Connect with us

Tecnologia

Los estafadores que se hacen pasar por militares en Facebook

FORT PIERCE, Florida — Era lunes por la tarde en junio de 2017 cuando Renee Holland estaba en el Aeropuerto Internacional de Filadelfia, envuelta en una bandera estadounidense, a la espera de un soldado del que se había hecho amiga en Facebook.

Holland, una mujer casada de 56 años, había conducido dos horas desde Delaware para recogerlo. Debido a su amistad en línea, ella le había enviado al soldado una canasta de productos básicos y miles de dólares en tarjetas de regalo. También le había transferido 5000 dólares para boletos de avión con el fin de que regresara a casa.

Ahora estaba en el aeropuerto en busca de un hombre musculoso y tatuado de uniforme, justo como lo había visto en sus fotografías de Facebook. Sin embargo, el vuelo no estaba en el tablero de llegadas del aeropuerto. Un distribuidor de boletos le dijo que ese vuelo ni siquiera existía.

Holland dijo que quedó aturdida. Caminó a su auto, que tenía la frase “Bienvenido a casa” escrita en las ventanas, y sollozó. Había gastado gran parte de los ahorros de su familia en el soldado fantasma. “No puedo regresar a casa y decírselo a mi esposo”, recordó haber pensado. Condujo hasta un centro comercial al aire libre, compró pastillas para dormir y vodka, y se tomó toda la mezcla.

El hombre de las imágenes de Facebook no tenía idea de quién era Holland. Se trata del sargento Daniel Anonsen del Cuerpo de Marines y quien había abierto su cuenta en la red social una década antes para mantenerse en contacto con amigos y familiares en Maryland. Ahora estaba enfrentándose a decenas de cuentas de impostores en Facebook que usaban fotografías robadas de él; en el gimnasio, en la boda de su hermano y en Afganistán.

“Por cada una que borraba, aparecían diez más”, dijo. “Se me revuelve el estómago”.

Renee Holland Credit Adam Beckman

Holland y Anonsen representan dos partes distintas de un fraude que ha prosperado en Facebook e Instagram, en el que los estafadores se hacen pasar por militares estadounidenses para engañar a mujeres vulnerables y solas con el fin de sacarles dinero. Esta modalidad de engaños ha implicado a las fuerzas armadas de Estados Unidos y ha defraudado a miles de víctimas; en el camino ha quedado manchada la reputación de soldados, aviadores, navegantes y marinos. La estafa también ha resultado en tragedias.

El ardid destaca por su desfachatez. Aunque los fraudes han proliferado en Facebook durante años, quienes encabezan las estafas románticas con “militares” no solo están sacando provecho de una de las compañías más influyentes del mundo, sino también de las fuerzas armadas más poderosas, y lo están haciendo con éxito. Muchos estafadores operan desde sus celulares en Nigeria y otros países africanos; operan con varias víctimas al mismo tiempo. En entrevistas en Nigeria, seis hombres le dijeron a The New York Times que los fraudes románticos eran lucrativos y no implicaban grandes riesgos.

“Definitivamente, uno siempre tiene conciencia”, dijo Akinola Bolaji, de 35 años, que ha engañado a la gente en línea desde que tenía 15 años con estafas que incluyen hacerse pasar en Facebook por un pescador estadounidense llamado Robert. “Sin embargo, por la pobreza uno no siente el dolor” de defraudar.

Desde hace mucho, Facebook ha tenido la misión de “conectar al mundo”. Sin embargo, en el proceso, ha creado un lugar global de reunión en el que los delincuentes superan en número a los policías.

Para los cibercriminales, Facebook se ha convertido en una tienda en la que pueden encontrarlo todo. Tiene muchas fotografías de miembros del servicio militar estadounidense y crear un perfil falso puede ser sencillo. Los grupos en Facebook de mujeres solteras y viudas son un blanco perfecto para los estafadores. Los timadores pueden enviar mensajes a cientos de posibles víctimas. Además, se reúnen en sus propios grupos de Facebook para vender cuentas falsas, imágenes alteradas y guiones para llevar a cabo los engaños.

“Hay muchas personas que están solas, recién divorciadas, quizá viudas”, dijo Kathy Waters, directora de un grupo de defensa contra estos fraudes, llamado Advocating Against Romance Scams (defensa en contra de los fraudes románticos). “Todos quieren a alguien a quien amar, que los escuche, con quien comunicarse. Y estos estafadores saben qué decir”.

Akinola Bolaji, quien vive en Nigeria, dijo que se ha hecho pasar en Facebook por un pescador estadounidense llamado Robert. Credit The New York Times

Facebook señaló que elimina los perfiles falsos con la ayuda de un programa, de revisores humanos y gracias a las denuncias de los usuarios. Su programa también busca timadores y bloquea las cuentas hasta que los usuarios puedan demostrar su identidad. Tiene un video con el que advierte a la gente sobre las estafas.

Facebook dijo que le solicita a la gente que use su verdadera identidad en sus sitios. Para eliminar las cuentas de impostores, ha invertido en tecnología y en contratar a más revisores humanos. La empresa trabaja con las autoridades para ir tras los estafadores. La red social indicó que miles de millones de cuentas falsas de Facebook fueron bloqueadas a lo largo del último año pasado, aunque su cálculo del número de cuentas falsas activas ha aumentado constantemente hasta alcanzar aproximadamente los 120 millones. La empresa rechazó revelar las cifras para Instagram.

“No hemos terminado ese pendiente y estamos comprometidos con compartir nuestro progreso”, comentó Facebook mediante un comunicado.

Kim Joiner, asistente adjunta del secretario de Defensa que supervisa las cuentas de redes sociales de las fuerzas armadas, primero dijo que su equipo trabaja con Facebook para eliminar a los impostores y que se sentía complacida por la respuesta de la compañía.

Cuando The New York Times le mostró que una búsqueda de tres generales estadounidenses de alto rango en Facebook e Instagram dio como resultado a más de 120 imitadores, Joiner dijo que la situación era “perturbadora”. Agregó que no sabía por qué no habían eliminado las cuentas falsas.

“Esas cifras son sorprendentes”, comentó.

No hay cifras precisas de cuántos miembros militares y civiles se han visto afectados. El FBI dijo que en 2018 recibió casi 18.500 quejas de víctimas de fraudes románticos o engaños similares, con pérdidas reportadas que superan los 362 millones de dólares, un aumento del 71 por ciento en comparación con 2017.

El caso de Holland

Los amigos y los familiares de Renee Holland la recuerdan como una mujer confiada e impulsiva.

Cuando murió su madre en septiembre de 2016, Holland estaba deprimida y con tiempo libre, pues antes se dedicaba al cuidado médico de su madre. Notó que su hermana se la pasaba pegada a su teléfono celular, en Facebook. Así que Holland también compró un teléfono y creó una cuenta en la red social.

Algunas semanas después, recibió un mensaje de un desconocido. El perfil mostraba a un hombre con uniforme llamado Michael Chris, que le dijo a Holland que desarmaba bombas en Irak.

Holland dijo en una entrevista que en un principio se sintió inquieta, pero la conversación continuó: Chris le contó sobre la vida en la guerra y le dijo que ella lo hacía reír.

“Él se la pasaba diciéndome: ‘Eres muy graciosa. Me ayudas a saber que hay alguien en casa con quien puedo hablar’”, dijo Holland. “Me encantaba la sensación de hacer sentir mejor a alguien”.

Lo que Holland no sabía era que el hombre que aparecía en las fotos como Chris en realidad era Anonsen y que las imágenes que usaba estaban esparcidas por toda la red.

Daniel Anonsen dejó las fuerzas armadas en 2018 y ahora trabaja en una embarcación en el golfo de México. Credit Sandy Huffaker para The New York Times

Anonsen empezó a darse cuenta de que había algo raro en 2010, cuando notó cientos de mensajes de mujeres desconocidas en una bandeja de mensajes no solicitados. Muchas le decían que lo amaban y le preguntaban por qué después de tantos meses de corresponder ya no les escribía nada.

Anonsen, confundido, buscó su propio nombre en Facebook y encontró decenas de perfiles de impostores.

Cuando el Times hizo búsquedas similares, con variaciones del nombre de Anonsen, encontró 65 perfiles de Facebook e Instagram con sus fotografías. El Times denunció las cuentas falsas y, en un transcurso de seis meses, veinticuatro de los perfiles falsos fueron eliminados.

Muchas cuentas más han utilizado las fotografías de Anonsen con nombres distintos. Una usaba el nombre Michael Chris, el perfil que comenzó a enviarle mensajes a Holland a finales de 2016.

Varios meses después de haber comenzado sus conversaciones en línea, Chris le pidió dinero a Holland. Ella le compró tarjetas de regalo de iTunes para que, según él, pudiera adquirir más minutos de internet para su celular. Le envió dinero para que comprara cerveza el día de su cumpleaños. Además, pagó la medicina para la que, según él, era su hija enferma, Annabelle, en California.

En junio de 2017, Holland le transfirió 5000 dólares para que Chris y un amigo volaran a Filadelfia desde Irak. Chris prometió devolverle el dinero cuando llegara allá. Jamás llegó.

Una fotografía enviada a Holland que fue editada para hacer parecer que «Michael Chris» tenía un pase de abordar

En ese momento fue que Holland tomó la combinación de vodka y pastillas para dormir. Días después, despertó en la cama de un hospital. “Abres los ojos y la persona que menos querías enfrentar está sentada a tu lado”, dijo el año pasado. “Mark”, comentó, el nombre de su marido.

Mark Holland sabía que su esposa tenía un amigo Facebook con quien se comunicaba seguido, pero dijo que no fue hasta entonces que se dio cuenta de que la relación de Renee Holland con ese hombre había ido más lejos de lo que creía.

“Estaba muy enojado”, dijo Mark Holland, de 53 años, en una entrevista el año pasado. “Pero también sentía un poco de compasión porque sabía lo mal que se sentía ella”.

Cuando Renee Holland regresó a casa tras salir del hospital, se tensaron las relaciones con su esposo y su padre, entonces de 82 años y a quien ella estaba cuidando. Pero había una persona que seguía hablándole: Chris.

Dijo que “quería compensarme”, dijo Holland. “Me juró que iba a llegar, sentarse ahí, mirar a los ojos a mi esposo y decirle lo mucho que lo sentía para después devolverle el dinero”.

Holland comentó que en ese momento estaba casi convencida de que sí era una estafa, pero que Chris le juró que se había retrasado debido a un operativo militar. Le envió fotografías nuevas en las que el supuesto Chris aparecía lesionado, así como documentos que mostraban que la aseguradora le enviaría pagos cuantiosos.

Prometió que le reembolsaría a Holland más de lo que había perdido y que ella solo tenía que ayudar al soldado a regresar a casa.

En entrevista, Renee Holland dijo que se sentía bien pensar que podía ayudar a Michael Chris. Credit Adam Beckman

Dos veces más, Holland le envió dinero para el avión, en parte con tarjetas de crédito, sin que su marido lo supiera. Chris jamás apareció.

Los Holland perdieron de 26.000 a 30.000 dólares. El año pasado intentaron comenzar de nuevo: se mudaron a Fort Pierce, Florida.

Sin embargo, las tensiones y los conflictos entre la pareja crecieron. En agosto de 2018 Mark Holland fue arrestado por cargos de violencia doméstica, según consta en un informe policiaco. Renee Holland luego retiró los cargos.

Y el 23 de diciembre de 2018, Mark Holland  disparó y asesinó  a Renee Holland y al padre de la mujer en su nueva casa en Florida. Mark después se suicidó.

La oficina del alguacil del condado de St. Lucie, Florida, dijo que no encontraron indicios claros del motivo.

 

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Tecnologia

La red social de Donald Trump, atacada antes de su lanzamiento

La aplicación de Truth Social, anunciada en la galería de Apple | CHRIS DELMAS (AFP)

Donald Trump anunció este miércoles la puesta en marcha de una nueva red social llamada Truth Social (Verdad Social). Al cabo de dos horas, la versión privada de esta página similar a Twitter —que expulsó al mandatario a principios de este año— fue profanada por un grupo de cibercriminales vinculado a Anonymous, informa The New York Times.

Los asaltantes crearon cuentas falsas para el expresidente, entre las que se encuentra Ron Watkins, teórico de referencia para las conspiraciones de QAnon, y Jack Dorsey, fundador de Twitter. Desde la cuenta de Trump, publicaron imágenes de cerdos defecando y diatribas llenas de insultos dirigidas a Dorsey, según se ha podido ver en capturas de la página distribuidas en otras redes sociales. Según los cibercriminales, el ataque forma parte de sus esfuerzos en la “guerra en internet contra el odio”.

Según explicaba el comunicado oficial con que se anunció Truth Social, el objetivo de esta plataforma es “crear un rival del consorcio de medios progresistas y luchar contra las grandes tecnológicas de Silicon Valley, que han usado su poder unilateral para oponerse a voces en Estados Unidos”.

La incipiente red social había abierto una lista de espera en la galería de aplicaciones de Apple, para invitar a los usuarios a unirse al sitio antes del lanzamiento. Según explicó Aubrey Cottle, pirata informático vinculado a Anonymous, al New York Times, esta publicación sirvió de punto de partida para lograr acceder al sitio. Una vez detectado el ataque, los desarrolladores de Trump Media&Technology —la empresa que gestiona Truth Social— bloquearon la creación de nuevas cuentas y cerraron la plataforma de desarrollo en respuesta al ataque.

El expresidente ya había intentado lanzar un blog personal en mayo, como respuesta a su expulsión de distintas redes sociales, pero cerró un mes después como resultado del poco alcance que lograban las comunicaciones lanzadas desde ese foro. Un rastreo del Washington Post reveló que las menciones a Trump se habían desplomado un 95% desde que sus cuentas en Twitter o Facebook fueran suspendidas.

Fuente: El Pais

Continue Reading

Tecnologia

Frances Allen, la primera mujer que ganó el Nobel de la computación

CORTESÍA: IBM

Quizás el nombre de Frances Allen no sea muy conocido entre el gran público, pero para los entendidos, ella fue quien «allanó el camino para las aplicaciones eficientes y ultrarrápidas de hoy», y quien «ayudó al hardware a comprender al software».

Así lo explica en un artículo Cade Metz, autor y periodista de Tecnología de The New York Times.

Por su parte, Janet Abbate, profesora asociada del departamento de Ciencia y Tecnología de la Sociedad en la Universidad Politécnica de Virginia (EE.UU.) y autora de Recoding Gender: Women’s Changing Participation in Computing («Recodificar el género: la participación cambiante de las mujeres en la informática»), se lo dice así a BBC Mundo:

«Cada vez que usas una aplicación que te responde instantáneamente, Fran Allen es una de las personas a la que puedes agradecer esa experiencia sin esfuerzo».

Pasaron 40 años antes de que a una mujer se le otorgara el Premio Turing, considerado como el Nobel de la computación. El primero fue entregado en 1966 y fue en 2006 cuando se le otorgó a la primera mujer: Frances Allen (1932-2020).

El trabajo de Allen se refleja en «casi todos los sistemas de software que cualquier persona usa: cada aplicación, cada sitio web, cada videojuego o sistema de comunicación, cada computadora del gobierno o de un banco, cada computadora dentro de un automóvil o de un avión», explicó Graydon Hoare, creador del lenguaje de programación Rust, en el artículo de Metz.

Por: Margarita Rodríguez
BBC News Mundo

Continue Reading

Tecnologia

¿Dejarías que un abogado robot te defendiera?

¿Podría tu próximo abogado ser un robot?

Suena descabellado, pero lo cierto es que los sistemas de software de inteligencia artificial (IA) -los programas de computadora que pueden actualizarse y «pensar» por sí solos- están siendo cada vez más utilizados en el entorno legal.

Joshua Browder describe su aplicación DoNotPay como «el primer abogado robot del mundo».

Ayuda a componer declaraciones legales. Le dices al bot de charla cuál es tu problema (como una apelación contra una multa por mal estacionamiento) y te sugiere lo que cree que es el mejor lenguaje legal para utilizar al respecto.

«Los usuarios pueden teclear su versión de una disputa en sus propias palabras, y el software tiene una máquina con un modelo de aprendizaje que cuadra la manera legal de expresarla», explica.

Browder, de 24 años, y su compañía están basados en Silicon Valley, California, pero los orígenes de la empresa se remontan a 2015, en Londres, cuando tenía solo 18 años.

«En la última etapa de mi adolescencia en Hendon, al norte de Londres, yo era un pésimo conductor», cuenta. «Recibí una cantidad de costosas multas por mal estacionamiento que, como seguía en la secundaria, no podía pagar».

Tras mucha investigación, Browder dice que encontró la mejor manera de impugnar esas multas. «Si sabes lo que debes decir, puedes ahorrar mucho tiempo y dinero».

En lugar de copiar y pegar los mismos documentos una y otra vez, asegura que le pareció que era «la labor perfecta para un software». Así que creó la primera versión de DoNotPay («NoPagues«, en español) en unas semanas en 2015.

«Realmente solo era para impresionar a mi familia», cuenta.

Pero, desde entonces, la app se ha propagado por Reino Unido y EE.UU., y ahora te puede ayudar a escribir cartas sobre asuntos como reclamos de seguros, solicitud de visas de turista, quejas a una empresa o autoridad local, reembolso del dinero de unas vacaciones que ya no puedes tomar o cancelar la suscripción a un gimnasio.

Browder afirma que los últimos dos usos se dispararon durante la pandemia.

Ahora, DoNotPay se jacta de tener 150.000 subscriptores de pago. Y aunque tiene sus críticas como las de quienes dicen que el consejo legal no es suficientemente preciso, el año pasado recibió un premio del Colegio de Abogados de EE.UU. por aumentar el acceso al ámbito legal.

Bowder aseguratener una tasa de éxito en general de 80%, que se reduce a 65% para las multas de mal estacionamiento porque «algunas personas son culpables».

Quizá pienses que los abogados humanos temen que la IA se entrometa en su campo. Pero algunos lo reciben con beneplácito, pues el software puede servir para buscar y ordenar rápidamente grandes cantidades de documentos de casos.

Una de esas abogadas es Sally Hobson, del bufete de abogados en Londres The 36 Group, que trabaja en casos criminales.

Recientemente uso la IA en un complejo juicio de asesinato. El caso implicaba tener que analizar rápidamente más de 10.000 documentos.

El software realizó la tarea cuatro semanas más rápido de lo que le hubiera tomado a los humanos, ahorrando casi US$70.000 en el proceso.

El uso de AI para asistir a abogados «se está volviendo la norma y ya no es algo raro», dice Eleanor Weaver, directora ejecutiva de Luminance, que produce el software que Hobson usó.

Más de 300 otros bufetes legales en 55 países lo utilizan, trabajando en 80 idiomas.

«Antes tenías una cantidad de tecnologías [de inspección de documentos] que no iban más allá de búsqueda de palabras clave, como teclear «Control-F» en tu portátil», indica Weaver.

En cambio, dice que el sofisticado software que existe actualmente puede conectar palabras y frases asociadas.

Pero la IA no sólo está ayudando a los abogados a revisar la evidencia documental. Ahora también les puede ayudar a preparar y estructurar su caso, así como buscar cualquier precedente legal relevante.

Laurence Lieberman, quien dirige el programa digital de disputas del bufete legal Taylor Wessing en Londres, usa ese tipo de software, el cual ha sido desarrollado por la firma israelí Litigate.

«Cargas el sumario del caso y tus alegatos, y entra y resuelve quiénes son las figuras clave», señala.

«Y luego la IA los vincula a todos, y arma una cronología de los eventos clave y las explicaciones de qué sucede en qué fechas».

Entretanto, Bruce Braude, jefe de tecnología de Deloitte Legal, el brazo legal del gigante de la contaduría Deloitte, dice que el sistema de software TAX-I puede analizar datos judiciales históricos para apelaciones de casos fiscales similares.

La empresa sostiene que puede predecir correctamente cómo se determinará una apelación el 70% de las veces.

«Ofrece una manera más cuantificable de tus probabilidades de éxito, que puedes usar para determinar si debes proceder o no», afirma Braude.

Pero dado que la IA puede escribir documentos legales o asistir a abogados humanos, ¿llegará el momento en que veamos abogados robots o incluso jueces robots?

«Creo que, la verdad, no estamos ni cerca de eso», asegura Weaver.

Pero otros como el profesor Richard Susskind, que preside el grupo de asesoría de IA del Alto Magistrado de Justicia de Inglaterra, no están tan seguros.

Susskind dice que en la década de los 80 estaba realmente horrorizado ante la idea de un juez computarizado, pero que ya no piensa igual.

Indica que incluso antes del coronavirus, «Brasil tenía una acumulación de más de 100 millones de casos jurídicos, y no hay posibilidad de que jueces y abogados humanos puedan sacarse de encima una carga de ese tamaño».

De manera que si un sistema de IA puede de manera precisa (digamos con un 95% de probabilidades) predecir el resultado del fallo de un tribunal, él dice que tal vez deberíamos empezar a pensar en manejar esas predicciones como determinaciones vinculantes, especialmente en países que tienen tanta acumulación de casos atrasados.

Por: Padraig Belton – BBC News

Continue Reading

Tecnologia

WhatsApp: cómo funciona el nuevo servicio de la aplicación que hace desaparecer fotos y videos

La aplicación ahora permitirá a sus usuarios hacer que las fotos o los videos que les envíen a sus contactos desaparezcan después de que los vean.

Una vez que el destinatario abra la imagen, la opción «ver una vez» la eliminará, sin guardarla en el teléfono.

Según WhatsApp, la función tiene como objetivo «dar a los usuarios aún más control sobre su privacidad».

Sin embargo, grupos defensores de la infancia han expresado su preocupación de que los mensajes de desaparición automática puedan ayudar a encubrir evidencia de abuso sexual infantil.

Controversia
La Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad contra los Niños (Nspcc) ya había mostrado su desacuerdo con la empresa matriz de WhatsApp, Facebook, por el uso de mensajes cifrados.

Tal cifrado significa que la policía no puede ver los mensajes «en tránsito», solo el remitente y el receptor pueden hacerlo.

Pero el borrado automático de mensajes podría significar que los dispositivos incautados en redadas policiales tampoco contengan pruebas.

«Esta característica de vista previa podría poner a los niños en un riesgo aún mayor al brindarles a los delincuentes otra herramienta para evitar la detección y borrar la evidencia, cuando los esfuerzos para combatir el abuso sexual infantil ya se ven obstaculizados por el cifrado de extremo a extremo», dijo Alison Trew, una de las líderes de la organización benéfica de seguridad en línea.

WhatsApp, por su parte, defiende que la opción potenciará la privacidad de sus consumidores habituales, diciendo que podría usarse para fotos desechables pero personales, como cuando alguien se prueba ropa en una tienda y le pregunta a un amigo cómo se ve o cuando se envía una contraseña a alguien.

«No todo lo que compartimos debe convertirse en un registro digital permanente», dijo la empresa.

«En muchos teléfonos, simplemente tomar una foto significa que ocupará espacio en el rollo de la cámara para siempre».

Nuevo mensaje
Los usuarios sabrán que un mensaje es de «ver una vez» porque la vista previa se ocultará y se mostrará un gran icono con el número «1» en su lugar.

Sin embargo, al igual que los mensajes que desaparecen en otras aplicaciones como Snapchat, es posible que un usuario tome una captura de pantalla o grabe la pantalla del mensaje cuando se abre por primera vez, o filme una pantalla con otra cámara.

La función también viene con otras limitaciones:

  • Las fotos no se guardarán de forma automática en la galería del teléfono.
  • Los archivos no se pueden reenviar, guardar, compartir ni destacar.
  • Expirará si no se abre en dos semanas.

WhatsApp introdujo una función de mensajes que desaparecen en noviembre.

Esta opción borra los mensajes de texto tanto para el remitente como para el destinatario después de siete días y se ha vuelto una de las áreas de preocupación en algunos países, como Reino Unido.

La ley británica considera que la información relacionada con «discusiones o decisiones sustantivas» debe mantenerse registrada para el archivo histórico.

Por: BBC News Mundo

Continue Reading
Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 4.267 suscriptores

NUEVOS TIEMPOS

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Sígueme en Twitter