo año no sea muy fácil para los directores ejecutivos de las grandes firmas tecnológicas.

Y es que cada vez aceleran más los esfuerzos por restar poder a compañías como Facebook, Amazon, Apple y Alphabet, la matriz de Google.

Las autoridades, especialmente en Estados Unidos y Europa, se están volviendo más estrictas sobre la competencia leal y es probable que esto sea un terreno de debate en 2021.

Sin embargo, si tus inquietudes tecnológicas son más rutinarias, es muy probable que el próximo año traiga varias novedades para ti.

Prepárate para que más tecnologías y servicios hagan tu trabajo desde casa más sencillo y seguro, por ejemplo.

Si quieres conocerlas, al igual que enterarte de las tendencias tecnológicas en el espacio aéreo y el comercio en 2021, te invito a seguir leyendo.

Campaña contra las grandes tecnológicas
En las últimas semanas de 2020 aparecieron grandes obstáculos para Google, Facebook, Amazon y Apple.

A comienzos de diciembre, reguladores federales estadounidenses y otros 45 fiscales iniciaron una demanda contra Facebook, acusando a la compañía de ejecutar acciones ilegales para adquirir firmas rivales y neutralizar su competencia.

Este mismo mes, la Comisión Europea reveló sus Acta de Servicios Digitales y Acta de Mercados Digitales, borradores de una legislación que podría cambiar por completo la regulación actual de las grandes firmas tecnológicas.

Seguramente el sector de la tecnología esté muy interesado en cómo se comportará la administración del presidente estadounidense Joe Biden con las empresas tecnológicas más poderosas.

En el pasado, Biden ha sido bastante crítico con estas grandes firmas, especialmente con Facebook.

En una entrevista para el diario The New York Times en enero, Biden aseguró que la ley que protege las redes sociales, llamada Sección 230, debía ser revocada.

La sección 230 sostiene que las redes sociales no son, en general, responsables por las publicaciones ilegales u ofensivas que dejen los usuarios.

Voces más críticas, incluso, pretenden desintegrar algunas de estas compañías, en particular Amazon, Google y Facebook.

Google ya está bajo presión intensa. En octubre, el gobierno estadounidense presentó cargos en su contra por violar las regulaciones de competencia para preservar su monopolio de búsqueda de internet y publicidad en línea.

Además de competencia justa, Estados Unidos podría también emprender acción sobre la privacidad de datos. El estado de California ya cuenta con un acta sobre privacidad, pero hay presiones para esbozar una política nacional.

Innovación eléctrica
Este 2020 ha sido un año malo para la industria aeroespacial por el cierre de fronteras y cancelaciones de viajes debido a las restricciones por la pandemia. Esto se ha sumado a las ya existentes preocupaciones sobre el impacto medioambiental de los vuelos.

A pesar de ello, las compañías implicadas se han comprometido a investigar y desarrollar aeronaves con mucha menor huella en el medioambiente.

En septiembre, Airbus reveló tres diseños conceptuales de aeronaves que funcionan con hidrógeno.

Este 2021 podría ser el año en que Airbus firme un importante trato con Alemania, Italia, Francia y España para desarrollar un gran dron conocido como Eurodron, del cual se espera que empiece a realizar vuelos de prueba en 2025.

Para este año también conviene seguir de cerca la aeronave eléctrica llamada Spirit of Innovation (Espíritu de Innovación), diseñada por el fabricante británico Rolls-Royce.

La compañía espera que la elegante máquina rompa el récord mundial de velocidad para un avión eléctrico al volar a casi 500 kilómetros por hora.

También ha sido un año desastroso para muchos comercios. La tendencia de comprar en línea se aceleró debido a que los clientes apenas podían salir de casa durante los confinamientos.

Los comercios que sobrevivan puede que experimenten nuevas tendencias en 2021.

Se ha reportado que Amazon expandirá su cadenas de tiendas Go, que cuentan con pago automatizado sin tener que pasar por caja.

En las tiendas de Amazon Go los clientes escogen los productos, los depositan en el carrito de compra y se marchan sin pasar por caja. Los pagos los realizan a través de un sistema inteligente de cámaras e inteligencia artificial que rastrea los productos escogidos y les cobra al salir de la tienda.

Tecnología para el trabajo remoto
Todo parece indicar que el trabajo remoto ha llegado para quedarse.

Según una encuesta realizada por la CCS Insights, el 60% de los líderes de negocios en Europa occidental y América del Norte esperan que un mínimo del 25% de su personal, y en algunos casos todo su equipo, trabajen al menos parcialmente desde casa incluso cuando acabe la pandemia.

Varias grandes compañías ya se han comprometido al teletrabajo. En octubre, Dropbox estableció que todo su personal podría trabajar desde casa y Twitter tiene una política similar.

Microsoft y Facebook también aseguran que un número significativo de sus trabajadores puede trabajar permanentemente desde casa.

Dicha tesitura supone un jugoso nuevo mercado que las firmas tecnológicas pueden explotar. Es posible que las empresas proveedoras de internet ofrezcan ofertas especiales ajustadas para el trabajo desde casa.

En este panorama, podrían surgir nuevos softwares que faciliten el trabajo colaborativo.

Por ejemplo, los llamados murales digitales como Miro y Mural han incrementado cada vez más su popularidad.

Estas firmas ofrecen una representación visual de proyectos que cada miembro del equipo puede participar de forma activa.

Autos autónomos
Por las calles de Phoenix, en Arizona, ya circulan más de 300 autos autónomos, recogiendo y dejando pasajeros sin ningún conductor humano al volante.

Es parte del proyecto Waymo One, que en octubre inauguró este servicio autónomo para el público.

Waymo tiene el apoyo de Alphabet, la matriz de Google, y juntas lideran la implementación de la conducción autónoma en Estados Unidos y para 2021 hay planes para expandir este negocio más allá de Phoenix.

Los rivales no se quedan atrás. Cruise, de General Motors, está probando su servicio en San Francisco, una ciudad donde el clima y el trazado de las calles son más desafiantes que la soleada Phoenix.

En octubre, Cruise recibió permiso para probar sus autos autónomos sin conductor humano y el plan es lanzar un servicio autónomo como el de Waymo, pero la compañía no ha dicho cuándo podría ser.

Lyft también está probando sus autos autónomos en San Francisco, aunque se cree cree que va con más atraso que Waymo y Cruise.

Mientras tanto, en diciembre, Uber abandonó su intento de desarrollar sus propios coches autónomos. La firma vendió esta división a Aurora Technologies, que cuenta con el respaldo de Amazon, y se enfoca en sus servicios de taxi y entrega de comida.

En China, AutoX lidera el sector. A principios de diciembre, su flota de 25 automóviles en Shenzhen comenzó a realizar pruebas sin controladores de seguridad ni control remoto.

Por: Ben Morris / Editor de tecnología de negocios en BBC Mundo

Continue Reading

Tecnologia

Apple One, iPad Air y Apple Watch SE: Todo lo que anunció Apple el 15 de septiembre

iPad Air / Captura de pantalla por CNET

La tienda Apple Store cerró la mañana del martes 15 de septiembre, señalizando otro día de lanzamiento de productos de Apple. En el evento virtual de la empresa, el presidente ejecutivo Tim Cook anunció los nuevos relojes Apple Watch Series 6 y el económico Apple Watch SE, un iPad Air rediseñado con el chip A14 Bionic y el iPad de octava generación.

El rumorado paquete de suscripción Apple One con Apple Arcade, Apple TV Plus, iCloud, Apple Music y más se volvió realidad con un precio inicial de US$15 al mes.

En este evento no esperábamos la aparición del iPhone 12. Y aunque Apple confirmó que el nuevo iPhone estará disponible “unas semanas más tarde” que el usual lanzamiento a mediados de septiembre, pensamos que el evento de lanzamiento del iPhone de 2020 será el 13 o 14 de octubre. Por otra parte, las versiones actualizadas de los sistemas operativos iPadOS 14, iOS 14, WatchOS 7 y TVOS 14 llegarán el miércoles 16 de septiembre.

iPad Air y iPad de 8va generación
Han pasado 10 años desde que se lanzó por primera vez el iPad. La más reciente generación de la tableta obtiene una actualización de potencia. Tiene un precio inicial de US$329, los pedidos por adelantado arrancan el 15 de septiembre y los envíos empiezan el 18 de septiembre.

El nuevo iPad Air viene en colores como arcoíris, incorpora una pantalla Liquid Retina de 10.9 pulgadas y tiene muy esperadas mejoras, como el Touch ID en el botón de encendido. También adquiere el nuevo chip A14 Bionic con GPU de seis y cuatro núcleos. Se empezará a enviar el próximo mes con un precio inicial de US$599.

Apple Watch Series 6 y Watch SE
Apple repasó las novedades de WatchOS 7 que había anunciado hace meses durante la conferencia WWDC. Nuevos colores y acabados, una pantalla siempre encendida y medias de salud, incluyendo la saturación de oxígeno en la sangre, SV02. El nuevo reloj incorpora un procesador basado en A13 que es más rápido, además de un nuevo diseño de correa con un bucle que se estira. Apple añadió una nueva opción llamada Family Setup que extiende los controles parentales y no requiere que el reloj se sincronice con un iPhone.

Por otra parte, el Apple Watch SE tiene una pantalla más grande y un precio inicial más asequible de US$279. Ambos relojes se pueden pedir por adelantado desde hoy 15 de septiembre y estarán disponibles en tiendas el 18 de septiembre.

Por: Lori Grunin, Lynn La
CNET en Español

Continue Reading

Tecnologia

Ahora es Alibaba quien está bajo la lupa de Trump

Alibaba es la operadora más grande comercio electrónico de China. (Foto: Reuters)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump dijo el sábado durante una conferencia de prensa que estaba “estudiando” si el gigante tecnológico chino Alibaba debería ser prohibido en Estados Unidos.

Alibaba es, junto con Amazon, el marketplace más grande del mundo.

Trump ha presionado a las empresas de propiedad china durante su mandato, por ejemplo, al prometer prohibir la aplicación de videos cortos TikTok en Estados Unidos.

Estados Unidos ordenó el viernes a ByteDance, dueño la popular aplicación de videos cortos TikTok, que desinvierta las operaciones estadounidenses de dicha aplicación en un plazo de 90 días, en el último esfuerzo por ejercer presión sobre la compañía china a raíz de las preocupaciones sobre la seguridad de los datos personales que maneja.

De igual forma el mandatario ha presionado a TikTok para que venda su operación a una empresa estadounidense en un plazo no mayor al 20 de septiembre o dejará de tener permiso de usarse en territorio estadounidense; hasta ahora Microsoft y Twitter son las empresas que se han pronunciado por hacer dicha compra de la empresa actualmente valuada en 50,000 millones de dólares.

Trump, que ha hecho del giro de la relación comercial entre Estados Unidos y China un tema central de su presidencia siendo muy crítico con Pekín, elogió además las recientes compras chinas de productos agrícolas como soja y maíz como parte de un acuerdo comercial alcanzado a fines del año pasado.

Fuente: Reuters y expansion.mx

Continue Reading

Tecnologia

Facebook y Twitter batallan contra la desinformación en torno al coronavirus

SAN FRANCISCO. — Primero hubo rumores conspirativos en las redes sociales acerca de que el coronavirus se había creado en un laboratorio secreto del gobierno en China. Después surigeron medicinas falsas: geles, líquidos y polvos que proporcionaban inmunización contra el virus.

Y después hubo afirmaciones falsas sobre gobiernos, celebridades y descontento racial. Taiwán estaba encubriendo las muertes provocadas por el virus, y la enfermedad se estaba saliendo de control. Bill Gates, cofundador de Microsoft que ahora dirige una organización filantrópica, era responsable por la propagación del virus. Los italianos marchaban en las calles, acusando a los chinos de llevar la enfermedad a su país. Nada de esto era cierto.

Conforme el coronavirus se extiende por todo el mundo, también lo ha hecho la desinformación, a pesar de un esfuerzo agresivo por parte de las compañías de redes sociales para evitar su difusión. Facebook, Google y Twitter dijeron que estaban eliminando información errónea sobre el coronavirus en cuanto encontraban ese tipo de contenido, y que trabajaban con la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones gubernamentales para asegurar que la gente obtenga información precisa.

Sin embargo, una búsqueda realizada por The New York Times encontró decenas de videos, fotografías y publicaciones escritas en cada una de las plataformas de redes sociales que parecían haberse escapado de sus filtros. Las publicaciones no solo estaban escritas en inglés. Muchas originalmente estaban en lenguas que iban del hindi al urdu, el hebreo y el farsi, lo que refleja la trayectoria del virus conforme ha viajado por todo el mundo.

Los investigadores de seguridad incluso han descubierto que los hackers han creado sitios web falsos que afirman tener información sobre el coronavirus. En realidad, eran trampas digitales cuyo propósitoes robar datos personales o entrar en los dispositivos de las personas que los visitaban.

La divulgación de contenido falso y malicioso sobre el coronavirus ha sido un drástico recordatorio de la batalla cuesta arriba que realizan los investigadores y las empresas de internet. Incluso cuando las compañías están dispuestas a proteger la verdad, a menudo se ven superadas y burladas por los mentirosos y los ladrones de internet.

Hay tanta información errónea sobre el virus, que la OMS ha señalado que se enfrenta a una “infodemia”.

“Veo desinformación sobre el coronavirus por todas partes. Algunas personas sienten pánico y buscan curas mágicas, y otras están divulgando conspiraciones”, dijo Austin Chiang, gastroenterólogo del Hospital de la Universidad Jefferson en Filadelfia.

En Taiwán, la desinformación sobre el virus en las redes sociales ha atizado preocupaciones acerca de que China esté usando la crisis para afectar el gobierno de la isla autogobernada.

En semanas recientes, ha habido publicaciones en Facebook y otros sitios que afirman que Taiwán ha ocultado grandes cantidades de infecciones de coronavirus. Ha habido documentos falsos con apariencia oficial que prometen que se regalarán tapabocas y vacunas. Una captura de pantalla de un programa de noticias fue modificada para decir que la presidenta Tsai Ing-wen había contraído la enfermedad y estaba en cuarentena.

Mediante una declaración a The Times, Joseph Wu, el ministro de asuntos exteriores de Taiwán, culpó a los “ejércitos de internet” de China por el torrente de mentiras, aunque su oficina rechazó dar más detalles sobre cómo llegó a esa conclusión. La Oficina de Asuntos de Taiwán de China no respondió a una solicitud para hacer comentarios enviada por fax.

El Partido Comunista afirma que Taiwán es parte del territorio chino, y los funcionarios taiwaneses han acusado desde hace mucho tiempo a Pekín de manipular los medios tradicionales y las plataformas de redes sociales para poner a los ciudadanos taiwaneses en contra de Tsai, quien se opone a las relaciones más cercanas con China.

Summer Chen, editora jefe de Taiwan FactCheck Center, un grupo de vigilancia que desmiente rumores y bulos en línea, dijo que su equipo estaba más ocupado desde que el brote comenzó, que durante la elección presidencial de Taiwán en enero, cuando la isla se encontraba en alerta ante la potencial interferencia china en los comicios.

“Durante toda esta epidemia, la gente ha preferido las teorías de conspiración”, dijo Chen. “¿Por qué será que durante las epidemias la gente no elige creer información científica precisa?”.

Facebook, YouTube y Twitter señalaron que estaban haciendo esfuerzos para que la gente se dirija a fuentes confiables de información médica, y tenga líneas directas de comunicación con la OMS y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Facebook señaló que prohíbe contenido que podría dañar a las personas, como afirmaciones que desalientan el tratamiento o las precauciones adecuadas en contra del virus. Publicaciones y videos que compartían teorías conspirativas fueron claramente marcados como falsos, en cuanto fueron revisados por verificadores de datos.

Cuando los usuarios de Facebook intentan compartirlos, aparece un mensaje que alerta al usuario de que la publicación incluye información que ha sido marcada como falsa por verificadores de hechos.

Sin embargo, esas medidas no han evitado que la gente en grupos privados de Facebook envíe enlaces y comparta información falsa sobre el virus. En grupos privados de Facebook, incluyendo uno que tiene más de 100.000 miembros, las teorías de conspiración divulgan que el coronavirus fue un invento de la industria farmacéutica que tiene como propósito venderles a los ciudadanos más medicamentos costosos y más vacunas.

Aunque muchas publicaciones simplemente animaban a la gente a tomar vitaminas y tener una dieta equilibrada para mejorar su sistema inmune, otras ofrecían promesas de inmunidad o curas si se consumían ciertas combinaciones de polvos y bebidas. Algunas incluso eran más peligrosas. La Administración de Alimentos y Medicamentos se refirió a una “solución mineral milagrosa” publicada muchas veces en Facebook y Twitter como “lo mismo que beber lejía”.

Chiang, el gastroenterólogo, hace poco ayudó a comenzar la Asociación para las Redes Sociales de Atención Médica (Association for Healthcare Social Media), un grupo dedicado a animar a más profesionales de la salud a publicar en las redes sociales para poder disipar parte de la desinformación.

“Las personas están buscando buenas fuentes de información, porque muchas cosas que ven cuando entran a sus plataformas de redes sociales solo las están asustando”, comentó.

Aunque Twitter reconoció la presencia de parte de este contenido en su red, Del Harvey, vicepresidente de confianza y seguridad de Twitter, dijo que la compañía no ha visto esfuerzos “a gran escala y coordinados” para desinformar a la gente sobre el coronavirus. Después de que The New York Times contactó a Twitter con ejemplos de tuits que contienen información errónea sobre el coronavirus, algunos propietarios de las cuentas fueron suspendidos “por publicar contenido basura”.

Facebook señaló que además de trabajar de cerca con organizaciones de atención médica, estaba ofreciéndole a la OMS espacio publicitario gratuito para tratar de dirigir a la gente hacia información precisa sobre el coronavirus. La compañía dijo que eliminaría publicaciones que desanimen a la gente de buscar tratamiento o sugieran remedios que puedan provocar daño físico, asimismo, afirmó que colocaría etiquetas de advertencia en las publicaciones que fueran clasificadas como falsas por sus verificadores de hechos.

YouTube, propiedad de Google, también dijo que estaba trabajando de cerca con la OMS para ayudar a combatir la desinformación. Farshad Shadloo, portavoz de YouTube, dijo que la compañía tenía políticas que prohibían los videos que “promueven métodos médicamente infundados para evitar el coronavirus en lugar de buscar tratamientos médicos”.

No obstante, decenas de videos de YouTube incluían títulos que sugerían que el video ofrecía una cura del virus. En otros, las secciones de comentarios debajo de los videos incluían enlaces a páginas que ofrecen una gama de tratamientos alternativos infundados.

En algunos casos, esos enlaces han llevado a la gente a sitios web que atraen a las personas con la promesa de una cura, pero en realidad roban información de sus tarjetas de crédito y otros datos personales.

La firma de ciberseguridad Check Point señaló que más de 4000 sitios web relacionados con el coronavirus que incluyen palabras como “corona” o “covid” se han registrado desde el comienzo del año. De ellos, el tres por ciento se consideraba malicioso y otro cinco por ciento era sospechoso.

Continue Reading

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 4.181 suscriptores

QUÉDATE EN CASA

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Opinión3 semanas ago

En Esta Época Navideña El Presidente Donald J. Trump Se Ha Convertido En Santa

Noticias Nacionales3 semanas ago

¡HISTÓRICO JOSÉ! PRIMER DEFENSOR HONDUREÑO EN RECIBIR PREMIO FRANCO-ALEMÁN

Noticias Internacionales3 semanas ago

Adolescentes en albergues por los huracanes Iota y Eta expuestas a abusos sexuales

Vida, Salud Y Gastronomía4 semanas ago

Estábamos equivocados: la COVID-19 sí afecta a los adultos jóvenes

Noticias Internacionales3 semanas ago

Joe Biden puede inspirar a Latinoamérica

Vida, Salud Y Gastronomía4 semanas ago

Estudio: Deficiencia de vitamina D encontrada en más del 80% de los pacientes con COVID-19

Economía4 semanas ago

El paquete de estímulo: qué ofrece el nuevo acuerdo

Noticias Nacionales1 semana ago

Excapitán Orellana vuelve a sacar las ‘antiaéreas’ y apunta a las ‘estrellas’

Deportes2 semanas ago

Declaración de Concacaf sobre las competencias de selecciones nacionales masculinas Sub-20 y Sub-17

Noticias Internacionales2 semanas ago

Huracanes Eta e Iota: la crisis humanitaria que dejaron en Centroamérica

Tecnologia2 semanas ago

Cuáles serán las principales tendencias tecnológicas en 2021

Opinión2 semanas ago

Cafeteando por Jesús Vélez Banegas / 9 DE ENERO 2021

Noticias Nacionales2 semanas ago

Visita de Hondureños Contra el SIDA presidido por la Lcda Mirta Coon

Vida, Salud Y Gastronomía2 semanas ago

Coronavirus: ¿qué le hace el covid-19 al cuerpo?

Vida, Salud Y Gastronomía3 semanas ago

Promesa al Año Nuevo: no volveré a malgastar mi tiempo

Sígueme en Twitter