Los Guatemaltecos Viven entre el fuego de los Volcanes

Por: Elis Peralta

427

En el año 1979 Guatemala fue declarada patrimonio mundial por la Unesco, la ciudad Antigua Guatemala es bellísima era colonial rodeada de volcanes, con una población de 35 mil habitantes, fue fundada a mediados del siglo XVI.

En Guatemala existen aproximadamente 288 volcanes, es decir, es uno de los paises Centro Americanos volcánico. Solo 8 de estos tienen reportes de actividad en tiempos históricos y 3 son los más activos en la actualidad.

Aun así, 37 son reconocidos oficialmente como volcanes por la federación Nacional de Andinismo. En cambio, el Instituto Geográfico Nacional reconoce 32. La cantidad de estas formaciones, junto a las 4 fallas tectónicas, convierten al país en una zona sísmica.

La mayoría de volcanes en el país están colocados sobre la Sierra Madre, en las cercanías del océano Pacífico pero hay un dato curioso sobre el volcán más alto de Guatemala es el Tajumulco, ubicado en el departamento de San Marcos, con 4,220 metros sobre el nivel del mar en cambio, el más activo y violento es el volcán Santiaguito, Quetzaltenango.

República de Guatemala es un Estados Soberano situado en América Central, en su extremo noroccidental, con una amplia cultura autóctona producto de la herencia maya y la influencia castellana durante la Época Colonial.

Guatemala, es el Corazón del Mundo Maya. Viva, mágica, mística y ancestral. Su historia se remonta a cuatro mil años, cuando emergió la civilización Maya, cuyo legado perdura hoy en día con las tradiciones y cultura de su gente. Sin embargo esta impresionante ciudad mística esta ahora atravesando por unas de sus peores crisis en los últimos de 44 años a causa de una reciente erupción del Volcán del Fuego localizado a pocas distancia de la ciudad que ha alcanzado unos 99 muertos mientras que los cuerpos de rescates luchan contra el tiempo para encontrar a casi 200 personas desaparecidas.

En América Latina hay decenas de volcanes activos, pero algunos de ellos son especialmente peligrosos ejemplo vivo la recién erupción del volcán de Fuego en Guatemala. Los Volcanes pueden estar en constante actividad o por su potencial destructivo en caso de una erupción mayor

Algunos Volcanes parecen gigantes dormidos, aunque de vez en cuando despiertan y ponen en alerta a las poblaciones locales. En la lista de volcanes potencialmente peligrosos hay también latinoamericanos a continuación dicto algunos de ellos:

El Popocatépetl, México, Con sus 5.452 metros de altura, es uno de los dos volcanes más activos, y por tanto más monitoreados, de México.

También conocido como “Popo” o “Don Goyo” está situado entre los estados de Puebla, Estado de México y Morelos, unos 70 km al sureste de la Ciudad de México, y una erupción mayor podría afectar unos 25 millones de personas.

Desde 1994 empezó una fase de actividad con emisiones de lava y explosiones de ceniza.

En 2016 una nube de ceniza de 3 km de altura puso en alerta al estado de Puebla.

El volcán de Colima, México, Es considerado el volcán más activo de México, y en los últimos años ha expulsado humo y material incandescente en varias ocasiones.

Con 3.280 metros de altura, se ubica en los límites de los estados de Jalisco y Colima.

En 2015 y 2016 su actividad, con una intensa nube de cenizas, obligó a evacuar a comunidades vecinas.

El volcán Turrialba, Costa Rica, El volcán Turrialba está ubicado en el centro del país, a unos 60 kilómetros de San José.

En septiembre de 2016 tuvo la erupción más grande de las últimas décadas, esparciendo una nube de ceniza por las localidades aledañas.

Desde ese momento ha presentado numerosas expulsiones de cenizas, gases y material incandescente.

El Galeras, Colombia, Situado en el departamento de Nariño, se considera el volcán más activo de Colombia.

En una erupción en 1993, mató a un grupo de científicos y turistas que estaban dentro de su cráter cuando estalló.

Durante los últimos años ha mantenido una actividad constante, con explosiones pequeñas y expulsión de ceniza y humo ocasional.

El Nevado del Ruiz, Colombia, Es otro de los volcanes más activos de Colombia y, según el Servicio Geológico Colombiano presenta actividad sísmica regular, así como emisiones de ceniza.

El Nevado del Ruiz, de 5.364 metros y en la zona cafetera del país, causó en noviembre de 1985 la peor tragedia natural de la historia colombiana tras una erupción que mató a más de 25.000 habitantes de la población de Armero.

Cotopaxi, Ecuador, El volcán Cotopaxi, de 5.897 metros de altura, se sitúa a unos 50 kilómetros al sur de Quito, la capital del país.

Aunque su última gran erupción tuvo lugar en 1887, en 2015 lanzó grandes nubes de cenizas y puso en alerta al país.

Desde entonces, es uno de los volcanes más monitoreados de la región. Tungurahua, Ecuador, El Tungurahua tiene 5.019 metros de altura y está ubicado a unos 180 kilómetros al sur de Quito.

Se mantiene activo desde 1999, alternando períodos de relativa calma con otros de mayor intensidad.

Ubinas, Perú, Es el volcán más activo de Perú situado en el departamento de Moquegua, al sur del país y es vigilado constantemente por el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet)

Entre 2006-2009 registró su último período de alta actividad, con explosiones moderadas y expulsión de ceniza y humo. Los gases tóxicos emanados durante las explosiones causaron daños importantes en las plantaciones cercanas.

A unos 70 km de este volcán se encuentra la ciudad de Arequipa, con cerca de un millón de habitantes, así como muy importante infraestructura cercana.

Villarrica, Chile, En Chile se calcula que, aproximadamente, hay cerca de 95 volcanes activos.

El de Villarrica, de 1.847 metros de altura y situado en la región de Araucanía, en una zona turística al sur del país, se considera uno de los más activos del país.

Tras 15 años sin registrar actividad importante, entró en erupción en marzo de 2015, arrojando ceniza y lava a más de 1.000 metros de altura y causando la evacuación de las comunidades aledañas.

Calbuco, Chile, Tras cuatro décadas de calma, el volcán Calbuco, en el sur de Chile, entró en erupción de forma inesperada en 2015.

La columna de cenizas que escupió el cráter del volcán obligó a las autoridades a declarar alerta roja y a evacuar a más de 4.000 personas.