Connect with us

Sociales

Perspectivas: La Etnia Afro-latina

Recientemente completé el programa Acelerador para Profesionales de Medios (AMP NYC), para dueños de negocios en medios y entretenimiento, para ayudarlos a escalar y crecer, y para contribuir a la economía local de la ciudad. Mi objetivo al participar en el programa era desarrollar una estrategia competitiva de posicionamiento de marca para mi empresa GALENT, como fuente de información autorizada sobre el segmento de mercado afro-latino.

Una pregunta que traté de responder a través de mi investigación de mercado fue: ¿De dónde viene el término global “Afro-América Latina”? El origen latino puede verse como la herencia, el grupo de nacionalidad, el linaje o el país de nacimiento de la persona o los padres o ancestros de la persona antes de su llegada a los Estados Unidos. [1]

Lo(a)s Afro-latino(a)s son personas de ascendencia africana nacidas o cuyos padres o ancestros nacieron en México, el Caribe, los países de América Central y del Sur cuyos habitantes hablan una lengua románica, español, francés o portugués. Comparten una larga historia de desplazamiento y exclusión. Hasta hace un par de décadas, los afrodescendientes no se incluían regularmente en las estadísticas de la mayoría de los países latinoamericanos, por lo que sus situaciones y necesidades seguían siendo desconocidas o ignoradas. Las últimas décadas, sin embargo, han marcado el comienzo de un cambio notable de este pasado. Después de décadas de invisibilidad, los afrodescendientes han logrado un mayor reconocimiento y voz, debido al trabajo persistente de sus líderes y organizaciones representativas.

Aunque cada país tiene su propia historia y matices, estos factores moldean en gran medida los valores Afro-latinos y se convierten en una parte fundamental de la “cultura” Afro-latina que comparten aquí en los Estados Unidos.

El amplio concepto regional “Afro-América Latina” parece haberse originado en Brasil en la década de 1970. Brasil, con una población afrodescendiente proyectada de 105 millones de personas en 2015, no solo tiene la mayor proporción de afrodescendientes en la región, sino la segunda más grande en cualquier país del mundo (después de Nigeria). [2]

Un grupo de activistas e intelectuales socialistas negros en la ciudad de São Paulo estaban prestando mucha atención a los problemas y luchas raciales no solo en Brasil sino en África, Estados Unidos y en toda la diáspora africana. Estos activistas, muchos de los cuales participaron en la creación del Movimiento Negro Unificado en 1978, llamaron a su movimiento “el Grupo Afro-Latino-América”. Cuando se les ofreció la oportunidad de publicar una sección regular de artículos y comentarios, editada por el joven periodista Hamilton Cardoso, en la revista de izquierda Versus, llamaron a la sección “Afro-Latino-América”. Por lo tanto, se acuñó un concepto de cambio de paradigma que eventualmente reverberaría en toda la diáspora. (Reid Andrews) [3]

La idea de Afro-América Latina fue introducida en los Estados Unidos por los politólogos Anani Dzidzienyo y Pierre-Michel Fontaine, quienes estaban investigando en Brasil sobre movimientos políticos y sociales negros. Dzidzienyo publicó sus hallazgos en un artículo de 1978 sobre “Actividad e inactividad en la política de América Latina”; dos años después, Fontaine informó sobre “La economía política de Afro-América Latina”. Fontaine definió el término para incluir “todas las regiones de América Latina donde se encuentran grupos significativos de personas de ascendencia africana conocida”. [4]

El término “latino” apareció en el formulario del censo de Estados Unidos por primera vez en 2000, la pregunta decía: “¿Es esta persona española / hispana / latina?” [5] El término más nuevo resolvió el problema creado por el hecho de que hispano se refiere a hispanohablantes y por lo tanto excluye a las personas de ascendencia brasileña. [6]

Según la Asociación Nacional de Productores Independientes Latinos, “No hay duda de que la intersección entre negros y latinos es profunda, sin embargo, la experiencia Afro-latina sigue siendo en gran medida invisible en los medios de comunicación.[7] Los especialistas en marketing, los anunciantes y la industria de los medios y el entretenimiento no pueden seguir viendo la diversidad a través de las categorías más amplias, es decir, hispanos. La mentalidad talla única pasa por alto el matiz de los mercados, porque la mentalidad de talla única pasa por alto a las personas. [8] Hoy en día, muchas personas desprecian el término “hispano”, dada su conexión con España y la colonización, y borra importantes diferencias de raza, cultura, idioma y clase. Aquellos con raíces africanas e indígenas a menudo se sienten excluidos de las conversaciones y celebraciones bajo esa etiqueta..[9]

La identidad está matizada, la diversidad existe dentro de la diversidad, por ejemplo, según el Centro de investigación Pew, una cuarta parte de los hispanos de EE. UU. Se identifica como Afro-Latino(a). Los consumidores Afro-Latinos buscan fidelizar a las marcas que representan adecuadamente su voz e identidad auténtica; mientras empodera su herencia. Por lo tanto, decidimos atender las necesidades del segmento Afro-Latino excluido, despreciado, ignorado y desatendido. Comprender las necesidades del emergente grupo demográfico Afro-Latino está en el centro del nicho de marketing de GALENT.

A medida que las fuerzas disruptivas continúan afectando las formas tradicionales de hacer negocios, la participación en el programa Acelerador para Profesionales de Medios (AMP NYC), proporcionó las herramientas para amplificar nuestra voz dentro de la industria de medios y entretenimiento que cambia rápidamente. Nos permitió desarrollar una estrategia competitiva de posicionamiento de marca para construir una empresa atendiendo las necesidades de lo(a)s Afro-Latino(a)s excluidos, despreciados, ignorados y desatendidos y posicionar a GALENT como la fuente de información autorizada sobre el segmento de mercado Afro-Latino y el portal de entrada al segmento Afro-Latino(a).

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Sociales

El Centenario de la Obra Literaria de Catarino Castro Serrano

He estado leyendo información sobre el bicentenario de la Independencia de Honduras, en ese proceso encontré la pagina web de la Comisión Nacional del Bicentenario de la Independencia de Honduras. De acuerdo con el sitio, el objetivo principal es Conmemorar los 200 años de la independencia nacional en una festividad inclusiva, en donde todos como hermanos reconstruimos la memoria histórica, revisamos las acciones colectivas efectuadas, interpretamos el presente y proyectamos el futuro de la nación hondureña.

Me llamo poderosamente la atención la ausencia del autor del libro que detalla la evolución política, militar, diplomática y cultural acaecida en ese primer siglo de vida independiente. Dicho libro ha servido como fuente de información para muchos estudiantes e intelectuales hondureños.

Catarino Castro Serrano (1832 – 10 de enero de 1939) fue un intelectual, autor, editor, educador y político hondureño de ascendencia garífuna.

El primer intelectual garífuna hondureño, en 1921 para celebrar el centenario de la independencia de Honduras, escribió su primera obra trascendental, “Honduras en la Primera Centuria: nuestra vida política, diplomática, militar y cultural de los primeros cien años (1821-1921), que sirvió como fuente de información para muchos estudiantes e intelectuales hondureños.

Este año se conmemora el centenario de la publicación de su libro y el bicentenario de la independencia de Honduras.

En 1929, se convirtió en la primera persona negra electa al Congreso Nacional de Honduras, para el período 1929 – 1933, representando al departamento de Colón.

Primeros años
Catarino Castro Serrano nació en la comunidad garífuna de Iriona Viejo, departamento de Colón, cerca de la frontera hondureña con Nicaragua, en abril de 1892. Era hijo ilegítimo de Jacinto Cacho y Martha Lalín Serrano.

A la edad de 7 años, se mudó con su familia a la ciudad portuaria de Trujillo, donde completó su educación primaria.

Educación
Castro Serrano completó su educación primaria en la ciudad puerto de Trujillo. En la década de 1910, formó parte de un grupo de jóvenes garífunas del barrio Cristales, a quienes se les otorgaron becas estatales para estudiar en Tegucigalpa, y pudo obtener un título de educación secundaria en comercio y contabilidad pública.

Después de graduarse, fue empleado como administrador del mercado de San Isidro en Comayagüela en Tegucigalpa. También trabajó como contable independiente para varias casas comerciales.

De adulto adoptó el apellido Castro, en lugar del Cacho de su padre, porque sus amigos se burlaban de él, llamándolo “Cacho de Vaca” o cuerno de vaca.

Algunos amigos de la época lo describen como un hombre elegante, de buenos modales y perseverante en sus tareas académicas. Fue un brillante conferenciante y un escritor combativo.

Inicios de su carrera
Aprendió varios idiomas, incluyendo español, francés e inglés y trabajó como profesor de idiomas en varias escuelas de Tegucigalpa.

En los albores de la década de 1920 era un destacado miembro del Partido Unionista Centroamericano. Fue presidente fundador de la Sociedad Unionista “Álvaro Contreras”, vicepresidente fundador de la Sociedad Unionista “Francisco Morazán” y director del periódico unionista “El Renacimiento”.

A mediados de la década, Castro Serrano formó parte del grupo de intelectuales que conformó el grupo Renovación, una asociación cívica de escritores y periodistas. Recibió su personería jurídica, el 2 de diciembre de 1925, de manos de Juan Manuel Gálvez, entonces Secretario de Estado en la Oficina de Gobernación, Justicia y Salud. Gálvez se convirtió en presidente de Honduras para el período de 1949-1954.

Congreso Nacional de Honduras
En las Elecciones Generales de Honduras de 1928, el Dr. Vicente Mejía Colindres, candidato del Partido Liberal, fue electo el 37º Presidente de la República de Honduras para el período 1929-1933. Sucedió al presidente Miguel Paz Barahona,

Catarino Castro Serrano se postuló como candidato del Partido Liberal para el escaño del Congreso Nacional de Honduras para representar al departamento de Colón. Superando cierta resistencia debido a su raza, fue electo al Congreso Nacional de Honduras, para el período 1929 -1933, convirtiéndose en el primer garífuna en la historia de Honduras, electo a un cargo político en una elección popular.

Desde su posición como diputado, trabajó arduamente para construir una escuela en Trujillo, una meta que se lograría cuando se fundara el Instituto Departamental Espíritu del Siglo en 1930.  Se convertiría en el primer garífuna en ocupar el cargo de director de la institución.

Según el material referenciado, su madre era la cuñada de su padre, y él estaba legalmente casado. Por lo tanto, su relación y el hijo recién nacido fueron considerados ilegítimos.  Catarino Castro Serrano presentó un proyecto de ley en el Congreso que otorga a los hijos ilegítimos los mismos derechos que a los legítimos.

Editor/Editor/Periodista
Simultáneamente a sus esfuerzos en el Congreso Nacional, Castro Serrano se distinguió en el periodismo. Durante el gobierno del Dr. Vicente Mejía Colindres, editó y publicó, la revista mensual Guía de Honduras, la publicación oficial de la Oficina de Información Económica Internacional, que circulaba desde 1905, aunque de manera irregular.

Algunos historiadores también le atribuyen la publicación del periódico “Nuevo Oriente” de la Sociedad del Espiritismo de Honduras, de la cual fue miembro activo.

También se interesó por el espiritismo y la teosofía, considerándolos en línea con la concepción garífuna del mundo, aunque fue atacado vigorosamente por la Iglesia Católica.

Catarino Castro Serrano falleció en Tegucigalpa a la edad de 41 años, el 10 de enero de 1939, víctima de un infarto.

Mientras tanto, los invito a estar atentos a futuras actualizaciones sobre mi progreso y el anuncio de lanzamiento del libro.

Honores
El Jardín de Niños Catarino Castro Serrano  en Cusuna, Iriona, Colón, lleva su nombre.

Referencias
Catarino Castro Serrano: Primer intelectual Garifuna Hondureño,  Apuntes Biográficos, Salvador Suazo, Ventura Arzú Isidro Sabio González, y Jose González, Instituto Hondureño de antropología e Historia, Yankin Vol XXIV, No. 1 / 2008

Datos biográficos en: En Caribe consultado el 4 de septiembre del 2012.

Duque Castillo, Elvia. “Aportes del pueblo afrodescendiente: la historia oculta de América Latina, April 3, 2013

José Francisco Ávila

Websitehttps://josefranciscoavila.com

Email: josefranciscoavila@gmail.com

Telephone:  (810) 462-1243

Twitter: @JoseFAvilaLopez

FacebookJosé Francisco Ávila 

LinkedIn: Jose Francisco Avila

Instagram: Jose Francisco Avila @josefavi

YouTubeJose Francisco Avila 

Spotify Playlist Jose Francisco’s Playlist

Continue Reading

Sociales

Actualización del libro: Diversidad racial y étnica de los Estados Unidos según el censo de 2020

¿Leyó que la Oficina del Censo de los Estados Unidos publicó ayer resultados adicionales del Censo de 2020 que muestran la diversidad de la nación en la forma en que las personas identifican su raza y etnia?

Los resultados revelan que la población estadounidense es mucho más multirracial y más diversa que lo que midieron en el pasado.

La razón de mi entusiasmo por los resultados es que cuando comencé mi investigación, leí la edición del 9 de abril de 1990 de la revista Time, que predijo que “En el siglo 21, los grupos raciales y étnicos en los Estados Unidos superarán en número a los blancos por primera vez. El oscurecimiento de Estados Unidos alterará todo en la sociedad, desde la política y la educación hasta la industria, los valores y la cultura. ”

Esa predicción me llevó a cambiar el nombre de mi boletín, de U.S.A. Honduras a U.S.A. Garifuna. En el primer número fechado el 1 de enero de 1991, escribí un editorial, donde afirme, como un garífuna orgulloso, que espero ansiosamente la llegada del siglo XXI, porque nuestra cultura ocupará el lugar que le corresponde como parte de su naturaleza divina. “Uwala Busiganu, Garinagu Wagia” No nos avergoncemos, Somos garífuna.

Doy gracias a Dios por permitirme ver la realización de esa predicción en la tercera década del siglo 21 (XXI), mientras me preparo para publicar mi libro, detallando mis logros durante ese período.

El Censo de 2020 utilizó las dos preguntas separadas requeridas (una para origen hispano o latino y otra para raza) para recopilar las razas y etnias de la población estadounidense, siguiendo los estándares establecidos por la Oficina de Administración y Presupuesto de Estados Unidos (OMB) en 1997.

En el libro, leerá sobre la estrategia que desarrollé para la Coalición Garífuna USA, Inc., para abordar las preguntas en el censo de 2010. También leerá mi sugerencia para una Campaña Para Un Conteo Exacto De Lo(a)s Afrolatino(a)s En El Censo 2020 de EE. UU.

La publicación de los datos de redistribución del Censo 2020 del día de ayer proporciona un nuevo vistazo de la composición racial y étnica del país.

Aspectos destacados de la raza y el origen étnico:

1.    La población de dos o más razas (también conocida como la población multirracial) ha cambiado considerablemente desde 2010. La población multirracial se midió en 9 millones de personas en 2010 y ahora es de 33,8 millones de personas en 2020, un aumento del 276%.

2.    Las poblaciones multirraciales “en combinación” de todos los grupos raciales representaron la mayoría de los cambios generales en cada categoría racial.

3.    El grupo alguna otra raza sola o en combinación (49,9 millones) aumentó un 129%, superando a la población negra o afroamericana (46,9 millones) como la segunda raza más grande sola o en grupo combinado.

4.    La población hispana o latina, que incluye a personas de cualquier raza, fue de 62.1 millones en 2020. La población hispana o latina creció 23%, mientras que la población que no era de origen hispano o latino creció 4.3% desde 2010.

Mientras tanto, los invito a estar atentos a futuras actualizaciones sobre mi progreso y el anuncio de lanzamiento del libro.
Seremein, ¡Gracias!  Thank You!
Atentamente,

José Francisco Ávila

Websitehttps://josefranciscoavila.com

Email: josefranciscoavila@gmail.com

Telephone:  (810) 462-1243

Twitter: @JoseFAvilaLopez

FacebookJosé Francisco Ávila 

LinkedIn: Jose Francisco Avila

Instagram: Jose Francisco Avila @josefavi

YouTubeJose Francisco Avila 

Spotify Playlist Jose Francisco’s Playlist

Continue Reading

Sociales

Actualización del libro: Negritud, Nacionalidad y Raza

Cuando emigré a Boston en 1969 a la edad de 15 años, eras blanco o negro, esa era la ley del país. Sin embargo, los afroamericanos, me rechazaron como “extranjero”, porque no nací en los Estados Unidos y no hablaba inglés. Ese rechazo fue un incentivo para investigar la historia de mis Antepasados. Además, tuve que lidiar con la imagen de “blanqueamiento” de cómo se supone que debe parecer una persona latina. En contraste, cincuenta y dos años más tarde, a Naomi Osaka se le revocó su “Tarjeta Negra” por elegir jugar para Japón en los Juegos Olímpicos.[1]

Unas semanas después de que comencé un nuevo trabajo en Dallas, Texas en 1982, mientras me servía una taza de café en la sala de descanso, una mujer blanca (o es una Karen 😊) me preguntó: “¿Perdóname qué eres exactamente? ¿Te ves negro, pero hablas español? Soy un hombre negro nacido en un país de habla castellana  y soy garífuna, le contesté. Ella respondió ¿qué demonios es eso? Sonreí y me alejé. Por si fuera poco, en 1993, en la misma ciudad, asistí a un seminario de Negocios minoritarios y conocí a una mujer afroamericana, después de presentarme como José Francisco Ávila, me preguntó: “¿Eres hispano?  ¡Seguro que me pareces negro!”. Sonreí y continué mi introducción.

Esas experiencias vividas, junto con el descubrimiento de que mi abuela materna nació en Coxen Hall, Roatán Honduras de ascendencia del gran caimán, me llevó a expandir mi investigación más allá de mi ascendencia garífuna, y me introdujo a la comunidad panafricana como se le conocía entonces, lo que me llevó a establecer relaciones a través de las fronteras y, eventualmente, a la demografía afrolatina de los Estados Unidos.

También me llevó a publicar un boletín que titulé EB@NO (Un juego de la palabra en español para Ébano, el título de la revista afroamericana más prominente de la época). Escribí un artículo con el título “Afrolatinos”. En el artículo mencioné que tenemos más en común como personas negras que somos diferentes. Por ejemplo, en mi opinión la principal diferencia entre los negros en América Latina es la nacionalidad y en el caso de Brasil, el idioma, así como los grupos culturalmente diferenciados.

Lo mismo ocurre con los negros en el Caribe. Desafortunadamente, después de tantos años seguimos enfatizando estas diferencias en lugar de buscar los rasgos comunes que compartimos. En otras palabras, seguimos siendo víctimas de la estrategia de “Divide y Vencerás” utilizada por los colonizadores.  En mi opinión, mientras nos preparamos para entrar en el siglo 21, es hora de unirnos y darnos cuenta de que tenemos más que ganar siguiendo nuestros propios ideales en lugar de los que nos dictan los colonizadores.

Sin embargo, en la tercera década del siglo 21 (XXI), según la revista Black Enterprise, a Naomi Osaka, le revocaron la “Tarjeta Negra” después de que ella eligió jugar para Japón en los Juegos Olímpicos.[2] Osaka es biracial. Su madre es japonesa, y su padre es un haitiano negro. Nació en Japón, pero se crio en los Estados Unidos. Para algunas personas, eso significaba que su lealtad debería haber sido con los Estados Unidos.

Osaka reveló que la gente le revocaron la “Tarjeta Negra” pero luchó con la lógica de esta y sintió que esas personas estaban confundidas sobre cómo la negritud trasciende el país de origen. “No lo sé, siento que la gente realmente no sabe la diferencia entre nacionalidad y raza porque hay mucha gente negra en Brasil, pero son brasileñas”, dijo. También señaló que afroamericano no es la única presentación de la negritud.

Obviamente, la confusión acerca de que la negritud trasciende el país de origen, y la diferencia entre nacionalidad y raza no es nueva.

Mis experiencias vividas arriba mencionadas, son ejemplos de la imagen de “blanqueamiento”  de cómo se supone que debe verse una persona latina(a), enfrentando prejuicios y discriminación, incluso de latinos/hispanos. Esa imagen estuvo en exhibición pública el 13 de junio de 2021, cuando el informe de The Root Newsletter “Hablemos de “In the Heights” y el eliminación de la gente afro-latina de piel oscura” y la entrevista en video se hicieron virales en Twitter y Lin Manuel Miranda, el director de la película, se disculpó.[3]

Todas estas percepciones y construcciones sociales son el resultado de la larga historia colonial del continente americano, cuando se produjo la mezcla racial y étnica entre los indígenas americanos, los africanos negros, los asiáticos y los europeos blancos. Los españoles desarrollaron un sistema de castas en el que ellos y sus descendientes representaban el estatus social más alto. Los pueblos mixtos tenían una posición de inferioridad en la escala social.

Los Estados Unidos, por otro lado, implementaron la regla de una sola gota, un principio social y legal de clasificación racial, que afirmaba que cualquier persona con un solo antepasado de ascendencia negra (“una gota” de “sangre negra”) se considera negra (negra o de color en términos históricos).  Esta regla significaba que muchas personas mestizas, de ascendencia diversa, simplemente eran vistas como afroamericanas, y sus antepasados más diversos olvidados y borrados, lo que dificultaba rastrear con precisión la ascendencia en la actualidad.[4]

A pesar de la existencia de diferentes ideologías raciales y nacionales en todo el continente americano, los legados del imperio europeo y estadounidense, el colonialismo y la dominación cultural han naturalizado la blancura y el “blanqueamiento” como el codiciado ideal.[5]

Ese rechazo por parte de los afroamericanos fue un incentivo para investigar la historia de mis antepasados. Como resultado, mis antepasados más diversos no fueron olvidados y borrados, sino que me llevó a abrazar mi identidad con dignidad, y a autoidentificarme como garífuna, ¡sin calificativos requeridos!

Por favor, responda a este mensaje con sus comentarios y manténgase atento a futuras actualizaciones y el anuncio de lanzamiento del libro.

Seremein, Gracias, Thank you


[1] “Your Black Card is Revoked”: Naomi Osaka Faces Harsh Criticism Playing for Japan in Olympics, Black Enterprise, Monique Kristen, July 19, 2021
[2] IBID
[3] León, Felice, Let’s Talk About In the Heights and the Erasure of Dark-Skinned Afro-Latinx Folks, www.theroot.com, June 9, 2021.

[5] Davila, Arlene, https://raceandethnicity.org/exhibits/show/racist-stereotypes-in-spanish

José Francisco Ávila
Websitehttps://josefranciscoavila.com
Email: josefranciscoavila@gmail.com
Telephone:  (810) 462-1243
Twitter: @JoseFAvilaLopez
FacebookJosé Francisco Ávila
LinkedIn: Jose Francisco Avila
Instagram: Jose Francisco Avila @josefavi
YouTubeJose Francisco Avila 
Spotify Playlist Jose Francisco’s Playlist

Continue Reading

Sociales

Anuncio de libro

Espero que se encuentre saludable y seguro(a). El propósito de este mensaje es informarle de mi decisión de escribir mi autobiografía, que planeo publicar antes de fin de año.

Este mensaje forma parte de la plataforma informativa que estoy construyendo para actualizarle sobre mi progreso y el anuncio de lanzamiento del libro. Mientras tanto, me gustaría compartir brevemente mi travesía de contador, activista por la justicia social, a autor. Usted podrá leer los detalles en el libro.

Nací en el pueblo garífuna de Cristales, y crecí en la ciudad de La Ceiba, Honduras. Emigré a Boston, Massachusetts con mis padres a la edad de quince años. Me mudé a Dallas, Texas, en 1981 y a la ciudad de Nueva York, donde resido actualmente, en 1998.

Desarrollé un interés de por vida con los libros y la lectura, comenzando en la escuela primaria.  Asistí a la Universidad de Bentley, donde recibí una licenciatura en contabilidad. El plan de estudios ofreció un equilibrio de los cursos principales de Comercio requeridos con cursos de Artes Liberales (Humanidades). El objetivo era que los estudiantes aprendieran a pensar de manera diferente y cambiar el mundo para mejor. Fue uno de mis profesores de Artes Liberales quien reconoció mi estilo de escritura único y sugirió la especialización en Periodismo. Me gané la vida como contador y fui escritor independiente con varias publicaciones étnicas.

Desde mi infancia, luché por reconciliar las percepciones sociales de mi herencia multirracial y étnica. Eso me llevó a investigar mi genealogía y a abrazar mi identidad con dignidad, al autoidentificarme como garífuna, ¡no se requieren calificativos!

Cuando comencé mi investigación, no había historias garífunas o afrolatinas en absoluto. Las que existían, eran documentos antropológicos o etnográficos, escritos por un marinero, soldado, antropólogo, sacerdote, misionero, candidato a doctorado, o un colono (colonizador) europeo. Éramos invisibles a la vista. ¡Quería cambiar eso!

Por lo tanto, a finales de los años 80, comencé en lo que se convirtió en mi misión de toda la vida, informar, empoderar y abogar por el pueblo garífuna. Decidí proporcionar una plataforma para celebrar los logros, y contribuciones de los garífunas.

Tenía pocos modelos a seguir. En busca de orientación, busqué a escritores afroamericanos, como James Baldwin, Richard Wright, Claude Brown y el escritor puertorriqueño-cubano Piri Thomas. Encontré fuerza en la forma en que escribieron sobre ser invisibles, escribieron historias que nunca se habían escrito antes. Así que pensé para mí mismo, yo también puedo hacer eso, luego leí un proverbio africano que dice: “Hasta que el león aprenda a escribir, toda historia glorificará al cazador”. Decidí escribir las historias que quería leer pero que aún no se han escrito. Leer el libro Sueños de mi padre: Una historia de raza y herencia del presidente Barak Obamame ayudó a estructurar mi historia.

Esas historias, y mis experiencias vividas, informando, empoderando y abogando por el pueblo garífuna y afrolatino, durante los últimos treinta y dos años, forman la esencia de la trama del libro.

Le invito a estar atento(a) a futuras actualizaciones sobre mi progreso y el anuncio de lanzamiento del libro. Mientras tanto, no dude en comunicarse con cualquier pregunta, en los siguientes contactos:

José Francisco Ávila

Websitehttps://josefranciscoavila.com

Email: josefranciscoavila@gmail.com

Telephone:  (810) 462-1243

Twitter: @JoseFAvilaLopez

FacebookJosé Francisco Ávila 

LinkedIn: Jose Francisco Avila

Instagram: Jose Francisco Avila @josefavi

YouTubeJose Francisco Avila 

Spotify Playlist Jose Francisco’s Playlist

Continue Reading
Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 4.260 suscriptores

QUÉDATE EN CASA

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Sígueme en Twitter