Anuncios
Connect with us

Politica

Elecciones en Estados Unidos 2020: Michael Bloomberg, el multimillonario más rico que Trump que quiere ser el nuevo inquilino de la Casa Blanca

Es multimillonario, nieto de inmigrantes, uno de los personajes más conocidos de la escena mediática, política y económica de Nueva York, y ahora quiere “reconstruir a Estados Unidos” como presidente.

Y no, no es Donald Trump. Es alguien incluso más rico que él: el empresario, magnate de los medios y filántropo estadounidense Michael Bloomberg.

El noveno hombre con la mayor fortuna del mundo según la revista Forbes ha sido el último en sumarse en estos días a las primarias del Partido Demócrata para elegir su candidato en las elecciones de 2020.

“Me postulo para presidente para derrotar a Donald Trump y reconstruir EE.UU. Creo que mi conjunto único de experiencias en negocios, gobierno y filantropía me permitirá ganar y liderar”, escribió el exalcalde de Nueva York en Twitter.

Según medios de Estados Unidos, tras vacilar si sumarse o no en campañas anteriores, Bloomberg decidió hacerlo ahora por su preocupación de que los candidatos demócratas con mayor apoyo hasta la fecha (Joe Biden, Elizabeth Warren y Bernie Sanders) no podrían plantar un claro desafío al ahora presidente.

“No podemos permitirnos cuatro años más de las acciones imprudentes y poco éticas del presidente Trump. Representa una amenaza existencial para nuestro país y nuestros valores. Si gana otro mandato, es posible que nunca nos recuperemos del daño”, dijo en un comunicado.

De acuerdo con Anthony Zurcher, corresponsal en Washington de la BBC, la postulación de Bloomberg supone un parteaguas en la campaña demócrata, marcada hasta ahora por candidatos que han basado gran parte de su discurso en el debate sobre la desigualdad de la riqueza en EE.UU.

Cuando a inicios de noviembre empezó a hablarse en los medios de que Bloomberg podía presentarse a la carrera demócrata, Trump aseguró que “no había nadie más a quien preferiría enfrentarse que al pequeño Michael”.

El mismo día, Bloomberg presentó sus documentos para las elecciones primarias demócratas por Alabama.

Su campaña ya ha reservado más de US$30 millones en tiempo de anuncios en televisión, lo que medios estadounidenses consideran la compra de publicidad política más grande en la historia de las elecciones primarias en ese país.

Anunció, además, que se pagará su campaña con su dinero, algo que ya prometió Trump al principio de su campaña en las primarias republicanas (y no cumplió)

Pero ¿quién este ultrarico que planta cara ahora a Trump bajo el lema “reconstruir Estados Unidos” y que podría convertir el duelo de las elecciones de 2020 también en una competencia de multimillonarios?

¿Quién es Bloomberg?
Nacido en 1942, en Boston, Massachusetts, Bloomberg creció en el seno de una familia judía, cuyos ancestros provenían de lo que actualmente es Bielorrusia.

Cursó estudios de ingeniería eléctrica en la Universidad Johns Hopkins para luego pasarse a Harvard a hacer una maestría en administración de empresas que marcaría el resto de su vida y su fortuna.

Tras graduarse, comenzó sus negocios como banquero de Wall Street: se unió a la firma Salomon Brothers, donde se encargaba del comercio de acciones y, después, del desarrollo de sistemas.

Sin embargo, en 1981, el banco fue comprado y Bloomberg fue despedido, según han contado sus biógrafos, sin ningún tipo de compensación.

Tenía, no obstante, un patrimonio de US$10 millones como socio de la empresa, que utilizó para crear Innovative Market Systems, la compañía que lo lanzaría indeteniblemente al selecto club de los hombres más ricos del mundo.

Según ha contado en diversas entrevistas, al trabajar en Wall Street se dio cuenta que la comunidad financiera estaba dispuesta a pagar por información comercial de alta calidad, entregada lo más rápido posible y en la mayor cantidad de formas pensables (gráficos, datos, ejemplos…).

Y puso manos a la obra.

Poco menos de año después, el sistema ya tenía entre sus clientes a Merrill Lynch y para finales de la década, era utilizado por la mayoría de los servicios financieros de Estados Unidos.

“Wall Street como la conocemos hoy no existiría sin sus innovaciones”, señala un análisis de CNN Business en el que se destaca la visión de Bloomberg para entender que el futuro de la banca pasaría por la tecnología y las comunicaciones.

En 1987, la compañía pasó a llamarse Bloomberg L.P. y muy pronto lanzó productos auxiliares como Bloomberg Message y Bloomberg Tradebook, herramientas que iban desde reportes financieros hasta servicios de mensajería para bancos.

Pero muy pronto, comenzó a utilizar sus ganancias para crear uno de los mayores servicios de noticias financieras del mundo, Bloomberg News, a lo que acompañó con una red de radios y un servicio de información televisiva por cable.

De acuerdo con la revista Forbes, su patrimonio neto en 2019 ascendía a más de US$54.000 millones, lo que lo convierte en la novena persona más rica del orbe.

Para que se tenga una idea, esa cantidad no solo eclipsa por mucho el valor del imperio inmobiliario de Trump, sino también deja atrás las fortunas combinadas de otros magnates de medios como Rupert Murdoch, Ted Turner y Sumner Redstone, según Forbes.

Pero a diferencia del actual inquilino de la Casa Blanca, Bloomberg no es un novato en política: su fortuna lo llevó también a jugar con el poder como alcalde de Nueva York (2002-2013) y ha tentado desde hace más de una década la posibilidad de lanzarse al puesto más importante de Estados Unidos.

Camino a la política
Bloomberg dio el paso a la política en un año y en lugar decisivos para EE.UU.: 2001 y Nueva York.

Fue entonces cuando también comenzó a mostrar un lado que muchos de sus críticos le han señalado a lo largo de los años: su ambivalencia política a conveniencia.

Y es que el magnate, miembro de toda la vida del Partido Demócrata, decidió postularse a la alcaldía de Nueva York por el Partido Republicano.

Sucedería entonces a otro republicano: Rudy Guiliani, el actual abogado de Donald Trump que ha salido a la palestra en los últimos tiempos por sus supuestos contactos con Ucrania para afectar la campaña de Biden.

La votación para la alcaldía de Nueva York, casualmente, comenzó en la mañana del 11 de septiembre de 2001, aunque las primarias debieron posponerse tras los atentados a las Torres Gemelas.

Bloomberg no solo se convertiría un año después en el alcalde de la ciudad más poblada del país, sino que fue reelecto en otras dos ocasiones, lo que generó varias críticas por extender el periodo de mandato para ese cargo.

Pero pese a la oposición de varias organizaciones civiles, se mantuvo en el puesto hasta 2013, no sin antes abandonar el Partido Republicano y presentarse como independiente.

Aunque durante su gestión, el nivel de vida en Nueva York mejoró y la criminalidad descendió Bloomberg fue señalado por implementar un excesivo control policial en la ciudad.

Y es que promovió un programa conocido como “parar, preguntar y registrar” que permitía detener temporalmente, interrogar y, a veces, buscar a civiles en la calle en busca de armas y otro contrabando.

Esta política acabó golpeando a los afro-estadounidenses.

De un lado a otro
En lo político, Bloomberg apoya temas controvertidos como el derecho al aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y aboga por medidas más estrictas para el control de armas.

También siempre se ha posicionado por fortalecer las normas medioambientales, combatir el cambio climático y promueve un camino hacia la ciudadanía para inmigrantes que están en el país de forma irregular, pero se ha opuesto a un sistema de salud regulado por el gobierno o la legalización de la marihuana.

Según medios estadounidenses, en lo económico y político sus visiones suelen ser más conservadoras, a la vez que defiende la participación del gobierno en temas como el bienestar público o promueve el libre comercio y los negocios.

Su postulación ahora generó malestar entre algunos candidatos demócratas, como los senadores Elizabeth Warren y Bernie Sanders, que consideraron que se trataba de otro multimillonario que buscaba usar su fortuna para ganar votos o para hacer negocio desde la Oficina Oval.

“Me disgusta la idea de que Michael Bloomberg o cualquier multimillonario piense que pueden eludir el proceso político y gastar decenas de millones de dólares para comprar elecciones”, tuiteó Sanders.

Y es que el magnate, al patrocinar su campaña con su propio dinero, no tendrá que presentarse en los debates presidenciales demócratas, que requieren que los candidatos reciban al menos 10.000 donaciones individuales para poder ser parte de ellos.

“Si no puede generar apoyo de base para su candidatura, no tiene por qué postularse para presidente”, opinó Sanders.

De acuerdo con Zurcher, se trata de una jugada arriesgada que solo alguien de la vasta riqueza de Bloomberg puede permitirse hacer.

“Aun así, se necesita una fe para imaginar que los demócratas en estos días están listos para dar paso a un plutócrata exrepublicano con un historial favorable para los negocios, fiscalmente conservador y opuesto a la salud administrada por el gobierno y con un pasado de medidas policiales agresivas”, considera.

“Sin embargo, su entrada le proporcionará un medio para empujar al centro una fiesta que él ve en una deriva peligrosa hacia la izquierda”, agrega.

Anuncios
Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Politica

Un segundo mandato de Trump: sus asesores se preguntan si al presidente le interesa la reelección

Hace poco, en una reunión con sus principales asesores políticos, el presidente Donald Trump se impacientó cuando le advirtieron que iba camino a la derrota en noviembre si continuaba con su comportamiento incendiario en público y en Twitter.

Hace poco, en una reunión con sus principales asesores políticos, el presidente Donald Trump se impacientó cuando le advirtieron que iba camino a la derrota en noviembre si continuaba con su comportamiento incendiario en público y en Twitter.

Días antes, Trump había encendido alarmas cuando respondió a las protestas por la brutalidad policial con la amenaza de que “cuando empiezan los saqueos, empiezan los tiroteos”.

Trump reviró contra sus asesores. “Tengo que ser yo”, respondió, según tres personas familiarizadas con la reunión. Unas horas más tarde, publicó en Twitter una carta de su exabogado personal en la cual describía a algunos de los manifestantes como “terroristas”.

En esos momentos, y en varias ocasiones desde entonces, la habitual resistencia del presidente ha estado impregnada de una mayor sensación de agitación debido a que enfrenta una serie de crisis externas que no ha podido contener, o que ha exacerbado, según las personas cercanas a él. Dicen que sus repetidos actos de autosabotaje político (como la tan criticada sesión de fotos en una iglesia para la cual se retiró por la fuerza a manifestantes pacíficos o la amenaza de utilizar al ejército estadounidense para reprimir las protestas) han dañado de manera considerable sus posibilidades de reelección. A pesar de ello, el presidente estadounidense parece casi totalmente incapaz o renuente a limitarlos.

Trump no quiere que se le vea como un “perdedor” —una etiqueta que detesta—, en la campaña contra el exvicepresidente Joe Biden. Algunos asesores creen que el gusto de Trump por la pelea regresará en otoño, cuando la lucha por las elecciones generales esté más avanzada.

Pero por ahora, dijeron, el presidente actúa como si estuviera arrinconado y a la defensiva, y su comportamiento autodestructivo ha estado tan fuera de lugar para un presidente en funciones en un año electoral que muchos asesores se preguntan si de verdad le interesa mantenerse en el cargo un segundo periodo.

En lugar de centrarse en planes y objetivos para otros cuatro años de mandato, Trump se ha regodeado en la autocompasión por la cobertura noticiosa que se le ha hecho desde el comienzo de la pandemia del coronavirus, según dijeron personas que han hablado con él. Ha dicho a sus asesores que no importa lo que haga, no puede obtener “buenas” notas de la prensa, lo que con frecuencia ha sido su mayor interés. Trump se ha referido a los reporteros como “esa gente” ante sus asesores, intercalando una grosería entre las dos palabras.

El presidente se ha quejado de que nada de lo que hace les parece suficientemente bueno y le han enfurecido las críticas de que no ha manejado como se debe la muerte de George Floyd, un afroestadounidense asesinado por la policía en Mineápolis. Los comentarios que hizo sobre Floyd cuando asistió al lanzamiento del transbordador SpaceX deberían haber bastado, dijo a sus asesores.

De nueva cuenta, Trump se ha obsesionado con las filtraciones de la Casa Blanca y ha exigido que los funcionarios encuentren y enjuicien a los responsables de que se haya dado a conocer la información sobre su estancia en el búnker subterráneo de la Casa Blanca durante las protestas violentas. Y, aunque ha mostrado entusiasmo por reanudar sus ya característicos mítines, parece que la posibilidad de gobernar cuatro años más no le despierta el mismo sentir, según dijeron personas cercanas a él. Ya ha escogido los villanos a los que culpará si pierde: el mal manejo del coronavirus por parte de China, el cierre de la economía y los demócratas que, según ha dicho a sus asesores, le “robarán” la elección.

Sus asesores reconocieron que el presidente siempre ha tenido dificultades para controlar su comportamiento, que excede por mucho los límites de la conducta presidencial tradicional. Su tendencia a usar lenguaje racista, como el tuit sobre disparar a los saqueadores, es algo que desde hace mucho ha definido y debilitado su presidencia. Sin embargo, su comportamiento y sus comentarios recientes, así como su incapacidad para superarlos, sorprenden a sus asesores por la diferencia con sus anomalías habituales.

The New York Times entrevistó a más de una decena de personas que interactúan con el presidente de manera habitual, incluyendo a asesores actuales y anteriores de la Casa Blanca, asesores de campaña, amigos y asociados. La mayoría puso como condición conservar el anonimato para evitar represalias por hablar con honestidad sobre asuntos internos de la Casa Blanca. Les gustaría que ganara de nuevo, pero se dicen sorprendidos ante cómo ha cambiado su comportamiento durante esta última y terrible amenaza a su presidencia.

Peter King, representante republicano de Nueva York, dijo que los serios desafíos que enfrenta el país habían llevado a Trump a un territorio inexplorado. “Esto no es algo a lo que esté acostumbrado”, advirtió King en una entrevista.

“Hasta cierto punto, lo de Mueller fue fácil”, añadió King, al referirse al efectivo contragolpe de Trump en la investigación de Rusia llevada a cabo por el fiscal especial Robert Mueller. “Fue una variación de aquello con lo que ha tenido que lidiar durante toda su carrera. Siempre está luchando, y siempre hay al menos un 40 o 50 por ciento de personas que en un inicio están de tu lado”.

No obstante, en este momento, aseveró King, “es diferente”.

En una declaración, una vocera de la Casa Blanca, Alyssa Farah, dijo: “El presidente está totalmente comprometido con desempeñarse en el cargo un segundo mandato para ampliar los logros de su primer mandato y aportar más para el pueblo estadounidense”.

Un funcionario, que solo quiso hablar sobre los planes del gobierno, afirmó que a los miembros del personal encargados de las políticas se les pidió recién esta semana que presenten iniciativas para 2021 y los siguientes años.

Con la investigación de Rusia y el juicio político, según funcionarios de la Casa Blanca y de otros sectores, Trump estaba ansioso por luchar, y lo hizo con bastante eficacia. Ahora consideran que el comportamiento del presidente es autodestructivo y que sus arranques de ira y autoalabanza son inútiles contra un enemigo invisible como el virus y un movimiento de protesta con el que ha mostrado poca solidaridad.

“Es como un Lyndon B. Johnson moderno, al que todo le ha salido mal y ninguna de sus habilidades le sirve para superar esos tropiezos”, dijo Anthony Scaramucci, quien fungió como director de comunicaciones de la Casa Blanca durante uno de los períodos más breves que se hayan registrado: 11 días. Aunque desde entonces ha denunciado públicamente al presidente, Scaramucci conoce a Trump de forma personal desde hace años y sigue siendo amigo de algunos funcionarios de la Casa Blanca.

Nada de lo que Trump ha intentado hasta ahora, dijo Scaramucci, ha cambiado el discurso sobre su presidencia ni ha despejado las preocupaciones más extensas sobre el racismo y la propagación del virus en la cobertura noticiosa.

“Por eso sé que no le gusta el trabajo”, dijo Scaramucci.

A menos de cinco meses del día de las elecciones, Trump parece, en general, incapaz de modificar su comportamiento y renuente a hacerlo, como sí lo hizo en ciertos momentos clave durante 2016: aceptó la elección de Mike Pence, un conservador recatado y religioso con el que no tenía relación previa, como su compañero de fórmula y silenció su Twitter en la víspera de las elecciones.

El fin de semana pasado, Trump por fin hizo lo que sus aliados consideraron una maniobra política sabia cuando anunció, de manera abrupta, que cambiaría la fecha de un mitin que sus asesores habían planeado en Tulsa, Oklahoma, el 19 de junio, un día festivo en el que se conmemora el fin de la esclavitud en Estados Unidos. Además, lo hizo muy a tono con su estilo, ya que Trump no informó a sus asesores sobre el cambio antes de tuitearlo.

Tom Cole, representante republicano de Oklahoma, aseveró que la campaña de Trump iba mejor que la de un presidente republicano anterior que perdió la reelección, el presidente George H.W. Bush.

“Vi mucho más letargo en la campaña de Bush de 1992 que en esta”, afirmó Cole.

Aun así, el presidente ha hecho declaraciones públicas en las que sugieren que su mente está en la vida fuera de la Casa Blanca.

En un evento reciente en el Jardín de las Rosas en el que Trump habló sobre la mejora en las contrataciones, mencionó el auge en la fabricación de vehículos recreativos, pero luego hizo una pausa antes de decir con un tono melancólico: “Puede que tenga que comprar una de esas cosas y conducir por la ciudad. Tal vez regrese a Nueva York con la primera dama en un remolque”.

Fue solo en abril que Trump realmente entendió la gravedad de las crisis gemelas —de salud y económica— causadas por el coronavirus, dijeron varios de sus asesores actuales y anteriores. Y agregaron que ya no confiaban en que él estuviera entusiasmado ante la idea de presidir la difícil tarea de sacar al país de una recesión, con pocos momentos de gloria.

Para Trump, el subidón de ganar la presidencia rara vez ha sido igualado por los deberes que conlleva el cargo, dijeron asesores actuales y anteriores.

La mayoría de los presidentes no tienen idea de cómo es el trabajo hasta que están en él. Pero para Trump, quien nunca había trabajado en el gobierno y pasó años como animador de televisión, las brechas en su conocimiento son enormes.

“En privado, Trump estaba interesado en ganar la presidencia”, dijo Sam Nunberg, quien trabajó en la campaña de Trump en 2015 y fue su asesor antes de eso. “Durante un periodo de tres años, entre 2012 y 2014, estuvo enfocado en los detalles e incluso en las minucias del proceso de las primarias y las elecciones generales. Siempre estuvo claro que Trump quería ser elegido presidente. Pero la realidad de ser presidente nunca se discutió”.

En 2016, Trump ofreció reiteradamente en sus discursos propuestas de políticas. Aún tiene que exponer lo que haría con un segundo mandato.

Al interior de la Casa Blanca, algunos miembros del personal describieron al presidente como alguien solitario, con pocas personas con las que disfruta hablar, y varios miembros del personal dijeron que el ánimo estaba en su punto más bajo desde las primeras semanas de su gobierno.

El ala oeste en la que Trump ha estado en un confinamiento virtual desde marzo carece de un sentido de urgencia o propósito, dicen visitantes recientes. Mark Meadows, el cuarto jefe de gabinete de la Casa Blanca, se ha quejado de que no tenía idea de cuán frágil y difícil era el clima hasta que llegó allí, según varias personas familiarizadas con sus conversaciones.

A Trump parece agradarle su nueva guerrera, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, pero los funcionarios dicen que ella pasa la mayor parte de su tiempo con el presidente y poco tiempo con el personal. Los días en los que ofrece sesiones informativas a los reporteros, pasa horas preparándose, lo que frustra a algunos de sus colegas. También ha sacado a varias personas de sus trabajos en el área de prensa y comunicaciones, y contrató a Chad Gilmartin, primo de su marido, para la función.

Los republicanos en Washington han concluido que Trump no puede ganar la reelección mientras siga detrás del escritorio, y esperan que reiniciar los mítines con el presidente —a partir del sábado en Tulsa— ofrecerá una distracción.

King dijo que la última vez que habló con Trump, justo antes del asesinato de Floyd, el presidente sonaba animado con sus perspectivas de reelección. “Estábamos hablando sobre algo más, y él dijo: ‘¿Qué tal va allá afuera, cómo me va?’”, recordó King. “Estaba muy optimista. El tono de su voz era el de quien esperaba que le dijera que lo estaba haciendo bien”.

Trump parece estar al tanto de que su suerte en la política ha cambiado, aunque no ha asumido su responsabilidad por el cambio. La semana pasada, en una entrevista con Fox News, para extrañeza de todos reconoció una realidad que no ha elegido ignorar.

“Si no gano, no gano. Ya sabes, me refiero a seguir adelante y hacer otras cosas”, dijo Trump.

Y añadió: “Creo que sería algo muy triste para nuestro país”.

Por Maggie Haberman y Annie Karni
The NYTimes

Anuncios
Continue Reading

Politica

Espaillat declara triunfo de la diáspora elecciones en exterior y pide a JCE preparar de inmediato personal electoral

NUEVA YORK. El congresista dominicano Adriano Espaillat, declaró esta noche como un gran triunfo de la diáspora la convocatoria a elecciones en el exterior y pidió a la Junta Central Electoral (JCE) preparar de inmediato al personal que trabajará en los colegios electorales.

Dijo que si la preparación virtual no se lleva a cabo, podrían presentarse problemas en el proceso.

“Creo que es una buena decisión y que en sí, arropa todo el sentimiento de la diáspora de ser participe en el proceso electoral que viene y de elegir y ser elegido”, añadió.

Espaillat, señaló que todavía quedan cosas que se tienen que resolver como la formación del referido personal que laborará en los comicios.

“Si no hay un entrenamiento a tiempo del personal, podrían haber problemas, porque son miles de personas que se entrenan y en Nueva York, son unos 2 mil”, explicó.

“Ellos tienen que comenzar de inmediato a dar el entrenamiento virtual”, precisó.

“Los de las escuelas y los espacios, no es problema porque eso se resuelve en 24 o 48 horas, pero el entrenamiento sí es un problema porque estamos a ley de un mes”, añadió.

“Los entrenamientos diarios se deben comenzar esta misma semana para contar con el equipo debidamente entrenado y preparado para administrar las elecciones”, dijo el congresista.

Espaillat lideró un grupo de 30 oficiales dominicanos electos en los Estados Unidos, incluyendo el alcalde de un estado tan lejano como Arizona, y consiguió el apoyo de otros varios congresistas que se sumaron al clamor par que no se anularan las elecciones del 5 de julio en el exterior.

Como resultado de esa brega, varios alcaldes, entre ellos los de Nueva York, Providence y Lawrence en Massachusetts y ciudades de Nueva Jersey, apoyaron el proceso.

Lo mismo hizo el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo en misivas que enviaron a Espaillat y los cónsules generales a través de sus asesores legales (consultores jurídicos).

Anuncios
Continue Reading

Politica

LEGISLADOR GONZALEZ VISITA JORNALEROS DE BRENTWOOD PARA ENTREGAR KITS DE PROTECCIÓN Y COMIDA

Legislador Gonzalez acompañado de jornaleros de Brentwood, durante conferencia de prensa

Por: Diana Torres

BRENTWOOD, NY– El pasado lunes 4 de mayo el Legislador Samuel Gonzalez (D-Brentwood) entregó mascarillas, guantes y comida a jornaleros de Brentwood que se congregan a las afueras del supermercado La Placita a la espera de una oportunidad de trabajo.

Manteniendo la distancia de 6 pies y bajo las recomendaciones de protección, el equipo de trabajo del Legislador Gonzalez, el jefe de la Policía del Condado de Suffolk, Stuart Cameron, los oficiales de la Policía del Tercer Precinto, Voluntarios y Líderes de diversas organizaciones como Strong, Jibaritos with Troops, Reyes party Rental, miembros de Masjid Darul Quran, Loyal Chaplin de Suffolk y miembros de Shah Najaf, hicieron parte de la jornada de entrega de comida, mascarillas y guantes a todos los jornaleros que día a día deben enfrentar la pandemia porque no tienen más opción que salir a trabajar por sus familias.

Con éxito se entregaron más de 200 máscaras faciales a los jornaleros que han sido víctimas de ataques e insultos por parte de muchos xenófobos quienes se niegan a que las autoridades los protejan. “Estoy aquí para luchar por los derechos de todos los residentes de mi distrito y para asegurarme que ellos reciban la atención necesaria sin importar su estatus migratorio, porque lo único que necesitamos discriminar es al verdadero enemigo llamado Coronavirus el cual ha traído cientos y cientos de pérdidas de vidas.” Dijo Gonzalez.

Por su parte el Jefe de la Policía del Condado de Suffolk dijo “Estamos aquí para trabajar por la comunidad y para recordarles una vez más que deben guardar el distanciamiento social y máscaras faciales para frenar la ola de contagio al interior de nuestra comunidad”

Ross Astrada de Loyal Chaplins afirmó: “Tenemos un mensaje espiritual para todos los jornaleros porque ustedes son trabajadores esenciales y merecen todo el apoyo y respeto de los oficiales electos.”

Por último, el Legislador González agradeció a los jornaleros porque gracias a ellos y a sus trabajos la economía de este país continúa activa pese a los efectos negativos de la pandemia.

Anuncios
Continue Reading

Politica

Super Tuesday | Joe Biden vs Bernie Sanders: estos son los resultados del supermartes, día crucial en la carrera a la presidencia de EE.UU.

El supermartes se puede resumir en pocas palabras: Joe Biden versus Bernie Sanders.

El Partido Demócrata celebró este martes elecciones primarias en 14 estados más el territorio de la Samoa estadounidense

El exvicepresidente Biden ganó en nueve de ellos y el senador Sanders en tres. Todavía falta el resultado definitivo de Maine y del crucial estado de California, en el que se proyecta la victoria de Sanders.

En medio solo asomó el multimillonario Mike Bloomberg, quien ganó en el poco trascendental territorio de la Samoa estadounidense.

Ante estos resultados, Bloomberg anunció este miércoles que se retira de la carrera y le dio su apoyo a Biden.

La gran perdedora resultó ser la senadora Elizabeth Warren, que incluso en su bastión de Massachusetts quedó tercera.

Después del supermartes, Sanders y Biden acumulan la mayor cantidad de delegados, que serán los responsables de elegir al candidato demócrata oficial el próximo mes de julio.

Ambos celebraron ante sus seguidores sus triunfos y, sin mencionar explícitamente al otro, se repartieron críticas veladas entre sí.

“Ustedes quieren un candidato que pueda ganarle a Donald Trump (…) que sea demócrata, un demócrata de toda la vida”, manifestó Biden en clara referencia a Sanders, que es independiente.

El senador, el candidato más izquierdista en la contienda, tampoco se olvidó de su principal contrincante en su intervención.

“Nuestra campaña, nuestro movimiento, es el mejor posicionado para ganar a Trump (…) No se puede vencer a Trump con la vieja política de siempre”, apuntó Sanders, en claro desafío a Biden, del ala más centrista del partido.

Joe Biden
El exvicepresidente ganó los estados de Alabama, Arkansas, Carolina del Norte, Massachusetts,Minnesota, Oklahoma, Tennessee,Virginia y Texas, según las proyecciones de CBS News, socio de la BBC.

Tras un débil inicio en la temporada de primarias, Biden logró una arrolladora victoria en Carolina del Sur el pasado sábado, lo que le dio un fuerte impulso de cara a este supermartes.

Las encuestas a pie de urna sugerían que el precandidato, histórico defensor de los derechos civiles, se benefició de un gran apoyo de los votantes afroestadounidenses y aquellos que se decidieron en los últimos días.

“Hace poco, la prensa y los expertos declararon muerta mi campaña… Estamos muy vivos”, celebró el político la noche del martes.

Su “resurgir” se sumó a la retirada de los precandidatos demócratas Amy Klobuchar y Pete Buttigieg de la carrera en los días previos, que acabaron dándole su apoyo junto a otros excontrincantes.

El exvicepresidente reconoció que ese respaldo fue crucial en el supermartes, atribuyendo sus buenos resultados en Minnesota a Amy Klobuchar y en Texas a Beto O’Rourke.

Texas fue uno de los grandes “premios” de la noche, con 228 delegados en juego.

“No se equivoquen: nuestra campaña enviará a Donald Trump a hacer las maletas” e irse de la Casa Blanca, aseguró Biden antes de saberse que se había impuesto en ese estado.

Bernie Sanders
Como se esperaba, Sanders ganó en el estado de Vermont, al que representa como senador independiente. También consiguió triunfar en Colorado y Utah y se proyecta como vencedor en el valioso estado de California, que cuenta con 415 delegados.

Sanders, que se define a sí mismo como “socialista”, llegó al supermartes al frente de la carrera por la candidatura demócrata, tras las primarias celebradas en cuatro estados, de las que ganó dos: New Hampshire y Nevada.

En Nevada su victoria puso de manifiesto su capacidad para atraer el voto latino, un grupo que en las presidenciales de este año constituye por primera vez la minoría étnica y racial más numerosa de Estados Unidos.

En su intervención frente a sus seguidores, el senador insistió en la fuerza de su campaña, que se ha convertido en todo un movimiento de bases, y la diversidad de sus seguidores.

“Vamos a ganar, vamos a vencer a Trump porque estamos aunando un movimiento popular sin precedentes, interracial y multigeneracional”, subrayó.

La agencia Associated Press otorga a Sanders la victoria en California —el gran premio de este supermartes junto con Texas—, pero aún no se ha declarado oficialmente ganador.

El diario The New York Times sitúa al senador como “el ganador más probable” de ese estado, seguido por Biden y Blomberg.

Dado el tamaño poblacional del estado y demoras reportadas en el proceso de votación, los resultados finales podrían tardar semanas en conocerse.

Michael Bloomberg
El exalcalde de Nueva York y multimillonario consiguió su primera y única victoria de la noche en la Samoa estadounidense,territorio en el que solo se disputaban seis delegados para la Convención Nacional Demócrata de julio que se celebrará en Milwaukee, Wisconsin.

El supermartes fue la primera ocasión en la que Bloomberg, el noveno hombre más rico del mundo, participó en las primarias tras haber optado por saltarse las cuatro anteriores.

Pese a sus malos resultados, el magnate, que ha invertido US$464 millones en su campaña hasta este supermartes, insistía hasta el martes por la noche que era el candidato que podía vencer a Trump.

Sin embargo, este miércoles anunció su retirada de la carrera y expresó su apoyo para Joe Biden.

Antes del supermartes, Bloomberg aseguró que planea seguir “la lucha” hasta la convención,

El exalcalde de Nueva York acusó el mal desempeño en el primer debate en el que participó: “En el escenario, no pareció para nada el hombre de los pulidos anuncios con los que bombardeó el país”, afirma el corresponsal de la BBC Nick Bryant.

“Cuando la gente vio cómo lo destruían los otros candidatos, especialmente la senadora Elizabeth Warren, vieron a un Bloomberg diferente”.

Elizabeth Warren
La senadora por Massachusetts Elizabeth Warren tuvo una decepcionante jornada y su campaña por la nominación demócrata quedó afectada por los pobres resultados, especialmente tras haber quedado en tercer lugar en su propio estado.

Warren representa junto a Sanders el ala más progresista y se la conoce por tener un plan para prácticamente todos los temas.

Analistas destacaron cómo la senadora fulminó a Bloomberg en los dos debates en los que coincidieron, lo que a la larga benefició a la candidatura de Biden en su remontada.

¿Qué significa ganar un estado?
El objetivo de los precandidatos demócratas a la presidencia se reduce a un número: 1.991 delegados.

Ese esa la cifra de apoyo a la que tienen que llegar en la Convención Nacional Demócrata para conseguir ser el nominado que se enfrente a Trump en las elecciones presidenciales de noviembre.

En el supermartes estaban en juego 1.357 delegados.

Cada estado tiene un determinado número de delegados en función de su población y el apoyo demócrata en ese territorio en el pasado.

En este supermartes participaron dos estados con mucho peso en estos cálculos: California (con 415 delegados) y Texas (con 228).

California votó tres meses antes que en 2016, lo que convirtió a este supermartes en más extraordinario si cabe.

Anuncios
Continue Reading
Anuncios

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte anuestra web y recibir todas nuestras noticias

Únete a otros 4.069 suscriptores

QUÉDATE EN CASA

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Deportes4 semanas ago

Declaración de Concacaf – Clasificación a la Liga de Campeones Concacaf Scotiabank

Noticias Nacionales4 semanas ago

Rayshard Brooks: la nueva muerte de un afroestadounidense a manos de la policía de EE.UU.

Deportes2 semanas ago

HOY: clubes de la MLS empiezan a llegar para el Torneo Especial MLS is Back

Deportes2 semanas ago

Concacaf apoya la actualización proporcionada por la FIFA sobre el calendario internacional de partidos

Deportes4 semanas ago

Los 26 equipos de la MLS reanudan competencia en un torneo especial en el ESPN Wide World of Sports a partir del 8 de julio

Deportes3 semanas ago

El campeón de eMLS 2020 será coronado el 28 de junio en la eMLS Cup presentada por Coca-Cola y PlayStation®

Noticias Nacionales3 semanas ago

Marcha pacífica de la comunidad Garífuna de Nueva York

Espectáculos2 semanas ago

Daddy Yankee, Zion y Lennox te pondrán a bailar con «Bésame»

Noticias Nacionales2 semanas ago

Crean primer directorio mundial de emprendedores garífunas

Noticias Nacionales2 semanas ago

Honduras suspende reapertura económica en el Distrito Central

Politica2 semanas ago

Un segundo mandato de Trump: sus asesores se preguntan si al presidente le interesa la reelección

Deportes1 semana ago

La MLS abre el proceso de solicitudes para los clubes juveniles interesados en unirse a la nueva plataforma

Deportes1 semana ago

Actualización de Major League Soccer sobre pruebas de COVID-19

Noticias Internacionales3 semanas ago

Nicaragua: muere Edén Pastora, el “Comandante Cero” de la Revolución Sandinista

Sociales3 semanas ago

El gobernador Cuomo declaró Juneteenth como feriado para los empleados del estado de Nueva York

Anuncios

Sígueme en Twitter