Connect with us

Noticias Internacionales

La capital de Venezuela está viviendo un auge. ¿Ya acabó la revolución?

CARACAS — Mientras bailaban con la música de un DJ y bebían cócteles en la terraza abierta de un bar junto a la montaña, unos adolescentes de escuelas privadas que usaban zapatillas deportivas Prada y bolsos de Chanel miraban hacia las barriadas de Caracas, la capital de Venezuela, que se extiende por el valle.

En las zonas más pobres, ubicadas en las afueras de la ciudad, los residentes continúan luchando contra la escasez de agua y la desnutrición. Y más allá, en la zona rural, Venezuela colapsa y los venezolanos no tienen acceso a los servicios más básicos, como la electricidad y la presencia de los cuerpos policiales.

Pero, en los últimos meses, los vecindarios más ricos de la capital han experimentado un sorprendente auge económico.

Los centros comerciales, que hace seis meses lucían abandonados, ahora están llenos de gente, y las camionetas importadas recorren las calles. Restaurantes y bares nuevos están apareciendo cada semana en las zonas más prósperas de la ciudad, con sus mesas llenas de empresarios extranjeros, caraqueños a la moda y personas vinculadas al gobierno.

“La gente está cansada de sobrevivir”, dijo Raúl Anzola, gerente del 1956 Lounge & Bar, que organizó la fiesta. “Quieren gastar. Quieren vivir”.

Casi de la noche a la mañana, Nicolás Maduro, el líder autoritario del país, ha logrado que eso sea posible, pero solo para algunos.

Con la economía del país destruida por años de mala administración y corrupción, y luego llevada al borde del colapso por las sanciones de Estados Unidos, Maduro se vio obligado a disminuir las restricciones económicas que alguna vez definieron su gobierno socialista y proporcionaron la base de su legitimidad política.

Esas medidas han ayudado a generar cambios en Venezuela de una manera que pocos en Washington o Caracas habrían imaginado, pero que recuerdan a los casos de sus aliados, Cuba y Nicaragua, que en las últimas décadas relajaron las políticas comunistas y permitieron cierta inversión privada ante el colapso económico.

Después de años de nacionalizar las empresas, determinar el tipo de cambio y fijar el precio de los bienes más básicos, una serie de medidas que durante mucho tiempo contribuyeron a la escasez crónica, pareciera que Maduro hizo las paces con el sector privado y ahora lo deja trabajar. Y aunque en general la economía del país sigue contrayéndose, la disminución de las regulaciones ha motivado a las empresas que les ofrecen servicios a los ricos o al mercado de exportación a invertir nuevamente.

Ahora los dólares son aceptados en todas partes, a pesar de las frecuentes denuncias de Maduro acerca de que Estados Unidos son la raíz de todos los problemas de Venezuela. La moneda del país, el bolívar, inútil por la hiperinflación, es difícil de encontrar.

“No lo veo mal […] ese proceso que llaman de dolarización”, dijo Maduro en una entrevista televisiva, refiriéndose a la libre circulación de dólares. “Gracias a Dios existe”.

Ver los anaqueles llenos otra vez también ha ayudado a aliviar las tensiones en la capital, donde la ira por la imposibilidad de cubrir las necesidades básicas ha ayudado a que se desencadenen protestas masivas a lo largo de los años.

En esa nueva economía, los partidarios de Maduro que forman parte de la élite venezolana viven a lo grande con sus negocios y reservas de divisas, que las sanciones de Estados Unidos les impidieron gastar en el extranjero. En el bar 1956, los adolescentes y sus padres bebían champán y hablaban sobre sus próximos viajes en yate.

La transformación también trajo algo de alivio a los millones de venezolanos que tienen familia en el extranjero y ahora pueden recibir y gastar sus remesas en dólares comprando alimentos importados.

Pero ese auge también tiene un costo.

La nueva economía de libre mercado excluye completamente a la mitad de los venezolanos sin acceso a dólares. Esta desigualdad exacerbada, una de las grandes fallas del capitalismo, socava las pretensiones de Maduro sobre preservar el legado de mayor igualdad social dejado por su predecesor, Hugo Chávez, y su “Revolución bolivariana”.

En sus discursos, Maduro continúa promoviendo una visión de Venezuela en la que todos comparten sus recursos, pero la brecha entre la retórica y la realidad es mayor que nunca, dijo Ramiro Molina, economista de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas.

“La lucha por la supervivencia ha obligado a que el gobierno se vuelva pragmático”, dijo Molina. “Solo la narrativa sigue siendo socialista”.

Incluso algunos miembros del partido gobernante calificaron los cambios del gobierno de Maduro como una traición al movimiento de Chávez, que se inspiraba en el socialismo, y su misión de ayudar a los pobres.

“Este es un capitalismo salvaje que borra años de lucha”, dijo Elías Jaua, exvicepresidente de Chávez, quien todavía forma parte de la directiva del Partido Socialista Unido de Venezuela, el movimiento político que apoya a Maduro.

La producción de petróleo, la mayor fuente de divisas del país, se está estabilizando después de caer a los niveles más bajos desde la década de 1940. Esto se debe a que Maduro relajó el control del Estado sobre el sector y ahora impulsa la inversión privada.

Pero en vez de continuar con el fastuoso gasto público que definió a la era de Chávez, ahora hay profundos recortes en los programas sociales. El gasto del gobierno de Venezuela cayó un 25 por ciento el año pasado, según Ecoanalítica, una consultora con sede en Caracas.

Cansadas de esperar el cambio político, las clases altas y medias que se oponen a Maduro han aprovechado los ahorros extranjeros acumulados durante la bonanza petrolera de Venezuela en la década de los 2000, cuando el gobierno otorgó a los ciudadanos miles de millones de dólares a tasas de cambio que estaban muy subsidiadas.

Los venezolanos tenían depósitos en el extranjero por un valor de 136.000 millones de dólares en 2018, según el Banco Central del país. Incluso si se divide equitativamente entre los venezolanos, esta cifra equivale a 4500 dólares por persona. Pero unos pocos venezolanos tenían mucho más que eso.

Los que están más abajo en la escala social dependen cada vez más del dinero enviado por los millones de venezolanos que han emigrado en los últimos años para sobrevivir. Alrededor del 40 por ciento de los hogares venezolanos recibe dinero del extranjero, un total de aproximadamente 3500 millones de dólares al año, lo que se ha convertido en un aporte crucial para mantener a flote la economía de Venezuela, según Molina, el economista.

“El gobierno ha sido capaz de lograr el efecto de la abundancia, y es muy poderoso”, dijo Félix Seijas, director de Delphos, una encuestadora con sede en Caracas. “Trae un cierto alivio que ayuda a reducir la tensión social”.

Pero aproximadamente la mitad de los venezolanos no tiene acceso a dólares. La mayoría vive en las provincias donde, según Delphos, apenas sobreviven gracias a las entregas gubernamentales de moneda local devaluada y alimentos subsidiados. Gran parte de esa comida es importada o empacada por empresarios privados que Maduro alguna vez ridiculizó llamándolos golpistas y parásitos.

Para la mayoría de los venezolanos, las reformas de Maduro solo han logrado un modesto alivio ante la devastación económica sufrida en los últimos años.

Mariely Marín, de 30 años, vende algodón de azúcar en una plaza del centro de Caracas. Ella gana 2 dólares al día, apenas lo suficiente para comprar alimentos pero no para tratarse una enfermedad respiratoria que recientemente le afectó un pulmón.

“Esta es una forma de tapar la realidad”, dijo sobre la multitud de personas que se toman selfis en la plaza iluminada y llena de trabajadores informales que venden palomitas y dulces. “Los que conocieron otra Venezuela entienden que las cosas no están bien. Es obvio que la crisis continúa”.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Noticias Internacionales

Guillermo Lasso: ‘Desde el 24 de mayo me dedicaré a la construcción de un proyecto nacional

Guillermo Lasso, es el virtual presidente electo de Ecuador por un periodo de cuatro años. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Por: elcomercio.com

Guillemo Lasso esperó hasta las 21:00 para salir a agradecer al pueblo ecuatoriano por la votación que lo convierte en virtual presidente electo del Ecuador. Había permanecido gran parte de la jornada de este domingo 11 de abril de 2021 en su domicilio de la vía Samborondón, con su familia y amigos.

“Este es un día histórico en que todos los ecuatorianos han escogido su futuro y el deseo de mejores días para todos”. Así comenzó un discurso cargado de emoción, agradecimientos y de un mensaje de unidad nacional, que duró 20 minutos, en uno de los salones del Centro de Convenciones, en el norte de Guayaquil.

Ahí lo habían esperado sus simpatizantes desde que se cerraron las urnas a las 17:00 y habían recibido con cautela los resultados no oficiales de uno de los ‘exit poll’, a boca de urna, que le daban ventaja en el balotaje.

Lasso cumplió con aparecer en público solo cuando los datos del Consejo Nacional Electoral (CNE) se hubieran consolidado y le dieran un margen superior sobre el otro candidato de la alianza Unes, Andrés Arauz. Con el 98,29% de las actas escrutadas, el postulante de la alianza Creo-PSC tiene 52,49% de los votos nacionales y Arauz 47,51%, según la página web del organismo electoral.

“Gracias por formar parte del Ecuador del encuentro, desde el fondo de mi corazón y ser su presidente”.

“Hoy es un día de celebración, la democracia ha triunfado. Los ecuatorianos han usado su derecho a elegir y han optado por un nuevo rumbo, muy diferente al de los últimos 14 años en Ecuador. Desde el 24 de mayo asumiremos con responsabilidad el desafío de cambiar los destinos de nuestra patria y lograr para todos el Ecuador de oportunidades y de prosperidad que todos anhelamos”.

Recordó que desde hace años “ha soñado con la posibilidad de servir a los ecuatorianos”. Guillermo Lasso, de 65 años, logra un triunfo presidencial en su tercer intento, postuló en el 2013 y en el 2017, cuando llegó a la segunda vuelta y perdió frente a Lenín Moreno.

“Trabajaremos con decisión para que todos los 17 millones de ecuatorianos nos beneficiemos con el cambio de un país democrático, libre, próspero, un país de libertades, un país donde nadie tiene que tener miedo; hoy de noche todos podemos dormir en paz y en calma”.

“Yo no llego con una lista de a quienes perseguir ni ver en la cárcel, yo quiero ver a todos los ecuatorianos libres, que no tengan miedo al Gobierno, que no tengan miedo a disentir con el presidente de la República, que expresen sus opiniones con libertad”.

“Como lo he expresado muchas veces no he entrado a la política para acumular honores ni riquezas, como lo dije ya ni para perseguir a otros ni para ganarle una discusión a nadie, solo me mueve el deseo de servir a todos en especial a los más vulnerables y desde el 24 de mayo, como su presidente, me dedicaré a la construcción de un proyecto nacional que continúe escuchando a todos porque este proyecto será de todos los ecuatorianos”. Lasso enumeró una larga lista de agradecimientos por el triunfo, además de a Dios. A militantes del movimiento Creo, a César Monge, su presidente y su “hermano”; a su equipo de trabajo, y también a Jaime Durán Barba y Santiago Nieto, quienes lo asesoraron en la segunda vuelta, algo que no había sido reconocido públicamente en este tramo de la campaña.

Antes había mencionado el respaldo del PSC a favor de su proyecto político y al liderazgo de Jaime Nebot, quien estaba a su lado, en la tarima, a diferencia de la primera vuelta en que sus aliados no lo acompañaron en el mismo salón. También dio las gracias a los dirigentes de agrupaciones políticas, grupos solidarios e independientes y excandidatos presidenciales que pidieron el voto a su favor.

“Estoy lleno de emoción y la familia es el valor fundamental de la sociedad”. Lasso mencionó el apoyo incondicional de su esposa María de Lourdes Alcívar, sus cinco hijos y sus nietos, quienes han estado a su lado en la campaña.

El presidenciable señaló que trabajará sin descanso para cumplir los compromisos con todos. Mencionó que defenderá los derechos de las mujeres, se preocupará de los derechos de igualdad laboral y de remuneraciones, de las madres solteras y de adolescentes embarazadas. También se refirió a los compromisos adquiridos con los grupos Glbti, para “evitar que sean discriminados, estigmatizado y señalados por su manera de ver la vida”.

Dijo que cumplirá con los artesanos, agricultores, pescadores artesanales, ganaderos, maestros, jóvenes… Y ratificó su oferta de cerrar la Senescyt y que se respetará el derecho de los jóvenes a estudiar lo que desean “no lo que le diga el gobierno”.

Además, señaló que trabajará, desde este lunes 13 de abril de 2021, con su compañero de fórmula, Alfredo Borrero, en el plan de vacunación para el país.

El virtual ganador del balotaje les dijo a los ecuatorianos que, así como han resuelto darle su voto, ahora les pedía que lo sigan acompañando que “logremos cosas juntos, que nada ni nadie nos vuelva a dividir”. Y que “construyamos un país más justo y próspero para todos”.

Al final de su discurso se escuchó el Himno Nacional en el salón del Centro de Convenciones. Luego el papel picado, rojo, blanco y azul, cayó del tumbado, mientras la jornada terminaba en un abrazo con su familia, amigos y simpatizantes.

Andrés Arauz: ‘Tenemos que tender puentes’
“A partir de hoy tenemos que volver a ser un solo Ecuador, un solo Ecuador. ¡Que viva el Ecuador!”, con esas palabras empezó su intervención Andrés Arauz, candidato a la Presidencia por la alianza Unes (afin a Rafael Correa), la noche de este domingo en Quito, al conocerse los primeros resultados oficiales del balotaje.

“En las campañas discutimos y proponemos con convicción y buscamos diferenciarnos. Por supuesto, creemos que representamos y luchamos por ideas y valores distintos. Pero hoy ha llegado el momento de avanzar, tenemos que tender puentes y construir consensos”, señaló Arauz, al reconocer la derrota electoral frente a Lasso.

“Este es un traspié electoral pero de ninguna manera es una derrota política ni moral”, dijo y sorprendió: “Luego de estas declaraciones realizaré una llamada telefónica al señor Guillermo Lasso. Le felicitaré por el triunfo electoral obtenido el día de hoy y le demostraré nuestras convicciones democráticas de poder seguir aportando al desarrollo del país”.

“Nosotros somos un actor responsable y democrático en el Ecuador”, resaltó Andrés Arauz, quien aseveró que velarán porque el Gobierno de Guillermo Lasso vele por los sectores más vulnerables.

La noche de este viernes 11 de abril, Guillermo Lasso dijo en un mensaje de Twitter que conversó por teléfono con Andrés Arauz “para felicitarme por el triunfo de todos los ecuatorianos. Gracias por ratificar tu compromiso con el fortalecimiento de la democracia en nuestro país”.

Más temprano, Arauz al reconocer su derrota en las elecciones de este 11 de abril dijo que, llamaría al nuevo Presidente de la República para felicitarle por el triunfo en las urnas. “Realizaré una llamada telefónica a señor Guillermo Lasso, le felicitaré por el triunfo electoral obtenido el día de hoy, y le demostraré nuestras convicciones democráticas”.

Continue Reading

Noticias Internacionales

¿Por qué QAnon fracasó en Japón?

Pâté

Por Matt Alt
Es escritor, traductor y localizador radicado en Japón que se especializa en adaptar contenido japonés para audiencias globales.

TOKIO — Durante más de 40 años, el principal proveedor de fenómenos oscuros en Japón, la revista Mu, le ha vendido Pie Grande, ovnis y lo oculto a una base de fanáticos voraces. Las civilizaciones alienígenas y la biología del monstruo del lago Ness han sido populares artículos de portada. Una teoría de la conspiración no llega del todo al país sin un visto bueno de la publicación mensual.

Sin embargo, Mu, con casi 60.000 lectores y seguidores, entre ellos un ex primer ministro, un célebre director de anime e ídolos del J-Pop, se contuvo de publicar el artículo obvio sobre la teoría de la conspiración más grande de la era: QAnon.

Ese movimiento llegó a su pico de notoriedad con la irrupción al Capitolio de Estados Unidos en enero y su relato central sin fundamentos se volvió muy conocida durante la pandemia del coronavirus. Sus seguidores están convencidos de que una camarilla de élites adoradoras de Satán y abusadoras de menores controla el mundo y desató la COVID-19 y la tecnología 5G como parte de su plan. QAnon ha encontrado creyentes en más de 70 países, desde madres británicas que se oponen al tráfico infantil hasta manifestantes anticonfinamiento en Alemania e incluso un gurú australiano del bienestar.

Sin embargo, fue un fiasco en Japón, un país que no es ajeno a las teorías conspirativas. Aunque los medios de Occidente lo hayan retratado de otra manera, casi no hay ningún seguidor de Q entre los japoneses y no ha pasado la prueba de los expertos en conspiraciones de la nación. “Es demasiado ingenuo para nuestra base de lectores”, le comentó el mes pasado Takeharu Mikami, editor de Mu desde 2005, al periódico Asahi Shimbun.

Japón ha sido un terreno fértil para el pensamiento conspiratorio desde hace mucho tiempo. En 1877, una iniciativa de inoculación en contra del cólera generó rumores de que las autoridades se estaban robando los hígados de la gente para vendérselos a extranjeros. Después del gran terremoto de Kanto en 1923, se propagaron rumores racistas sobre un sabotaje coreano; miles de coreanos inocentes fueron linchados como consecuencia. Y en 1995, Aum Shinrikyo (Verdad Suprema), un culto religioso obsesionado con el apocalipsis, lanzó un ataque con gas nervioso en el metro de Tokio. En la revista oficial del culto, su líder le declaró “la guerra al gobierno mundial en las sombras”, antes de que sus seguidores asesinaran a catorce personas y lesionaran a 6000 más.

Lo que es más, Japón le dio al mundo “2channel”, un tablero de mensajes anónimos en la red fundado en 1999 que se transformó en un semillero de nacionalismo y discurso de odio. La versión de habla inglesa que inspiró directamente, “4chan”, incubó buena parte de la cultura más desagradable de los memes en internet. También engendró a QAnon, cuando legiones se reunieron para apoyar publicaciones de un usuario aún desconocido que se hace llamar “Q”, quien profetizó que el entonces presidente Donald Trump iba a derrotar a la camarilla.

Luego, la primavera pasada, el coronavirus confinó a naciones enteras y esto encendió la llama para que QAnon ardiera por el mundo. Atrapadas en casa, temerosas e inseguras, personas desde Londres hasta Melbourne, París y Brasilia se sumergieron en el oscuro laberinto digital. En Japón, las búsquedas de QAnon en Google también se dispararon de forma drástica, después de que Tokio declaró un estado de emergencia en abril pasado.

Los perplejos internautas japoneses apodaron a los nuevos discípulos “J-Anon”, una frase multifunción para designar el revoltijo de quienes adoptan sus teorías preferidas derivadas de Q, las cuales en su mayoría no se superponen.

Un grupo tradujo las profecías de Q al japonés, y se unía casi de manera exclusiva en internet en torno a una cuenta de Twitter y una etiqueta (#QArmyJapanFlynn). La inició Eri Okabayashi, quien localizó contenido de QAnon: en un inicio, su cuenta pareció generar decenas de miles de seguidores.

Hay otro que incluye una pizca de agrupaciones pro-Trump, que divulgaron la consigna de “Paren el robo” después de la derrota de Trump en noviembre. Los simpatizantes provienen de fuentes como la religión Happy Science y una sede local de Falun Gong. Han reunido a unos pocos cientos de participantes en casi una docena de protestas, a difundir un sentimiento anti-China.

Y también están los negacionistas de la COVID, cuyas manifestaciones antimascarillas tienen como objetivo hacer que todos los demás “se sientan estúpidos”.

A pesar de toda su fanfarronería, los creyentes de J-Anon siguen siendo marginales.

Una cantidad significativa de japoneses tal vez comparta las opiniones negativas sobre China de los conspiracionistas, pero las basan en hechos verificables como disputas territoriales y agravios históricos. Además, la mayoría de los japoneses nunca aceptaría las extrañas teorías de J-Anon: por ejemplo, que la familia imperial fue remplazada por dobles o que los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki fueron obra de japoneses. Un análisis digital forense ha establecido que probablemente la mayoría de los seguidores de Okabayashi sean falsos (Twitter eliminó su cuenta en enero como parte de una purga mundial de QAnon).

Entonces, ¿por qué la recepción tan tibia? Al parecer las peculiaridades culturales y políticas de Japón han sido las principales formas de inoculación en contra de QAnon.

Gran parte de la cultura japonesa se esfuerza mucho por evitar el conflicto, por eso deja poco espacio para el combate ideológico que les gusta a los seguidores de QAnon. “Los japoneses no hablan abiertamente sobre política. Es casi un tabú, por la posibilidad de una confrontación polémica”, opinó Kaori Hayashi, quien imparte clases de Periodismo y Medios en la Universidad de Tokio. Cuando responden encuestas, casi la mitad de los votantes japoneses asegura no tener una afiliación política. Sin el elemento combustible de la política identitaria, los memes de QAnon simplemente no atrapan la psique japonesa.

Otra defensa en contra de la desinformación es el dominio heredado de los medios audiovisuales e impresos de Japón, un efecto involuntario de su control. Con el respaldo de una doctrina de justicia en la ley nacional de medios audiovisuales, la programación debe evitar la tergiversación de hechos, mantener una postura política justa y no perjudicar la seguridad pública. La ley ha obstaculizado el ascenso de la televisión y la radio abiertamente partidistas; no hay un ciclo de noticias que esté las 24 horas del día clamando primicias.

Los periódicos japoneses también siguen gozando de una de las circulaciones más altas de medios impresos en el mundo. Por lo tanto, no han explorado en serio la distribución digital y casi no habían reconocido los actuales sucesos en línea sino hasta hace poco tiempo. La ventaja de esto es que las teorías de la periferia no se tratan con tanta facilidad en los medios noticiosos tradicionales, en contraste con Estados Unidos, donde un solo tuit puede llegar a los titulares y a menudo lo logra.

No obstante, hay partes vulnerables en la sociedad japonesa. De acuerdo con el Centro de Investigación Pew, abunda el pesimismo sobre el futuro, por eso la mayoría de los japoneses cree que sus hijos tendrán una peor situación económica que ellos. Más de la mitad cree que sus políticos son corruptos y no les dan importancia. Además, la gente siente un profundo escepticismo en torno a las vacunas para la COVID-19, aunque no dudan de la ciencia, sino del manejo que puedan hacer sus líderes de las campañas de vacunación.

Los medios tradicionales tal vez son menos bombásticos, pero su letargo ha alienado a las minorías. En Japón, los adultos menores de 50 años están abandonando los periódicos por completo. Los movimientos marginales brotan cuando la gente siente que el sistema la descuida. “Los medios tradicionales no están prestando suficiente atención a sus voces”, opinó Hayashi. “Están recurriendo a internet para hacerse escuchar y a veces incluso son hostiles hacia los medios tradicionales”. Es una señal ominosa de que la frase “noticias falsas” ya entró en el léxico japonés.

La revista Mu ha comprendido las señales. Como respuesta a unas peticiones, Mu dedicará su próximo número al movimiento de QAnon. Sin embargo, no será la victoria que ansían los conspiracionistas: Mikami, el editor, ha prometido no promover los dogmas de Q, sino iluminar a sus lectores sobre “educación conspiratoria”. Hasta ahora, los japoneses han logrado oponer resistencia a QAnon, pero ¿quién no disfruta una lectura sensacionalista?

Continue Reading

Noticias Internacionales

Qué significa para el presidente de Honduras que hayan condenado a su hermano en EE.UU.

Activistas hondureños se reunieron en Nueva York. - EPA

El hermano del presidente de Honduras escuchó este martes su condena por narcotráfico en una corte de Nueva York en silencio y vistiendo un traje azul de presidiario: cadena perpetua.

La decisión del juez Kevin Castel es el desenlace del juicio en que Tony Hernández, un exdiputado hondureño de 42 años, fue hallado culpable de participar en la importación de 185.000 kilos de cocaína a Estados Unidos y otros cargos.

Pero la condena también es una nueva señal de los cuestionamientos que enfrenta su hermano, el presidente Juan Orlando Hernández.

Al leer la pena este martes, el propio juez Castel dijo que el tráfico de drogas en el que participó el acusado “de hecho fue patrocinado por el Estado”.

El magistrado también indicó que Tony Hernández, además de ser responsable de asesinatos, “actuó como facilitador en sobornos a políticos, incluido su hermano” el presidente hondureño, provenientes de narcos como Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del cartel de Sinaloa, para proteger el tráfico de cocaína.

Ningún cargo formal ha sido presentado hasta ahora contra del mandatario, quien niega tener vínculos con el narcotráfico y asegura combatirlo.

Pero los fiscales estadounidenses han revelado que abrieron una investigación sobre el presidente Hernández, a quien señalaron como co-conspirador en el juicio de su hermano y de otro hondureño hallado culpable de narcotráfico en la misma corte de Manhattan la semana pasada, Geovanny Fuentes Ramírez.

Todo esto ocurre justo cuando el presidente de EE.UU., Joe Biden, planea enviar hasta US$4.000 millones a Honduras, Guatemala y El Salvador para atacar las causas de la emigración, como la pobreza o la violencia, un asunto que gana relevancia política en Washington.

Sin embargo, la condena del hermano del presidente hondureño refleja que “el narcotráfico está muy cercano a la política” en ese país, dice Juan Jiménez Mayor, un abogado y exministro peruano de Justicia que encabezó la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) entre 2016 y 2018.

“Honduras creo que va a ser la peor crisis de la penetración del narcotráfico en la política en América Latina”, dice Jiménez Mayor a BBC Mundo.

Por: Gerardo Lissardy – BBC News Mundo

Continue Reading

Noticias Internacionales

Victoria Salazar: qué se sabe de la mujer salvadoreña muerta en México

GETTY IMAGES

Por: BBC News Mundo

Victoria Salazar huyó de la pobreza y pocas oportunidades de El Salvador, considerado en su momento como uno de los países más violentos del mundo, pero fue en México donde perdió la vida violentamente.

La conmoción por su muerte tras ser sometida de manera brutal por la policía en plena calle el pasado sábado continúa, y también los reclamos para que se haga justicia.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, no dudó en asegurar que Salazar fue “brutalmente tratada y asesinada” por agentes de la ciudad de Tulum y afirmó que no habrá impunidad al respecto.

Los cuatro policías implicados ya fueron detenidos por su presunta participación en un caso de feminicidio.

Desde El Salvador, familiares exigieron castigo para los responsables de la muerte de Salazar, quien residía y trabajaba de manera legal en México “por un mejor futuro” de sus dos hijas menores de edad.

Refugiada en México
Salazar tenía 36 años y era originaria de Sonsonate, una ciudad de unos 70.000 habitantes en el oeste de El Salvador.

Su familia explicó que la mujer llegó a México en 2016 en busca de “mejores oportunidades”. Con ella viajaron sus dos hijas, que en la actualidad tienen 15 y 16 años.

“Ella, como era madre soltera, quizá aquí no hallaba un empleo digno, un trabajo. Entonces por eso se fue, por un mejor futuro de las niñas, de sacarlas adelante”, dijo a periodistas este lunes su madre, Rosibel Salazar.

La mujer solicitó asilo como refugiada, el cual le fue otorgado por las autoridades mexicanas. Según informó el portal Animal Político, la petición de protección fue realizada “por motivos de género”.

Tras obtener su condición de refugiada, Salazar vivía en México como residente permanente por razones humanitarias desde principios de 2018, según confirmó el Instituto Nacional de Migración.

Sus familiares aseguraron a los medios que desconocían si su hija había recibido amenazas que le habían obligado a salir de El Salvador.

“Me imagino que cuando la entrevistaron ella debió haber dicho la situación del país, por eso ella se iba, eso pienso yo que para nadie es oculto esas cosas que han estado pasando”, dijo su madre al ser preguntada sobre el proceso de petición de asilo.

Indignación y frustración de la familia
En Tulum, uno de los enclaves turísticos más populares de México, Salazar trabajaba como limpiadora en hoteles.

Su objetivo era “criar a mis sobrinas, darles estudio”, contó René, hermano de la mujer fallecida.

“Siento indignación, me siento impotente, me siento frustrada, yo hubiera querido estar allí”, aseguró la madre de la víctima.

“No merecía esa muerte (…) Las autoridades están para proteger a los seres humanos, con todas sus técnicas que tienen para tratar de someter a alguien. Pero eso fue un abuso de autoridad, así es que yo pido justicia”.

El deseo de la familia ahora es poder viajar a México para hacerse cargo cuanto antes de las hijas de la fallecida, ambas menores de edad.

“Nosotros nos encargaremos de la manutención y estudios de las dos hijas de Victoria y de todo lo que necesiten”, aseguró Nayib Bukele, presidente del gobierno de El Salvador, que también gestiona los permisos necesarios para repatriar el cadáver.

¿Qué pasó minutos antes de su muerte?
El fiscal de Quintana Roo, Óscar Montes de Oca, dijo que los policías acudieron al lugar donde estaba la mujer tras recibir una llamada por supuesta alteración del orden.

“Victoria estaba en una tienda de conveniencia, tiene diferencias con empleados y clientes, origina que llamen al 911, solicitan el apoyo de la fuerza pública, llegan los policías y encuentran a Victoria saliendo de la tienda”, dijo en entrevista con grupo Fórmula.

En un video de las cámaras de seguridad de la tienda difundido por el canal Milenio, se observa a la mujer por los pasillos balanceando y haciendo distintos movimientos con un garrafón de agua vacío sin agredir a nadie.

Otros clientes la observan y se alejan de ella. Este comportamiento fue, supuestamente, la causa por la que se requirió el apoyo de las autoridades en el lugar.

Ya en el exterior de la tienda, otro video ampliamente difundido en redes refleja el momento en que la mujer es sometida contra el suelo por la policía.

En la grabación, se ve a la víctima forzada a permanecer boca abajo contra el suelo, esposada, mientras una mujer policía apoya la rodilla contra su espalda, bajo la mirada de otros tres uniformados.

Posteriormente, en el video se ve cómo los agentes mueven el cuerpo a la parte posterior de una camioneta policial.

“No la llevaron a ningún lado y es uno de los puntos que estamos tratando, porque se muestra un desprecio. Es misoginia, pudiendo actuar de otra forma, debieron haber llamado al servicio médico, pedir apoyo a otras unidades, pero no, la suben a una camioneta”, criticó el fiscal Montes de Oca.

La Fiscalía confirmó que la causa de la muerte fue una fractura y lesiones en la parte superior de la columna vertebral que “son compatibles y coinciden con las maniobras de sometimiento que se le aplicaron a la víctima durante el proceso de su detención y antes de fallecer”.

“La técnica policial de control corporal aplicada y el nivel de fuerza utilizado se realizó de manera desproporcionada, inmoderada y con un alto riesgo para la vida, ya que no fue acorde con la resistencia de la víctima lo que ocasionó una desaceleración”, aseguró el organismo.

Los cuatro agentes implicados fueron detenidos “por su probable participación en hechos señalados por la ley como feminicidio” lo que, según la Fiscalía estatal, les podría acarrear una pena de hasta 50 años de cárcel.

Continue Reading

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 4.236 suscriptores

QUÉDATE EN CASA

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Sígueme en Twitter