Connect with us

Tecnologia

Facebook y Twitter batallan contra la desinformación en torno al coronavirus

SAN FRANCISCO. — Primero hubo rumores conspirativos en las redes sociales acerca de que el coronavirus se había creado en un laboratorio secreto del gobierno en China. Después surigeron medicinas falsas: geles, líquidos y polvos que proporcionaban inmunización contra el virus.

Y después hubo afirmaciones falsas sobre gobiernos, celebridades y descontento racial. Taiwán estaba encubriendo las muertes provocadas por el virus, y la enfermedad se estaba saliendo de control. Bill Gates, cofundador de Microsoft que ahora dirige una organización filantrópica, era responsable por la propagación del virus. Los italianos marchaban en las calles, acusando a los chinos de llevar la enfermedad a su país. Nada de esto era cierto.

Conforme el coronavirus se extiende por todo el mundo, también lo ha hecho la desinformación, a pesar de un esfuerzo agresivo por parte de las compañías de redes sociales para evitar su difusión. Facebook, Google y Twitter dijeron que estaban eliminando información errónea sobre el coronavirus en cuanto encontraban ese tipo de contenido, y que trabajaban con la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones gubernamentales para asegurar que la gente obtenga información precisa.

Sin embargo, una búsqueda realizada por The New York Times encontró decenas de videos, fotografías y publicaciones escritas en cada una de las plataformas de redes sociales que parecían haberse escapado de sus filtros. Las publicaciones no solo estaban escritas en inglés. Muchas originalmente estaban en lenguas que iban del hindi al urdu, el hebreo y el farsi, lo que refleja la trayectoria del virus conforme ha viajado por todo el mundo.

Los investigadores de seguridad incluso han descubierto que los hackers han creado sitios web falsos que afirman tener información sobre el coronavirus. En realidad, eran trampas digitales cuyo propósitoes robar datos personales o entrar en los dispositivos de las personas que los visitaban.

La divulgación de contenido falso y malicioso sobre el coronavirus ha sido un drástico recordatorio de la batalla cuesta arriba que realizan los investigadores y las empresas de internet. Incluso cuando las compañías están dispuestas a proteger la verdad, a menudo se ven superadas y burladas por los mentirosos y los ladrones de internet.

Hay tanta información errónea sobre el virus, que la OMS ha señalado que se enfrenta a una “infodemia”.

“Veo desinformación sobre el coronavirus por todas partes. Algunas personas sienten pánico y buscan curas mágicas, y otras están divulgando conspiraciones”, dijo Austin Chiang, gastroenterólogo del Hospital de la Universidad Jefferson en Filadelfia.

En Taiwán, la desinformación sobre el virus en las redes sociales ha atizado preocupaciones acerca de que China esté usando la crisis para afectar el gobierno de la isla autogobernada.

En semanas recientes, ha habido publicaciones en Facebook y otros sitios que afirman que Taiwán ha ocultado grandes cantidades de infecciones de coronavirus. Ha habido documentos falsos con apariencia oficial que prometen que se regalarán tapabocas y vacunas. Una captura de pantalla de un programa de noticias fue modificada para decir que la presidenta Tsai Ing-wen había contraído la enfermedad y estaba en cuarentena.

Mediante una declaración a The Times, Joseph Wu, el ministro de asuntos exteriores de Taiwán, culpó a los “ejércitos de internet” de China por el torrente de mentiras, aunque su oficina rechazó dar más detalles sobre cómo llegó a esa conclusión. La Oficina de Asuntos de Taiwán de China no respondió a una solicitud para hacer comentarios enviada por fax.

El Partido Comunista afirma que Taiwán es parte del territorio chino, y los funcionarios taiwaneses han acusado desde hace mucho tiempo a Pekín de manipular los medios tradicionales y las plataformas de redes sociales para poner a los ciudadanos taiwaneses en contra de Tsai, quien se opone a las relaciones más cercanas con China.

Summer Chen, editora jefe de Taiwan FactCheck Center, un grupo de vigilancia que desmiente rumores y bulos en línea, dijo que su equipo estaba más ocupado desde que el brote comenzó, que durante la elección presidencial de Taiwán en enero, cuando la isla se encontraba en alerta ante la potencial interferencia china en los comicios.

“Durante toda esta epidemia, la gente ha preferido las teorías de conspiración”, dijo Chen. “¿Por qué será que durante las epidemias la gente no elige creer información científica precisa?”.

Facebook, YouTube y Twitter señalaron que estaban haciendo esfuerzos para que la gente se dirija a fuentes confiables de información médica, y tenga líneas directas de comunicación con la OMS y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Facebook señaló que prohíbe contenido que podría dañar a las personas, como afirmaciones que desalientan el tratamiento o las precauciones adecuadas en contra del virus. Publicaciones y videos que compartían teorías conspirativas fueron claramente marcados como falsos, en cuanto fueron revisados por verificadores de datos.

Cuando los usuarios de Facebook intentan compartirlos, aparece un mensaje que alerta al usuario de que la publicación incluye información que ha sido marcada como falsa por verificadores de hechos.

Sin embargo, esas medidas no han evitado que la gente en grupos privados de Facebook envíe enlaces y comparta información falsa sobre el virus. En grupos privados de Facebook, incluyendo uno que tiene más de 100.000 miembros, las teorías de conspiración divulgan que el coronavirus fue un invento de la industria farmacéutica que tiene como propósito venderles a los ciudadanos más medicamentos costosos y más vacunas.

Aunque muchas publicaciones simplemente animaban a la gente a tomar vitaminas y tener una dieta equilibrada para mejorar su sistema inmune, otras ofrecían promesas de inmunidad o curas si se consumían ciertas combinaciones de polvos y bebidas. Algunas incluso eran más peligrosas. La Administración de Alimentos y Medicamentos se refirió a una “solución mineral milagrosa” publicada muchas veces en Facebook y Twitter como “lo mismo que beber lejía”.

Chiang, el gastroenterólogo, hace poco ayudó a comenzar la Asociación para las Redes Sociales de Atención Médica (Association for Healthcare Social Media), un grupo dedicado a animar a más profesionales de la salud a publicar en las redes sociales para poder disipar parte de la desinformación.

“Las personas están buscando buenas fuentes de información, porque muchas cosas que ven cuando entran a sus plataformas de redes sociales solo las están asustando”, comentó.

Aunque Twitter reconoció la presencia de parte de este contenido en su red, Del Harvey, vicepresidente de confianza y seguridad de Twitter, dijo que la compañía no ha visto esfuerzos “a gran escala y coordinados” para desinformar a la gente sobre el coronavirus. Después de que The New York Times contactó a Twitter con ejemplos de tuits que contienen información errónea sobre el coronavirus, algunos propietarios de las cuentas fueron suspendidos “por publicar contenido basura”.

Facebook señaló que además de trabajar de cerca con organizaciones de atención médica, estaba ofreciéndole a la OMS espacio publicitario gratuito para tratar de dirigir a la gente hacia información precisa sobre el coronavirus. La compañía dijo que eliminaría publicaciones que desanimen a la gente de buscar tratamiento o sugieran remedios que puedan provocar daño físico, asimismo, afirmó que colocaría etiquetas de advertencia en las publicaciones que fueran clasificadas como falsas por sus verificadores de hechos.

YouTube, propiedad de Google, también dijo que estaba trabajando de cerca con la OMS para ayudar a combatir la desinformación. Farshad Shadloo, portavoz de YouTube, dijo que la compañía tenía políticas que prohibían los videos que “promueven métodos médicamente infundados para evitar el coronavirus en lugar de buscar tratamientos médicos”.

No obstante, decenas de videos de YouTube incluían títulos que sugerían que el video ofrecía una cura del virus. En otros, las secciones de comentarios debajo de los videos incluían enlaces a páginas que ofrecen una gama de tratamientos alternativos infundados.

En algunos casos, esos enlaces han llevado a la gente a sitios web que atraen a las personas con la promesa de una cura, pero en realidad roban información de sus tarjetas de crédito y otros datos personales.

La firma de ciberseguridad Check Point señaló que más de 4000 sitios web relacionados con el coronavirus que incluyen palabras como “corona” o “covid” se han registrado desde el comienzo del año. De ellos, el tres por ciento se consideraba malicioso y otro cinco por ciento era sospechoso.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Tecnologia

Frances Allen, la primera mujer que ganó el Nobel de la computación

CORTESÍA: IBM

Quizás el nombre de Frances Allen no sea muy conocido entre el gran público, pero para los entendidos, ella fue quien «allanó el camino para las aplicaciones eficientes y ultrarrápidas de hoy», y quien «ayudó al hardware a comprender al software».

Así lo explica en un artículo Cade Metz, autor y periodista de Tecnología de The New York Times.

Por su parte, Janet Abbate, profesora asociada del departamento de Ciencia y Tecnología de la Sociedad en la Universidad Politécnica de Virginia (EE.UU.) y autora de Recoding Gender: Women’s Changing Participation in Computing («Recodificar el género: la participación cambiante de las mujeres en la informática»), se lo dice así a BBC Mundo:

«Cada vez que usas una aplicación que te responde instantáneamente, Fran Allen es una de las personas a la que puedes agradecer esa experiencia sin esfuerzo».

Pasaron 40 años antes de que a una mujer se le otorgara el Premio Turing, considerado como el Nobel de la computación. El primero fue entregado en 1966 y fue en 2006 cuando se le otorgó a la primera mujer: Frances Allen (1932-2020).

El trabajo de Allen se refleja en «casi todos los sistemas de software que cualquier persona usa: cada aplicación, cada sitio web, cada videojuego o sistema de comunicación, cada computadora del gobierno o de un banco, cada computadora dentro de un automóvil o de un avión», explicó Graydon Hoare, creador del lenguaje de programación Rust, en el artículo de Metz.

Por: Margarita Rodríguez
BBC News Mundo

Continue Reading

Tecnologia

¿Dejarías que un abogado robot te defendiera?

¿Podría tu próximo abogado ser un robot?

Suena descabellado, pero lo cierto es que los sistemas de software de inteligencia artificial (IA) -los programas de computadora que pueden actualizarse y «pensar» por sí solos- están siendo cada vez más utilizados en el entorno legal.

Joshua Browder describe su aplicación DoNotPay como «el primer abogado robot del mundo».

Ayuda a componer declaraciones legales. Le dices al bot de charla cuál es tu problema (como una apelación contra una multa por mal estacionamiento) y te sugiere lo que cree que es el mejor lenguaje legal para utilizar al respecto.

«Los usuarios pueden teclear su versión de una disputa en sus propias palabras, y el software tiene una máquina con un modelo de aprendizaje que cuadra la manera legal de expresarla», explica.

Browder, de 24 años, y su compañía están basados en Silicon Valley, California, pero los orígenes de la empresa se remontan a 2015, en Londres, cuando tenía solo 18 años.

«En la última etapa de mi adolescencia en Hendon, al norte de Londres, yo era un pésimo conductor», cuenta. «Recibí una cantidad de costosas multas por mal estacionamiento que, como seguía en la secundaria, no podía pagar».

Tras mucha investigación, Browder dice que encontró la mejor manera de impugnar esas multas. «Si sabes lo que debes decir, puedes ahorrar mucho tiempo y dinero».

En lugar de copiar y pegar los mismos documentos una y otra vez, asegura que le pareció que era «la labor perfecta para un software». Así que creó la primera versión de DoNotPay («NoPagues«, en español) en unas semanas en 2015.

«Realmente solo era para impresionar a mi familia», cuenta.

Pero, desde entonces, la app se ha propagado por Reino Unido y EE.UU., y ahora te puede ayudar a escribir cartas sobre asuntos como reclamos de seguros, solicitud de visas de turista, quejas a una empresa o autoridad local, reembolso del dinero de unas vacaciones que ya no puedes tomar o cancelar la suscripción a un gimnasio.

Browder afirma que los últimos dos usos se dispararon durante la pandemia.

Ahora, DoNotPay se jacta de tener 150.000 subscriptores de pago. Y aunque tiene sus críticas como las de quienes dicen que el consejo legal no es suficientemente preciso, el año pasado recibió un premio del Colegio de Abogados de EE.UU. por aumentar el acceso al ámbito legal.

Bowder aseguratener una tasa de éxito en general de 80%, que se reduce a 65% para las multas de mal estacionamiento porque «algunas personas son culpables».

Quizá pienses que los abogados humanos temen que la IA se entrometa en su campo. Pero algunos lo reciben con beneplácito, pues el software puede servir para buscar y ordenar rápidamente grandes cantidades de documentos de casos.

Una de esas abogadas es Sally Hobson, del bufete de abogados en Londres The 36 Group, que trabaja en casos criminales.

Recientemente uso la IA en un complejo juicio de asesinato. El caso implicaba tener que analizar rápidamente más de 10.000 documentos.

El software realizó la tarea cuatro semanas más rápido de lo que le hubiera tomado a los humanos, ahorrando casi US$70.000 en el proceso.

El uso de AI para asistir a abogados «se está volviendo la norma y ya no es algo raro», dice Eleanor Weaver, directora ejecutiva de Luminance, que produce el software que Hobson usó.

Más de 300 otros bufetes legales en 55 países lo utilizan, trabajando en 80 idiomas.

«Antes tenías una cantidad de tecnologías [de inspección de documentos] que no iban más allá de búsqueda de palabras clave, como teclear «Control-F» en tu portátil», indica Weaver.

En cambio, dice que el sofisticado software que existe actualmente puede conectar palabras y frases asociadas.

Pero la IA no sólo está ayudando a los abogados a revisar la evidencia documental. Ahora también les puede ayudar a preparar y estructurar su caso, así como buscar cualquier precedente legal relevante.

Laurence Lieberman, quien dirige el programa digital de disputas del bufete legal Taylor Wessing en Londres, usa ese tipo de software, el cual ha sido desarrollado por la firma israelí Litigate.

«Cargas el sumario del caso y tus alegatos, y entra y resuelve quiénes son las figuras clave», señala.

«Y luego la IA los vincula a todos, y arma una cronología de los eventos clave y las explicaciones de qué sucede en qué fechas».

Entretanto, Bruce Braude, jefe de tecnología de Deloitte Legal, el brazo legal del gigante de la contaduría Deloitte, dice que el sistema de software TAX-I puede analizar datos judiciales históricos para apelaciones de casos fiscales similares.

La empresa sostiene que puede predecir correctamente cómo se determinará una apelación el 70% de las veces.

«Ofrece una manera más cuantificable de tus probabilidades de éxito, que puedes usar para determinar si debes proceder o no», afirma Braude.

Pero dado que la IA puede escribir documentos legales o asistir a abogados humanos, ¿llegará el momento en que veamos abogados robots o incluso jueces robots?

«Creo que, la verdad, no estamos ni cerca de eso», asegura Weaver.

Pero otros como el profesor Richard Susskind, que preside el grupo de asesoría de IA del Alto Magistrado de Justicia de Inglaterra, no están tan seguros.

Susskind dice que en la década de los 80 estaba realmente horrorizado ante la idea de un juez computarizado, pero que ya no piensa igual.

Indica que incluso antes del coronavirus, «Brasil tenía una acumulación de más de 100 millones de casos jurídicos, y no hay posibilidad de que jueces y abogados humanos puedan sacarse de encima una carga de ese tamaño».

De manera que si un sistema de IA puede de manera precisa (digamos con un 95% de probabilidades) predecir el resultado del fallo de un tribunal, él dice que tal vez deberíamos empezar a pensar en manejar esas predicciones como determinaciones vinculantes, especialmente en países que tienen tanta acumulación de casos atrasados.

Por: Padraig Belton – BBC News

Continue Reading

Tecnologia

WhatsApp: cómo funciona el nuevo servicio de la aplicación que hace desaparecer fotos y videos

La aplicación ahora permitirá a sus usuarios hacer que las fotos o los videos que les envíen a sus contactos desaparezcan después de que los vean.

Una vez que el destinatario abra la imagen, la opción «ver una vez» la eliminará, sin guardarla en el teléfono.

Según WhatsApp, la función tiene como objetivo «dar a los usuarios aún más control sobre su privacidad».

Sin embargo, grupos defensores de la infancia han expresado su preocupación de que los mensajes de desaparición automática puedan ayudar a encubrir evidencia de abuso sexual infantil.

Controversia
La Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad contra los Niños (Nspcc) ya había mostrado su desacuerdo con la empresa matriz de WhatsApp, Facebook, por el uso de mensajes cifrados.

Tal cifrado significa que la policía no puede ver los mensajes «en tránsito», solo el remitente y el receptor pueden hacerlo.

Pero el borrado automático de mensajes podría significar que los dispositivos incautados en redadas policiales tampoco contengan pruebas.

«Esta característica de vista previa podría poner a los niños en un riesgo aún mayor al brindarles a los delincuentes otra herramienta para evitar la detección y borrar la evidencia, cuando los esfuerzos para combatir el abuso sexual infantil ya se ven obstaculizados por el cifrado de extremo a extremo», dijo Alison Trew, una de las líderes de la organización benéfica de seguridad en línea.

WhatsApp, por su parte, defiende que la opción potenciará la privacidad de sus consumidores habituales, diciendo que podría usarse para fotos desechables pero personales, como cuando alguien se prueba ropa en una tienda y le pregunta a un amigo cómo se ve o cuando se envía una contraseña a alguien.

«No todo lo que compartimos debe convertirse en un registro digital permanente», dijo la empresa.

«En muchos teléfonos, simplemente tomar una foto significa que ocupará espacio en el rollo de la cámara para siempre».

Nuevo mensaje
Los usuarios sabrán que un mensaje es de «ver una vez» porque la vista previa se ocultará y se mostrará un gran icono con el número «1» en su lugar.

Sin embargo, al igual que los mensajes que desaparecen en otras aplicaciones como Snapchat, es posible que un usuario tome una captura de pantalla o grabe la pantalla del mensaje cuando se abre por primera vez, o filme una pantalla con otra cámara.

La función también viene con otras limitaciones:

  • Las fotos no se guardarán de forma automática en la galería del teléfono.
  • Los archivos no se pueden reenviar, guardar, compartir ni destacar.
  • Expirará si no se abre en dos semanas.

WhatsApp introdujo una función de mensajes que desaparecen en noviembre.

Esta opción borra los mensajes de texto tanto para el remitente como para el destinatario después de siete días y se ha vuelto una de las áreas de preocupación en algunos países, como Reino Unido.

La ley británica considera que la información relacionada con «discusiones o decisiones sustantivas» debe mantenerse registrada para el archivo histórico.

Por: BBC News Mundo

Continue Reading

Tecnologia

El regreso de un clásico: vuelve el celular Nokia 6310

Nokia ha dado a conocer una noticia que ha sorprendido al mundo tecnológico. El regreso del popular Nokia 6310.

La multinacional tecnológica reveló que el clásico celular regresa con su silueta icónica y con nuevas actualizaciones, que lo convierten en un teléfono móvil moderno sin dejar de lado lo clásico.

El celular Nokia 6310 tendrá entre sus características:

  • Radio FM inalámbrica
  • Batería de 1.150 mAh
  • Pantalla multicolor de 2,8 pulgadas
  • 16 MB de RAM
  • 8MB de memoria interna
  • Conexión wifi
  • Cámara de 0.3 megapixeles
  • El popular juego clásico: Snake

La empresa informó que la batería puede durar semanas entre cargas y que el equipo “está construido en una carcasa resistente, por lo que puede soportar los golpes de la vida”.

Por: Noticias Caracol
Continue Reading
Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 4.263 suscriptores

NUEVOS TIEMPOS

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Sígueme en Twitter