LO QUE USTED DEBE SABER

Por el Concejal Rev. Ruben Diaz Distrito 18 Condado del Bronx, New York Tel. 718-792-1140

168

ALGUNAS COSAS QUE USTED DEBE SABER

Usted debe saber, que durante la reciente controversia que me rodea dentro del Consejo Municipal de la Ciudad de Nueva York, mis “amigos”, a quienes ayudé a adquirir sus cargos electos me han dado la espalda. Pero quiero que usted sepa que esto no es nada nuevo. Las experiencias pasadas en vida, y mi fe en Dios Todopoderoso me han hecho desarrollar una coraza alrededor de mi.

Es importante que usted sepa, que en 1960, durante el conflicto bélico entre Estados Unidos y Vietnam, muchos estadounidenses, políticos y celebridades usaron sus influencias para evitar ser reclutados en el ejercito. Otros huyeron a Canadá y a otros países, pero yo hice lo contrario. Siendo un joven de 18 años, decidí enlistarme voluntariamente y servir a mi país en el Ejército de los Estados Unidos, lo cual me enorgullece decir que lo hice con mucho honor.

Mi entrenamiento básico fue en Fort Jackson Carolina del Sur. Recuerdo que esto fue a principios de la década de 1960 durante la era del racismo en el Sur de los Estados Unidos. No importaba que yo fuese un soldado del ejército de los Estados Unidos, si quería un trago de agua, me obligaban a beber de la fuente de agua asignada a las personas de color. También me ordenaron muchas veces a recoger colillas de cigarrillos tiradas en el piso por gente blanca.

No puedo evitar recordar mis experiencias personales y los horribles abusos cometidos contra nosotros los negros. Entre muchos casos, uno en particular viene a mi mente. Fue durante mi primer pase. Estaba en compañía de mis “amigos” compañeros soldados que como yo eran puertorriqueños, con la diferencia, que ellos eran de piel clara, en otras palabras eran blancos.

Estábamos todos muy orgullosamente vestidos con el uniforme del Ejercito de los Estados Unidos de America. Fui a la ciudad llamada Colombia con mis amigos, mis compañeros soldados. Decidimos entrar a un bar y disfrutar de un par de cervezas. Cuando el camarero vino a nuestra mesa, tomó el pedido de todos, pero no el mío. Cuando se dio la vuelta para alejarse, le dije: “Oye, camarero, no tomaste mi pedido”. Se giró, me miró y me dijo: “Cualquier cosa que tu deseas aquí, no lo tenemos”. Miré a mis “amigos”, a mis compatriotas puertorriqueños, a mis compañeros soldados esperando de ellos su apoyo, con la esperanza de que se marcharan conmigo, pero en lugar de eso me dijeron: “parece que vas a tener que irte porque no te quieren servir”. Al darme cuenta de que estaba solo, salí silenciosamente del bar. Sin embargo, mis “amigos” se quedaron y disfrutaron sus cervezas.

Cuando termine mis servicios en el ejercito de los Estados Unidos, y regrese a mi ciudad natal a Bayamón, Puerto Rico, mis experiencias sufridas en el Sur habián destruido mi vida. En 1965 decidí abandonar la Isla de Puerto Rico y venir a vivir en el 590 Sutter Avenue (entre Georgia & Alabama) en Brooklyn, Nueva York.

Fue allí en Brooklyn, Nueva York, que en una pequeña iglesia pentecostal afroamericana mi vida dio un giro para mejor. Me convertí al Cristianismo.

En 1993 fui nombrado Comisionado, representando al Condado del Bronx, en la CCRB, (Comisión contra la Brutalidad Policiaca). Durante una audiencia de la CCRB un miembro de la comunidad gay me atacó lanzandome violentamente una jarra de agua. Luego con la misma jarra me pego en la cara. El individuo nunca fue arrestado por la agresión, de mi parte yo lo perdone y no presenté ningún cargo.

Mis comentarios y posiciones a menudo han sido mal interpretados y sacados fuera de contexto. Esto ha ocasionado que muchos se dirijan a mi con términos muy odiosos, y que me llamen “Homófobico” lo cual sabe Dios que no soy. Cualquiera que haya tratado conmigo, y me conoce personalmente, sabe que esta es una descripción falsa de quién soy. Un claro ejemplo de esto es la posición que tomé con respecto a la creación de la “Escuela Harvey Milk”.

La “Escuela Harvey Milk fue creada en la ciudad de Nueva York exclusivamente para estudiantes gay, excluyendo a estudiantes heterosexuales. Esta escuela tendría el mas alto nivel. en tecnología, con el mejor equipo y sería lo mejor de lo mejor en las escuelas públicas. Mi oposición nunca fue a la creación de la escuela sino a que la escuela fuese inclusiva y que abriera sus puertas a niños negros e hispanos heterosexuales, ya que se estaba construyendo con dinero de fondos públicos.

Me vi forzado en presentar una demanda en corte forzando a la escuela a abrir sus puertas a todos los niño por igual. Esto creó una tormenta de fuego política para mí y, de nuevo, me calificaron de “homófobico”. Después de llegar a un acuerdo de que la escuela Harvey Milk se abriría a todos los estudiantes, heterosexuales, negros, latinos y otros estudiantes, retire la demanda.

A lo largo de los años como servidor público, he sido objeto de Diatribas, Dicharachas, numerosas amenazas de muerte, lenguaje profano sucio y odioso que se ha utilizado para dirigirse a mí persona. El veneno es tal que mis amigos más cercanos y asociados, por miedo, me abandonan y me rechazan abiertamente. Un ejemplo claro de esto sucedió con el Asambleísta Michael Blake.

El asambleísta Michael Blake, afroamericano, era mi amigo y parte de mi equipo de trabajo comunal. Él donó $1,000 a mi campaña para el Concejo Municipal. Michael Blake fue obligado a abandonarme y públicamente pedirme que le devolviera la contribución.
Otros se han visto obligados a no aceptar mi respaldo o de lo contrario se enfrentarán a una reacción violenta. Los empresarios han sido amenazados con repercusiones negativas si se atreven a donar a mi campaña.

Durante los últimos acontecimientos usted puede darse cuenta hasta donde han llegado y desean llegar violando mis derechos civiles y constitucionales.

Recientemente, como ustedes saben, el Concejo Municipal votó en contra de la industria de los taxis, lo que afectará negativamente a los conductores de taxis y el costo de vida. La mayoría de los miembros del Concejo Municipal votarón para eliminar el comité el “Comité de Vehículos de Alquiler” Un comité que ha ayudado a la industria del taxi al monitorear y prevenir nuevas injusticias, abusos y prácticas discriminatorias a las cuales los taxistas han sido sometidos.

Francamente, no entiendo la acción del Concejo Municipal para eliminar el “Comité de Vehículos de Alquiler”. Retirarme como Presidente del Comité es una cosa, pero abolir el Comité en conjunto es otra cosa. Esto lastima a los taxistas. Especialmente durante este tiempo, cuando nueve (9) taxistas se han suicidado debido a los abusos cometidos por el Consejo de la Ciudad de Nueva York, bajo la dirección de la ex-portavoz Melissa Mark- Vivérito y la Comisión de Taxis y Limosinas (TLC). Ellos, por años, permitieron que Uber y otras compañías de vehículos de alquiler no reguladas destruyeran las inversiones de los taxistas, lo que se suma a que las tarifas astronómicas y las sanciones impuestas sobre ellos los llevaron al borde de la bancarrota.

Con la eliminación del “Comité de Vehículos de Alquiler”, la supervisión y la defensa adecuadas en nombre de los conductores y la industria del taxi sufrirán. El Consejo Municipal de la Ciudad de Nueva York con su voto para eliminar este comité ha abierto las puertas para el regreso de estos abusos y esto puede llevar al final de la industria de Taxi Amarillos y liveries. Todo eso en su empeño de perseguirme, avergonzarme y someterme.

Yo creo que el Concejo Municipal de la Ciudad de New York debe responder a las siguientes preguntas. ¿Cual fue la razón para abolir el Comité de Vehículos de Alquiler? ¿Si era que de verdad querian castigarme porque no eliminarme a mi de la presidencia y nombrar a otro Concejal para dirigir este comité?
Yo continuaré, desempeñando mi cargo como Concejal hasta 2021 cuando los residentes del Distrito Concejal #18 decidirán si me re-elijen o lo contrario. Pero con el respaldo que he recibido al caminar por las calles de mi distrito estoy seguro que habra Concejal Rubén Díaz, Sr. para largo.

Usted debe saber que el Apóstol Pablo cuando era perseguido escribió: “Que estamos atribulados en todo, más no angustiados; en apuros, más no desesperados; Perseguidos, más no desamparados; derribados, pero no destruidos” 2 Corintios 4: 8-9.

Yo soy el Concejal Rev. Rubén Díaz, y esto es lo que usted debe saber.