Connect with us

Noticias Internacionales

Nayib Bukele lo logró: es un autócrata

Nayib Bukele, presidente de El Salvador, en febrero de este añoCredit...Stanley Estrada/Agence France-Presse — Getty Images

Por Óscar Martínez – NYTimes

SAN SALVADOR — Entre la noche del sábado 1 de mayo y la madrugada del domingo 2, en su primera sesión legislativa tras arrasar en las elecciones de febrero de 2021, los diputados del partido de Bukele, Nuevas Ideas, dueños de la mayoría absoluta en la Asamblea Legislativa, violaron la Constitución salvadoreña para dar todo el poder a su líder.

Sin respetar las reglas democráticas del país, algunas de ellas alcanzadas tras 12 años de guerra civil y más de 75.000 muertos, la Asamblea destituyó en una sola jornada a los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y al fiscal general, dos organismos independientes que han sido vitales para detener los repetidos intentos de Bukele de gobernar sin respetar las reglas democráticas. Sin las consultas a las que obliga la Constitución, se leyó una lista de sustitutos afines al bukelismo y se aprobó.

Lo diré de otra forma: el sábado, mientras cenaba, El Salvador aún tenía un sistema de contrapeso de poderes entre el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial. Cuando desayuné el domingo por la mañana, un señor de 39 años era dueño de todo. Cené en una república imperfecta. Desayuné en una dictadura en ciernes.

Cualquier duda ha sido disipada y la historia debe registrar que en 2021 Latinoamérica tuvo, una vez más, un país donde todo el poder se concentró en un solo hombre.

Este hombre lo venía buscando desde que en junio de 2019 llegó a la presidencia. Incluso cuando Bukele era alcalde de la capital daba señales de que las reglas democráticas le estorbaban, y convocaba a una marcha contra la Fiscalía solo porque le llamaron a declarar. Siendo presidente se tomó con militares la Asamblea porque no le aprobaron un préstamo. En cuarentena, violó la Constitución sistemáticamente. Ahora es el todopoderoso en El Salvador.

Es posible que la historia señale este fin de semana como el inicio formal de su régimen. Y vale decir que no lo construyó solo, sino con el apoyo masivo de una sociedad que vuelve a autoflagelar sus derechos mientras aplaude a un nuevo caudillo, una sociedad que ha demostrado una vez más su ignorancia de la democracia. Pero el régimen también se ha construido gracias a la actitud pusilánime de decenas de funcionarios públicos que, entendiendo que lo que hacen es ilegal, han decidido conservar sus puestos y sus salarios, temerosos de ser ubicados en el bando de los traidores, los opositores, y sufrir las consecuencias. A esto también, la historia los juzgará.

Y, sin embargo, una de las pocas posibilidades de que el régimen colapse está en manos de esa misma gente: la sociedad aturdida y los funcionarios temerosos. La esperanza es que salgan de ese aturdimiento y que abandonen esa cobardía.

Los gobiernos del mundo, ahora mismo, pueden hacer poco. Desde legisladores estadounidenses, pasando por miembros del Departamento de Estado, la vicepresidenta de Estados Unidos, embajadores, líderes de organizaciones globales o representantes de Naciones Unidas, los mensajes de repudio llovieron, y Bukele respondió con un tuit: “A nuestros amigos de la comunidad internacional: Queremos trabajar con ustedes, comerciar, viajar, conocernos y ayudar en lo que podamos. Nuestras puertas están más abiertas que nunca. Pero con todo respeto: Estamos limpiando nuestra casa… Y eso no es de su incumbencia”. Lo que la comunidad internacional piense de sus formas inconstitucionales, parece decir Bukele, le importa tanto como para escribir un tuit, pero no lo suficiente como para detener su desmantelamiento de la democracia.

Sus aliados ya anunciaron que habrá más destituciones por la misma vía legislativa.

Los magistrados destituidos habían declarado inconstitucionales algunas medidas tomadas por Bukele durante la cuarentena, como suspender garantías constitucionales con solo un tuit. Y el fiscal destituido, menos determinado en sus acciones que los magistrados, había iniciado una investigación tras la revelación periodística de que el gobierno lleva, desde la toma de posesión de Bukele, negociando con la Mara Salvatrucha-13 la reducción de homicidios y ayuda para las pasadas elecciones legislativas. Así que por la madrugada del domingo, los nuevos magistrados y el nuevo fiscal, todos cercanos a Bukele, entraron a la Corte y a la Fiscalía para usurpar esas oficinas y desarmar la breve democracia salvadoreña, que ya era raquítica antes de la llegada de Bukele.

En este momento, a poco de cumplir el segundo año de mandato, Bukele tiene lo que quiere: una Asamblea Legislativa donde 64 de los 84 diputados votan utilizando solo el criterio de lo que su líder pida; una Sala de lo Constitucional que entra violando la Constitución y que difícilmente rebatirá uno de sus designios o protegerá el texto democrático. Y un fiscal general que ya antes ha defendido los intereses del gobierno de Bukele, como defensor designado por la presidencia.

La sensación reinante es de temor: algunos de los magistrados destituidos, así como el fiscal, publicaron cartas renunciando a sus cargos luego del golpe legislativo, apartándose del debate. Rechazaron los argumentos con que los destituyeron, pero se apartaron.

Los pocos y débiles contrapesos que quedan, como el procurador de Derechos Humanos, están en la cuerda floja, y pueden perder su cargo en la próxima plenaria legislativa. Una de las diputadas de Bukele, en reacción a un comunicado del procurador condenando lo ocurrido, tuiteó, aunque luego borró: “You are next”. Esto no ha acabado.

En los días y años por venir, El Salvador probablemente verá arrestos injustificados de opositores, ataques contra medios de comunicación utilizando todas las herramientas del Estado, un enriquecimiento obsceno y descarado de parte de los miembros de su gobierno, modificaciones constitucionales a su medida y reglas electorales que se le ajusten. Bukele se cree el elegido y más de un 80 por ciento de la sociedad salvadoreña lo ve de esa forma y aplaude sus acciones, así con ellas les reste derechos fundamentales.

La única posibilidad de que esto no ocurra es que el sistema implosione. La esperanza más viable es que poco a poco sus funcionarios entiendan que algún día perderán su cargo y tendrán que enfrentar sus acciones. Algunos de esos funcionarios son diputados jóvenes, que rozan los 30 años, y que se estrenaron en un cargo público violando la Constitución. Esa camada de políticos podría darle la espalda al líder para ayudar a El Salvador a regresar a la senda de la democracia. Pero de momento es claro que prefieren actuar como peones del rey.

La comunidad internacional también debe jugar un rol determinante en el proceso de abrir los ojos a algunos políticos fieles a Bukele y de impedir que la ya atemorizada oposición —liderada por el antiguo binomio Arena y FMLN que dominó la política salvadoreña hasta la irrupción de Bukele— muera en silencio.

Mientras buena parte del país celebra la recién instalada autocracia, la sociedad crítica está sumida en días de miedo y ansiedad. Cuesta otear un futuro esperanzador donde el presidente se sienta menos dueño de todo. Solo el cambio individual puede ayudar a restablecer un panorama colectivo democrático. El Salvador, una vez más, necesita a ciudadanos valientes, dispuestos a sacrificar su comodidad y sufrir persecución a causa de su defensa de la democracia.

Mientras tanto, en mi país no impera ningún Estado de derecho, sino un hombre.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Noticias Internacionales

Yani Rosenthal se reúne con el COHEP para presentar su plan de gobierno

Al entrar, Yani brindó declaraciones a los medios de comunicación y habló de la alianza.

Por: Tiempo HN

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El candidato oficial a la presidencia por el Partido Liberal, el abogado Yani Rosenthal, se presentó esta mañana a las instalaciones del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) para exponer su plan de gobierno.

Rosenthal habló con los medios de comunicación presentes en el lugar, donde detalló sus objetivos a corto plazo para su candidatura política.

Plan de gobierno liberal
Según el empresario, la reunión con las autoridades del COHEP se basará en que él y su equipo le expondrán cómo es el plan de gobierno del Partido Liberal. Además, enfatizó que también tendrán una etapa de preguntas y respuestas.

Yani Rosenthal COHEP

El abogado habló sobre sus ideas del plan de gobierno del PL.

Rosenthal afirmó que lo más importante de la reunión será que él quiere saber qué cosas necesitan, pues de convertirse en el nuevo presidente de Honduras, uno de sus planes será ayudarlos para contribuir a mejorar en varios sectores.

En palabras de Yani, el sector privado tiene dos papales fundamentales en Honduras. Por una parte, debe poder generar empleo para los miles de compatriotas y también su contribución con el pago de impuestos.

Gobierno debe ayudar
Yani manifestó que es deber del gobierno el poder ayudar al sector privado para lograr generar empleos. El candidato recalcó que es de vital importancia la empresa privada en Honduras, pues solo así se podrán crear buenos, justos y dignos empleos.

Por otro lado, el pasado sábado 1 de mayo, se celebró el Día Internacional del Trabajo, un evento donde Rosenthal aprovechó para felicitar a todos los trabajadores.

A través de su cuenta de Twitter, el empresario agradeció el trabajo de cada obrero que día a día lucha por Honduras. Asimismo, reafirmó su compromiso como candidato presidencial para invertir en programas sociales, y así mejorar la salud, educación y la recreación de los trabajadores.

Yani Rosenthal COHEP

Directivos del COHEP junto a Yani Rosenthal.

Continue Reading

Noticias Internacionales

El Salvador: la nueva Asamblea Legislativa

La nueva Asamblea está controlada por el partido de Bukele. / AFP

Fuente: BBC News Mundo

La Asamblea Legislativa de El Salvador, controlada ahora por el partido del presidente Nayib Bukele, Nuevas Ideas, destituyó este sábado a los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

En la primera acción tomada por el nuevo congreso a solo horas de haber tomado posesión, los parlamentarios aceptaron con 64 votos a favor, 19 en contra y un ausente, destituir tanto a los jueces titulares como a los suplentes de una de las instancias judiciales que había emitido veredictos contrarios a las políticas del presidente Nayib Bukele.

Pocas horas después, también presentaron una moción para la destitución del fiscal general, Raúl Melara, que fue también aprobada por mayoría absoluta.

La medida, según expertos consultados por BBC Mundo, permitirá a Bukele tomar control de los tres poderes del Estado, luego de que en las elecciones legislativas se hiciera con una mayoría absoluta en el parlamento unicameral de 84 escaños.

“Ya tenían dos poderes. Era lógico la búsqueda del tercer poder”, dice a BBC Mundo la analista política salvadoreña Bessy Ríos.

“Es una situación inédita, nunca había pasado. Pero tienen los votos, tienen el mandato constitucional. Pueden hacerlo”, señala.

Poco después de la votación, la Corte publicó un comunicado en el que consideraba “inconstitucional” la medida, lo que supuso un enfrentamiento entre los poderes independientes del Estado.

Bukele, por su parte, descartó el dictamen de los jueces.

La oposición salvadoreña criticó duramente la medida y la calificó de “golpe de Estado”.

“Evidenciando totalmente su búsqueda del poder total, su primera moción en la Asamblea Legislativa destituir a la Sala de la Constitucional de la CSJ, anulando la separación de poderes y sepultando a El Salvador como República”, denunció Erick Salguero, presidente del partido opositor Arena.

El gobierno de EE.UU. estuvo entre los primeros en posicionarse sobre la medida.

“Vemos con preocupación la propuesta de algunos miembros de la Asamblea Legislativa de destituir a los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de El Salvador. Un órgano judicial independiente es el cimiento de toda democracia; ninguna democracia puede sobrevivir sin eso”, escribió en Twitter Julie Chung, subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU.

Continue Reading

Noticias Internacionales

Covidiota, palabra adoptada por la RAE para definir a quienes se niegan cumplir normas sanitarias

Foto: AFP

La Real Academia Española (RAE) aprobó el uso del vocablo “covidiota” para definir a “las personas que se niegan a cumplir las normas sanitarias dictadas para evitar el contagio de la covid”, se informó hoy a través del Diccionario histórico de la lengua española.

Covidiota tiene su etimología en el “calco estructural del inglés covidiot, voz atestiguada en esta lengua desde 2020 en la prensa, y consignada ya en el Oxford Advanced Learner’s Dictionary (2020); y esta, a su vez, de covid e idiot”, explica la RAE a través de su página web.

“También se atestigua como adjetivo, como ‘persona que se niega a cumplir las normas sanitarias dictadas para el contagio de la covid’ en abril de 2020, en el Diario de Sevilla, en el artículo de A. S. Ameneiro, agregaron.

Entre la familia de palabras derivada, detallaron “covidiotez”, a la que definieron como la “actitud o cualidad de una persona que se niega a cumplir las normas sanitarias dictadas para evitar el contagio de la covid”. Y como sinónimo, puede utilizarse, también, el vocablo “covidiotismo”, detalló la RAE.

Fuente: tiempoar.com.ar

Continue Reading

Noticias Internacionales

Así fue que la mala gestión del ICE impulsó brotes de COVID-19 en Estados Unidos

Fuente: Base de datos de The New York Times de informes de agencias federales y locales | Nota: Al 31 de marzo de 2021Por Scott Reinhard

Por Isabelle Niu y Emily Rhyne – NYTimes

En la actualidad, Estados Unidos tiene el mayor sistema de detención de inmigrantes del mundo. En un día cualquiera, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) retiene a decenas de miles de personas en unas 200 instalaciones ubicadas en todo el país. Y, a lo largo de la pandemia, estas instalaciones se han convertido en algunos de los lugares más peligrosos de Estados Unidos en lo que respecta a los brotes de COVID-19.

Nuestro análisis comparó las tasas de contagios estimadas en los centros de detención del ICE con las tasas de contagios en las prisiones y entre la población general. Cuando los casos de COVID-19 aumentaron el pasado mes de junio, los centros de detención del ICE tenían una tasa de infección promedio cinco veces mayor que la de las prisiones y 20 veces mayor que la de la población general.

Para entender los riesgos que suponen las instalaciones del ICE, hablamos con personas que estuvieron detenidas, científicos de datos, abogados, funcionarios de condado y la familia de un excontratista del ICE sobre la propagación de la COVID-19, dentro y fuera de los centros de detención de esta agencia. También analizamos documentos judiciales, registros médicos de los detenidos e informes de inspección del gobierno de junio de 2020 hasta marzo de 2021. A continuación, presentamos lo que encontramos.

1. Los detenidos cuentan con poca protección contra la COVID-19 mientras están bajo custodia
Existen varias razones por las que la COVID-19 golpeó con especial fuerza a los centros de detención del ICE, incluida la aplicación irregular de las propias directrices de la agencia sobre la pandemia en sus instalaciones.

En el Centro Correccional de La Palma, en Arizona, por ejemplo, un reciente informe de inspección gubernamental detectó repetidas violaciones de los protocolos de uso de cubrebocas y distanciamiento social. Según el reporte, los detenidos organizaron protestas pacíficas para llamar la atención sobre estas condiciones y fueron castigados de manera violenta por el personal del centro de detención.

Otro problema es la falta de pruebas. En una audiencia en el Senado el pasado mes de junio, Henry Lucero, director ejecutivo adjunto de Operaciones de Aplicación de la Ley y Deportación del ICE, declaró que toda persona que estando bajo custodia experimente síntomas de COVID-19 es sometida a pruebas de detección del coronavirus.

Pero eso no siempre sucede. Sandra Esqueda, una inmigrante sin estatus legal procedente de México, estuvo detenida en el Centro de Procesamiento de Servicios de El Paso, en Texas, de abril a noviembre de 2020. Sus documentos médicos muestran que, tras acudir a la unidad de atención médica del centro con síntomas, no se le hicieron pruebas sino hasta cinco días después. Dio positivo, y decenas de detenidos más se infectaron más o menos al mismo tiempo, según Esqueda.

En otro centro de detención en Farmville, Virginia, la incapacidad del ICE para contener el virus durante el verano pasado provocó un brote de unos 250 casos, de entre alrededor de 300 detenidos en el centro. Uno de ellos murió a causa de la COVID-19.

2. Los efectos de los contagios en los centros de detención se extienden hacia las comunidades circundantes
No todos los centros del ICE se han visto afectados de igual manera por la COVID-19. Una base de datos de The New York Times que analiza los informes de las agencias federales y locales encontró que los brotes más grandes en los centros de detención del ICE tienden a concentrarse en los estados fronterizos del sur.

El condado de Frio, en Texas, es un ejemplo de ello. Este condado rural de unos 20.000 habitantes alberga dos grandes instalaciones del ICE gestionadas por empresas penitenciarias privadas. El 5 de mayo de 2020, había diez casos conocidos en el condado, todos ellos vinculados al Centro de Procesamiento del ICE del sur de Texas. Tres días después, el número de casos positivos se había triplicado en todo el condado.

Esa tendencia continuó durante varios meses más, según los analistas de datos. Los primeros hallazgos del Proyecto de datos de COVID-19 tras las rejas (COVID-19 Behind Bars Data Project) de la Facultad de Derecho de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, por su sigla en inglés) muestran que, durante la pandemia, las infecciones dentro del centro de detención en el condado de Frio suelen venir acompañadas de infecciones en la comunidad en general.

Los investigadores registraron la misma tendencia en otras nueve instalaciones del ICE que experimentaron grandes brotes en Texas, Florida, Georgia, Arizona, Luisiana y California.

En Laredo, Texas, las autoridades sanitarias locales emitieron órdenes de cuarentena obligatoria para dos centros de detención del ICE a finales de julio. Sin embargo, en las semanas siguientes, se registraron cientos de nuevos casos en los centros de detención, lo cual presionó a los hospitales de la ciudad que ya estaban sobrecargados.

Una vocera del ICE declaró en un comunicado, enviado a este diario, que la agencia había “tomado extensas medidas para salvaguardar a todos los detenidos, el personal y los contratistas, incluyendo: las pruebas en el momento de la admisión, la reducción del número de detenidos en custodia, la ubicación de los individuos en programas alternativos a la detención”.

3. La falta de datos consistentes sobre la COVID-19, por parte del ICE, dificulta el seguimiento de la propagación comunitaria
Todos los días, el ICE publica las cifras relativas a los casos activos entre los detenidos, así como las muertes por COVID-19. Sin embargo, no lleva un registro continuo de las infecciones diarias desde el inicio de la pandemia, lo cual dificulta entender cuánto se ha propagado el virus entre los detenidos del ICE a lo largo del tiempo.

Otra limitante importante es que la agencia no divulga los datos sobre las infecciones entre su personal, y esa información es crítica para entender el contagio en la comunidad. Los expertos afirman que el movimiento del personal es una fuente importante de transmisión del virus de los centros de detención del ICE a la población en general. La opacidad de los datos también se debe a que la gran mayoría de los detenidos se encuentran en instalaciones que no son gestionadas por la agencia, sino por empresas penitenciarias privadas, que no están obligadas a compartir información con el público.

En una audiencia de la Cámara de Representantes sobre la supervisión de los centros de detención del ICE en julio de 2020, la representante de Nueva York Kathleen Rice pidió a los directores ejecutivos de cuatro contratistas privados del ICE que dieran a conocer los datos sobre las infecciones entre los empleados. Los cuatro respondieron que publicarían la información con la autorización del ICE, pero hasta la fecha aún no hay ningún dato en el sistema sobre las infecciones entre los contratistas del ICE. En una declaración a este diario, la agencia se negó a comentar cómo la pandemia ha afectado a su personal.

4. El ICE podría liberar a más gente para reducir la propagación de la COVID-19
Como agencia, el ICE tiene amplia discrecionalidad para determinar a quiénes detiene o deja en libertad. La detención de inmigrantes es una detención civil, lo que significa que las personas no están allí para cumplir una condena por cometer un delito, sino para esperar que un tribunal migratorio decida si pueden permanecer en Estados Unidos.

En abril de 2020, un juez federal de California ordenó al ICE que “identificara y considerara la posibilidad de poner en libertad a los detenidos con mayor riesgo de sufrir complicaciones por la COVID-19”, sin importar su situación jurídica. Casi un año después, el mismo juez determinó que la agencia había “incumplido de manera sustancial las órdenes del tribunal”.

El año pasado, más de 3700 personas fueron liberadas del centro de detención del ICE y el número total de personas bajo custodia de la agencia se redujo a la mitad debido a las órdenes judiciales y a las restricciones fronterizas por el coronavirus del gobierno de Donald Trump.

Sin embargo, la tasa de infección promedio actual dentro de las instalaciones de detención del ICE sigue siendo alrededor de veinte veces mayor que la de la población general de Estados Unidos, según el proyecto de la UCLA. Esto significa que los centros de detención del ICE siguen siendo focos de infección que suponen un riesgo para cualquiera que entre en contacto con ellos. Y, a diferencia de la Oficina Federal de Prisiones, el ICE no tiene su propio plan de vacunación para las personas detenidas. En cambio, dejó la vacunación de los detenidos en manos de los gobiernos estatales con el fin de que esas entidades las administren como crean conveniente.

Continue Reading

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 4.233 suscriptores

QUÉDATE EN CASA

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Sígueme en Twitter