Connect with us

Inmigración

Guatemala y México se preparan para frenar una nueva caravana de migrantes

Migrantes hondureños caminan por una carretera de El Florido, Guatemala, en su ruta hacia México y con el objetivo de llegar hasta Estados Unidos. 16 de enero de 2020. © Luis Echeverría/ Reuters

Las redes sociales nuevamente están siendo utilizadas para convocar a cientos, quizás miles de inmigrantes hondureños para que inicien una travesía rumbo a Estados Unidos en busca de asilo.

“Lista y fuerte caravana hondureña preparada este 30 de marzo. Desde la gran terminal de San Pedro Sula rumbo a USA. Todos en la terminal, Dios nos guíe y nos guarde a todos los del grupo. Bendiciones”, se lee en uno de los mensajes publicados la semana pasada en Facebook.

En otro mensaje advierten que hay tres requisitos para sumarse a la marcha: prueba de covid, cédula de identidad y permiso migratorio. Pero en ninguna parte se explica dónde deben conseguirse las pruebas médicas de que la persona no está infectada con el virus, lo que puede dar paso al uso de documentos falsificados.

A finales de enero las autoridades mexicanas anunciaron que habían detectado la venta de pruebas falsas de covid, luego de que Canadá, Francia y Estados Unidos comenzaron a exigir este documento con resultado negativo a personas que transitaran por sus fronteras.

La mayoría de las personas que integran las caravanas lo hacen para escapar de la pobreza, un fenómeno agravado a finales del año pasado tras el paso de los huracanes Eta e Iota. Y también de la violencia de las pandillas y el narcotráfico.

Pero ambas causales no están contempladas en la ley de asilo y la frontera estadounidense sigue cerrada por la pandemia del coronavirus, un escenario difícil para los migrantes que, a pesar de las dificultades, toman el riesgo.

“Aquí no tenemos nada. Preferimos intentarlo que esperar la muerte en nuestros pueblos”, dice Manuel, un agricultor que decidió emprender el viaje por primera vez.

Plan de contención
Mientras avanzan los preparativos, los gobiernos de Guatemala y Honduras ponen en operativo conjunto para detener a los migrantes en sus respectivas fronteras y evitar que avancen hacia el norte

La cancillería guatemalteca confirmó el sábado el envío de agentes y tropas a la frontera de Tecún Uman para detener la marcha. Y que México, a su vez, había movilizado personal operativo “para salvaguardar los derechos e integridad de las personas migrantes de diferentes naciones centroamericanas, particularmente de los menores de edad”.

Ambos gobiernos señalaron que el objetivo del plan era combatir el tráfico ilícito de migrantes y la trata de personas. Y aseguraron el “respeto irrestricto de los derechos humanos de las personas migrantes en todas las fases del ciclo migratorio”.

La cancillería mexicana agregó que la movilización protegerá el cerco sanitario para evitar la propagación de la pandemia del covid-19.

Estado de prevención
Este lunes el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei y el Consejo de Ministros decretaron Estado de Prevención en los departamentos (provincias) de Izabal, Zacapa, Chiquimula, El Progreso y Petén en vísperas de la llegada de una nueva caravana de migrantes que proviene de Honduras y se dirige a México para luego enfilar al sur de Estados Unidos.

“Existe riesgo de desplazamiento de grupos de personas con características de migrantes, que cruzarán las fronteras del país hacia los departamentos de Izabal, Zacapa, Chiquimula, El Progreso y Petén”, se lee en el decreto.

Agrega que los integrantes de la caravana no cumplirían con los requisitos legales y sanitarios que se exigen las autoridades, entre ellas el distanciamiento social ni la presentación de una prueba médica que está libre (negativo) del covid-19.

El decreto indica que la presencia de la caravana genera una crisis de seguridad ciudadana y agrava la emergencia sanitaria epidemiológica y coloca en peligro a la población y autoridades de Guatemala, e inclusive a los propios migrantes, dijo el diario Prensa Libre.

El último intento
La última caravana fue frenada en el sur de Guatemala el 17 de enero por policías y tropas del ejército, quienes utilizaron gases lacrimógenos y palos para dispersarlos y que se regresaran a Honduras.

El gobierno guatemalteco estimó que unos 9,000 migrantes habían cruzado la frontera con Honduras en los tres días anteriores a los enfrentamientos.

La mayoría de los inmigrantes que viajaban a Estados Unidos no llevaban mascarillas, y tampoco pruebas de covid-19 o de vacuna contra la enfermedad, situación que provocó alarma entre las autoridades de ese país centroamericano.

La postura de EEUU

La Casa Blanca ha reiterado que la frontera sur con México permanece cerrada debido a la pandemia del covid-19 y que la mayoría de los migrantes que llegan en busca de asilo están siendo expulsados inmediatamente bajo los Títulos 8 y 42 del Código de Estados Unidos, activados el año pasado.

El jueves de la semana pasada el presidente Joe Biden reiteró que su gobierno no deportará a Menores No Acompañados (UAC) detenidos en la frontera cuando intentan ingresar indocumentados a Estados Unidos en busca de asilo.

El mandatario insistió en que las fronteras no estaban abiertas, como aseguran los republicanos, sino que sólo se están procesando los casos de UAC y unidades familiares que México se niega a recibir una vez son expulsadas del país bajo el Título 42.

Durante el mes de febrero el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) expulsó a 102,020 personas bajo los títulos 8 y 42 de la Ley de Inmigración, entre ellos inmigrantes adultos solteros y unidades familiares.

La Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP), dijo que la prohibición de entrada total o parcial de personas o bienes tanto de México o Canadá, se requiere en interés de la salud pública. Y aseguró que las personas sujetas a la orden (bajo los Títulos 42 y 8) “no serán retenidas en áreas congregadas para su procesamiento y, en su lugar, son expulsadas inmediatamente a su país de último tránsito”. Y que, en caso de que una persona no pueda ser devuelta al país de último tránsito, será enviada al país de origen.

POR: JORGE CANCINO – UNIVISION

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Inmigración

Estados Unidos publica la cifra de detenciones de inmigrantes más alta

REUTERS | Agentes de la patrulla fronteriza de Estados Unidos detienen a un migrante en el estado estadounidense de Nuevo México.

Es el número más alto jamás registrado. Estados Unidos publicó cifra de detenidos a lo largo de su frontera con México en los últimos 12 meses. más de 1,7 millones de migrantes.

De estos, más de un millón fueron expulsados a México o a sus países de origen, según datos de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

Los agentes detuvieron a migrantes de más de 160 países.

La popularidad del presidente Joe Biden en las encuestas de opinión se ha ido hundiendo, en parte como resultado de su política de inmigración.

Solo el 35% de los estadounidenses aprobó su manejo del tema.

Así lo reveló una encuesta del Centro de Investigación de Asuntos Públicos de Associated Press-NORC a principios de este mes.

Biden prometió una política de inmigración más humana que su predecesor Donald Trump, pero la frontera entre Estados Unidos y México se ha visto envuelta en una crisis durante gran parte de la presidencia demócrata.

Las cifras de detenciones para el año fiscal 2021, que finalizó en septiembre, son las más altas desde 2000.

Ese año, más de 1,6 millones de migrantes fueron detenidos en la frontera entre Estados Unidos y México.

Pero desde que empezaron los registros en la década de los 60, la cifra nunca había alcanzado los 1,7 millones.

«El gran número de expulsiones durante la pandemia ha contribuido a que un número de migrantes mayor de lo habitual haya realizado múltiples intentos de cruzar la frontera», dijo la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

Por: BBC News Mundo

Continue Reading

Inmigración

Qué se sabe sobre los 126 migrantes rescatados de un contenedor abandonado en Guatemala

POLICÍA DE GUATEMALA | Los migrantes fueron rescatados por la policía guatemalteca el sábado.

Hacinados, abandonados y gritando socorro en el interior de un contenedor de transporte, al costado de una carretera.

Así fue como la policía de Guatemala halló en la madrugada de este sábado a 126 migrantes, que fueron rescatados entre las localidades de Nueva Concepción y Cocales, en el sur del país.

Poco antes los lugareños habían informado de que se escuchaban gritos dentro del tráiler, y dieron la voz de alarma.

Las autoridades creen que los migrantes fueron abandonados por contrabandistas a quienes se les había pagado para que los llevaran a Estados Unidos a través de México.

109 de las personas rescatadas son de Haití. También hay gente de Nepal (11) y de Ghana (9), según la Policía Nacional Civil (PNC).

«Escuchamos gritos y golpes»

En declaraciones vía Twitter tras el descubrimiento, un vocero de la policía dijo: «Escuchamos gritos y golpes provenientes del interior del contenedor. Abrimos las puertas y encontramos dentro a 126 personas indocumentadas».

Fotografías difundidas por la policía mostraron a los migrantes bajando del furgón con mochilas o sentados en la carretera.

Los agentes dijeron que brindaron atención humanitaria a los migrantes antes de escoltarlos a albergues administrados por el Instituto Guatemalteco de Migración.

Una portavoz de la autoridad migratoria de Guatemala, Alejandra Mena, dijo que los migrantes habían llegado a Honduras y desde allí continuaron el peligroso viaje hacia el norte con la intención de llegar a Estados Unidos.

Ahora serán transportados de regreso a la frontera con Honduras y entregados a las autoridades de ese país.

Situación preocupante

El descubrimiento se produce apenas un día después de que las autoridades mexicanas detuvieran a 652 migrantes, incluidos 355 menores, que viajaban en tres camiones frigoríficos de doble remolque cerca de la frontera sur de Estados Unidos.

Soldados en un puesto de control militar en Tamaulipas, en la frontera de México con Texas, registraron los camiones después de escuchar voces en el interior.

Las autoridades pudieron detectar que 564 migrantes eran provenientes de Guatemala, 39 de Honduras, 20 de El Salvador, 28 de Nicaragua y uno de Belice.

Según los reportes, al menos 197 de los menores viajaban solos.

El incidente refleja una creciente preocupación por la cantidad de migrantes, entre ellos un gran número de haitianos, que corren riesgos en sus intentos de llegar a Estados Unidos.

Según la fiscalía panameña, desde principios de 2021, más de 50 migrantes han muerto al intentar cruzar el Tapón del Darién, un corredor selvático en frontera con Colombia.

Haití ha sufrido años de inestabilidad que culminaron con el asesinato del presidente Jouvenal Moïse en julio. Al mes siguiente, el país fue golpeado por un terremoto mortal.

Miles de haitianos ya habían abandonado el país en busca de trabajo en países de América Latina.

Muchos comenzaron a intentar llegar a Estados Unidos con la creencia de que califican para el Estatus de Protección Temporal, un derecho temporal a permanecer en el país que se ha extendido a los haitianos que ya viven en el país norteamericano, pero no a los recién llegados.

El mes pasado, unos 13.000 haitianos se reunieron bajo un puente que conecta Del Río, en Texas, con Ciudad Acuña en México. Desde entonces, Estados Unidos ha deportado a más de 7.500 personas a Haití, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El enviado especial de Estados Unidos para Haití, Daniel Foote, renunció en protesta por las deportaciones y dijo que hacer retornar a personas que huyen de un terremoto y de la inestabilidad política era «inhumano».

Marsha Espinosa, del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, reiteró que «nuestras fronteras no están abiertas y la gente no debe hacer el peligroso viaje (hacia Estados Unidos)».

Continue Reading

Inmigración

Denuncian abuso laboral a inmigrantes, Long Island

Trabajadores, funcionarios electos y residentes de Bellport, Long Island, exigieron hoy a Quality King, uno de los principales distribuidores de artículos de marca a nivel nacional, que acabe la cultura de acoso e intimidación a los trabajadores inmigrantes y que negocie un convenio laboral justo para una de sus subsidiarias.

En una conferencia de prensa celebrada frente a la sede de la empresa en el edificio 35 de Sawgrass Drive, denunciaron que Quality King se involucra regularmente en tácticas de miedo, como despedir a trabajadores por participar en manifestaciones. También revelaron que la empresa no ha investigado los casos denunciados de acoso y acoso sexual, y que además el sindicato de trabajadores, UFCW Local 2013, ha presentado cargos ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales. También condenaron el hecho de que Quality King no logró negociar un contrato justo con un salario digno para su subsidiaria Perfumania (uno de los principales distribuidores de perfumes de diseñador en el país).

Joe DeStefano (asambleísta estatal), Jim Mazzarella y Nicholas Caracappa (legisladores del condado de Suffolk), Ed Romaine (supervisor del poblado de Brookhaven), Ryan Stanton (director político de la Federación Laboral de Long Island) y Ani Halasz (director ejecutivo de Long Island Jobs with Justice), y otros funcionarios electos y líderes comunitarios participaron en la conferencia de prensa. Durante la rueda de prensa se leyó un mensaje del presidente de UFCW Local 2013, Louis Mark Carotenuto.

“La familia Nussdorf es una de las familias más ricas del condado y, sin embargo, una y otra vez, a medida que entablamos negociaciones del convenio tenemos que presentarnos en su sede para exigir un trato justo y humano de la fuerza laboral que emplean: las personas a quienes contratan y que luego eligen tratar como animales al obligarlos a trabajar con o cerca del salario mínimo, mientras se embolsan millones en ganancias y obtienen millones en dinero de ayudas de parte de los contribuyentes a través de exenciones contributiva otorgadas para crear empleos bien remunerados”, dijo Carotenuto en su mensaje.

«Como funcionarios electos, encontramos esta situación espantosa y no permitiremos la explotación de los trabajadores en el condado de Suffolk,» dijo el legislador Mazzarella. «Este es un caso puramente de codicia empresarial, en el que una empresa utiliza su riqueza para aprovecharse de la clase trabajadora».

Ed Romaine, supervisor del poblado de Brookhaven, dijo: “Me place unirme a la Federación del Trabajo de Long Island para apoyar hoy a los trabajadores del condado de Suffolk y a los integrantes de su sindicato en la manifestació de hoy”.

Ani Halasz dijo: “Long Island Jobs with Justice y nuestra comunidad, líderes religiosos y aliados laborales están comprometidos a apoyar y estar junto a los trabajadores de Quality King mientras luchan por asegurar un contrato justo, bajo el clima de miedo y represalias coordinado por el empleador. En un momento en que los trabajadores están luchando por recuperarse, las tácticas impulsadas por las ganancias y la codicia de Quality King dañan aún más a nuestras comunidades y economías, y deben rendir cuentas de ello».

Durante las recientes negociaciones contractuales en nombre de Perfumania, Quality King se ha negado a ofrecer mejores salarios y condiciones laborales. La empresa ofrece un convenio con cero aumentos durante dos años y sin pago retroactivo hasta el final del contrato anterior. Perfumania, una de las cinco divisiones de Quality King afiliadas al sindicato UFCW Local 2013, emplea a 80 trabajadores, principalmente inmigrantes. Según reportes, la empresa también contrató al bufete antisindical de abogados Jackson Lewis, para intimidar a los trabajadores y «reprimir» los esfuerzos sindicales. El asambleísta DeStefano, así como los legisladores del condado de Suffolk Mazzerella, Caracappa, Robert Calarco, Sam González y Kevin J. McCaffrey, habían enviado previamente una carta a la empresa en apoyo a los trabajadores.

“Les instamos encarecidamente a negociar un contrato que ofrezca un nivel de vida decente para los trabajadores y contribuyentes residentes del condado de Suffolk”, dijeron los legisladores locales en su carta conjunta. “Los salarios que rondan el salario mínimo o cerca del mismo, no son adecuados para sobrevivir en Long Island y ciertamente no promueven la salud, la prosperidad general y el bienestar económico de la gente de este estado”.

Como empresa privada, Quality King no tiene obligación de divulgar sus finanzas. Sin embargo, según los registros de la empresa Hoover, los ingresos combinados de la compañía y su subsidiaria son de aproximadamente $3.2 mil millones anuales. Además, Quality King ha recibido millones de dólares en subsidios a través de exenciones fiscales de la AIF, y también incentivos destinados a promover las oportunidades laborales y la prosperidad económica.

Como ejemplo de cómo Quality King trata a sus empleados, los trabajadores destacaron los actos de la empresa en pleno apogeo de la pandemia en marzo 2020, cuando 60 trabajadores contrajeron COVID-19 y los directivos buscaron opacar la gravedad de la situación situación. La gerencia indicó a los trabajadores que «todo está en su cabeza», les dio latas de Lysol para limpiar sus lugares de trabajo y se negó a que se hiciera una limpieza profesional. A los trabajadores no se les proporcionó el equipo de protección personal adecuado y la empresa se negó a dar al sindicato un conteo preciso del número de víctimas que el virus estaba causando en la fuerza laboral. Además, la oficina del Fiscal General investigó a la empresa por supuestamente inflar los precios de Lysol.

Mirna Amaya y Claudia Fernandez, trabajadoras de Perfumania, dijeron que necesitan mejores salarios, aumentos por antigüedad laboral, y no renunciar a beneficios y derechos ya adquiridos. Decían a coro: “¿Qué necesitamos? ¡Un contrato justo! ¿Y cuándo lo necesitamos? ¡Ahora!”

Quality King y sus subsidiarias distribuyen más de 5,000 artículos de marca a supermercados, farmacias, minoristas, mayoristas y también comercio electrónico en todo el país, desde centros de distribución en Bellport y Ronkonkoma. Los participantes de la conferencia de prensa instaron a la empresa a reanudar las negociaciones del convenio y encontrar soluciones conjuntas a los desacuerdos en torno al contrato y las preocupaciones de los trabajadores con respecto a la seguridad de la salud, los despidos injustos, las prácticas antisindicales y el acoso sexual.

Por: Javier E. Gómez

Continue Reading

Inmigración

Estados Unidos traslada a miles de migrantes desde Texas a centros de procesamiento

GETTY IMAGES | Los migrantes han tenido que cruzar el río hacia México en busca de suministros.

Las autoridades de Estados Unidos han trasladado a miles de personas de un pueblo fronterizo en Texas que en la última semana ha recibido una gran afluencia de migrantes, la mayoría haitianos.

Más de 10.000 personas permanecían acampadas bajo un puente que conecta Del Río en Texas con Ciudad Acuña en México.

Las autoridades locales han tenido dificultades para proveerles con comida e higiene adecuadas.

Cerca de 2.000 personas fueron trasladadas a centros de procesamiento de migrantes el pasado viernes.

El gobierno estadounidense asegura que su plan es devolverlos a su país de origen.

Se espera que los vuelos de regreso arranquen este domingo. Estados Unidos está negociando los retornos con los países implicados.

«Quiero vivir una vida sin problemas»
El primer ministro de Haití, Ariel Henry, envió su apoyo a los migrantes en redes sociales en la tarde del sábado, asegurando que «se habían conseguido acuerdos» para recibir a aquellos que regresen.

Sin embargo, algunos migrantes temen volver.

«En Haití no hay seguridad. El país está en una crisis política», comentó Fabricio Jean, de 38 años, a Associated Press.

Jean se encuentra en el campo con su esposa y sus dos hijas.

«En Haití hay gente matándose unos a otros. No hay justicia. Solo quiero vivir una vida sin problemas. Quiero vivir donde sepa que hay justicia», dijo otro padre de dos hijos, Stelin Jean, de 29 años, al Texas Tribune.

El Departamento de Seguridad Nacional estadounidense dijo a través de un comunicado que las transferencias continuarán «para asegurar que los migrantes irregulares sean puestos bajo custodia, procesados y trasladados fuera de Estados Unidos, en concordancia con nuestras leyes y normas».

Además, anunció que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza enviará 400 efectivos adicionales a Del Río, una ciudad con cerca de 35.000 habitantes.

El alcalde de Del Río, Bruno Lozano, había declarado el estado de emergencia en la ciudad. Describió la situación como «sin precedentes» y «surrealista».

También dijo que la patrulla fronteriza había estado abrumada y que los «agitados» migrantes vivían en condiciones imposibles.

El campamento improvisado en Del Río tiene pocos servicios básicos, y los migrantes que esperan a temperaturas de 37°C han estado cruzando el río hacia México para obtener suministros.

La mayoría son haitianos. También hay cubanos, peruanos, venezolanos y nicaragüenses.

Muchos haitianos abandonaron su país tras el devastador terremoto en 2010. Un gran número de los que ahora se encuentran en el campo habían vivido en Brasil y otros países sudamericanos y viajaron hacia el norte tras no poder asegurar empleo o estatus legal.

Will Grant, corresponsal de la BBC en México, reporta que muchos cubanos también han abandonado la isla en su peor crisis económica desde el fin de la Guerra Fría.

Grant asegura que muchos de los migrantes en Texas probablemente realizaron la travesía migratoria más difícil en América Latina: cruzar a pie la densa selva del Darién entre Colombia y Panamá.

El gobierno de Estados Unidos ha informado de un aumento de migrantes en la frontera con México este año.

El número de migrantes detenidos allí en julio superó los 200.000 por primera vez en 21 años, según datos del gobierno.

Continue Reading
Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 4.267 suscriptores

NUEVOS TIEMPOS

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Sígueme en Twitter