fbpx
Connect with us

Opinión

PUNTO DE VISTA DE UN PADRE ORGULLOSO

Usted debe saber que, a nadie le ha dolido más que a mí la noticia de que el Presidente del Condado del Bronx, Rubén Diaz, Jr., retiro sus aspiraciones de llegar a ser el primer alcalde hispano de la ciudad de New York.

Sepa usted que yo soy un padre que vivo muy orgulloso y agradecido de Dios por la bendición de haberme otorgado tres (3) hijos que han dedicado sus vidas, integridad, honestidad, y devoción al servicio público de esta gran ciudad de New York.

Damaris, mi primogénita como oficial de la Policía dedico vente (20) años de su vida a la protección y seguridad de los ciudadanos, retirándose con el rango de Sargento. Fueron veinte (20) años de angustias, desvelos y oraciones por mi, pidiendo a Dios que la protegiera para que todos los días regresara sana y salva a su hogar.

Samuel, el primero de los dos (2) varones, hace más de 27 años, comenzó como un empleado de mantenimiento, barriendo, mapeando y limpiando las escaleras, pasillos y edificios de las viviendas públicas de la ciudad de New York (NYCHA), actualmente es Supervisor. El al igual que Damaris nunca le ha gustado envolverse en la política, él ha mantenido una vida reservada y dedicada a su hogar y su familia.

Rubencito, mi hijo más pequeño, desde los 19 años de edad ha servido como oficial publico. El comenzó como mensajero en el Concejo Municipal de la ciudad llevando papeles y cartas de escritorio en escritorio. Luego a los 23 años de edad como oficial publico electo por el pueblo. El fue Asambleísta y por los últimos 10 años como Presidente del Condado del Bronx.

Rubencito al igual que Damaris y Samuel me ha hecho sentirme muy orgulloso y feliz de poder llamarlos mis hijos: Todos, no importando su edad, cuando me ven en público me besan la mejilla, y en alta voz me dicen; “Bendición Papi”. ¡Que honor! ¡Que privilegio!

Como usted bien sabe, amado lector, son miles de personas en la ciudad de New York y en Puerto Rico que habían puesto sus miradas y esperanzas en Rubencito viéndolo como la oportunidad de un hispano llegar a ser Alcalde de esta gran ciudad. Yo le mentiría sino le admitiera que yo era el primero entre los miles. Esto no solo porque es mi hijo, sino por su amabilidad, gentileza, disciplina, experiencia y conocimiento de nuestras necesidades como pueblo.

Creame, amado lector, en mis años en la vida pública yo puedo testificar que son muy pocos los oficiales públicos que poseen las cualidades de ser humano de Rubén Diaz, Jr. ¡Esto no lo digo porque es mi hijo! Sino porque es uno de los mejores seres humanos que yo conozco y que a pesar de todas las circunstancias que le han rodeado nunca ha cambiado su personalidad de buen hijo, buen esposo, buen padre, buen amigo y excelente servidor público.

Antes de hacer pública su decisión me invito al Restaurant “Sabrosura” en el condado del Bronx, para notificarme de su decisión, por más de dos (2) horas hablamos y yo, tal vez egoístamente, trate de que no lo hiciera, pero el pensando en su esposa e hijos decidió que era los mejor para él. ¡Y eso hay que respetarlo y desearle lo mejor en su futura visión!

Como padre, Pastor de una congregación y Presidente de la Organización de Ministros Hispanos de New York. Les pido a todos se unan a mí en oración dándole gracias a Dios por Rubencito que lo guardé y lo guie tanto a él como a Damaris y Samuel.

Yo soy Concejal Rev. Rubén Diaz y esto es lo que usted debe saber.

Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte anuestra web y recibir todas nuestras noticias

Únete a otros 3.906 suscriptores

Honduras | Coronavirus

312 Casos totales
22 Muertes
6 Recuperados

QUÉDATE EN CASA

Publicidad

Publicidad

Publicidad