Connect with us

Noticias Internacionales

‘No vamos a ceder el control de la Amazonía’: productores amazónicos apoyan a Bolsonaro

RÍO DE JANEIRO.— Al ver cómo se desataba el pánico global por los miles de incendios forestales sucedidos en la Amazonía durante la semana pasada, y luego de escuchar los llamados a boicotear los productos brasileños, Agamenon da Silva Menezes se preguntó si el mundo se había vuelto loco.

Da Silva es un líder sindical de agricultores en Novo Progresso, una comunidad ubicada en una región fuertemente deforestada al norte de Brasil, y considera que los incendios de la región son parte de la vida cotidiana. Así es como algunos agricultores limpian la tierra para ganarse la vida, y son un resultado natural de la estación seca.

“Vamos a seguir produciendo aquí en la Amazonía y vamos a seguir alimentando al mundo”, dijo Da Silva en una entrevista. “No hay necesidad de toda esta indignación”.

En Novo Progresso, como en muchas partes de Brasil, existe un fuerte apoyo a la política del presidente Jair Bolsonaro en la Amazonía, que prioriza el desarrollo económico sobre las protecciones ambientales. Estos brasileños argumentan que el fuego y la deforestación son esenciales para mantener a los pequeños agricultores y grandes ranchos que exportan carne de res y soja al mundo, y que el daño que causan a la selva tropical más grande del mundo es moderado.

Además, están indignados por lo que consideran como una actitud colonialista por parte de extraños que intentan decidir cómo es que los brasileños deben manejar su propia tierra.

El mismo Bolsonaro dijo el lunes que Brasil no aceptaría demandas para “salvar la Amazonía, como si fuéramos una colonia o tierra de nadie”. A principios de este mes, un grupo de agricultores, madereros y dueños de negocios en Novo Progresso y en otros lugares anunciaron que provocarían incendios coordinados como muestra de fuerza por parte de las industrias que rechazan la aplicación de las leyes ambientales.

Los más de 26.000 incendios forestales registrados en la Amazonía en lo que va del mes, el número más alto en una década, han desencadenado una oleada de indignación en todo el mundo. Y las críticas se han concentrado en el polémico mandatario de Brasil, Bolsonaro, quien ha prometido facilitar a las industrias el acceso a tierras protegidas.

Los incendios de la Amazonía fueron una de las principales preocupaciones de los líderes del G7 que se reunieron en Biarritz, Francia, el pasado fin de semana. Impulsados por el presidente francés, Emmanuel Macron, quien la semana pasada advirtió que “nuestra casa se está quemando”, los países del G7 se comprometieron a destinar 20 millones de dólares para ayudar a Brasil a contener los incendios. El actor Leonardo DiCaprio también anunció que Earth Alliance, una organización ambiental que él ayuda a liderar, había prometido 5 millones de dólares en fondos para proteger la Amazonía.

La agricultura ha sido durante mucho tiempo un pilar de la economía brasileña, pero las actividades agropecuarias y los incendios a menudo van de la mano. La mayoría son incendios controlados destinados a limpiar la tierra para la siembra de cultivos y el pastoreo de ganado.

La deforestación ha aumentado en Brasil debido al relajamiento de las leyes ambientales y el acaparamiento de tierras.CreditVictor Moriyama para The New York Times

Pero la deforestación ha aumentado en Brasil a medida que Bolsonaro ha disminuido la aplicación de las leyes ambientales, lo que provoca un incremento en el acaparamiento de tierras. Los expertos dicen que los incendios que este año arrasaron vastas extensiones de la región amazónica son el resultado de esas políticas.

Al ser la selva tropical más grande del mundo, la Amazonía alberga una quinta parte del suministro de agua dulce del planeta. Y sirve como un importante “sumidero de carbono”, que absorbe dióxido de carbono y ayuda a evitar que aumenten las temperaturas globales.

Eso ha ocasionado que muchos líderes mundiales y ambientalistas vean a la Amazonía como una pieza invaluable del patrimonio mundial que debe conservarse celosamente.

Pero esa afirmación molesta a muchos residentes de la Amazonía y enfurece a los políticos nacionalistas como Bolsonaro, un capitán retirado del ejército y líder de extrema derecha, quien no comparte la idea de que proteger la selva tropical sea un imperativo global.

Andre Pagliarini, un historiador brasileño, dijo que la presión internacional para conservar la selva puede ser contraproducente si aviva los temores de que las naciones más ricas quieren preservar la Amazonía con el fin de obstaculizar el crecimiento de Brasil, o para apropiarse de su riqueza. Esa opinión prevaleció cuando los gobernantes militares del país pusieron en marcha un ambicioso plan de desarrollo para la selva tropical durante los años sesenta y setenta.

“Toda esta colaboración extranjera para preservar la Amazonía puede ser bienintencionada y genuina, pero toca un tema delicado: la noción de que los extranjeros más ricos quieren reducir la autoridad de Brasil sobre la Amazonía”, dijo Pagliarini, quien dará una conferencia en el Dartmouth College el próximo otoño.

Gelson Dill, viceprefecto de Novo Progresso, tiene raíces en la zona desde la década de 1970, cuando sus familiares se encontraban entre los miles de personas que atendieron el llamado de los líderes militares para establecerse en la selva y desarrollar la tierra talando bosques.

“Tenemos que recordar que las personas que vinieron desde el sur, el noreste y el sureste, fueron traídas por el gobierno federal que les pidió que vinieran a ocupar esta región”, dijo Dill. “Luego las abandonaron y ahora quieren decir que son criminales”.

Durante las décadas de 1980 y 1990, la Amazonía comenzó a reducirse gradualmente a medida que los agricultores, mineros y madereros limpiaban franjas de tierra para cultivar, criar ganado o vender propiedades. Era una forma de ganar dinero en una región con altas tasas de desempleo, mucha pobreza y poca presencia del Estado.

“¿Cuál es el esquema? Usted se apropia de la tierra y la vende ”, dijo Maurício Torres, profesor de la Universidad Federal de Pará, un estado del norte que incluye Novo Progresso. “La tierra se hace 50, 100, 200 veces más valiosa una vez que ha sido deforestada. Es un excelente negocio. Estás vendiendo terrenos públicos, cierto, así que todo es ganancia”.

Pero a medida que Brasil creó un vasto mosaico de reservas nacionales y territorios indígenas a partir de los años ochenta, se hizo más difícil apropiarse de la tierra.

Durante la década de 2000, a medida que aumentaba la deforestación, el gobierno brasileño implementó un ambicioso plan para reducir la destrucción de la selva tropical. Pero ese esfuerzo, que se basó en gran medida en agresivas operaciones policiales, ha perdido impulso en los últimos años.

Una economía frágil empujó a miles de desempleados a las profundidades selváticas. Mientras el país se sumía en una profunda recesión creció la dependencia del poderoso sector agrícola, al igual que el músculo político de ese sector en el congreso. Poco a poco, el gobierno disminuyó la presión sobre los infractores de la ley.

Muchos residentes de la Amazonía, y sus representantes en Brasilia, creen que las estrictas reglas para proteger la selva están frenando al país y a la economía local. Con sus promesas de frenar la protección del medioambiente, Bolsonaro ganó el 52 por ciento de los votos en los estados del norte que abarcan la Amazonía.

“El abandono de las personas de estas regiones los empujó a una relación de dependencia con los acaparadores de tierras y los madereros ilegales”, dijo Torres. “Terminan sirviendo como un escudo social para las organizaciones criminales locales”.

Hélio Dias, jefe de la Federación de Agricultura en Rondônia, uno de los estados más afectados por los incendios, dijo que Brasil ha designado demasiado territorio como tierras protegidas.

“Si tuviéramos que designar el 40 por ciento de la tierra para la producción y conservar el 60 por ciento, eso sería ideal para los productores”, dijo. “Eso representaría un equilibrio entre el hombre y el bosque”.

Dias dijo que este año los incendios se extendieron de manera inusual, lo que ha causado daños a las propiedades y otros problemas para los productores. Pero atribuye los incendios principalmente a la sequía, y se burló de la idea de impulsar un boicot contra los productos brasileños.

“Es completamente equivocado”, dijo y agregó que vivir en la selva es difícil. La movilidad es complicada y costosa, hay poco acceso a la atención médica y existen pocas opciones de entretenimiento. “Solo tratamos de producir para que nuestras familias puedan sobrevivir”, comentó.

Algunos residentes de las áreas afectadas por los incendios expresaron alarma. José Macedo de Silva, un ganadero cerca de Porto Velho, la capital de Rondônia, dijo que la mayoría de los incendios en su zona fueron provocados por personas involucradas en disputas de tierras.

“Estoy en contra de la deforestación ilegal, en contra de invadir las áreas de protección ambiental”, dijo, mientras se paraba junto a una parcela de su propia tierra que había sido arrasada. “Las personas que hacen eso deben ser castigadas. Brasil va a pagar el precio por nuestra incompetencia al tratar con estas personas”.

Grupos ambientalistas y activistas indígenas dicen que, desde que Bolsonaro asumió el cargo, el acaparamiento de tierras y la deforestación se han vuelto cada vez más evidentes.

Cuando un fiscal advirtió a la principal agencia ambiental federal a principios de este mes que un grupo de hombres planeaba provocar una serie de incendios a lo largo de una carretera de la Amazonía para intimidar al personal responsable del cumplimiento ambiental, los funcionarios respondieron que carecían de los recursos para detenerlo.

Da Silva, el líder agricultor en Novo Progresso, cree que Bolsonaro debería mantener el rumbo y no ceder ante la presión de los líderes europeos o las amenazas de boicotear los productos brasileños.

“No vamos a ceder el control de la Amazonía y eso es un hecho”, dijo. “Tenemos productos baratos y de buena calidad para vender. Si no quieren comprarlos se los venderemos a China y otros países”.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Noticias Internacionales

La histórica disputa en Centroamérica por la soberanía en el golfo de Fonseca

GETTY IMAGES

El golfo de Fonseca, en el océano Pacífico, ha sido históricamente una fuente de tensiones donde Honduras, El Salvador y Nicaragua hacen reclamos territoriales.

Ahora, el consejo de ministros hondureño publicó un decreto para «reafirmar la soberanía nacional en los espacios marítimos que le corresponden a Honduras en dichas aguas».

En el decreto, el gobierno de Honduras anuncia un plan de desarrollo para la región.

Pero ¿qué significa exactamente esto y por qué hay disputas territoriales en esta región?

Triple frontera
El golfo de Fonseca, con 3.200 kilómetros cuadrados, ha sido escenario de conflictos territoriales desde las independencias de Honduras, El Salvador y Nicaragua.

A diferencia de Nicaragua, que cuenta con 352 kilómetros de costa sobre el Pacífico, y El Salvador, con 307 km, para Honduras el golfo es su única salida a ese océano.

El principal problema es la falta de delimitación de las aguas, asunto que ha llegado hasta la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para dirimir una disputa entre El Salvador y Honduras.

En una resolución en 1992, la CIJ determinó que ambos estados tenían soberanía exclusiva sobre una franja de 3 millas náuticas a partir de su costa, pero adjudicó la administración del resto de las aguas del golfo a los tres países que lo comparten.

Isla Conejo, en el centro de la disputa
Pese a que apenas es un peñón de menos de 1 km cuadrado, Isla Conejo es objeto de una larga disputa por su soberanía entre El Salvador y Honduras.

En los años 80, cuando El Salvador estaba en plena guerra civil, el contingente militar salvadoreño que resguardaba la isla volvió al continente, y tropas del ejército hondureño aprovecharon para ocupar por primera vez el islote.

Entonces empezó una controversia diplomática entre ambos países. El Salvador argumenta que Honduras ocupó la isla ilegalmente, y este que el peñón es suyo por su mayor cercanía a la costa hondureña (unos 600 metros).

La disputa casi siempre resurge en las campañas electorales. Honduras celebra elecciones generales el 28 de noviembre.

Pero ¿por qué hay una disputa sobre una isla de medio kilómetro cuadrado?

La ubicación geográfica de sus vecinos forma una especie de pinza en la entrada de la bahía, lo cual cierra aún más el libre acceso pues ambos cuentan con una soberanía de 12 millas náuticas según la Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar.

Si las autoridades nicaragüenses y salvadoreñas acordaran limitar la navegación en su mar territorial, podrían aislar a los hondureños.

En esas condiciones las islas en el golfo Fonseca tienen un valor fundamental, incluso un islote como Conejo.

Para Honduras el conflicto fue superado con el fallo de la Corte de La Haya en 1992 que reconoce la soberanía de 3 millas náuticas (5,5 km) desde la costa de cada nación.

Mientras El Salvador argumenta que Isla Conejo nunca formó parte de la resolución, pues no la menciona específicamente.

En la resolución se establece la soberanía sobre otras islas: El Tigre, que le pertenece a Honduras, y Meanguera y Meanguerita, a El Salvador.

En 2003, la CIJ rechazó una petición de El Salvador para revisar dicha resolución.

Por: BBC News Mundo

Continue Reading

Noticias Internacionales

Pronunciamiento de ONECA ante publicación de FLACSO

ASUNTO: Estudio sobre Garífunas. Las rutas del cuerpo entre el Aquí y el Allá Imaginarios colectivos sobre el fenómeno migratorio en las comunidades de Sambo Creek y Corozal. Tegucigalpa, 2021. ISBN 978-
99979-65-06-6.

RESPONSABLES DEL ESTUDIO: Reyes, Milton y Gallo, Mildred
Dr. Francisco Herrera Alvarado, Universidad Nacional Autónoma de Honduras;
Dr. Rolando Sierra Fonseca, Director FLACSO Honduras, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales;
Dra. Josette Altmann Borbón, Secretaria General, FLACSO, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales;
Mtr. Cinthya Fernández Lépiz, Coordinadora Académica Regional, FLACSO, Facultad Latinoamericana de
Ciencias Sociales;
MSc. Lorena Aguilar Revelo, Coordinadora Regional de Cooperación Internacional e Investigación,
FLACSO, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales;
OMIH, Observatorio para las Migraciones Internacionales de Honduras;
Sr. D. Juan José Sanzberro Gamio, AECID, Agencia Española de Cooperación Técnica para el Desarrollo.

Para ver mas clic aquí

Continue Reading

Noticias Internacionales

José Francisco Ávila anuncia fecha de estreno de su autobiografía

Bronx, NY, 24 de septiembre de 2021: José Francisco Ávila anuncia el lanzamiento de su libro, El Poder del Orgullo Pan-Garífuna Afrolatino Mi búsqueda de identidad racial, ancestral, étnica y cultural   (El libro electrónico está disponible para pre-pedido en la Tienda Kindle aquí)

En esta autobiografía emancipadora y convincente, el hijo de un padre negro caribe / garífuna y una madre mestiza, cuenta la historia de cómo su lucha por reconciliar las percepciones sociales de su herencia multirracial y étnica, lo llevó a una búsqueda de identidad racial, ancestral, étnica y cultural, que lo llevó a impulsar el Movimiento Moderno Garífuna y resulto en el Movimiento Afrodescendiente en América Latina.

José Francisco lleva a los lectores a un viaje convincente de cómo su búsqueda lo llevó a investigar su ascendencia, y cómo el poder de su orgullo racial, ancestral, étnico y cultural, lo llevó a su misión de por vida, informar, empoderar y abogar por su pueblo, que se convirtió en su campaña de por la justicia social de base y, finalmente, en un movimiento transnacional.

Reflexionando sobre sus experiencias vividas, ofrece una exploración única y reflexiva de cómo influyeron en su pensamiento. Desde su nacimiento en Honduras, donde su padre lo expuso a la justicia social, migrando a Boston, MA, durante la desegregación racial, trasladándose a Dallas, TX, durante la era posmoderna de la globalización y la Revolución Digital.

«He pasado los últimos años reflexionando sobre las historias que quería leer pero que aún no se habían escrito, por lo tanto, decidí proporcionar una plataforma para celebrar los logros, exitos y contribuciones de los garífunas. Esas historias, y mis experiencias vividas, forman la esencia de la línea argumental del libro e El Poder del Orgullo Pan-Garífuna Afrolatino«, dijo el autor José Francisco Ávila.

Este poderoso libro captura la convicción de José Francisco Ávila de que necesitamos narrar nuestras propias historias con nuestras propias palabras, para hacer justicia a nosotros mismos y a las generaciones futuras. Esto es más urgente, en esta era, donde se están aprobando leyes para eliminar los planes de estudio que examinan cuestiones sociales, culturales y legales relacionadas con la raza y el racismo en los Estados Unidos, y el continuo blanqueo de la historia.

El lanzamiento oficial del libro está programado para el domingo 24 de octubre de 2021, de 3 pm a 7 pm, en el Centro Comunitario Justice Sonia Sotomayor, 1000 Rosedale Avenue, Bronx, NY 10472

El libro estará disponible para su compra en Amazon.

(El libro electrónico está disponible para pre-pedido en la Tienda Kindle aquí)

Los detalles completos sobre el libro junto con más detalles se pueden encontrar en www.josefranciscoavila.com

###

José Francisco Ávila

Garifuna Afro-Latino Author – Publisher

«If it’s not written, It doesn’t exist!»

Website: https://josefranciscoavila.com

Email: josefranciscoavila@gmail.com

Tel:  (810) 462-1243

Twitter: @JoseFAvilaLopez

Facebook: https://www.facebook.com/josefranciscoavilaauthor

LinkedIn: Jose Francisco Avila

Instagram: @josefavi

Spotify Playlist:  Jose Francisco’s Playlist

Continue Reading

Noticias Internacionales

La madre costarricense que perdonó al hombre que causó la muerte de su hija

CORTESÍA: FAMILIA JIMÉNEZ

«Tuvimos que esperar en el hospital un montón de tiempo para ver el cuerpo y recuerdo que me puse a pensar: mi hija está muerta, pero ¿y dónde estará el muchacho?, ¿qué le estará pasando?, él me necesita, él está vivo».

Elizabeth Jiménez perdió a su hija María en un accidente de tránsito en marzo de 2017.

El joven al que se refiere es la persona que conducía el automóvil en que viajaba María. Era el chico con que salía.

Nicholas Tay fue enviado a prisión en noviembre de ese año y salió en libertad casi dos años después, a finales de 2019.

Ambos compartieron su extraordinaria historia con BBC Mundo: Jiménez, desde su casa en Inglaterra, y Nick, como ella lo llama, desde su hogar, en Singapur.

Por: Margarita Rodríguez*
BBC News Mundo

Continue Reading
Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 4.263 suscriptores

NUEVOS TIEMPOS

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Sígueme en Twitter