Connect with us

Noticias Nacionales

Los aliados de EE. UU. impulsan el declive de la democracia en el mundo, afirma un nuevo estudio

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, en la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2019. Bajo el mandato de Erdogan, Turquía ha experimentado un cambio hacia una democracia no liberal.Credit...Dave Sanders para The New York Times

Según un nuevo análisis, Estados Unidos y sus aliados representaron una parte considerablemente grande del retroceso democrático global experimentado en la última década.

El Times Una selección semanal de historias en español que no encontrarás en ningún otro sitio, con eñes y acentos.
Los aliados de Estados Unidos siguen siendo, en promedio, más democráticos que el resto del mundo. Pero casi todos han sufrido algún grado de erosión democrática desde 2010, lo que significa que elementos centrales como elecciones justas o independencia judicial se han debilitado, y a un ritmo que supera con creces los declives promedio entre otros países.

Con pocas excepciones, los países alineados con Estados Unidos no experimentaron casi ningún crecimiento democrático en ese periodo, aunque muchos de los que están lejos de la órbita de Washington sí lo hicieron.

Los hallazgos son extraídos de los datos registrados por V-Dem, una organización sin fines de lucro con sede en Suecia que rastrea el nivel de democracia de los países a través de una serie de indicadores, y fueron analizados por The New York Times.

Las revelaciones dejan en claro las penurias de la democracia, una tendencia característica de la era actual. Sugieren que gran parte del retroceso del mundo no es impuesto a las democracias por potencias extranjeras, sino que es una podredumbre que está creciendo dentro de la red más poderosa de alianzas mayoritariamente democráticas del mundo.

En muchos casos, las democracias como Francia o Eslovenia vieron cómo se degradaron sus instituciones, aunque solo ligeramente, en medio de políticas de desconfianza y críticas adversas. En otros, dictaduras como la de Baréin restringieron libertades que de por sí no eran plenas. Pero con frecuencia, la tendencia fue impulsada por un giro hacia la democracia no liberal.

En esa forma de gobierno, los líderes elegidos se comportan como caudillos y las instituciones políticas son más débiles, pero los derechos personales permanecen en su mayoría (excepto, casi siempre, para las minorías).

De manera frecuente, los aliados de Estados Unidos lideraron esta tendencia. Turquía, Hungría, Israel y Filipinas son ejemplos de eso. Varias democracias más establecidas también han dado pasos pequeños en esa dirección, incluido Estados Unidos, donde los derechos electorales, la politización de los tribunales y otros factores son motivo de preocupación para muchos estudiosos de la democracia.

Los hallazgos también socavaron las suposiciones estadounidenses, ampliamente compartidas por ambos partidos, de que Estados Unidos es, por naturaleza, una fuerza democratizadora en el mundo.

Desde hace mucho tiempo, Washington se ha vendido como un defensor mundial de la democracia. La realidad siempre ha sido más complicada. Sin embargo, a través de los años, una cantidad suficiente de sus aliados se ha movido hacia ese sistema como para crear la impresión de que la influencia del país genera libertades al estilo estadounidense. Estas tendencias actuales sugieren que eso quizás ya no es cierto, si es que alguna vez lo fue.

“Sería demasiado fácil afirmar que todo esto puede ser explicado por la existencia de Trump”, advirtió Seva Gunitsky, politólogo de la Universidad de Toronto que estudia cómo las grandes potencias influyen en las democracias. Los datos indican que la tendencia se aceleró durante la presidencia de Donald Trump, pero es anterior a ella.

En cambio, los académicos afirman que lo más probable es que este cambio esté impulsado por fuerzas a más largo plazo. Por ejemplo, la disminución de la creencia en Estados Unidos como un modelo al cual aspirar; la disminución de la creencia en la propia democracia, cuya imagen se ha visto empañada por una serie de conmociones del siglo XXI; décadas de política estadounidense en la que solo se les dio prioridad a temas a corto plazo como el antiterrorismo; y un creciente entusiasmo por la política no liberal.

Debido a que el mundo alineado con Estados Unidos lidera en la actualidad el declive de un sistema que alguna vez se comprometió a promover, “el consenso internacional sobre la democratización ha cambiado”, dijo Gunitsky.

Una crisis global
Desde el final de la Guerra Fría, los países alineados con Estados Unidos se habían movido muy lentamente hacia la democracia pero, hasta la década de 2010, la mayoría había evitado tener retrocesos.

En la década de 1990, por ejemplo, 19 aliados se volvieron más democráticos, incluidos Turquía y Corea del Sur. Solo seis, como el caso de Jordania, se volvieron más autocráticos, pero todos por márgenes muy pequeños.

Eso es lo que indica el índice de democracia liberal de V-Dem, que considera decenas de métricas en una puntuación de 0 a 1. Su metodología es transparente y se considera muy rigurosa. El índice de Corea del Sur, por ejemplo, aumentó de 0,517 a 0,768 en esa década, gracias a una transición a un gobierno civil pleno. La mayoría de los cambios son más pequeños y reflejan, por ejemplo, un avance gradual en la libertad de prensa o un ligero retroceso en la independencia judicial.

Durante la década de 1990, Estados Unidos y sus aliados representaron el nueve por ciento de los incrementos generales en los puntajes de democracia en todo el mundo, según las cifras del índice. En otras palabras, fueron responsables del nueve por ciento del crecimiento democrático global. Esto es mejor de lo que suena: muchos ya eran altamente democráticos.

También durante esa década, los países aliados solo representaron el cinco por ciento de las reducciones globales, es decir, retrocedieron muy poco.

Esas cifras empeoraron un poco en la década de 2000. Luego, en la década de 2010, cayeron a niveles desastrosos. Estados Unidos y sus aliados representaron solo el cinco por ciento de los aumentos mundiales de la democracia. Pero un impactante 36 por ciento de los retrocesos ocurrieron en países alineados con Estados Unidos.

En promedio, los países aliados vieron disminuir la calidad de sus democracias casi el doble que los no aliados, según las cifras de V-Dem.

El análisis define “aliado” como un país con el que Estados Unidos tiene un compromiso formal o implícito de defensa mutua, de los cuales hay 41. Aunque el término “aliado” podría definirse de varias maneras, todas ellas arrojan resultados muy similares.

Este cambio se produce en medio de un periodo de agitación para la democracia, que se está reduciendo en todo el mundo.

Los datos contradicen las suposiciones de Washington de que esta tendencia está impulsada por Rusia y China, cuyos vecinos y socios han visto cambiar muy poco sus puntuaciones, o por Trump, que asumió el cargo cuando el cambio estaba muy avanzado.

Más bien, el retroceso es endémico en las democracias emergentes e incluso en las establecidas, dijo Staffan I. Lindberg, un politólogo de la Universidad de Gotemburgo que ayuda a supervisar el índice V-Dem. Y estos países suelen estar alineados con Estados Unidos.

Esto no significa que Washington sea exactamente la causa de su retracción, subrayó Lindberg. Pero tampoco es irrelevante.

La influencia estadounidense, para bien o para mal
A pesar de décadas de narrativa de la Guerra Fría en la que se consideraba a las alianzas estadounidenses como una fuerza para la democratización, esto nunca ha sido realmente cierto, afirmó Thomas Carothers, quien estudia la promoción de la democracia en el Fondo Carnegie para la Paz Internacional.

Si bien Washington alentó la democracia en Europa occidental como contrapeso ideológico de la Unión Soviética, suprimió su propagación en gran parte del resto del mundo.

Estados Unidos apoyó o instaló dictadores, alentó la represión violenta de elementos de izquierda, y patrocinó grupos armados antidemocráticos. A menudo, esto se realizó en países aliados, con cooperación del gobierno local. Los soviéticos hicieron lo mismo.

Como resultado, cuando terminó la Guerra Fría en 1989 y disminuyó la intromisión de las grandes potencias, las sociedades tuvieron más libertad para democratizarse, y así lo hicieron, en grandes cantidades.

“Muchas personas alcanzaron la mayoría de edad en esos años y pensaron que eso era lo normal”, ya que confundieron la oleada de los años noventa como el estado natural de las cosas y como algo que había logrado Estados Unidos (debido a su hegemonía mundial), dijo Carothers.

“Pero entonces llegó la guerra contra el terrorismo en 2001”, explicó, y Washington nuevamente presionó para establecer autócratas dóciles y frenos a la democratización, esta vez en sociedades donde el islam es predominante.

El resultado han sido décadas de debilitamiento de los cimientos de la democracia en los países aliados. Al mismo tiempo, las presiones lideradas por Estados Unidos en favor de la democracia han comenzado a desvanecerse.

“La hegemonía democrática es buena para la democratización, pero no a través de los mecanismos en los que la gente suele pensar, como la promoción de la democracia”, dijo Gunitsky, estudioso de la política de las grandes potencias.

En vez de alianzas o presidentes que exijan a los dictadores que se liberalicen, ninguno de los cuales tiene un gran historial, dijo, “la influencia de Estados Unidos, donde es más fuerte, es una influencia indirecta, como un ejemplo a emular”.

Su investigación ha descubierto que Estados Unidos estimula la democratización cuando los líderes de otros países, los ciudadanos o ambos ven que el gobierno de estilo estadounidense promete beneficios como la prosperidad o la libertad. Algunos pueden considerar que adoptarlo, aunque sea superficialmente, es una forma de ganarse el apoyo estadounidense.

Sin embargo, las impresiones de la democracia estadounidense, que solían ser positivas, se han ido deteriorando rápidamente.

“Muy pocos de los encuestados piensan que la democracia estadounidense es un buen ejemplo a seguir para otros países”, reveló un estudio reciente del Centro de Investigaciones Pew. En promedio, solo el 17 por ciento de las personas en los países encuestados dijo que la democracia en Estados Unidos era digna de ser emulada, mientras que el 23 por ciento afirmó que nunca había sido un buen ejemplo.

Es posible que la prosperidad estadounidense ya no parezca tan atractiva, debido a problemas cada vez mayores como la desigualdad, así como el surgimiento de China como modelo económico alternativo.

Además, el conocimiento de los problemas internos de Estados Unidos —tiroteos masivos, polarización, injusticia racial— ha afectado enormemente las percepciones.

Podría ser más acertado pensar que la situación actual se debe más al surgimiento de la democracia no liberal como modelo alternativo. Ese sistema parece ser cada vez más popular, mientras que ya no lo es tanto la democracia más plena, con sus protecciones para las minorías y su dependencia de las instituciones establecidas.

Pero incluso las personas que quieren una democracia no liberal para su país tienden a considerarla poco atractiva en otros, gracias a sus tendencias nacionalistas. A medida que se degradan las opiniones sobre la democracia estadounidense como modelo global, también lo hace la propia democracia.

“Gran parte del atractivo de la democracia en todo el mundo está vinculado al atractivo de Estados Unidos como modelo de régimen”, dijo Gunitsky. “Cuando una de esas cosas decae, hará decaer la otra”.

Por Max Fisher | NYTimes

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Noticias Nacionales

Con elección de directiva del CN está en juego la credibilidad del nuevo gobierno

El sociólogo José Filadelfo Martínez, consideró que con la elección de la junta directiva del Congreso Nacional (CN) se conocerá de qué están hechos los diputados y el nuevo gobierno que presidirá Xiomara Castro, en relación al acuerdo político entre Libertad y Refundación (Libre) y el Parido Salvador de Honduras.

Es de conocimiento público que Libre firmó un acuerdo político con el PSH, para que el coordinador de este último, Salvador Nasralla, designara al próximo presidente del Congreso, con el apoyo de Libertad y Refundación. La presidenta electa, Xiomara Castro, ya hizo público su apoyo al diputado Luis Redondo.

Martínez señaló que antes de las elecciones hubo una promesa o acuerdo aceptado en relación a la presidencia del Congreso Nacional, sin pensar a fondo cuales son las implicaciones o consecuencias. Ahora esta en juego la credibilidad y la palabra de todos los involucrados.

El analista apuntó que es una costumbre de los políticos hacer compromisos sin evaluar cuáles serían los resultados o secuelas.

En ese sentido, refirió que el acuerdo tiene “atrapados” a la directiva de Libre y el PSH.

La fuente reiteró que la elección de la junta directiva del CN será una prueba fundamental para ver de qué madera están hechos los políticos, si pueden sobrevivir con sus planteamientos éticos, pero, sobre todo, aclarar la incertidumbre de poder construir un gobierno consistente y de coherencia con las expectativas.

“Hay que esperar el momento que esto se decida (presidencia del CN) no me sorprende que hayan estos debates porque tanto la oferta como la aceptación del acuerdo se hizo sin pensar mucho”, comentó.

Del mismo modo, mencionó que la situación es complicada, porque está basada en la posición del pueblo hondureño por no darle a Libre y al PSH la cantidad de votos necesarios.

“De tal manera que una vez vista la decisión habrá que evaluar a Libre no tanto por el compromiso que tiene con el PSH, sino con la comunidad hondureña en general que está basado en que Honduras pueda recuperar la confianza en las instituciones públicas”, concluyó. OB/Hondudiario

Continue Reading

Noticias Nacionales

Varias instituciones serán suprimidas y fusionadas en nuevo Gobierno

De acuerdo a un análisis hecho por la comisión en el año 2009 había en la Administración Central del Gobierno 72 instituciones y el 2021 ya se tenían 91 instituciones, es decir un aumento de 19 instituciones nuevas.

El miembro de la Comisión de Transición del nuevo Gobierno, Marcio Sierra, detalló que han detectado el incremento de instituciones y por ende el gasto y la burocracia, por lo que al tomar posesión se procederá a ver qué instituciones se suprimen o se fusionan.

En ese sentido, Sierra anunció que al tomar posesión harán las revisiones necesarias, ya que en los últimos años aumentó la burocracia.

“Hay una cantidad de instituciones que se van a fusionar (…) y ver cuáles son innecesarias y las que se van a suprimir”, comentó.

Ahondó que de acuerdo a un análisis hecho por la comisión en el año 2009 había en la Administración Central del Gobierno 72 instituciones y el 2021 ya se tenían 91 instituciones, es decir un aumento de 19 instituciones nuevas.

“Vamos a analizar cuáles son las dependencias que vamos a suprimir y cuáles otras las que serán fusionadas”, reiteró.

El presupuesto para esas 72 instituciones era de 112 mil millones de lempiras y el presupuesto aprobado para el 2022 es de 308 mil millones de lempiras, esto es un aumento de aproximadamente 196 mil millones.

A renglón seguido manifestó que no se sabe a dónde va esa gran cantidad de dinero y con ese aumento de instituciones tampoco se ha visto ningún mejoramiento en la calidad de vida de los hondureños.

De igual forma, mencionó que, “también hay que tomar en cuenta el pago de prestaciones a personal de confianza y los contratos permanentes que ha aprobado este Gobierno a última hora”.

Finalmente, Sierra también criticó que “tenemos una deuda pública de 17 mil millones y el déficit fiscal está programado entre 2 y 4 por ciento”. GO/Hondudiario

Continue Reading

Noticias Nacionales

Periodistas en El Salvador fueron blanco de un programa espía

Durante el último año se ha encontrado software espía en los celulares de 22 reporteros y editores de El Faro, un portal periodístico de El Salvador.Credit...Rodrigo Sura/EPA vía Shutterstock

El Faro, uno de los principales sitios de noticias de El Salvador, dijo el miércoles que los teléfonos de la mayoría de sus empleados habían sido hackeados con Pegasus, un programa espía que algunos gobiernos han empleado para monitorear a periodistas, disidentes y activistas de derechos humanos.

La revelación ocurre solo meses después de que el gobierno de Estados Unidos sancionara a la empresa israelí que produce Pegasus, NSO Group, en un intento por detener el mercado global, en gran medida sin regulación, de software espía (spyware).

Según Citizen Lab en la Escuela Munk de la Universidad de Toronto y Access Now, dos comités de vigilancia que analizaron los teléfonos de empleados de El Faro, los programas espía se habían instalado en los teléfonos de 22 reporteros, editores y otros empleados entre julio de 2020 y noviembre de 2021.

Durante ese periodo, El Faro estuvo investigando los vínculos clandestinos entre el gobierno salvadoreño y las pandillas del país así como escándalos de corrupción. El gobierno ha negado cualquier conexión con las pandillas locales.

“Es completamente inaceptable espiar a los periodistas”, dijo Carlos Dada, fundador y director de El Faro. “Pone en peligro a nuestras fuentes, limita nuestro trabajo y también pone en peligro a nuestras familias”.

Los grupos de monitoreo dijeron que 13 periodistas de otros medios salvadoreños también habían sido blanco. El teléfono de un reportero de El Faro fue infectado con el programa espía más de 40 veces, el intento de hackeo más persistente con Pegasus que se ha descubierto hasta ahora.

“Los tentáculos de NSO Group siguen extendiéndose por el planeta, aplastando la privacidad y los derechos de periodistas y activistas hasta que queden en el olvido”, dijo Angela Alarcón, activista para América Latina y el Caribe en Access Now.

“Las revelaciones de que el software de Pegasus se ha usado para espiar injustamente en El Salvador puede que no sean completamente sorprendentes, pero nuestra indignación es sin igual”.

No queda claro quién empleaba la tecnología de vigilancia para espiar a los periodistas. El gobierno de El Salvador ha negado tener responsabilidad y un portavoz de NSO Group no quiso responder si se le había brindado spyware the Pegasus al gobierno salvadoreño actual o al anterior.

“El gobierno de El Salvador no está de ninguna manera relacionado con Pegasus y tampoco es cliente de NSO Group”, dijo en un comunicado Sofía Medina, secretaria de Comunicaciones del presidente de El Salvador, Nayib Bukele.

“El gobierno de El Salvador sí está investigando el posible uso de Pegasus”, añadía el comunicado antes de describir un intento parecido de hackeo dirigido contra funcionarios del gobierno salvadoreño.

Este suceso es el escándalo más reciente que afecta al NSO Group, una reconocida empresa de tecnología israelí cuyo spyware hace mucho tiempo ha sido cuestionado por su capacidad para captar toda la actividad que sucede en un teléfono inteligente —incluidas las pulsaciones de teclas de un usuario, así como datos de ubicación, sonido y grabaciones de video, fotografías, contactos e información encriptada— y por las crecientes denuncias de uso indebido por parte de gobiernos represivos.

En agosto se dio a conocer que Pegasus se había instalado secretamente en los celulares de al menos una treintena de periodistas, activistas y ejecutivos del mundo, entre ellos personas cercanas al periodista saudí asesinado Jamal Khashoggi. En México se ha empleado contra periodistas influyentes y otros personajes.

El gobierno de Biden vetó a NSO Group en noviembre, alegando que la empresa había brindado con conocimiento spyware que gobiernos extranjeros usan “maliciosamente” contra los teléfonos de activistas de derechos humanos, periodistas y otros.

La medida fue un llamativo rompimiento con Israel, aliado estadounidense, pues la compañía es una de las firmas tecnológicas israelíes más exitosas y opera bajo la supervisión directa del gobierno israelí.

Luego de la sanción del gobierno estadounidense contra NSO Group, la empresa prometió que Pegasus solo sería licenciado a gobiernos con historiales positivos de derechos humanos.

Pero en diciembre se anunció que los iPhones de 11 empleados de la embajada estadounidense que laboraban en Uganda habían sido hackeados con el programa espía Pegasus.

En una declaración enviada por correo electrónico, un portavoz de NSO Group que declinó dar su nombre, sostuvo que la compañía solo provee su software a agencias legítimas de inteligencia y a fuerzas del orden para combatir terroristas y criminales.

El portavoz añadió que la empresa no sabe quiénes son los blancos de sus clientes, pero que NSO se esfuerza para asegurar que sus herramientas solo sean empleadas para usos autorizados.

El Ministerio de Defensa de Israel está encargado de regular y aprobar todas las exportaciones de software de NSO. El ejército israelí también ha sido criticado por sus violaciones de derechos humanos tanto en el país como en el extranjero.

A pesar de que no está claro qué entidad ha sido la que actuó contra los periodistas salvadoreños, El Salvador ha sido criticado por intimidar y censurar a la prensa local.

Bukele, el presidente de El Salvador, ha sido criticado por el gobierno de Estados Unidos y por grupos de derechos por emplear al ejército para interferir con la legislatura y por suspender a magistrados de la Corte Suprema y al fiscal general.

Por Maria Abi-Habib | NYTimes

Continue Reading

Noticias Nacionales

Más de 40 mil pasajeros atendió Palmerola

El Aeropuerto Internacional de Palmerola (código XPL) cumplió de forma exitosa su primer mes de operaciones, con cinco aerolíneas internacionales y superando las expectativas de flujo de pasajeros, informó el presidente ejecutivo de la División Aeropuertos de Grupo Emco, Peter Fleming.

La nueva terminal aérea, ubicada en el Valle de Comayagua, está operando alrededor de 18 vuelos diarios, entre llegadas y salidas, lo cual es posible gracias a las facilidades operacionales que brinda el moderno aeropuerto.

Fleming manifestó que se están obteniendo grandes resultados tanto en el aspecto operativo como en cifras de viajeros, desde que llegó el primer vuelo a Palmerola, el 11 de diciembre pasado, de la aerolínea estadounidense Spirit.

“En su primer mes de operación, Palmerola ya logró triplicar la cantidad de pasajeros que tenía Toncontín entre diciembre y enero. Esto es posible ya que la nueva terminal aérea es más grande, moderna, tiene más aerolíneas y hay acceso a pasajes aéreos más baratos gracias a las facilidades operacionales y garantías de seguridad que brinda Palmerola”, expresó.

Pasajes baratos
Las aerolíneas que están operando en la terminal son Spirit Airlines, Copa Airlines, Avianca, American Airlines y United Airlines.

Entre las ventajas que ha traído el Aeropuerto Internacional de Palmerola está la reducción del precio de los boletos aéreos, debido a que brinda condiciones seguras y modernas que han permitido la llegada de aerolíneas de bajo costo por primera vez en la zona.

Dos de las aerolíneas que vuelan desde Palmerola han puesto a disposición promociones especiales para los viajeros: Spirit ofrece vuelos a Miami y Houston por 149 dólares ida y vuelta, y American Airlines boletos a 268 dólares hasta Miami.

Anteriormente, un boleto de ida y vuelta entre Toncontín y Miami costaba 1.557 dólares.

Pasajeros satisfechos
Los beneficios de Palmerola han sido reconocidos por importantes sectores durante el primer mes de operación.

“Definitivamente este es un gran adelanto para la zona central. Un aeropuerto de esta magnitud hará la diferencia en la conectividad aérea del país”, manifestó el presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, siglas en inglés), principal organismo mundial de la aviación comercial, integrado por más de 290 aerolíneas, felicitó al Aeropuerto Internacional de Palmerola por su exitosa transición de operaciones.

“Nos complace que el arduo trabajo coordinado entre líneas aéreas y el personal del aeropuerto bajo tu liderazgo haya tenido como resultado una transición imperceptible, sin impacto sobre la conectividad aérea internacional de Tegucigalpa”, subrayó el vicepresidente regional de las Américas de IATA, Peter Cerdá, en una carta enviada a Peter Fleming el 19 de diciembre.

Asimismo, a través de su cuenta oficial de Twitter (@IATA), la asociación aérea mundial resaltó que “el nuevo aeropuerto mejorará conectividad del país y aumentará la oferta para pasajeros y añadirá más capacidad para la carga”.

El nuevo aeropuerto además ha iniciado con el innovador servicio de brindar transporte gratuito a los pasajeros que viajan de Tegucigalpa a Palmerola y viceversa.

«Los buses son súper cómodos y la atención excelente», manifestó una de las viajeras al llegar a Palmerola.

Dentro del aeropuerto, que ha generado gran impacto por su diseño, se brinda una atención de primera categoría, gracias a que se cuenta con pilares de experiencia, como el caso del personal dedicado exclusivamente a la atención de pasajeros.

La seguridad aeroportuaria también ha generado satisfacción en los viajeros nacionales y extranjeros.

Las autoridades del aeropuerto confirmaron que pronto se estará anunciando la incorporación de nuevas rutas aéreas y servicios de otras aerolíneas para potenciar la competitividad de la terminal.

Continue Reading
Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 4.286 suscriptores

NUEVOS TIEMPOS

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Sígueme en Twitter