Connect with us

Vida, Salud Y Gastronomía

Promesa al Año Nuevo: no volveré a malgastar mi tiempo

Mary Turner para The New York Times

MADRID — Si tus propósitos para el año que acaba incluyeron viajar más, pasar más tiempo con los amigos o menos frente a una pantalla, bienvenido al club de los que fracasamos.

La pandemia convirtió a 2020 en el año que pudo ser y no fue. Quienes esquivamos el virus, y además tuvimos la fortuna de que no golpeara a seres queridos, navegamos lo mejor posible entre confinamientos, proyectos truncados, ausencias prolongadas y promesas incumplidas, incluidas las que nos hicimos a nosotros mismos. Esta vez, al menos, nadie podrá decir que no tuvimos una buena excusa.

Ahora que toca renovar las resoluciones de Año Nuevo, la tentación es situar en lo alto de la lista la recuperación del tiempo que nos robó el virus. La mala noticia es que no hay nadie al otro lado de ese mostrador de reclamaciones. No podemos exigirle cuentas al pasado, pero sí renovar nuestro pacto con el futuro. Mi resolución para 2021 —y años sucesivos— será no malgastar el tiempo.

La pandemia nos ha devuelto el valor de cosas que dábamos por hecho y que, por algún gen defectuoso de nuestra especie, solo apreciamos cuando perdemos. Un abrazo, una conversación con amigos, un viaje o un rato con padres o abuelos nunca significaron tanto. Es el momento de replantearnos a qué dedicamos nuestro tiempo. Y con quién. Un primer paso debería llevarnos a cuestionar, como sociedad, nuestra relación con el trabajo.

Los españoles estamos entre los europeos que más horas pasan en la oficina y menos producen, la combinación perfecta para la insatisfacción. Las contradicciones de nuestro modo de vida se muestran en toda su irracionalidad en España, donde llevamos décadas repitiéndonos que como en nuestro país “no se vive en ningún sitio”, a la vez que dejábamos que nuestra calidad de vida se deteriorara sin freno.

La pandemia, con el despegue del teletrabajo, presenta una oportunidad para transformar el modelo y darle la vuelta a la vieja dicotomía: vivir para el trabajo o trabajar para vivir mejor.

Cuando la crisis golpeó, ocho de cada diez españoles estaban descontentos con lo que hacían. Una cultura desfasada seguía premiando el presencialismo —cuántas horas pasa uno calentando la silla— por encima de los resultados, con un efecto demoledor en la conciliación familiar, las relaciones personales y el aprecio por la empresa. Diferentes gobiernos han planteado desde jornadas que terminan a las seis de la tarde a semanas laborales de cuatro días, pero todo se ha estrellado una y otra vez con las inercias inquebrantables.

La pandemia, dentro de la tragedia, podría ser la oportunidad que estábamos buscando. Desde su irrupción, cada vez son más quienes concluyen que pasarse diez horas al día en la oficina para pagar un alquiler desorbitado, en una gran ciudad que no tienes tiempo de disfrutar, es un sinsentido. Los migrantes urbanos que se están marchando al campo aseguran que su nueva vida es menos estresante y más saludable, aunque la adaptación no siempre es fácil. La duda es si la tendencia ha llegado para quedarse.

El empresario de una multinacional española contó en una reunión, a la que asistí en julio, que uno de los cambios generacionales que detectaba entre sus empleados consistía en que los jóvenes estaban dispuestos a renunciar oportunidades profesionales a cambio de más tiempo para ellos. Lo escuché con espíritu crítico—¿qué fue de la ambición como motor de la realización personal?—, pero mientras regresaba a casa me pregunté si la equivocada no era mi generación, a menudo dispuesta a sacrificar su vida personal por un concepto de éxito homogéneo e impuesto con calzador. Estos diez meses de confinamientos han confirmado lo equivocados que estábamos en nuestras prioridades.

Ir contracorriente de lo que se espera de nosotros es tan inusual que Rubin Ritter, consejero delegado de la plataforma alemana de comercio electrónico Zalando, ocupó los titulares cuando días atrás anunció su renuncia para dedicar “más tiempo con la familia”. Por supuesto no todos pueden permitirse el lujo de dejar su trabajo. Pero entre el órdago vital del emprendedor alemán y entregarnos sin límite al trabajo debería haber un término medio.

Adueñarnos de nuestro tiempo obligará también a replantearnos qué hacemos en nuestra vida personal. Un buen amigo que ha superado los 80 años solía quejarse, antes de la llegada de la COVID-19, de que sus hijos solo atendían a sus celulares cuando lo visitaban. ¿Aprenderemos la lección o, cuando pase todo, volveremos a dejar que naderías y distracciones nos alejen de lo realmente importante?

La dificultad principal para recuperar el control de nuestro tiempo estriba en que antes debemos aprender a decir no, algo que va en contra de nuestro deseo de agradar a los demás. No a esa reunión social que aceptas para quedar bien, aunque te apetezca menos que la consulta del dentista; no a rodearte de personas tóxicas que no te aportan nada y consumen tu energía; no a ese jefe que te manda un correo electrónico fuera de horario y que, además, pretende que te tomes algo con él al salir de la oficina.

Mi experiencia es que el no mejora con la práctica. Una vez suficientemente entrenado, termina convirtiéndose en un saludable proceso de selección: relaciones irrelevantes se desvanecen y queda más tiempo para las realmente importantes. Pero las indicaciones del uso del no requieren de una advertencia, para evitar caer en el egoísmo crónico: siempre habrá causas, personas o proyectos que, sin aportarnos nada concreto, merezcan nuestro tiempo.

La guía de los expertos para cumplir las resoluciones de Año Nuevo estipula que deben ser específicas, medibles, alcanzables, relevantes y estar sujetas a plazos. ¿Puede haber algo más medible que el tiempo? ¿O más específico que decirse a uno mismo que no, esta tarde no pienso levantarme del sofá? Como dice uno de los personajes de la autora Marthe Troly-Curtin: “El tiempo que disfrutas perdiendo no es tiempo perdido”. Detrás de la cita se esconde la regla más importante detrás del propósito de no malgastar el tiempo: hacerlo a nuestro antojo y con quien queramos, preferentemente lejos de la oficina. Y, a veces, solos.

Por David Jiménez – NYTimes

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Vida, Salud Y Gastronomía

La orden de Biden para ampliar la vacunación en medio de una crisis de coronavirus en EE.UU.

GETTY IMAGES

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dio este jueves un nuevo paso en su intento de ampliar la vacunación contra el coronavirus en el país en medio de un alza de casos, hospitalizaciones y muertes.

Biden anunció que exigirá la vacunación a los empleados públicos del gobierno y a los trabajadores de las grandes compañías. Si no, deberán someterse a tests semanales.

La covid-19 ha matado ya a 650.000 estadounidenses y hay hospitales en todo el país que están al máximo de su capacidad.

Biden había prometido un “verano de libertad” en el que el virus quedaría superado, pero la variante delta y el alto porcentaje de personas que siguen sin vacunarse, entre otros motivos, han hecho que los casos y las hospitalizaciones sigan al alza.

En un discurso hecho desde la Casa Blanca, Biden pidió al Departamento de Trabajo que exija a todas las empresas privadas de 100 o más trabajadores que les ordene a sus empleados la vacunación o les requiera un test al menos una vez a la semana. Se estima que 80 millones de trabajadores entran en esta categoría.

Las empresas que no cumplan se enfrentan a miles de dólares de multa.

“Esto no se trata de libertad o de elección personal, sino de protegerse a uno mismo y a los que nos rodean”, dijo Biden.

“Esta es la apuesta de Biden de usar el gobierno para dar un giro a la situación”, analizó Anthony Zurcher, corresponsal de la BBC en Estados Unidos.

Se estima que hay un 25% de adultos en el país que siguen sin vacunarse. Y eso está teniendo un impacto no sólo sanitario, sino en la recuperación económica del país y en la imagen de Biden como gestor de la pandemia, por lo que ahora parece dispuesto a hacer uso de todo su poder ejecutivo.

Continue Reading

Vida, Salud Y Gastronomía

Por qué tanta gente ha perdido interés en su trabajo

GETTY IMAGES

No había pasado mucho tiempo desde el inicio de la pandemia cuando Danielle, una maestra de 31 años en una escuela pública en Nueva Jersey, EE.UU., se dio cuenta de que casi todo lo que amaba de su trabajo había desaparecido.

“Todavía amaba enseñar, pero las circunstancias no me permitían hacer mi trabajo de la forma en que quería hacerlo”, cuenta.

“La forma en que creo que los estudiantes aprenden mejor es hablando entre ellos y haciendo preguntas y no pudimos hacer nada de eso. No se les permitía trabajar en grupo, apenas hablaban. Fue horrible”.

Ella nunca dudó de que enseñar era su vocación antes de la pandemia, pero Danielle comenzó a sentir rechazo cuando tenía que ir a trabajar.

A lo largo del último año y medio, muchos empleados se sintieron de manera similar con trabajos que alguna vez amaron y cuyas tareas se volvieron notablemente diferentes.

Algunos encontraron que se incrementó el desinterés preexistente, mientras que otros descubrieron un nuevo nivel de disgusto en sus posiciones o con sus obligaciones.

Y aunque no todos los trabajadores tienen que amar su empleo, mantener un relación positiva, o al menos neutral, es clave para que muchos transiten su día laboral satisfactoriamente.

Millones de trabajadores que ahora están en conflicto con sus profesiones se encuentran en situaciones difíciles.

Puede ser desconcertante estar en un trabajo con el que ya no te sientes conectado, especialmente si no tienes una alternativa en el horizonte.

También es difícil saber si estás atravesando una fase de desinterés o si tu chispa se está apagando de forma permanente.


McDonald’s contrata a jóvenes de 14 años para afrontar la escasez de trabajadores en Estados Unidos

HOTLUNCHPAM/ REDDIT

Un local de McDonald’s en Oregón, Estados Unidos, está llamando a jóvenes de 14 y 15 años a solicitar empleo en el restaurante en medio de una aguda escasez de trabajadores en el sector.

Restaurantes de comida rápida y otros negocios en todo el país están teniendo problemas para llenar sus vacantes, a pesar de que las restricciones por la pandemia se están suavizando.

Ante este panorama, la franquicia de la ciudad de Medford colocó una pancarta en el exterior del local hace dos semanas, urgiendo a los más jóvenes a presentarse.

Desde que el restaurante hizo la oferta, que cumple las leyes laborales del estado, ha habido un aumento de las solicitudes de empleo.

Heather Kennedy, que maneja el restaurante de Medford, le dijo a la publicación Business Insider que la actual falta de personal “no tiene precedentes” en los 40 años que su familia lleva gestionando franquicias de McDonald’s.

En un principio, intentó atraer más trabajadores subiendo el salario mínimo del restaurante a US$15 la hora, pero esto no generó suficiente interés.

Sin embargo, Kennedy contó que recibió más de 25 solicitudes nuevas desde que abrió sus puertas a los menores de 16 años.

Protección laboral para los menores

McDonald’s no es la primera cadena de comida rápida que les pide a los jóvenes que llenen los huecos de personal.

Franquicias de Burger King y Wendy’s pusieron anuncios similares recientemente.

Y la cadena texana Layne’s Chicken Finfers está promocionando a empleados adolescentes o de veintipocos años a puestos directivos, dada la falta de trabajadores con más experiencia.

Las leyes laborales de Estados Unidos varían de estado a estado.

En Oregón, a partir de los 14 años las personas pueden trabajar en empleos no peligrosos, como la hostelería, siempre que sus horarios sean limitados para que puedan asistir a la escuela y que reciban el tiempo de descanso adecuado.

Sin embargo, parece ser algo inusual, ya que la edad media de un empleado de McDonald’s en EE.UU. es de 27 años, según datos del sitio especializado en empleos Zippia.

Por: BBC News Mundo

Continue Reading

Vida, Salud Y Gastronomía

La peruana Pía León, elegida la mejor chef del mundo por The World’s 50 Best Restaurants

La chef peruana Pía León.CENTRAL RESTAURANTE

Hace tiempo que su nombre y su trabajo resuenan en el mundo gastronómico. Este miércoles, la peruana Pía León se ha convertido en la mejor chef femenina del mundo, según la prestigiosa lista The World’s 50 Best Restaurants. La cocinera, de 34 años y al frente de Kjolle, en el distrito limeño de Barranco, fue durante 10 años jefa de cocina de Central, ubicado en el mismo edificio y del que es copropietaria junto a Virgilio Martínez, su pareja, con el que además regenta Mil, un proyecto en los Andes a 3.680 metros de altura.

“Ahora, León está lista para subir al escenario mundial y obtener el reconocimiento que se merece”, ha manifestado la organización del certamen al fallar el galardón, que ha destacado que con León y Martínez al frente, Central —a donde ella llegó después de pasar por el hotel Ritz de Nueva York y Astrid y Gastón, también en Lima, del reputado Gastón Acurio— se convirtió durante tres años consecutivos en el mejor restaurante de Latinoamérica. En 2015, León decidió poner en marcha su propio establecimiento para expresar sus “propias ideas” y tener su “propia voz”, tal y como desvela en un vídeo publicado en Twitter con motivo de la distinción. Kjolle abrió sus puertas en 2018 y, al año siguiente, logró colarse en el puesto número 21 de los 50 mejores restaurantes de la región. Mientras que el hilo conductor de Central, en el que se engrandeció la figura de León, se basa en la gastronomía peruana según diferentes altitudes, la propuesta personal de Kjolle —cuyo nombre hace referencia a un árbol que crece en alturas extremas— pone en valor ingredientes de todo el país como el loche (un tipo de calabaza) y la cocona (una planta amazónica) a través de un menú degustación de siete elaboraciones y la posibilidad de comer a la carta.

León, que ya fue nombrada en 2018 la mejor chef de Latinoamérica por la misma lista, ha asegurado sentirse “sorprendida” por la votación en un vídeo difundido en la cuenta de Twitter de The World’s 50 Best y ha afirmado estar feliz porque su trabajo y el de su equipo sean reconocidos. Para la chef, que se sintió atraída por la gastronomía desde muy pequeña y ve en su profesión una forma de ofrecer felicidad a los demás, su objetivo al frente de Kjolle es que los comensales “puedan aprender sobre biodiversidad peruana”.

La categoría en la que ha sido premiada León y en la que fueron distinguidas otras profesionales como Elena Arzak y Daniela Soto Inés no está exenta de polémica, ya que algunas cocineras cuestionan que deba existir un reconocimiento específico para las mujeres. Una posición que comparte, por ejemplo, la chef catalana Carme Ruscalleda, que rechazó el título. “No sentí que rechazaba un premio, lo hice porque creí que defendía que no tenían que reírse en nuestras narices. Me carteé mucho con ellos, les quería hacer entender que nos hacía mal a las mujeres. ¿Qué será lo próximo? ¿El mejor cocinero de color?”, explicó en 2019 en una entrevista en El País Semanal. Una afirmación con la que se mostró de acuerdo María José San Román, impulsora en 2018 de la asociación Mujeres en gastronomía, para dar visibilidad al talento femenino.

POR: HELENA PONCINI – EL PAIS

Continue Reading

Vida, Salud Y Gastronomía

Secretaría de Salud anuncia los horarios de vacunación para Cortés del 5 – 9 de julio

La regional de salud del departamento de Cortés informó este domingo la programación para la vacunación en los 12 municipios.

Continue Reading
Advertisement

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 4.259 suscriptores

QUÉDATE EN CASA

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Economía4 semanas ago

BCH lanza innovadora aplicación tecnológica para el nuevo billete de 200 lempiras

Espectáculos3 semanas ago

Actriz Skai Jackson, presume sus raíz hondureña en una fotografía

Sociales3 semanas ago

El Centenario de la Obra Literaria de Catarino Castro Serrano

Vida, Salud Y Gastronomía4 semanas ago

Por qué tanta gente ha perdido interés en su trabajo

Inmigración4 semanas ago

Caravana de migrantes evade a autoridades mexicanas y enfila hacia el sur de EEUU

Noticias Internacionales4 semanas ago

La polémica norma que cesará a un tercio de los jueces del Salvador

Noticias Internacionales4 semanas ago

El ecocidio: un arma contra el cambio climático

Noticias Internacionales2 semanas ago

Bukele acabó con la democracia y lo peor está por venir

Noticias Internacionales3 semanas ago

La pobreza convierte pueblos de Honduras en lugares fantasma

Noticias Internacionales3 semanas ago

Bitcoin en El Salvador | “Esto no es para nosotros los pobres”

Deportes4 semanas ago

Arranca el octogonal de la Concacaf rumbo a Catar 2022

Deportes3 semanas ago

Un aficionado recorrió internet en busca de mejores futbolistas salvadoreños

Noticias Nacionales3 semanas ago

Copeco decreta alerta verde por 72 horas para 10 departamentos del territorio nacional

Noticias Internacionales2 semanas ago

Bicentenario: por qué Panamá no celebra su independencia de España

Vida, Salud Y Gastronomía2 semanas ago

La orden de Biden para ampliar la vacunación en medio de una crisis de coronavirus en EE.UU.

Sígueme en Twitter