Finalmente Llega Justicia a los Trabajadores Agrícolas de NY

Por: Javier E. Gomez

128
El Obispo Scharfenberger, Carl Heastie (portavoz de la Asamblea Estatal de Nueva York) y defensores de los derechos de los trabajadores agrícolas, esta mañana en el capitolio estatal en Albany.

ALBANY, NY.- Los trabajadores agrícolas y los defensores se reunirán en la capital del estado, en apoyo a la legislación para extender las protecciones laborales básicas a los trabajadores agrícolas de Nueva York, quienes están excluidos del derecho a la negociación colectiva y el pago de horas extra, debido a una ley que tiene 80 años.

El evento congregará a trabajadores agrícolas, funcionarios electos, defensores y partidarios de la “Ley de Prácticas Laborales Justas para Trabajadores Agrícolas” (S6578 / A8419), un proyecto de ley que procura corregir la exclusión tantas décadas.

“Recuerdo que un trabajador agrícola se volvió hacia mí en 1991, al conocer que otros neoyorquinos tenían derechos básicos y él no. Me dijo: ‘¿Agregaría usted su voz a la nuestra para que podamos ser escuchados?’ Le pregunté qué querían. Respondió: ‘Nuestra dignidad’. El Ministerio Rural y de Migrantes ha tenido el honor de sumar nuestra voz a las voces de los trabajadores agrícolas de Nueva York, a lo largo de todos estos años. Nos complace profundamente que después de ochenta años, los trabajadores agrícolas estén finalmente en el camino a la igualdad. La aprobación de la Ley de Prácticas Laborales Justas para los Trabajadores Agrícolas afirma la humanidad de los trabajadores agrícolas y, de hecho, la humanidad de todos los neoyorquinos”, dijo Richard Witt, director ejecutivo del Ministerio Rural y de Migrantes, una organización que ha estado al liderato de la campaña durante los últimos 20 años.

Los trabajadores agrícolas de todo el estado, en su mayoría inmigrantes y personas de color, realizan trabajos que son cruciales para la seguridad alimentaria de los neoyorquinos y son la base de la industria agrícola multimillonaria del estado.

A pesar de esto, los trabajadores agrícolas continúan siendo excluidos de los derechos laborales básicos y de las protecciones otorgadas por la Ley de Normas Laborales Justas de 1938 y la Ley nacional de Relaciones Laborales de 1935.

“Hoy es la culminación de una lucha de décadas centrada en una simple premisa: que los trabajadores agrícolas merecen igualdad y justicia. Hoy, la justicia finalmente será atendida. Los 2.5 millones de integrantes de la AFL-CIO del Estado de Nueva York están extremadamente orgullosos de haber sido parte de esta lucha. Hoy damos la bienvenida a nuestros hermanos y hermanas trabajadores agrícolas, a la familia de los derechos laborales”, dijo Mario Cilento, presidente de NYS AFL-CIO.

La nueva legislación codificará los derechos de negociación colectiva para los trabajadores agrícolas en todo el estado. La legislación será llevada a votación, a menos de un mes después de que la División de Apelaciones de la Corte Suprema de Nueva York dictaminó que una exclusión para los trabajadores agrícolas en la ley laboral del estado es inconstitucional.

“Más de 80 años después de que una ley de la época de Jim Crow negara a los trabajadores agrícolas de Nueva York los derechos básicos otorgados a todos los demás trabajadores, los legisladores finalmente están aplicando una medida de justicia. Los trabajadores de quienes dependemos para la comida que ponemos en nuestras mesas, deben ser tratados con humanidad y dignidad, como cualquier otro neoyorquino trabajador. Eso incluye el derecho a organizarse, un día de descanso, el pago de horas extra y más. Los trabajadores agrícolas han tenido que esperar décadas y no deberían tener que esperar un día más para que el gobernador firme esta reforma histórica”, dijo Donna Lieberman, directora ejecutiva de la NYCLU.

Múltiples organizaciones están pidiendo a la legislatura que apruebe la medida, mientras se comprometen con la defensa continua de los derechos de los trabajadores agrícolas en todo el estado.

“La Federación Hispana hace un llamado a la Legislatura de Nueva York y al gobernador Cuomo para que aprueben la Ley de Prácticas Laborales Justas para Trabajadores Agrícolas, que comenzará a socavar las políticas centenarias que han eximido injustamente a los trabajadores agrícolas de Nueva York de las protecciones laborales básicas y los derechos que disfrutan todos los demás trabajadores. Es inconcebible que a algunos de los trabajadores que más arduo laboran en nuestro estado, se les nieguen las protecciones laborales básicas. Esta ley finalmente otorgará a nuestros trabajadores agrícolas un día de descanso, el derecho a sindicalizarse y el acceso al pago de horas extra. Las protecciones que este proyecto de ley proporcionará a los trabajadores agrícolas en Nueva York son un paso en la dirección correcta. De aprobarse esta legislación, la Federación Hispana se compromete a continuar abogando por la equidad salarial en horas extras para los trabajadores agrícolas frente a la junta salarial recientemente establecida. Al proteger a nuestros trabajadores agrícolas, Nueva York puede continuar posicionándose como una de las economías más grandes del mundo al tiempo que brinda protecciones laborales justas y equitativas para todos los neoyorquinos”, dijo Frankie Miranda, vicepresidente ejecutivo de la Federación Hispana.

“En nombre del cardenal Dolan y de mis hermanos obispos, felicito a la asambleísta Nolan y a la senadora Ramos por ayudar a crear consenso para que lleguemos a este día histórico. Este proyecto de ley reconoce ante todo la dignidad humana básica de los trabajadores agrícolas, mientras que, al mismo tiempo, aprecia la naturaleza única de la agricultura. La Conferencia Católica del Estado de Nueva York se enorgullece de haber estado hombro con hombro con los trabajadores agrícolas de nuestro estado en este esfuerzo, y estamos encantados de ver finalmente el logro de esta larga lucha por la justicia”, dijo Edward B. Scharfenberger, obispo de la Iglesia Católica para la Diócesis de Albany.

Los legisladores estatales han prometido durante mucho tiempo cerrar la brecha y extender las protecciones a los trabajadores agrícolas, pero no han cumplido. Se espera que la Asamblea Estatal de Nueva York y el Senado lleven a votación hoy los proyectos de ley patrocinados por la asambleísta Cathy Nolan y la senadora Jessica Ramos.

Reacción de Richard E. Barnes, director ejecutivo de la Conferencia Católica del Estado de Nueva York:

“Los obispos del Estado de Nueva York están agradecidos y aliviados de que, después de más de dos décadas de defensa, la legislatura aprobó una versión de la Ley de Prácticas Laborales Justas para Trabajadores Agrícolas. Durante demasiado tiempo, los trabajadores agrícolas han sido tratados injustamente bajo las leyes laborales que protegen a los trabajadores en cualquier otra área e industria.

“Por fin, nuestro estado está diciendo que los trabajadores agrícolas son iguales en dignidad humana al resto de la sociedad. La nueva legislación establece protecciones para los trabajadores, incluyendo los derechos de negociación colectiva y un día de descanso de 24 horas cada semana del calendario. Hace que la disposición de la ley de seguro de desempleo se aplique a los trabajadores agrícolas, y les otorga la elegibilidad para beneficios de compensación para trabajadores, así como la aplicación del código sanitario a las viviendas para migrantes. Y si bien el proyecto de ley contiene algunas disposiciones nuevas sobre horas extras, también establece un camino para seguir avanzando en este tema en el futuro.

“Para los obispos católicos, esto siempre ha sido una cuestión de justicia. Los trabajadores agrícolas nunca buscaron un tratamiento especial. Sólo buscaban la igualdad de trato. Esta legislación, aunque no es perfecta, hace un progreso notable y representa un consenso entre los trabajadores agrícolas y los agricultores, de quienes todos dependemos”.

La Conferencia Católica representa a los obispos de Nueva York en asuntos de política pública.

Publicidad