Kairos del Shaddai / Mi presencia irá Contigo

69
Publicidad

Muchas veces caminamos por la vida pensando que estamos solos, y sentimos esa gran necesidad de compañía, del calor humano de conversar, o compartir con alguien.

Aun rodeado de muchas personas, en ocasiones se siente esa soledad. Y qué decir al regresar a la casa, si no hay una buena relación familiar, o en donde hay poca comunicación, o si se vive sin alguien que comparta ese espacio con uno, que es el hogar donde se habita.

Esto trae muchas veces como resultado una serie sensaciones, provocando cierta inestabilidad emocional; sintiéndose aislado, solitario, depresivo, no logra conciliar el sueño, ansioso, turbado, entre otras sensaciones.

Pero es bueno recordar que hay un Dios que te dice: Mi presencia ira contigo, y yo te daré descanso. Y Él respondió: Mi presencia irá {contigo}, y yo te daré descanso. Éxodo 33:14

Esa es la promesa de Dios para tu vida, estar contigo, acompañarte en todo tu camino, fortalecerte, animarte y ayudarte a seguir adelante. Además te dice “Aunque tu padre o tu madre te dejaren, mas con todo Jehová te recogerá”.

Aunque mi padre y mi madre me dejaran, Con todo, Jehová me recogerá. Salmos 27:10
Es una hermosa y poderosa promesa. En esos momentos en que la soledad quiera amedrentarte, atemorizarte o turbar tu paz; recuerda que hay una Dios que te ama, que está con sus brazos abierto esperando que te refugies en El, que le busques y te escondas en su Santa y Poderosa Presencia, en donde encontrarás todo lo que necesitas, para tener una vida renovada, llena de amor y poder disfrutar de su presencia, de sus consejos, su guianza y su bendición sobre ti.

Recuerda El es el refugio de vida eterna y ha prometido estar contigo todos los días de tu vida; pero debes buscarle con un corazón humilde y reconociendo tus faltas, tus debilidades, tus necesidades, tus errores; y El se encargará de fortalecerte en tus debilidades, de perdonar tus faltas, a corregir esos errores y hacer una mejor versión de ti, trayendo mejoras continuas a tu vida e impulsándote a lograr mayores y mejores logros para tu vida.

Es importa recordar lo que dice El Señor Jesús: Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. (Juan 15:9). Debemos Refugiarnos siempre en ese amor, leer la biblia y empoderarnos de la Palabra de Dios, la cual es ponderosa y traen grande transformación a nuestras vidas.

Dios les bendiga

Publicidad