Connect with us

Vida, Salud Y Gastronomía

La misteriosa ‘epidemia’ que afecta a los vapeadores

Un joven de 18 años llegó a una sala de emergencias en Long Island, jadeando, vomitando y mareado. Cuando un médico le preguntó si había estado vapeando, le respondió que no.

El hermano mayor del paciente, un policía, comenzó a sospechar. Buscó en la habitación del joven y encontró contenedores para vapear marihuana.

“No sé dónde los compró. No lo sabe”, dijo Melodi Pirzada, neumóloga pediátrica jefa del Hospital NYU Winthrop en Mineola, Nueva York, que atendió al joven. “Por suerte, sobrevivió”.

Pirzada es una de los muchos médicos en todo el país que tratan pacientes —ahora más de 215— que sufren misteriosas enfermedades relacionadas con vapear (vaping), las cuales han amenazado sus vidas a mediados de este año. El brote “se está convirtiendo en una epidemia”, comentó. “Algo está muy mal”.

Los pacientes, la mayoría adolescentes o personas de veintitantos años, sanos en otros aspectos, llegan jadeando mucho y con dificultades graves para respirar, a menudo después de haber sufrido varios días de vómitos, fiebre y cansancio. Algunos han terminado en la unidad de cuidados intensivos o les han puesto respiradores durante semanas. El tratamiento se ha complicado debido a la falta de conocimiento de los pacientes —y a veces la negación directa— sobre las sustancias que quizá hayan usado o inhalado.

Los investigadores sanitarios ahora están tratando de determinar si una toxina o una sustancia específica se coló en el suministro de productos de vapeo, si algunas personas reusaron cartuchos que contienen contaminantes o si el riesgo se origina en un comportamiento más amplio, como el uso frecuente de cigarros electrónicos, el vapeo de marihuana o una combinación de ambos.

El 30 de agosto, se emitió una advertencia de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) a los adolescentes y otros consumidores. En el comunicado, les dicen a los jóvenes que dejen de comprar cigarros electrónicos y cannabis ilegales o de la calle, y que dejen de modificar los dispositivos para vapear sustancias adulteradas.

Las enfermedades han llamado la atención respecto de una tendencia que ha sido opacada por la intensa preocupación pública acerca del uso en aumento de cigarros electrónicos por parte de los adolescentes, con su potencial para hacer adicta a la nicotina a una nueva generación: el ascenso del dispositivo de vapeo. Ha presentado un cambio generalizado en la manera en que las personas consumen nicotina o marihuana, pues ahora inhalan ingredientes vaporizados.

El vapeo funciona calentando líquido y convirtiéndolo en un vapor que se inhala. Hablando de manera generalizada, los cigarros electrónicos son considerados menos nocivos que los cigarrillos tradicionales, que funcionan a través de la combustión de tabaco, los cuales envían miles de químicos, muchos cancerígenos, a los pulmones.

Sin embargo, el vapeo tiene sus propios problemas: para volverse inhalables, la nicotina y el THC, la sustancia psicoactiva de la marihuana, deben mezclarse con solventes que disuelven y transportan las sustancias. Los solventes, o aceites, se calientan durante la aerosolización para convertirse en vapor. Sin embargo, algunas gotas de aceite podrían inhalarse cuando el líquido se enfría, las cuales podrían causar problemas respiratorios e inflamación pulmonar.

“Inhalar aceite es muy peligroso para los pulmones y podría causar la muerte”, dijo Thomas Eissenberg, que estudia el vapeo en la Universidad Estatal de Virginia. “Ese es probablemente el mensaje que podemos concluir al respecto”.

Muchas sustancias no se mencionan en las listas de ingredientes de los cigarros electrónicos. El aceite de vitamina E parece ser una sustancia común asociada con los problemas respiratorios graves y repentinos en algunos de los casos de Nueva York, de acuerdo con funcionarios estatales de salud. No se sabe cómo se utilizó. La vitamina E a veces se anuncia como suplemento en el aceite de cannabidiol, el cual no está diseñado para el vapeo pero se ha utilizado de esa manera.

Scott Gottlieb, excomisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), dijo que sospechaba que había un vínculo con productos ilícitos —quizá relacionados con ingredientes que incluyen THC— porque los principales fabricantes de cigarros electrónicos no habían alterado sus ingredientes de manera repentina a gran escala. “Quizá es algo nuevo que introdujo al mercado un fabricante ilegal, ya sea un nuevo sabor o una nueva manera de emulsionar THC, lo que está causando estas lesiones”, comentó.

Los brotes han generado una crisis para dos industrias emergentes —la de los cigarros electrónicos y la cannabis legal— que se han anunciado como benéficas para la salud pública. Quienes simpatizan con los cigarros electrónicos consideran que la tecnología es una alternativa más segura que fumar, mientras que la cannabis se ha vendido políticamente como la “marihuana medicinal” y como sustituto para los agricultores de tabaco.

Ahora, algún subconjunto de estos productos está provocando una grave enfermedad pulmonar que incluso los cigarrillos —aunque son letales a largo plazo— no les causan a los jóvenes. Integrantes de grupos de presión y el funcionariado de las compañías de ambas industrias están esforzándose por culpar a los productos no regulados.

La avalancha de enfermedades ha hecho que Juul Labs, fabricante del dispositivo de cigarro electrónico éxito en ventas al que se culpa por el aumento del vapeo en los adolescentes, llegue de nuevo a los encabezados. En una entrevista en televisión, Kevin Burns, director ejecutivo de la compañía, dijo que no sabía de pruebas que vincularan los casos recientes con los productos Juul.

En las tomografías pulmonares, las enfermedades al principio lucen como una neumonía viral o bacteriana grave, pero los análisis no dan señales de infección. “Hemos llevado a cabo muchas pruebas buscando bacterias y virus, pero dan negativo”, dijo Dixie Harris, neumóloga de cuidados intensivos en Salt Lake City, que ha examinado a cuatro pacientes que sufren ese padecimiento y revisó los archivos de nueve más en el estado.

El 6 de agosto, Harris estaba trabajando en un hospital de la zona de Salt Lake City —rechazó proporcionar más detalles para proteger los derechos de privacidad de los pacientes— cuando la llamaron a la unidad de cuidados intensivos para examinar a un paciente que sufría de dicho padecimiento pulmonar grave.

El paciente tenía veintitantos años, usaba con mucha frecuencia cigarros electrónicos y también vapeaba THC.

Más tarde consultó a dos decenas de hospitales en todo el estado para obtener información sobre pacientes con complicaciones pulmonares o problemas de cuidados intensivos. “Vi un segundo caso”, dijo. “Pensé: ‘Esperen un segundo; esto es extraño: dos hospitales, dos jóvenes, dos historias casi idénticas’”.

La siguiente mañana, llamó a Joseph Miner, jefe de Servicios Médicos del Departamento Estatal de Salud de Utah, quien le dijo que intentaría averiguar qué estaba pasando.

Durante las siguientes semanas, Harris vio a dos pacientes más y revisó nueve casos adicionales de Intermountain Healthcare, el grupo hospitalario donde trabaja, que cuenta con veinticuatro hospitales en Utah y Idaho. Dijo que los primeros diez casos eran de ocho hospitales; en total, el estado de Utah informó sobre veintiún casos.

Harris dijo que los cuatro pacientes que había tratado directamente “han estado usando cigarros electrónicos con nicotina constantemente, todo el día. Quizá hay algún efecto de aceleración que provoca inflamación pulmonar debido al aceite de THC”. Agregó que sus entrevistas con pacientes insinuaban que obtenían el líquido de marihuana a través de amigos que viven en estados donde la droga se vende legalmente, como California y Colorado.

Algunos pacientes sufren otro padecimiento conocido como neumonía lipoidea, dijeron los médicos. Cuando los aceites vapeados llegan a los pulmones, estos los tratan como un objeto extraño y detonan una respuesta inmune, que provoca inflamación y la acumulación de líquidos, lo cual puede resultar en una neumonía lipoidea.

El aumento de estas enfermedades llega al inicio del año escolar, uno para el que los padres, profesores y administradores ya se habían preparado con el fin de enfrentar el desafío de educar en la época del dispositivo de vapeo, que es fácil de ocultar.

Aunque las preocupaciones de los padres y los profesores se han enfocado en Juul, la realidad es que el mercado de los dispositivos de vapeo y los líquidos con los que se rellenan es enorme y hay muchos productos falsos o caseros, lo cual dificulta la misión de los reguladores y los científicos de enfocar sus esfuerzos en un producto específico.

La Asociación de la Tecnología del Vapor, un grupo comercial de cigarros electrónicos y de la industria del vapeo, les pidió a “los funcionarios que investiguen exhaustivamente las circunstancias que quizá hayan provocado todas las hospitalizaciones de las que se informó, antes de emitir comunicados al público respecto de si ciertos productos están involucrados en estos incidentes”.

La regulación y el estudio de la industria de la marihuana son particularmente complejos. Aunque el gobierno federal aún considera que la cannabis es una sustancia controlada, 33 estados ahora permiten que se venda para su uso recreacional, medicinal o ambos. Se venden cientos de productos de cannabis, legal e ilegalmente, como el aceite de THC, o el aceite de cannabidiol con THC.

La FDA ha advertido a algunos vendedores de suplementos de cannabis que no afirmen que sus productos son buenos para la salud, pero hay más comerciantes que lo están haciendo de los que puede controlar la agencia. La FDA supervisa productos de CBD vendidos como suplementos alimenticios, pero no regula el THC, que es ilegal según la ley federal. La nicotina líquida y el THC, a veces vendidos en cartuchos para su uso en dispositivos de vapeo, pueden contener aceites que quizá sean seguros de ingerir, pero pueden dañar el pulmón cuando se vaporizan en una mezcla de químicos desconocidos.

Aunque se piensa que los cigarros electrónicos son menos nocivos a largo plazo que los cigarrillos, aún no se sabe cuál es el impacto provocado por años de utilizar estos dispositivos.

Eissenberg, director del Centro para el Estudio de Productos del Tabaco en la Universidad Estatal de Virginia, dijo que se había informado sobre siete casos de lesiones pulmonares similares a causa de cigarros electrónicos en años anteriores.

“Un ingrediente común era la glicerina vegetal, que está hecha de aceite vegetal”, dijo. “Si hay un proceso incompleto, puede quedar aceite en la glicerina vegetal cuando una persona está usando el dispositivo, e inhalar aceite e introducirlo a los pulmones es lo que está causando algunas de las lesiones pulmonares que vemos”.

“Básicamente, lo que debería estar haciendo la FDA es poner a prueba cada uno de estos líquidos para ver si tienen aceite y crear regulaciones que prohíban el aceite en cualquiera de estos productos, ya sean de THC o de nicotina”, dijo Eissenberg, que está llevando a cabo investigaciones sobre el vapeo con una beca de la agencia.

Nora D. Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, parte de los Institutos Nacionales de Salud, dijo que le sorprendía la gravedad de la enfermedad pulmonar involucrada en los casos de mediados de este año, pero no por la posibilidad de que los productos de vapeo estén provocando este tipo de enfermedades.

“No hay vigilancia”, dijo Volkow. “Nadie está evaluando los productos para verificar que sean puros o para ver si contienen sustancias tóxicas. Debe haber alguna manera de regularlos”.

El adolescente de Long Island, al que le pusieron un dispositivo de asistencia respiratoria en determinado momento, tiene un largo camino que recorrer para recuperarse y los médicos aún no han identificado la causa de su enfermedad.

“Hicieron análisis para encontrar enfermedades infecciosas. Hicieron análisis para encontrar bacterias. Hicieron análisis para encontrar una serie de enfermedades. Todo salió negativo”, dijo su padre. Solicitó mantener su anonimato para proteger la identidad de su hijo. “Nos sentíamos impotentes. No sabíamos qué hacer. Los médicos no sabían qué hacer. Primero tratarían los síntomas y después averiguarían qué lo estaba matando”.

En Illinois, una mujer de treinta y tantos años que hace poco había vapeado fue hospitalizada y murió, dijeron funcionarios de salud el 23 de agosto.

Otro caso reciente involucra a Kevin Corrales, un residente de Queens, de 31 años, que a finales de julio estaba en el asiento trasero de un auto con dirección a la playa de Long Island cuando comenzó a faltarle el aire.

“Fue aterrador”, dijo Corrales. “De verdad estaba jadeando. Me tuvieron que llevar de inmediato al hospital. Creyeron que estaba exagerando”.

Pidió un Uber para que lo llevara a casa. Debido a que estaba demasiado cansado como para subir las escaleras de la casa que comparte con sus padres, se quedó en el sótano varios días hasta que se sintió mejor.

Ese día, en el auto, había estado vapeando con un dispositivo Juul; pero a veces también vapea aceite de THC con otro dispositivo. “Puedo comprar esos aceites como si fueran bolsas de papas fritas”, dijo Corrales.

“Es difícil saber si fue el THC o la nicotina”, dijo Corrales, que usó los cigarros electrónicos para dejar de fumar.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Vida, Salud Y Gastronomía

Usar anteojos podría ser una protección contra el coronavirus

Getty Images

Cuando los investigadores de China analizaron los datos de los pacientes con la COVID-19 en el hospital, notaron una extraña tendencia: muy pocos de los pacientes enfermos usaban gafas con frecuencia.

En un hospital de Suizhou, China, se admitieron 276 pacientes en un período de 47 días, pero solo 16 de ellos (menos del 6 por ciento) padecían miopía, lo que los obligaba a usar gafas durante más de ocho horas al día. En contraste, más del 30 por ciento de las personas de edad similar en la región necesitaban gafas para la miopía, como habían demostrado investigaciones anteriores.

Dado que el índice de miopía parecía ser mucho más elevado en la población general que en el pabellón de COVID-19, los científicos se preguntaron: ¿Es posible que el uso de gafas proteja a una persona de contagiarse de coronavirus?

“El uso de anteojos es común entre los chinos de todas las edades”, escribieron los autores del estudio. “Sin embargo, desde el brote de COVID-19 que surgió en Wuhan en diciembre de 2019, observamos que se admitieron pocos pacientes con anteojos en la sala del hospital”.

Los investigadores afirmaron que eso “podría ser una evidencia preliminar de que quienes usan gafas con cotidianidad son menos susceptibles a contagiarse de la COVID-19”.

Los expertos afirman que es demasiado pronto para sacar conclusiones de la investigación o para recomendar que la gente empiece a usar protección ocular, además de los cubrebocas, con la esperanza de reducir su riesgo de infección.

Es posible que los anteojos funcionen como una barrera parcial que protege los ojos de las salpicaduras de la tos o el estornudo. Otra explicación del hallazgo podría ser que las personas que usan gafas son menos propensas a frotarse los ojos con las manos contaminadas. Un informe de 2015 acerca de la acción de tocarse el rostro reveló que, en el transcurso de una hora, los estudiantes que veían una conferencia se tocaron los ojos, la nariz o la boca en diez ocasiones en promedio, aunque los investigadores no analizaron si usar gafas marcaba alguna diferencia.

El estudio actual, publicado en JAMA Ophthalmology, estaba acompañado de un comentario de Lisa Maragakis, especialista en enfermedades infecciosas y profesora adjunta de Medicina en la Facultad de Medicina Johns Hopkins, quien pidió tener precaución al interpretar los resultados.

El estudio se hizo a pequeña escala e involucró menos de 300 casos de COVID-19, una fracción muy reducida de los casi 30 millones de casos de infección por coronavirus reportados en todo el mundo. Otra preocupación es que los datos sobre miopía en el grupo de control se obtuvieron de un estudio que se realizó décadas atrás.

Maragakis señaló que una infinidad de factores podría confundir los datos y es posible que el uso de gafas se asocie simplemente con otra variable que influye en el riesgo de contraer la COVID-19. Por ejemplo, podría ser que las personas que usan anteojos tienden a ser de mayor edad, más cuidadosas y con una propensión mayor a quedarse en casa durante un brote viral, que las que no usan anteojos. O tal vez las personas que pueden costear tener gafas tienen menos probabilidades de contraer el virus por otras razones, como tener los medios para vivir en espacios menos concurridos.

“Se trata de un solo estudio”, dijo Maragakis. “En efecto tiene cierta plausibilidad biológica, porque en los centros de atención médica usamos protección ocular”, como caretas o gafas. “Pero todavía falta investigar si la protección ocular en un entorno público añadiría alguna protección adicional a los cubrebocas y el distanciamiento físico. Creo que todavía no está claro”.

Los trabajadores de la salud usan equipos de protección sobre los ojos para protegerlos de las gotas que pueden salir volando al toser y estornudar, así como de las partículas en aerosol que se forman cuando los pacientes se someten a procedimientos médicos, como la intubación, pero para la gran mayoría de las personas, ese nivel extra de protección quizá no sea necesario si una persona usa cubrebocas y mantiene la distancia física en los espacios públicos. También existe la posibilidad de introducir un riesgo al usar gafas, pues algunas personas podrían tocarse el rostro con más frecuencia cuando se las ponen, en lugar de menos, señaló Maragakis.

Dicho esto, se necesitan estudios adicionales para ver si la tendencia se mantiene en otras poblaciones de estudio, señaló Thomas Steinemann, portavoz de la Academia Estadounidense de Oftalmología y profesor de Oftalmología del Centro Médico MetroHealth de Cleveland.

“Creo que es estimulante y extremadamente interesante”, aseguró Steinemann.

No obstante, Steinemann señaló que el estudio no debería causar preocupación entre las personas que no usan gafas. “Quizá no sea dañino usarlas, pero ¿todo el mundo necesita hacerlo? Probablemente no”, dijo. “Creo que hay que considerar la practicidad de usar protección ocular o un protector facial. Las personas que tienen ciertas ocupaciones, los agentes de primera respuesta o los cuidadores de enfermos, son personas que tal vez deberían prestar más atención”.

Los hallazgos también plantean dudas interesantes sobre la frecuencia con la que los ojos pueden ser la puerta de entrada del virus. Hace tiempo que se ha establecido que los virus y otros gérmenes pueden entrar en el cuerpo a través de las membranas mucosas faciales de los ojos, la nariz y la boca, pero la nariz parece ser el principal punto de entrada del coronavirus, pues tiene una gran cantidad de receptores que crean un ambiente amigable en el que el virus puede replicarse y avanzar por el tracto respiratorio.

No obstante, los médicos notan que existe un porcentaje reducido de pacientes con síntomas oculares, que incluyen la conjuntivitis, lo cual sugiere que el virus también podría entrar en el cuerpo a través de los ojos. Aunque los síntomas oculares son menos frecuentes que otros como la tos o la fiebre, varios estudios han informado que las molestias oculares podrían ser un síntoma de infección por la COVID-19.

El mes pasado, unos investigadores informaron acerca de un estudio realizado en 216 niños hospitalizados con la COVID-19 en Wuhan. Entre esos pacientes, 49 niños, o casi el 23 por ciento de los casos, presentaban síntomas oftalmológicos como secreción y congestión de la conjuntiva y frotamiento de los ojos. Además de la conjuntivitis, los pacientes con la COVID-19 reportaron síntomas como comezón en los ojos, lagrimeo excesivo, visión borrosa y sensación de tener un objeto extraño en el ojo.

Por: Tara Parker-Pope
TheNYTimes

Continue Reading

Vida, Salud Y Gastronomía

¡Por fin! La receta de los ricos nuggets de pollo

El popular chef australiano y ex empleado de McDonald’s, Rob Nixon, reveló la receta secreta de los populares nuggets de pollo de la reconocida cadena de restaurantes de comida rápida.

A través de su cuenta de TikTok y su canal de Youtube, el cocinero se especializa en compartir recetas caseras de icónicos platos de comida rápida; por ejemplo, enseñó a preparar una hamburguesa al estilo Mc Donald’s. Ahora, fue el turno de las conocidas mundialmente como “patitas de pollo”.

“Me consigo la lista de ingredientes que utilizan en esos locales, y hago la versión casera, pero sin químicos”, describe el chef en Internet. Para los nuggets de pollo, necesitas: 3 filetes de pollo, sal, dos huevos, harina normal y de maíz; mostaza, ajo y pimienta en polvo.

Comienza poniendo los filetes de pollo y un huevo en la procesadora de alimentos. Añade sal y tritura el contenido hasta conseguir una especie de pasta suave. De este modo, mójate las manos para manipular la mezcla del pollo y moldea pequeñas bolitas aplastadas. Cúbrelas con harina normal y déjalas reposar.

En otro recipiente, mezcla una taza de agua, un huevo y dos cucharadas de mostaza. Revuelve con un batidor manual y agrega una cucharadita de ajo en polvo, pimienta negra y sal. Añade media taza de harina de maíz y una taza de harina normal, revuelve bien hasta conseguir una pasta densa y consistente.

Cuando la mezcla esté lista, sumerge las bolitas de pollo, sácalas y organízalas en un bandeja cubierta con un papel para hornear. Déjalas en el refrigerador por una hora. Asimismo, en una olla echa el aceite y cuando esté caliente, fríe los nuggets. Primero hazlo por cinco minutos, luego déjalos reposar por cinco más y sumérgelos por última vez.

Ahora, solo te queda probar la receta y comparar los resultados de tus nuggets caseros con los que vende Mc Donald’s. Según los comentarios de los fans del chef Rob Nixon, ¡esta versión es muchísimo mejor!

Por Carlos Plaza

Continue Reading

Vida, Salud Y Gastronomía

Cómo y cuándo verlo mejor y otras preguntas respondidas por una experta de la NASA

El cometa Neowise será más visible durante esta semana. / GETTY IMAGES

Un visitante del espacio lejano se acerca a la Tierra: el cometa Neowise, descubierto en marzo pasado, se aproxima esta semana a nuestro planeta en su largo viaje por nuestro sistema solar.

Desde que se acercó al Sol a inicios de julio, su brillo y larga cola han comenzado a crecer y ya es el protagonista de miles de asombrosas fotografías en el firmamento del amanecer y atardecer (en el hemisferio norte).

Es el primer cometa que podemos apreciar a simple vista en más de una década y, como casi todo fenómeno astronómico, ha generado una creciente fascinación.

Por eso, en BBC Mundo te preguntamos la pasada semana qué querías saber sobre el Neowise y sobre los cometas en general, y entrevistamos a una experta de la Nasa para responder tus preguntas.

La doctora Emily Kramer no es solo especialista en polvo cometario y en detección y caracterización de objetos cercanos a la Tierra del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la agencia espacial estadounidense, sino que forma parte también del equipo de investigación que descubrió el Neowise.

Aquí están las respuestas de Kramer a las preguntas de los lectores. Algunas, las condensamos para claridad y concisión.

Lectores de Argentina, Bolivia, Colombia, Cuba, Panamá, El Salvador, México, Paraguay, Estados Unidos, Venezuela y Suiza preguntaron sobre los mejores lugares y fechas para ver el comenta… ¿qué aconseja para una mejor observación?

El cometa NEOWISE se ve mejor hacia el noroeste del cielo por la noche, aproximadamente una hora después del atardecer.

Cada día, el cometa estará un poco más alto en el cielo, por lo que será más fácil de ver. Esperamos que se debilite a medida que se aleja del Sol, por lo que es mejor tratar de verlo lo antes posible.

Sin embargo, los cometas pueden sorprendernos, por lo que existe la posibilidad de que siga siendo brillante durante varias semanas más.

La mejor manera de encontrar el cometa ahora es buscar la Osa Mayor en el noroeste del firmamento después del atardecer, luego mirar debajo del “cuenco” del cucharón (que forma la constelación).

A partir del 20 de julio, el cometa se encuentra a un par de puños de distancia por debajo del tazón que representa la constelación y se moverá diagonalmente debajo de la longitud de la Osa Mayor cada día.

En este momento, el cometa solo es visible desde el hemisferio norte y es más fácil de ver mientras más al norte del ecuador te encuentres.

En Instagram nos preguntan quién lo llamó Neowise y por qué.

Los cometas llevan el nombre de su descubridor.

Tradicionalmente, era quien miraba a través del telescopio cuando se encontraba el cometa.

En los últimos años, se han descubierto muchos cometas en grandes búsquedas automatizadas.

Para reconocer la contribución de todo el equipo, los cometas encontrados de esta manera se nombran a partir de la investigación que los descubre.

El cometa Neowise fue descubierto por la misión NEOWISE (de la NASA, que tiene un telescopio de exploración espacial) como parte de nuestro procesamiento de datos habitual para detectar y caracterizar objetos del sistema solar.

De ahí que tomó el nombre de la misión.

¿Cómo es que los astrónomos no advirtieron antes que este cometa pasaría cerca de nuestro Sol?

Cuando descubrimos el cometa NEOWISE por primera vez a fines de marzo, supimos en una semana que pasaría cerca del Sol.

Sin embargo, el brillo de los cometas es notoriamente difícil de predecir y no queríamos hacer una falso aviso sobre qué tan brillante podría llegar a ser.

Los cometas a veces también se desintegran cuando se acercan al Sol, por lo que esperamos hasta estar seguros de que sobreviviría la parte más difícil de su viaje antes de alertar a la gente de lo espectacular que podría llegar a ser.

¿Qué define la órbita de un cometa, qué lo controla?¿hacia dónde se dirigen los comentas?, ¿de dónde se cree que viene este cometa?

Todos los objetos en nuestro sistema solar, incluidos los cometas, están en órbitas elípticas, es decir, círculos estirados, que están unidos a nuestro sistema solar por la fuerza de la gravedad del Sol.

La extensión del círculo depende de la procedencia inicial del cometa.

El cometa NEOWISE es un cometa de largo período que pasa la mayor parte del tiempo muy lejos del Sol en un área conocida como la Nube de Oort.

¿Veremos este cometa nuevamente en el futuro?,si sí, ¿cuándo?

Como su nombre lo indica, los cometas de períodos largos tienen períodos largos: tardan miles de años en completar su viaje a través del sistema solar. El cometa Neowise no es una excepción y visita el sistema solar interior solo una vez aproximadamente cada 6.800 años.

Sebastián Quintero Hernández pregunta qué tipo de matemáticas usan ustedes para calcular su trayectoria.

La base para la mayoría de los cálculos orbitales, incluso hasta el día de hoy, son las Leyes de Kepler, desarrolladas por Johannes Kepler a principios del siglo XVII.

Se vuelve un poco más complicado para los cometas, ya que el gas que sale del núcleo del cometa puede empujarlo un poco más fuera de la órbita de lo que supondrían solo las Leyes de Kepler, pero la trigonometría y el álgebra simples, con un poco de cálculo, siguen siendo la base para este tipo de trabajo.

¿Es realmente posible con la tecnología actual cambiar la órbita de un cometa? Si no, ¿cuándo crees que sería posible? (Pregunta de Herbert Lizama).

No podemos cambiar la órbita de un cometa con nuestra tecnología actual. Es difícil predecir cuándo será posible en el futuro.

¿El brillo del cometa es propio o un reflejo de la luz solar? (Pregunta de Jefferson Cisneros).

El brillo del cometa proviene de un reflejo de la luz solar.

¿Cuán grande es? ¿Qué diámetro tiene?

El cometa Neowise tiene un diámetro de unos 5 km.

¿A qué distancia del sol comienza a formarse la cola del cometa? ¿Cuánto mide generalmente la cola? (Pregunta de Antonio Chang).

La larga y llamativa cola que vemos en el cometa Neowise está hecha principalmente de partículas que salieron de la superficie del cometa cuando alcanzó su perihelio (cuando está más cerca del Sol) el 3 de julio de 2020.

Para la mayoría de los cometas, la cola comienza a formarse cuando entra al sistema solar interno, en algún lugar entre la órbita de Júpiter y Marte, pero la cola generalmente no se forma completamente hasta el perihelio.

La longitud de la cola puede variar enormemente y puede extenderse hasta millones de kilómetros de longitud.

Un usuario de Instagram pregunta de qué material o elementos podría estar hecho este cometa.

Los cometas están compuestos de una mezcla de hielo y polvo.

El hielo en los cometas es una mezcla de agua congelada, dióxido de carbono, monóxido de carbono y algunos otros volátiles menos comunes (que se evaporan fácilmente).

El polvo está hecho de minerales que han cambiado muy poco desde que se formaron los cometas en los primeros días del sistema solar y tienden a tener mucho carbono y silicatos.

Leí que los cometas tienen hielo en su estructura. ¿Es esto cierto? Si es así, ¿es una prueba de que hay agua en el espacio? (Pregunta de Ivette).

Sí, como respondía antes, los cometas tienen hielo en su estructura, lo que nos muestra que hay agua en el espacio.

El hielo es una mezcla de agua congelada, dióxido de carbono, monóxido de carbono y algunas otras moléculas menos comunes.

¿Qué tan similar es Neowise al cometa Halley?

El cometa Halley y Neowise tienen órbitas muy diferentes: el Halley tarda unos 75 años en completar su viaje alrededor del Sol, mientras que NEOWISE tarda unos 6.800 años.

El Halley tiene un diámetro promedio de 11 km, mientras que Neowise tiene unos 5 km de diámetro, por lo que Halley es un poco más grande.

¿Por qué este cometa ha causado tanto revuelo?

Si bien los cometas visitan con frecuencia el sistema solar interior, es raro que se vuelvan lo suficientemente brillantes como para verse a simple vista o incluso con binoculares.

La última vez que hubo un cometa que fue tan brillante fue en 2007, cuando el cometa C/2006 P1 (McNaught) se vio de forma espectacular en todo el mundo y antes de eso no se veía otro desde 1997 con el cometa Hale-Bopp.

¿A qué distancia de la Tierra pasa el cometa? (Pregunta de Gabriel Jiménez)/¿Deberíamos preocuparnos por su cercanía a la Tierra? (Pregunta de un usuario de Instagram).

¡No hay necesidad de preocuparse! El cometa Neowise tendrá su acercamiento más cercano a la Tierra el 22 de julio, pero aún estará a más de 54 millones de kilómetros de distancia, que es la misma distancia de Marte a la Tierra.

Fuente: BBC News Mundo

Continue Reading

Vida, Salud Y Gastronomía

Ya nos habituamos a las mascarillas, ¿estamos listos para el protector facial?

El debate sobre si los estadounidenses deben usar mascarillas quirúrgicas para controlar la transmisión del coronavirus se ha resuelto. Ahora los gobiernos y las empresas las exigen, o recomiendan, en muchos entornos públicos. Pero, a medida que se abren diversas zonas del país, algunos médicos quieren que se considere el uso cotidiano de otra capa de equipo de protección personal: los protectores faciales de plástico transparente.

“Uso un protector facial cada vez que entro en una tienda u otro edificio”, dijo el médico Eli Perencevich. “A veces también uso una mascarilla de tela, si así lo exige la política de la tienda”.

Perencevich se ha especializado en el tratamiento de enfermedades infecciosas en la Universidad de Iowa y en el Sistema de Atención de Salud de los Veteranos de Iowa City. En un artículo de opinión publicado el mes pasado en la revista JAMA, él y dos colegas sostenían que los protectores faciales de plástico transparente podrían ayudar a reducir la transmisión de infecciones cuando se agregan a otras medidas de salud pública como el aumento de las pruebas, el rastreo de contactos, el distanciamiento social y la higiene de las manos.

La idea no es solo un experimento mental. En Singapur, los estudiantes de preescolar y sus maestros recibirán protectores faciales cuando regresen a la escuela en junio. Los expertos locales de salud recomendaron a los maestros en Filadelfia que usen protectores cuando las escuelas vuelvan a abrir, y un sindicato de maestros en Palo Alto, California, también los solicitó.

Pero resulta difícil imaginar que los estadounidenses estén dispuestos a usar otra forma de equipo de protección. El presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence han eludido el uso de mascarillas en entornos que parecen requerirlos, y simples requisitos como cubrirse la cara han generado conflictos en las tiendas de comestibles y restaurantes.

Los protectores faciales forman parte del equipo esencial en muchos de los procedimientos que se realizan en hospitales. Los médicos y las enfermeras los usan cuando intuban a pacientes con COVID-19 y durante los procedimientos quirúrgicos que pueden hacer que vuelen fragmentos de sangre y huesos.

A medida que surgió el debate sobre si las pequeñas gotas de coronavirus podrían flotar en las corrientes de aire, cómo proteger los ojos y toda la cara se convirtió en un problema en los entornos de atención médica, dijo la doctora Sherry Yu, quien trabaja como residente de dermatología afiliada al Hospital Brigham and Women’s en Boston. El personal de salud también usa estos protectores para hacer los hisopados nasales de la prueba de coronavirus o para el triaje en la sala de emergencias. A medida que comenzaba la escasez, Yu se encontraba entre las muchas personas y organizaciones de todo el país que comenzaron a fabricar protectores faciales para los profesionales de atención médica que trabajan en la primera línea.

“Lo bueno de los protectores es que el usuario puede volver a esterilizarlos y limpiarlos, por lo que pueden reutilizarse de manera indefinida hasta que algunos componentes se rompan o agrieten”, dijo Yu. Basta una simple toallita con alcohol o enjuague con agua caliente y jabón para que los protectores vuelvan a estar libres de contaminantes.

Por otro lado, las mascarillas quirúrgicas y las N95 deben desecharse después de cada uso, aunque algunos estudios han demostrado que pueden reutilizarse dos o tres veces después de esterilizarse antes de que pierdan sus propiedades de protección.

Perencevich cree que los protectores habrían de ser el equipo que todos deben usar por la misma razón que los trabajadores de la salud los utilizan: protegen toda la cara, incluidos los ojos, y evitan que las personas se toquen el rostro o se expongan inadvertidamente al coronavirus.

Los protectores faciales pueden ser más fáciles de usar que las mascarillas, dijo, y las comparó con usar anteojos o un sombrero. Se colocan alrededor de una pequeña porción de la frente de la persona, en vez de cubrir más de la mitad de su cara con un material que puede generar picazón.

Muchas personas también usan las mascarillas quirúrgicas de manera incorrecta, por lo que a veces les cuelga de la punta de la nariz o solo cubren la boca. Las personas también tienden a reajustarse las mascarillas con frecuencia o se las quitan para comunicarse con otros, lo que aumenta su riesgo de exposición al virus o de infectar a otros, asevera Perencevich. Y aunque las mascarillas de tela pueden evitar que las personas propaguen gérmenes a otros, generalmente no protegen al usuario de infecciones.

Los protectores faciales también pueden ayudar a las personas que dependen de la lectura de labios, dijo Perencevich. Quizá se vean un poco ridículas, pero al menos permiten que las expresiones faciales y los movimientos de los labios permanezcan visibles, mientras sirven como un recordatorio del distanciamiento social.

Sin embargo, él y otros expertos reconocen que estos protectores faciales tienen sus limitaciones.

Al igual que sucede con las mascarillas, deben quitarse cuando se come en cafeterías o restaurantes. Y hay pocos estudios sobre cuán eficaces son en la reducción de la exposición viral de una persona.

Un estudio de simulación de tos en 2014 sugirió que un protector de rostro completo podría reducir la exposición viral de un usuario en un 96 por ciento, cuando se usa a menos de 45 centímetros de alguien que tose. Pero, en general, la mayoría de las personas están mucho más lejos de otras cuando interactúan, dijo William Lindsley, bioingeniero del Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional que dirigió el estudio. Las gotas grandes que pueden contener el virus caerán al suelo rápidamente, lo que reducirá la necesidad de usar un protector facial cuando se esté más lejos de alguien.

Incluso a corta distancia, puede haber escenarios en los que los protectores no sean tan efectivos como las mascarillas del tipo N95, que crean un sello alrededor de la cara. “Si estás mirando de lado o si estoy detrás de ti, tal vez si te encuentras sentado en un escritorio y estoy de pie, son otros escenarios en los que las gotas pueden rodear al protector”, dijo Lindsley.

Tampoco hay investigaciones sobre qué tanto protegen a terceros de la transmisión viral, concepto conocido como control de fuente y que es un beneficio primario de las mascarillas quirúrgicas y de tela.

Una de las razones principales por las que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades cambiaron sus recomendaciones para sugerir que todos se cubrieran la cara en público fue para proteger a los demás en caso de que se encontraran en el grupo de personas asintomáticas o pre sintomáticas infectadas con el virus.

“Soy una gran fanática de los protectores faciales”, dijo Saskia Popescu, especialista senior en prevención de infecciones en la Universidad George Mason en Fairfax, Virginia. “Pero no creo que podamos cambiarlos por las mascarillas en este momento”.

Perencevich y sus colegas esperan que más investigaciones mostrarán que los protectores son superiores a las mascarillas de tela, no solo porque los protectores brindan cobertura facial completa, sino que son casi imposibles de usar incorrectamente.

“Recuerden, la efectividad no solo depende de las propiedades inherentes de la cobertura facial, sino también de qué tan bien se usa la cobertura facial”, dijo.

Y a él y a sus coautores les gusta imaginar que las personas que son reacias a usar mascarillas encontrarán más cómodos a los protectores faciales: una vez que una persona se prueba uno, dicen, el usuario se da cuenta de sus muchos beneficios.

Por 

Continue Reading

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte anuestra web y recibir todas nuestras noticias

Únete a otros 4.115 suscriptores

QUÉDATE EN CASA

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Deportes1 semana ago

Teófimo López venció por decisión unánime a Vasiliy Lomachenko

Deportes4 semanas ago

Se Anuncia el Calendario de la Liga Concacaf Scotiabank 2020

Espectáculos3 semanas ago

Festival de Cine Dominicano en Nueva York realiza su novena edición de manera virtual

Deportes3 semanas ago

Concacaf lanza nueva marca Copa Oro e identidad visual para el campeonato regional 2021

Deportes3 semanas ago

Hablando con Omir Fernández: “Los juveniles de la MLS no tenemos miedo; entrenamos y jugamos con hambre, pasión e intensidad”

Noticias Nacionales3 semanas ago

Juramentan directiva Comunidad Unida del Bronx

Politica3 semanas ago

Debate Trump vs Biden: caótico enfrentamiento sobre el deterioro político de EE.UU

Politica3 semanas ago

Debate Trump vs Biden: 4 de los momentos más tensos del primer cara a cara por la presidencia de Estados Unidos

Noticias Nacionales2 semanas ago

Cuando el paciente es un presidente, toca obedecer

Noticias Nacionales1 semana ago

Honduras: La polémica compra de clínicas móviles para afrontar la pandemia

Politica2 semanas ago

Kamala Harris vs Mike Pence: quién ganó el tenso y monótono debate

Noticias Internacionales3 semanas ago

Conflicto de la basura entre Honduras y Guatemala

Noticias Nacionales1 semana ago

Honduras abrirá el lunes sus fronteras terrestres tras siete meses de cierre

Deportes6 días ago

Teófimo López sorprendió a Vasiliy Lomachenko en una de las peleas más esperadas del año

Noticias Internacionales2 semanas ago

Guatemala, el país centroamericano donde 14 niñas quedan embarazadas todos los días

Sígueme en Twitter