Connect with us

Noticias Nacionales

Honduras gana primer lugar en concurso de Robótica en Dubái

Estudiantes del departamento de Intibucá, retornaron al país, luego de su participación en las olimpiadas de robótica del First Global Challenge, en Dubái.

Las olimpiadas de robótica, se realizaron del 24 al 27 de octubre y tenían como tema las ʺOportunidades del Océanoʺ, donde participaron 200 países a nivel internacional.

Alumnos del Instituto Polivalente del municipio de la Concepción junto a los alumnos del Instituto Santo Tomas de Aquino de Camasca, Intibucá, tuvieron su trayectoria en competencia robótica.

Yahir Gómez, uno de los estudiantes que representó a los hondureños, compartió que ésta ʺfue una experiencia maravillosa, no tengo palabras para describirlo, todo lo que vivimos, luchamos y nos esforzamos para construir el robot y llegar a concursarʺ.

Los jóvenes fueron galardonados en la categoría no técnica, ganando el premio a Mejor Historia y Mejor Trayectoria en la construcción del robot.

El robot impulsado por cinco estudiantes, en compañía de cuatro maestros, tenía como principal función, recolectar bolas micro-contaminantes para luego lanzarlas y lograr los niveles más altos.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Noticias Nacionales

Mirtha Colón, más de 50 años de lucha por los garífunas desde EEUU

Por: Especiales Proceso Digital

Tegucigalpa – Acaba de cumplir 70 años, 52 de ellos viviendo en Estados Unidos, el país que la acogió y desde donde emprendió su lucha en favor de los migrantes, de los enfermos de VIH-Sida y de su comunidad afrodescendiente. Mirtha Colón le abrió su corazón a Proceso Digital y en una distendida plática rememoró las grandes gestas que ha emprendido en la defensa de los derechos humanos.

– Expresó estar contenta con el grupo de afrodescendientes que participó en las elecciones pasadas, pero los instó a no conformarse y seguir empujando cambios para sus comunidades.

– “La comunidad negra en Honduras no puede estar en buenas condiciones, si el resto del país no los está; el resto del país no puede estar bien si las comunidades negras no lo están, entonces nos necesitamos todos para trabajar juntos”, dijo.

Funge como presidenta de la Organización Negra Centroamericana (Oneca) y la Fundación Hondureños Contra el Sida, además de encabezar la Alianza Américas que concentra más de 55 organizaciones, la mayoría de México.

Funge como presidenta de la Organización Negra Centroamericana (Oneca).

En la plática comenzó reflexionado: “En estos momentos nos ven como uno de los países más pobres y más corruptos del mundo, pero es nuestro y si es nuestro veamos qué podemos hacer para levantarlo”.

Paradójicamente tiene el apellido del explorador europeo que se convirtió en el primero en llegar a América -Cristóbal Colón- y aunque la entrevistada no hace alarde de sus gestiones por el país, es considerada como una gran hondureña, defensora de los derechos humanos que ha participado en muchas acciones internacionales centradas en la lucha contra la discriminación racial y otras formas relacionadas de intolerancia.

Mirtha nació en Trujillo, Colón el 10 de abril de 1951, hace 70 años, se crió en La Ceiba, donde permaneció hasta los 17 años.

Llegó a Estados Unidos en 1969 por medio de su hermana, quien había dejado a sus hijos en Honduras, luego los pidió y los menores ingresaron con residencia, pero Mirtha Colón tuvo que acogerse como estudiante.

Recuerda que de niña lloraba porque no podía pagar los seis lempiras mensuales que cobraban en el colegio Manuel Bonilla, fue así que decidió irse a EEUU.

Pronto tuvo que retornar a Honduras y en 1970 volvió al país del norte para quedarse definitivamente.

Colón es viuda y tiene dos hijos. Reside en El Bronx, New York.

Ya en las tierras norteamericanas logró culminar la secundaria e ir a la universidad. Tiene una Maestría en Trabajo Social de la Universidad de Fordham en la ciudad de Nueva York y cuenta con más de 30 años de experiencia trabajando con niños y adolescentes en salud mental y psicoterapia.

Tuvo dos hijos en EEUU, los que estudian y le siguen sus pasos. Su esposo falleció hace unos años. Residen en el condado de El Bronx en el estado de New York, donde se estima residen 300 mil hondureños.

Reveló que constantemente viaja a Honduras como parte de las acciones en pro de la comunidad garífuna, aunque lamentó que “en los viajes antes de la pandemia a las áreas donde crecí no me encontré con ningún conocido porque en su mayoría han emigrado y otros simplemente ya fallecieron”.

Agregó que en sus recientes viajes únicamente pernoctaba en La Ceiba, pero ahora suele también ir a Trujillo porque se siente en ambiente en esa zona del Caribe hondureño.

Recién estuvo tres semanas en Honduras durante las anteriores vacaciones de fin de año.

Mirtha Colón relató que no solo sigue de cerca lo que ocurre en Honduras, también lo que pasa en toda Centroamérica. Fue una de las iniciadoras, a inicios por la década de los 90, de la Fundación Hondureños Contra el Sida y de la Organización Negra Centroamericana (Oneca).

“Seguimos de cerca lo que pasa con el VIH en nuestras comunidades en Honduras y toda Centroamérica. Hemos trabajado la temática en Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y Belice, al igual hemos contribuido con muchos otros programas a través de la Organización Negra Centroamericana”, manifestó.

Explicó que desde su trinchera empuja acciones a favor de las comunidades garífunas hondureñas, los migrantes centroamericanos y mexicanos.

Juramentación de la Junta Directiva de Oneca (Organización Negra Centro Americana) en Triunfo de La Cruz en 2014, donde se me elige por primera vez a la Presidencia de ONECA. Aquí aparecen representantes de casi todos los países de Centroamérica Negra: Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, Belice, Honduras y Estados Unidos.

Defensa de migrantes

Asimismo, integra la Organización Alianza Américas que lucha por los derechos de los inmigrantes en EEUU.

Alianza Américas es una potente organización nacional en los Estados Unidos que tiene sus raíces en las comunidades de inmigrantes latinos y trabaja tanto a nivel nacional como transnacional para crear una forma de vida inclusiva, equitativa y sostenible.

“Además de trabajar el tema de migración aquí en Estados Unidos, a través de esa organización, nosotros lo hemos llevado tanto a Centroamérica que viajamos bastante a Honduras, Guatemala, El Salvador. También pertenecemos a otras organizaciones internacionales que abogan por el tema de la migración”, explicó.

La entrevistada desglosó que preside la Alianza Américas que es integrada por más de 55 organizaciones, en su mayoría mexicanas y otras con representación en 14 estados de la Unión Americana.

Dijo que tras el paso de las tormentas Eta y Iota, en noviembre pasado, como organización han abogado por un TPS para los nuevos inmigrantes y de igual manera para los que ya estaban acogidos al Tratado de Protección Temporal.

“Hemos pedido por igual el DACA para lograr residencia permanente para los que están acá y que se han acogido en estos programas migratorios”, expresó.

Lucha por enfermos de VIH

La hondureña no escondió que una de las cosas que más le apasiona es poder hacer algo por los enfermos de VIH que viven en las comunidades garífunas rezagadas.

“Hemos hecho gestiones ante el Comisionado Nacional de Derechos Humanos por nuestros compatriotas infectados con VIH. En 1990 arrancamos el proceso del reconocimiento de los afrodescendientes en el país, para eso hicimos muchas gestiones mundiales y para ello asistimos a Chile, Suiza, Sudáfrica y otros país”, contó.

Es así -cita Mirtha Colón- que mediante este movimiento de todos estos negros, donde tuve la oportunidad de participar, surge lo que hoy se conoce  como la declaración de las Naciones Unidas sobre el decenio internacional de los afrodescendientes, que es reconocimiento en el ámbito de desarrollo y justicia.

Mirtha Colón con Epsy Campbell Barr, vicepresidenta actual de la Republica de Costa Rica; Celia Moreno Rojas (izquierda), Secretaria de Derechos Humanos de ONECA; y la doctora Johanna Bermúdez (derecha), diputada hondureña.

En los últimos 19 años se logró, mediante la Organización Hondureños contra el Sida, un centro llamado Casa Yurumein, para atender garífunas de Centroamérica y EEUU. Allí se ofrecen cursos en idioma garífuna, historia, arte, espiritualidad garífuna, cocina y costura. En ese centro “se busca ayudar a los expatriados a mantener sus raíces”.

Tras la pandemia, nació la idea para que la población de las comunidades garífunas retomen la siembra en sus huertos familiares.

“Estamos apoyando ahora mismo para que la gente regrese a sembrar, los estamos motivando para que lo hagan dentro de sus solares para levantar huertos. Tenemos cuatro proyectos: uno en Trujillo, otro en Corozal y dos en Sambo Creek. Esta gente recibe apoyo financiero y mediante granos que les enviamos desde acá”, refirió Colón.

Sus contrapartes en Honduras

Consultada sobre si se puede hacer mucho por el país desde afuera de el, respondió que cuando estaba el problema de las tierras en las comunidades garífunas, ella hacía sus gestiones en EEUU y a la par, Céleo Álvarez Casildo lo hacía en Honduras.

Mirtha Colón relató que pese a estar retirada, trabaja fuertemente con el mismo vigor como cuando era una adolescente.

Más de 50 años de lucha tiene en su haber Mirtha Colón.

Trabaja estrechamente con la Organización de Desarrollo Étnico Comunitario (Odeco), EcoSalud en Corozal, con Humberto Castillo en San Pedro Sula, Roy Guevara en Tegucigalpa, la Organización Nuevo Amanecer en Trujillo, Esther Vargas como representante de Hondureños contra el Sida en San Pedro Sula y muchos otros grupos en Honduras.

La comunidad negra en Honduras dijo que ronda entre el siete y ocho por ciento de la población, las mismas estadísticas que aporta el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) de Honduras.

Vida de homenajes

En 2019, Mirtha fue una de las mujeres pioneras locales honradas por el congresista José Serrano en su celebración anual del Mes de la Historia de la Mujer. También fue honrada durante la Celebración de la Herencia Hispana organizada por el Contralor de la Ciudad de Nueva York Scott M. Stringer.

La hondureña figura en la edición de 2016 de los líderes africanos contemporáneos más influyentes de la diáspora.

Aunque su vida ha recibido homenajes, Colón dijo en forma modesta que le cuesta recibir los reconocimientos. “Me gustaría hacer más por nuestras comunidades y nos quedamos cortos, es por eso que me cuesta recibir un homenaje cuando a la par hay mucho por hacer por nuestros compatriotas. Cuando me dan un reconocimiento no queda más que recibirlo, pero el trabajo sigue siendo grandísimo por hacer”, abundó.

Tiene innumerables reconocimientos en su trayectoria de defensa de DDHH.

La lideresa hondureña en el exterior, señaló que trabaja en formar nuevos cuadros para que sigan el trabajo para las comunidades más desposeídas de Honduras.

Igualmente dijo que cuando muera desea ser enterrada en Estados Unidos. “Todo migrante aspira a volver a su patria, pero en mi caso con todo lo que he vivido, no creo aspirar retornar a vivir al país, si me toca que ando de paseo por Honduras y muero pues que me entierren allá”, externó.

Pobreza de las comunidades

La entrevistada dijo que pese a que se cumplirán 224 años de la llegada de los negros a Honduras, cuando éstos arribaron lo hicieron en condiciones deplorables, porque llegaron de la misma forma que fueron sacados de su país.

“Desde que tengo uso de razón, cuando nace mi abuela después de los 100 años, después de la llegada, había abundancia en las comunidades particularmente en cuanto a la comida y sabiduría espiritual, sin embargo pienso que comparado con lo que es ahora mucho de eso lo hemos perdido, y es ahí donde viene la pobreza de nosotros”, desglosó.

La defensora de derechos humanos abogó para que se retorne a la siembra en las comunidades garífunas. Llamó a generar espacios ciudadanos para que todos se acepten sin distingos de ningún tipo y así empoderar a las familias.

“La ruta que tenemos que seguir es la de nuestros ancestros que no eran egoístas y se apoyaban unos a otros. No debemos descansar para recuperar lo que hemos perdido. Hay mecanismos internacionales que podemos utilizar porque tenemos todos los derechos como hondureños que somos”, puntualizó.

Afrodescendientes en política

La hondureña se mostró complacida con la marcada participación de los afrodescendientes en las elecciones primarias del pasado 14 de marzo.

Dijo que aunque muchos no llegaron a conseguir sus propósitos, lo importante por ahora era participar y abrirse espacios.

Calificó la participación en política como “un juego de ajedrez” que hay que saber interpretarlo.

“Nos podemos sentar en la mesa, pero eso no significa mayor cosa. Tenemos que aprender cómo hacerlo y saber por qué lo hacemos. La comunidad gana porque logra tener representantes desde la gestión política”, interpretó.

Colón se ha parado en estrados de alta investidura.

Abogó que el trabajo es urgente, no solamente para las comunidades garífunas, sino para todos los lugares más recónditos del país.

Concluyó afirmando: “Como hondureños tenemos que seguir trabajando por el país y nuestros compatriotas. Escuchamos todo lo malo que se dice de Honduras y por supuesto que lloramos, pero estamos desde este otro lado pendiente para apoyar y levantar la nación. Aspiramos a que las cosas sean mejores no solo para las comunidades garífunas, sino para todos los hondureños. La comunidad negra en Honduras no puede estar en buenas condiciones, si el resto del país no lo está; el resto del país no puede estar bien si las comunidades negras no lo están, entonces nos necesitamos todos para trabajar juntos”. (JS).

Continue Reading

Noticias Nacionales

Mes de la Herencia Africana en Honduras 2021

Por José Francisco Ávila 

Bienvenidos al Mes de la Herencia Africana en Honduras 2021. Cada año, los afrodescendientes celebran el mes de abril de cada año como el “Mes de la Herencia Africana en Honduras” y conmemoran el 12 de abril como el 223 ° aniversario del asentamiento garífuna en la isla de Roatán, Honduras el 12 de abril de 1797. Además, el 24 de abril conmemora el 196 aniversario de la abolición de la esclavitud en Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Honduras el 24 de abril de 1824.

Las personas afrodescendientes llegaron a Honduras en cuatro olas diferentes:

  1. Los primeros africanos llegaron en 1540 para reemplazar el grupo de mano de obra indígena esclavizada en rápido declive, especialmente en las minas de plata, que resultaron más prometedoras que las de oro.2. La segunda corriente importante de africanos fue traída por colonos británicos. Llegaron a la Bahía de Honduras en los años 1600 y 1700 para realizar trabajos de plantación y extracción de recursos naturales. Muchos de estos se mezclan con los miskitos.

    3. Los caribes negros o Garífunas son los descendientes de la población de ascendencia  africana caribes arahuacos de la isla caribeña de San Vicente que fueron transferidos por la fuerza a la isla de Roatán en la costa hondureña el 12 de abril de 1797.

    4. Negros de habla inglesa (Como los describe el Censo de Honduras), llegaron durante la era colonial. Estas fueron personas libres que emigraron a las islas de la Bahía en la década de 1840 y se asentaron en la ciudad de La Ceiba en 1870.

    Abolición de la esclavitud en América Central

    El 24 de abril de 1824, la Asamblea Nacional Constituyente declaró la manumisión de todas las personas esclavizadas, derecho que quedó consagrado en el artículo 13 de la Constitución de la República Federal de Centroamérica: Todo hombre es libre en la República. No puede ser esclavo el que se acoja a sus leyes, ni ciudadano el que trafique en esclavos.

José Simeón Cañas, héroe de la independencia de El Salvador nacido en Zacatecoluca, es considerado el libertador de esclavos en Centroamérica cuando solicitó la abolición de la esclavitud a la Asamblea Nacional Constituyente de las Provincias Unidas de Centroamérica

Decreto número 70-96 Día de la etnia negra hondureña
El 5 de agosto de 1996, el periódico oficial hondureño La Gaceta publicó el Decreto Legislativo Número 70-96, cuyo texto dice: “El Congreso Nacional

CONSIDERANDO: Que el 12 de abril de 1997, Honduras acogió en su seno a un contingente aproximadamente 5,080 Garifunas procedentes de la Isla de San Vicente, archipiélago de Las Antillas.

CONSIDERANDO: Que el próximo año de 1997, la comunidad Garífuna estará cumpliendo doscientos (200) años de presencia en Honduras.

CONSIDERANDO: Que tales acontecimientos históricos le imprimieron un nuevo componente cultural a los pueblos de la Costa Norte de honduras; motivo que justifica perpetuar su memoria a fin de que la población Garifuna se sienta integrada plenamente al seno del país que acogieron como patria para su descendencia.

POR TANTO, DECRETA:

ARTICULO 1.-Declárase el día 12 de abril de cada año, a partir de 1997 “DIA DE LA ETNIA NEGRA HONDUREÑA” en memoria a la fecha de su arribo a Honduras de la comunidad Garifuna.

ARTICULO 2.- Declárase el año 1997 “AÑO DEL BICENTENARIO GARIFUNA”, en conmemoración a los 200 años de la presencia Garifuna en el territorio nacional.

ARTICULO 3.- El presente Decreto entrara en vigencia a partir de la fecha de su publicación en el Diario Oficial “La GACETA”.

Dado en la ciudad de Tegucigalpa, Municipio de Distrito Central, en el Salón de Sesiones del Congreso Nacional, a los 30 días del mes de mayo de mil novecientos noventa y seis.

CARLOS ROBERTO FLORES FACUSSE
PRESIDENTE

ROBERTO MICHELETTI BAIN
Secretario

SALOMON SORTO DEL CID
Secretario

Al Poder Ejecutivo

   Por Tanto: Ejecútese.
Tegucigalpa, M.D.C., 17 de junio de 1996.

CARLOS ROBERTO REINA IDIAQUEZ
Presidente Constitucional de la República

El Secretario de Estado en el Despacho de Cultura.
RODOLFO PASTOR FASQUELLE.

Mes de la Herencia Africana en Honduras 

El día 24 de Diciembre de 2002, El Diario oficial La Gaceta publicó el Decreto Legislativo Número 330-2002 cuyo texto dice: “El Congreso Nacional, Considerando: Que mediante Decreto No. 70-96 de fecha 30 de mayo de 1996, se declaró el 12 de abril de cada año como el “Día de la Etnia Negra Hondureña”. [1]

Considerando: Que la presencia y cultura africana se remonta desde las primeras décadas del siglo XVI; sin embargo sus aportes a la sociedad hondureña y a nuestra cultura han sido reconocidos en forma muy limitada.

Considerando: Que se hace necesario emprender acciones más sistemáticas que contribuyan a difundir y conocer los aportes de la herencia y cultura africana a la sociedad y cultura hondureña.

POR TANTO, DECRETA, ArticuloDeclarar el mes de abril de cada año como el “Mes de la Herencia Africana en Honduras. 

Artículo 2. Durante el Mes de la Herencia Africana en Honduras, se procurará realizar jornadas culturales, de diversa índole para dar a conocer las riquezas de la cultura africana, sus aportes al desarrollo de la sociedad y cultura hondureña…

Continue Reading

Noticias Nacionales

Sentencia dictada a Tony Hernández es igual a la del ‘Chapo’ Guzmán

Tony' Hernández fue sentenciado este martes en un tribunal de Nueva York a cadena perpetua más 30 años de prisión

La sentencia dictada a cadena perpetua más 30 años de prisión al exdiputado hondureño, Juan Antonio “Tony” Hernández, hermano del presidente de Honduras, se asemeja a las sentencias recibidas a otros ciudadanos de Honduras acusados de narcotráfico en Estados Unidos, incluso a la del Chapo Guzmán, narcotraficante mexicano.

La condena de por vida dictada este martes por el juez de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Kevin Castel, al narcotraficante hondureño, Tony Hernández, la recibió también el capo mexicano, Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien cumple dicha sentencia en un prisión en el Estado de Colorado, EEUU.

Guzmán fue sentenciado a cadena perpetua más 30 años de prisión el 17 de julio de 2019 por cargos relacionados con el narcotráfico, era el líder del cartel de Sinaloa y los fiscales lo acusaron de ingresar toneladas de cocaína a territorio estadounidense.

Por: LaPrensa HN

Continue Reading

Noticias Nacionales

Un mal panorama para Juan Orlando Hernández en Estados Unidos

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en 2019Credit...Jorge Cabrera/Reuters

Recibió maletines llenos de dinero. Celebró reuniones clandestinas con narcotraficantes en una fábrica de arroz. Intentó invertir en un laboratorio de cocaína. Prometió inundar Estados Unidos de drogas. Y todo esto lo hizo mientras se postulaba al cargo más alto de Honduras.

Estas fueron algunas de las acusaciones que se hicieron sobre el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en un tribunal federal de Nueva York este mes.

Hernández, quien ha negado repetidamente cualquier asociación con narcotraficantes, no estaba siendo juzgado en el caso y no ha sido acusado de ningún delito. Más bien, Geovanny Fuentes Ramírez, ciudadano hondureño, era el acusado; él fue condenado el lunes por todos los cargos, que incluyen conspiración para el tráfico de cocaína y posesión de armas.

Pero las pruebas presentadas en el tribunal durante dos semanas proporcionaron una punzante evaluación del presidente, cuyo fracaso en la construcción de un Estado de derecho y una economía robusta por parte del gobierno ha contribuido a que cientos de miles de ciudadanos desesperados emigren en los últimos años, la mayoría de ellos tratando de llegar a Estados Unidos.

Además de sumarse a un creciente cúmulo de pruebas reunidas por los fiscales federales en los últimos años que presentan a Hernández como un actor clave en la industria del narcotráfico en Honduras.

Los procedimientos han llevado a los analistas a creer que los cargos formales contra el propio Hernández no están lejos.

“Es un clavo más en su ataúd”, dijo Eric L. Olson, director de políticas de la Fundación Internacional de Seattle y experto en América Latina. “Pero más que lo que esto significa para Juan Orlando, esto envía otro mensaje al pueblo de Honduras de que no hay futuro para ellos, y de qué sirve quedarse ahí”.

El remolino de acusaciones de corrupción en torno a Hernández lleva años acumulándose.

En 2017, los observadores internacionales documentaron numerosas irregularidades en su elección para un segundo mandato, lo que provocó semanas de protestas violentas en todo el país. La oposición también dijo que no debería haber estado en la boleta electoral en primer lugar, y argumentó que Hernández había llenado injustamente la Corte Suprema con sus partidarios, que luego eliminaron la prohibición constitucional a la reelección.

Más recientemente, los fiscales federales de Estados Unidos han tratado de demostrar que el presidente construyó una relación simbiótica con los narcotraficantes que proporcionaron apoyo financiero para su ascenso político a cambio de protección contra procesos judiciales.

En 2019, Hernández figuró como un “coconspirador” no nombrado, pero claramente identificable en el procesamiento de su hermano, Tony Hernández, quien fue condenado en un tribunal federal de Nueva York por cargos de narcotráfico y que será sentenciado la próxima semana.

Estas acusaciones formuladas por los abogados del gobierno estadounidense a lo largo de los años han supuesto un contraste evidente con el continuo apoyo político de Estados Unidos a Hernández, nombrándose a sí mismo como un socio dispuesto a colaborar en el esfuerzo por frenar el flujo de migrantes hacia la frontera entre México y Estados Unidos.

En su testimonio durante el juicio de este mes, Devis Leonel Rivera Maradiaga, quien alguna vez dirigió una violenta banda de narcotraficantes llamada Los Cachiros, declaró que en 2012 entregó 250.000 dólares en efectivo a Hernández —transfiriéndolos a través de la hermana del presidente, Hilda Hernández— a cambio de la promesa de que no sería detenido ni extraditado a Estados Unidos. Hernández, en ese momento, se postulaba a la candidatura presidencial de su partido.

Otro testigo, un contador hondureño que declaró con el pseudónimo de José Sánchez, dijo que fue testigo de cómo Hernández aceptaba sobornos de Fuentes y negociaba el acceso al laboratorio de cocaína del narcotraficante durante reuniones en las oficinas de Graneros Nacionales, el mayor productor de arroz de Honduras.

“No podía creer lo que veía”, dijo Sánchez sobre un encuentro en 2013, cuando Hernández se presentaba como candidato a la presidencia por su partido. “Veía al candidato presidencial reunirse con un narcotraficante”.

Sánchez relató que en esas reuniones Hernández recibió dos veces sobornos de dinero en efectivo metidos en maletines: uno con 15.000 dólares y el otro con 10.000 dólares. El contador dijo que se encargó personalmente de contar el dinero en efectivo: billetes de 20 dólares envueltos en ligas elásticas.

Sánchez, quien huyó del país y ha pedido asilo en Estados Unidos, también dijo que escuchó a Hernández asegurar a Fuentes que planeaba cancelar el tratado de extradición con Estados Unidos, haciendo a sus socios “intocables”.

“Luego tomó un sorbo de su bebida”, dijo Sánchez sobre Hernández. “Y dijo: ‘Vamos a meter la droga en las narices de los gringos, y nunca se van a enterar’”.

Un fiscal dijo durante las declaraciones finales que la relación entre Fuentes y Hernández era tan importante para ambos que Fuentes siguió sobornando al presidente a cambio de protección hasta 2019.

Las pruebas presentadas durante el juicio y la “disposición” de los fiscales “a aludir explícitamente a su culpabilidad, sugieren que Hernández está muy en la mira del gobierno”, dijo Daniel Richman, profesor de la Escuela de Derecho de Columbia.

Hernández ha negado las acusaciones de corrupción formuladas contra él, y ha argumentado que los testimonios en el caso Fuentes, al igual que en el juicio de su hermano, proceden de testimonios falsos que intentan castigarlo por sus esfuerzos para limpiar Honduras del narcotráfico.

Momentos después de que el jurado emitiera su veredicto el lunes, Hernández fue a Twitter para defenderse, y citó lo que llamó una “reducción sin precedentes del 95 por ciento” en el tráfico de drogas en Honduras.

El juicio se desarrolló en Honduras con el telón de fondo de las campañas presidenciales y parlamentarias, que han puesto de relieve hasta qué punto la corrupción abruma al sistema político. Varios de los candidatos que compitieron en las primarias del 14 de marzo estaban siendo investigados o eran sospechosos de corrupción. Y aunque todavía se están contando los votos, el favorito para ser el candidato del Partido Liberal, uno de los dos principales partidos políticos de Honduras, salió de una prisión estadounidense en agosto tras cumplir tres años de condena por lavado de dinero.

El hermano de Fuentes, Cristhian Josué Fuentes Ramírez, a quien los fiscales también han acusado de narcotráfico, es candidato al Congreso.

Pero la corrupción está tan arraigada en la sociedad, y Hernández es tan ampliamente despreciado por los hondureños, que las últimas acusaciones contra él probablemente tendrán poco impacto en su ya dañada reputación o en el funcionamiento del gobierno, según los analistas.

“Uno pensaría que se vería perjudicado por estas acusaciones, pero hay tantas sombras sobre la legitimidad de su presidencia y aún así ha podido mantener el cargo”, dijo Charles Call, profesor asociado de paz y resolución de conflictos en la American University de Washington.

Hernández, dijo el profesor, ha sido capaz de consolidar el poder en el gobierno, entre otras cosas, destituyendo a los jueces de la Sala Constitucional de la Corte Suprema y sustituyéndolos por sus aliados.

Él y su partido han sido capaces de controlar “todos los órganos principales del gobierno”, dijo Call, quien dirigió un equipo de investigadores que supervisó una comisión anticorrupción hondureña antes de que el presidente la disolviera. “Eso es lo que le permite sobrevivir a pesar de esta larga evidencia de participación en actividades delictivas”.

Tras el veredicto de esta semana, los hondureños expresaron una sensación de cansancio con el tipo de corrupción que había salido a la luz durante el caso, y un cinismo generalizado de que algo fuera a cambiar en el país como resultado.

“No vivimos en un Estado de derecho”, dijo Edwin Kelly, de 35 años, un analista de datos de La Ceiba, Honduras.

Las revelaciones del juicio podrían impulsar aún más a los migrantes hacia Estados Unidos.

El impulso para el creciente número de migrantes que abandonan Honduras en los últimos años ha incluido una serie de factores, como la inseguridad y la pobreza, dijo Olson, de la Fundación Internacional de Seattle.

“Pero hay una metahistoria, que es el fracaso del gobierno”, dijo. “Tenemos que dar a la gente de Centroamérica una sensación de esperanza. Y eso comienza con la lucha contra la corrupción y el fin de este ridículo robo del futuro de los hondureños”.

Por Emily Palmer y Kirk Semple – NYTimes

Continue Reading

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 4.235 suscriptores

QUÉDATE EN CASA

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Sígueme en Twitter