fbpx
Connect with us

Sociales

La Crisis del COVID-19 Cuarentena P.A.U.S.E.

Por José Francisco Ávila

Mientras celebro mi cumpleaños, estoy agradecido con Dios por todas las bendiciones en mi vida, mientras continuamos nuestras vidas bajo P.A.U.S.E. (“Las Políticas Aseguran la Seguridad Uniforme para Todos”) debido a la crisis COVID-19. Yo ♥️ ️Nueva York. Juntos, superaremos esto.

El 7 de marzo de 2020, el gobernador del estado de Nueva York Andrew Cuomo, declaró una emergencia estatal por desastre para todo el estado de Nueva York, ya que el número de casos de coronavirus en Nueva York aumentó a 89. Tres semanas después, el gobernador Cuomo anunció la firma de la orden ejecutiva “Estado de Nueva York en PAUSA”, una política de 10 puntos para garantizar la seguridad uniforme para todos. Incluye una nueva directiva que establece que todas las empresas no esenciales en todo el estado deben cerrar las funciones del personal en la oficina a partir de las 8PM el domingo 22 de marzo. Además, el 6 de abril, en medio de la pandemia COVID-19 en curso, el gobernador anunció que las funciones de pausa se ampliaron para dos semanas adicionales hasta el 29 de abril.

Basado en la declaración del Gobernador, decidí cumplir con la solicitud de la estadía en el hogar. Después de mucha deliberación y consideración de varios anuncios, decidimos cancelar el foro ¿Y Nosotros Qué? La diáspora Afro-Latino(a) Centroamericana programada para el sábado 25 de abril de 2020 en Hostos Community College, como medida de precaución para minimizar el riesgo potencial para la comunidad mientras monitoreamos el brote del coronavirus en la ciudad de Nueva York.

Recuerdo mi primera experiencia con el toque de queda y la ley marcial que Honduras sufrió en 1963. Tenía 9 años viviendo en mi ciudad natal de Trujillo cuando el ejército asumió el control del gobierno hondureño el 3 de octubre de 1963, diez días antes de una elección programada. Oswaldo López Arellano reemplazó a Ramón Villeda Morales como presidente del país e inició dos décadas de gobierno militar.
El gobierno militar implementó la ley marcial, o la imposición del control militar directo de las funciones civiles normales por parte del gobierno. El control incluyó un toque de queda de 6 p.m. a 6 a.m., cuando se nos solicitó regresar y quedarnos en nuestras casas u hogares.

Seis años después, a la edad de 15 años mientras vivía en la ciudad de La Ceiba, una vez más experimenté una ley marcial y toque de queda. En 1969, El Salvador y Honduras combatieron en un conflicto de cuatro días que costó miles de vidas y desplazó a miles más, una lucha sangrienta que aún se recuerda como la Guerra del Fútbol, una breve guerra que se libró entre El Salvador y Honduras en 1969. Las tensiones existentes entre los dos países coincidieron con disturbios durante un clasificatorio para la Copa Mundial de la FIFA 1970.

La guerra, comenzó el 14 de julio, cuando El Salvador ordenó a sus fuerzas invadir Honduras y lanzó aviones de combate para bombardear el país. Una vez más, se impuso el toque de queda de las 6 p.m. a las 6 a.m.

Y el dolor no terminó ahí. el comercio cesó entre ambas naciones. Recuerdo que casi todos los productos de consumo, incluidos los fósforos, se escasearon ya que eran importados de El Salvador. Ese recuerdo regresó, mientras miraba y leía las noticias de la escasez de papel higiénico durante la pandemia de COVID-19, un déficit de suministro causado por un aumento de la demanda que va más allá de la compra y el acaparamiento de pánico.

Hoy, 8 de abril de 2020, el estado de Nueva York tiene más casos de coronavirus que cualquier otro país del mundo, con casi 150,000 personas que dieron positivo. Y la noticia empeora: el estado informó su mayor número de muertes en un solo día el miércoles 779, con un total de al menos 6.298.

Cada vez está más claro que la pandemia de COVID-19 resultará en un cambio dramático en las actitudes y preocupaciones de nuestra nación. Nuestra era estará definida por una línea de tiempo fundamental: el período anterior a COVID-19 y la nueva normalidad que surgirá en la era post-viral: lo que algunos llaman la “próxima normalidad”, que incluye la clasificación de empresas y empleados como esenciales y no esenciales , solo salir a la calle para tareas esenciales. Esas tareas incluyen trabajar para un negocio esencial, obtener víveres y suministros o asegurar la atención médica necesaria. Además, si debemos salir, debemos cumplir con las Reglas de distanciamiento social en el estado de Nueva York, al mantener una distancia de al menos seis pies entre usted y los demás y cubrirse la cara.

A medida que continuamos nuestras vidas bajo P.A.U.S.E. (“Las políticas aseguran la seguridad uniforme para todos”) debido a la crisis COVID-19. Es importante que tomemos la seguridad y la salud de nuestra comunidad muy en serio al aceptar la “próxima normalidad”. También es importante recordar que, al igual que las crisis anteriores, esta también pasará. Confío en el gobernador Cuomo cuando dice. Que “¡Vamos a lograrlo! ¡Vamos a estar bien! Yo ♥️ ️ Nueva York. Juntos, superaremos esto.

Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte anuestra web y recibir todas nuestras noticias

Únete a otros 4.042 suscriptores

QUÉDATE EN CASA

Publicidad

Publicidad

Publicidad