Connect with us

Noticias Internacionales

México acordó tomar medidas migratorias meses antes de que Trump anunciara el acuerdo de los aranceles

WASHINGTON.— El acuerdo para evitar los aranceles que Donald Trump anunció con fanfarrias la noche del viernes está compuesto principalmente por acciones que México ya había prometido adoptar antes de las negociaciones con Estados Unidos durante los últimos meses, según funcionarios de ambos países familiarizados con las negociaciones.

La declaración conjunta del viernes dice que México acordó el “despliegue de su Guardia Nacional en todo el país, dando prioridad a su frontera sur”. No obstante, el gobierno mexicano ya había prometido hacer eso en marzo durante negociaciones secretas en Miami entre Kirstjen Nielsen, entonces secretaria de Seguridad Nacional y Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación de México, dijeron los funcionarios.

La parte más importante del acuerdo con Trump fue una expansión del programa para permitir a las personas que solicitan asilo permanecer en México mientras sus casos se procesan en Estados Unidos. No obstante, ese acuerdo se alcanzó en diciembre en un par de notas diplomáticas negociadas con muchas dificultades que intercambiaron los dos países. Nielsen anunció los Protocolos de Protección a Migrantes durante una sesión del Comité Judicial de la Cámara de Representantes cinco días antes de Navidad.

En el transcurso de la semana pasada, los negociadores no lograron convencer a México de aceptar un tratado de Tercer País Seguro que le habría dado a Estados Unidos la capacidad jurídica para rechazar a los solicitantes de asilo si no han buscado refugio en México primero.

A pesar de todo, Trump celebró el acuerdo el sábado y escribió en Twitter: “¡Todos están muy emocionados por el nuevo acuerdo con México!”. Agradeció al presidente de México por “trabajar tanto y tan arduamente” en un plan para reducir el aumento repentino en la migración a los Estados Unidos.

No quedó claro si Trump creyó que el acuerdo realmente representaba concesiones nuevas e importantes, o si el presidente entendió los límites del acuerdo, pero lo aceptó como una forma de guardar las apariencias para escapar de las consecuencias políticas y económicas de imponer aranceles a México, amenaza que comenzó a mencionar hace menos de dos semanas.

Después de amenazar a México con establecer aranceles que aumentarían progresivamente, comenzando en un cinco por ciento para llegar hasta un 25 por ciento, el presidente estadounidense enfrentó enormes críticas, tanto de líderes mundiales como de ejecutivos empresariales, legisladores republicanos y demócratas y miembros de su propio personal, de que se arriesgaba a afectar un mercado crítico.

Tras nueve días de incertidumbre, Trump respaldó y aceptó las promesas de México.

Los funcionarios que participaron en las negociaciones dijeron que comenzaron en serio el domingo pasado, cuando Kevin K. McAleenan, el secretario interino de Seguridad Nacional, se reunió en una cena con el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard. Un alto funcionario gubernamental, que no estaba autorizado para hablar públicamente sobre las negociaciones a puerta cerrada que hubo durante varios días, insistió en que los mexicanos acordaron actuar con mayor rapidez y con mayor dinamismo que anteriormente para frenar a los migrantes.

Su promesa de desplegar hasta a 6000 miembros de la Guardia Nacional fue mayor que la anterior y el acuerdo mexicano para acelerar el Protocolo de Protección a Migrantes podría ayudar a reducir lo que Trump llama la “detención y liberación” de los migrantes en Estados Unidos, dándole al país una mayor capacidad para hacer que los solicitantes de asilo esperen en México.

Sin embargo, sigue habiendo un profundo escepticismo entre algunos funcionarios estadounidenses —incluso en el mismo Trump— sobre si los mexicanos han aceptado hacer suficiente, si cumplirán sus promesas y si, incluso si lo hacen, eso reducirá el flujo de migrantes en la frontera suroeste.

Además, el Protocolo de Protección a Migrantes ya está siendo impugnado en los tribunales por los grupos que defienden los derechos de los migrantes, pues consideran que violan los derechos de los migrantes a tener un abogado. Un juez federal evitó que el gobierno de Trump implementara el plan, pero posteriormente un tribunal de apelaciones determinó que podía seguir adelante mientras procede la impugnación en los tribunales.

Durante una llamada telefónica la noche del viernes cuando se le informó sobre el acuerdo, Trump les preguntó a sus abogados, diplomáticos y funcionarios migratorios si pensaban que el acuerdo funcionaría. Sus asesores dijeron que sí, pero admitieron que también eran realistas en cuanto a que el aumento repentino en la migración podría continuar.

“Veremos si funciona”, les dijo el presidente, aprobando el acuerdo antes de enviar su tuit para anunciarlo.

El sábado, Mike Pompeo, secretario de Estado estadounidense, dijo que el gobierno deseaba reducir la inmigración ilegal y hacer la frontera “fuerte y segura” al trabajar con México para cumplir el acuerdo.

La decisión de Trump de usar el comercio como un garrote contra México fue impulsada en parte por su obsesión con detener lo que falsamente llama una invasión del país y, en parte, por un deseo de satisfacer a sus seguidores de base, muchos de los cuales se han molestado ante su incapacidad de construir su prometido muro fronterizo.

Muchos de sus asesores de alto nivel, incluyendo aquellos que supervisan sus agendas política y económica, se oponían a la amenaza de los aranceles. Sin embargo, la ira del presidente se aviva regularmente con los informes cotidianos que recibe sobre cuántos migrantes han cruzado la frontera en las últimas veinticuatro horas.

Los altos funcionarios migratorios de Trump le advirtieron en repetidas ocasiones al presidente que los resultados de su trabajo para impedir el flujo de migrantes podrían no ser evidentes sino hasta julio, y le pidieron paciencia.

No obstante, ese esfuerzo se dificultó más en mayo, cuando las cifras se dispararon a los niveles más altos de su presidencia. Durante la semana del 24 de mayo, 5800 migrantes —la cantidad más elevada que se haya registrado— cruzaron en un solo día. A esa cifra se sumó rápidamente un grupo de 1036 migrantes que fueron captados por las cámaras de vigilancia mientras cruzaban la frontera en masa. Posteriormente, Trump tuiteó el video, y poco después comenzó la amenaza de los aranceles.

Durante las negociaciones de la semana, los funcionarios de ambos países se preocuparon por lo que Trump estaría dispuesto a aceptar a cambio de retirar su amenaza de los aranceles. La pregunta estuvo en el aire durante las negociaciones, que fueron encabezadas un día por el vicepresidente Mike Pence e incluyeron a Pompeo y McAleenan.

Los funcionarios mexicanos abrieron las negociaciones con la oferta de desplegar a elementos de su nueva Guardia Nacional contra los migrantes, mediante una presentación de PowerPoint para demostrarles a sus pares estadounidenses que hacerlo sería innovador en su capacidad para detener a los migrantes que recorren México con destino al norte, a menudo en autobús.

De hecho, los funcionarios mexicanos ya habían hecho la misma promesa meses antes cuando Nielsen se reunió en Miami con Sánchez Cordero y asesores del canciller mexicano. El objetivo de la reunión, según personas que saben del tema, era presionar a los mexicanos para que actuaran más rápido.

Sánchez Cordero también le dijo a Nielsen que la nueva Guardia Nacional del gobierno mexicano, que se creó apenas un mes antes para combatir el narcotráfico y la delincuencia, se redirigiría a la frontera con Guatemala, el puerto de entrada de la mayoría de los migrantes centroamericanos.

En ese momento, Nielsen y los demás negociadores estadounidenses se refirieron a la promesa mexicana como el plan de la “tercera frontera” porque los mexicanos propusieron crear una línea de soldados en torno a la región sur mexicana para evitar que los migrantes siguieran su camino hacia el norte.

Los mexicanos habían comenzado a implementar el plan, pero no lo suficientemente rápido para el gobierno de Trump, que dijo que solo unos mil elementos de la Guardia Nacional mexicana se encontraban en sus puestos en mayo.

El acuerdo del viernes con México establece que los dos países “expandirán de inmediato” el Protocolo de Protección a Migrantes a lo largo de toda la frontera sur. A la fecha se han regresado migrantes en solo tres de los puertos de entrada más transitados.

Sin embargo, los funcionarios familiarizados con el programa declararon el sábado que el acuerdo al que llegaron los dos países en diciembre pasado siempre tuvo como objetivo expandirse a lo largo de toda la frontera. Lo que evitó que eso ocurriera, dijeron, fue la asignación de recursos en ambos países.

En Estados Unidos, los migrantes deben comparecer ante jueces migratorios antes de que puedan ser enviados a esperar en México, y la escasez de jueces retrasó el proceso. El gobierno mexicano también se retrasó en proveer refugio, servicios médicos, prestaciones laborales y atención básica que permitirían a Estados Unidos enviar a los migrantes de regreso a ese país.

El nuevo acuerdo reitera que México proveerá “los empleos, la atención médica y la educación” necesarios para permitir que el programa se expanda, pero la velocidad con la que Estados Unidos puede mandar más migrantes a esperar a México todavía dependerá de qué tan rápidamente el gobierno cumpla su promesa.

Quizá la señal más clara de que ambos lados reconocen que el acuerdo podría ser insuficiente se encuentra en una sección del acuerdo del viernes titulada: “Medidas adicionales”.

Un funcionario familiarizado con las negociaciones dijo que la sección tenía el propósito de ser una advertencia seria para el gobierno mexicano de que Trump estaría observando con atención los informes diarios que recibe sobre el número de migrantes que cruzan la frontera. El funcionario dijo que si las cifras no cambiaban —rápido— el enojo del presidente llevaría a las partes de vuelta a la mesa de negociación.

“La amenaza de los aranceles no se ha ido”, dijo el funcionario. “Está suspendida”.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Noticias Internacionales

La histórica disputa en Centroamérica por la soberanía en el golfo de Fonseca

GETTY IMAGES

El golfo de Fonseca, en el océano Pacífico, ha sido históricamente una fuente de tensiones donde Honduras, El Salvador y Nicaragua hacen reclamos territoriales.

Ahora, el consejo de ministros hondureño publicó un decreto para «reafirmar la soberanía nacional en los espacios marítimos que le corresponden a Honduras en dichas aguas».

En el decreto, el gobierno de Honduras anuncia un plan de desarrollo para la región.

Pero ¿qué significa exactamente esto y por qué hay disputas territoriales en esta región?

Triple frontera
El golfo de Fonseca, con 3.200 kilómetros cuadrados, ha sido escenario de conflictos territoriales desde las independencias de Honduras, El Salvador y Nicaragua.

A diferencia de Nicaragua, que cuenta con 352 kilómetros de costa sobre el Pacífico, y El Salvador, con 307 km, para Honduras el golfo es su única salida a ese océano.

El principal problema es la falta de delimitación de las aguas, asunto que ha llegado hasta la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para dirimir una disputa entre El Salvador y Honduras.

En una resolución en 1992, la CIJ determinó que ambos estados tenían soberanía exclusiva sobre una franja de 3 millas náuticas a partir de su costa, pero adjudicó la administración del resto de las aguas del golfo a los tres países que lo comparten.

Isla Conejo, en el centro de la disputa
Pese a que apenas es un peñón de menos de 1 km cuadrado, Isla Conejo es objeto de una larga disputa por su soberanía entre El Salvador y Honduras.

En los años 80, cuando El Salvador estaba en plena guerra civil, el contingente militar salvadoreño que resguardaba la isla volvió al continente, y tropas del ejército hondureño aprovecharon para ocupar por primera vez el islote.

Entonces empezó una controversia diplomática entre ambos países. El Salvador argumenta que Honduras ocupó la isla ilegalmente, y este que el peñón es suyo por su mayor cercanía a la costa hondureña (unos 600 metros).

La disputa casi siempre resurge en las campañas electorales. Honduras celebra elecciones generales el 28 de noviembre.

Pero ¿por qué hay una disputa sobre una isla de medio kilómetro cuadrado?

La ubicación geográfica de sus vecinos forma una especie de pinza en la entrada de la bahía, lo cual cierra aún más el libre acceso pues ambos cuentan con una soberanía de 12 millas náuticas según la Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar.

Si las autoridades nicaragüenses y salvadoreñas acordaran limitar la navegación en su mar territorial, podrían aislar a los hondureños.

En esas condiciones las islas en el golfo Fonseca tienen un valor fundamental, incluso un islote como Conejo.

Para Honduras el conflicto fue superado con el fallo de la Corte de La Haya en 1992 que reconoce la soberanía de 3 millas náuticas (5,5 km) desde la costa de cada nación.

Mientras El Salvador argumenta que Isla Conejo nunca formó parte de la resolución, pues no la menciona específicamente.

En la resolución se establece la soberanía sobre otras islas: El Tigre, que le pertenece a Honduras, y Meanguera y Meanguerita, a El Salvador.

En 2003, la CIJ rechazó una petición de El Salvador para revisar dicha resolución.

Por: BBC News Mundo

Continue Reading

Noticias Internacionales

Pronunciamiento de ONECA ante publicación de FLACSO

ASUNTO: Estudio sobre Garífunas. Las rutas del cuerpo entre el Aquí y el Allá Imaginarios colectivos sobre el fenómeno migratorio en las comunidades de Sambo Creek y Corozal. Tegucigalpa, 2021. ISBN 978-
99979-65-06-6.

RESPONSABLES DEL ESTUDIO: Reyes, Milton y Gallo, Mildred
Dr. Francisco Herrera Alvarado, Universidad Nacional Autónoma de Honduras;
Dr. Rolando Sierra Fonseca, Director FLACSO Honduras, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales;
Dra. Josette Altmann Borbón, Secretaria General, FLACSO, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales;
Mtr. Cinthya Fernández Lépiz, Coordinadora Académica Regional, FLACSO, Facultad Latinoamericana de
Ciencias Sociales;
MSc. Lorena Aguilar Revelo, Coordinadora Regional de Cooperación Internacional e Investigación,
FLACSO, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales;
OMIH, Observatorio para las Migraciones Internacionales de Honduras;
Sr. D. Juan José Sanzberro Gamio, AECID, Agencia Española de Cooperación Técnica para el Desarrollo.

Para ver mas clic aquí

Continue Reading

Noticias Internacionales

José Francisco Ávila anuncia fecha de estreno de su autobiografía

Bronx, NY, 24 de septiembre de 2021: José Francisco Ávila anuncia el lanzamiento de su libro, El Poder del Orgullo Pan-Garífuna Afrolatino Mi búsqueda de identidad racial, ancestral, étnica y cultural   (El libro electrónico está disponible para pre-pedido en la Tienda Kindle aquí)

En esta autobiografía emancipadora y convincente, el hijo de un padre negro caribe / garífuna y una madre mestiza, cuenta la historia de cómo su lucha por reconciliar las percepciones sociales de su herencia multirracial y étnica, lo llevó a una búsqueda de identidad racial, ancestral, étnica y cultural, que lo llevó a impulsar el Movimiento Moderno Garífuna y resulto en el Movimiento Afrodescendiente en América Latina.

José Francisco lleva a los lectores a un viaje convincente de cómo su búsqueda lo llevó a investigar su ascendencia, y cómo el poder de su orgullo racial, ancestral, étnico y cultural, lo llevó a su misión de por vida, informar, empoderar y abogar por su pueblo, que se convirtió en su campaña de por la justicia social de base y, finalmente, en un movimiento transnacional.

Reflexionando sobre sus experiencias vividas, ofrece una exploración única y reflexiva de cómo influyeron en su pensamiento. Desde su nacimiento en Honduras, donde su padre lo expuso a la justicia social, migrando a Boston, MA, durante la desegregación racial, trasladándose a Dallas, TX, durante la era posmoderna de la globalización y la Revolución Digital.

«He pasado los últimos años reflexionando sobre las historias que quería leer pero que aún no se habían escrito, por lo tanto, decidí proporcionar una plataforma para celebrar los logros, exitos y contribuciones de los garífunas. Esas historias, y mis experiencias vividas, forman la esencia de la línea argumental del libro e El Poder del Orgullo Pan-Garífuna Afrolatino«, dijo el autor José Francisco Ávila.

Este poderoso libro captura la convicción de José Francisco Ávila de que necesitamos narrar nuestras propias historias con nuestras propias palabras, para hacer justicia a nosotros mismos y a las generaciones futuras. Esto es más urgente, en esta era, donde se están aprobando leyes para eliminar los planes de estudio que examinan cuestiones sociales, culturales y legales relacionadas con la raza y el racismo en los Estados Unidos, y el continuo blanqueo de la historia.

El lanzamiento oficial del libro está programado para el domingo 24 de octubre de 2021, de 3 pm a 7 pm, en el Centro Comunitario Justice Sonia Sotomayor, 1000 Rosedale Avenue, Bronx, NY 10472

El libro estará disponible para su compra en Amazon.

(El libro electrónico está disponible para pre-pedido en la Tienda Kindle aquí)

Los detalles completos sobre el libro junto con más detalles se pueden encontrar en www.josefranciscoavila.com

###

José Francisco Ávila

Garifuna Afro-Latino Author – Publisher

«If it’s not written, It doesn’t exist!»

Website: https://josefranciscoavila.com

Email: josefranciscoavila@gmail.com

Tel:  (810) 462-1243

Twitter: @JoseFAvilaLopez

Facebook: https://www.facebook.com/josefranciscoavilaauthor

LinkedIn: Jose Francisco Avila

Instagram: @josefavi

Spotify Playlist:  Jose Francisco’s Playlist

Continue Reading

Noticias Internacionales

La madre costarricense que perdonó al hombre que causó la muerte de su hija

CORTESÍA: FAMILIA JIMÉNEZ

«Tuvimos que esperar en el hospital un montón de tiempo para ver el cuerpo y recuerdo que me puse a pensar: mi hija está muerta, pero ¿y dónde estará el muchacho?, ¿qué le estará pasando?, él me necesita, él está vivo».

Elizabeth Jiménez perdió a su hija María en un accidente de tránsito en marzo de 2017.

El joven al que se refiere es la persona que conducía el automóvil en que viajaba María. Era el chico con que salía.

Nicholas Tay fue enviado a prisión en noviembre de ese año y salió en libertad casi dos años después, a finales de 2019.

Ambos compartieron su extraordinaria historia con BBC Mundo: Jiménez, desde su casa en Inglaterra, y Nick, como ella lo llama, desde su hogar, en Singapur.

Por: Margarita Rodríguez*
BBC News Mundo

Continue Reading
Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 4.263 suscriptores

NUEVOS TIEMPOS

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Sígueme en Twitter