Connect with us

Politica

¿Quién ganó el último debate presidencial antes de las elecciones de Estados Unidos?

El último debate presidencial se celebró a 12 días de las elecciones. / GETTY IMAGES

Fue un debate más civilizado pero no por ello exento de duros ataques.

El aspirante a la reelección presidencial en Estados Unidos, Donald Trump, y su rival por el Partido Demócrata, Joe Biden, vivieron la noche de este jueves un intenso cara a cara en el que intercambiaron fuertes acusaciones personales. Eso sí, esta vez respetando todas las formalidades.

El encuentro, realizado en la localidad de Nashville (Tennessee), estuvo marcado por las duras acusaciones de corrupción entre uno y otro candidato.

Trump citó alegaciones infundadas de que Biden se benefició personalmente de los negocios de su hijo. El demócrata, por su parte, sacó a relucir las opacas cuentas fiscales del presidente.

El mandatario intentó dibujar a Biden como el “típico político”, con constantes referencias a su larga carrera y, en especial, a sus dos periodos como vicepresidente de Barack Obama.

“¿Por qué no lo hiciste en los 8 años? (…) Es todo habladuría, ninguna acción”, le espetó el aspirante republicano en varias ocasiones a Biden, cuando este hablaba de sus propuestas de gobierno.

El político demócrata, por su parte, buscó mostrar a Trump como un mandatario que ha llevado al país a una profunda crisis, pero que no asume sus responsabilidades, que divide a los estadounidenses y que está desconectado de la vida de los ciudadanos comunes.

“Esto no se trata de su familia o de la mía, sino de tu familia”, dijo Biden mirando a la cámara y hablándole directamente a los electores de clase media, con cuyas dificultades intentaba mostrar empatía.

“Yo seré presidente de todos los estados, no de azules o rojos”, subrayó.

En opinión de Paul Danahar, editor en jefe de la BBC en Estados Unidos, el debate “fue una estrecha victoria por puntos para el presidente Trump”.

“[Trump] tuvo algunas buenas líneas de ataque y se benefició de las bajas expectativas existentes tras su primer debate”.

No obstante, el veterano periodista, especializado en política estadounidense, subrayó que el mandatario “necesitaba arrasar para detener la campaña de Biden y no lo consiguió”.

El encuentro entre ambos candidatos había generado mucha expectativa tras su duro primer cara a cara el pasado 29 de septiembre, que acabó convirtiéndose en un encuentro caótico y de graves descalificaciones.

A ello se sumó la cancelación del segundo debate, previsto para el pasado 15 de octubre, luego de que Trump contrajera covid-19 y de que los equipos de campaña no se pusieran de acuerdo sobre las reglas del mismo.

A 12 días de las elecciones, y en un momento en el que ya millones de estadounidenses han comenzado a ejercer su derecho al voto por correo o de forma anticipada, este debate representaba una oportunidad crucial para que ambos intentaran no solo hacer llegar su mensaje a la mayor cantidad de votantes potenciales, sino marcar una diferencia ante su adversario.

“Aprendiendo a morir”
El debate arrancó con el coronavirus, un asunto crucial en el país más afectado por la pandemia.

Pese a los más de 8 millones de contagiados y las más de 220.000 muertes atribuidas a la nueva enfermedad, Trump defendió la gestión de su gobierno, alegando que habían logrado grandes avances y que habían evitado la muerte de 2,2 millones de personas.

“Este es un problema mundial, pero yo he sido felicitado por los líderes de muchos países por lo que hemos logrado hacer”, aseguró el presidente.

“Estamos aprendiendo a vivir con esto”, manifestó Trump, insistiendo en que había que abrir la economía y las escuelas, ya que las personas estaban perdiendo su empleo y estaban aumentando los suicidios y los problemas de drogas y adicciones.

En este punto, el candidato demócrata fue tajante: “Cualquiera que sea responsable de tantas muertes no puede seguir siendo presidente”, manifestó.

Las expectativas eran muy altas para este último debate después de un primer enfrentamiento caótico. / EPA

“Él dice que estamos aprendiendo a vivir con esto [el coronavirus]. La gente está aprendiendo a morir con él”, añadió.

Ataques por la inmigración
El tema de la inmigración fue el centro de una de las partes más áridas de debate.

Biden cuestionó duramente la política aplicada por Trump en esta materia, haciendo especial énfasis en la controvertida política de separación de familias en la frontera con México.

Como consecuencia de esta política, que acabó revirtiendo la Casa Blanca tras una fuerte presión social, actualmente hay medio millar de menores migrantes que se encuentran solos en el país pues sus padres no pueden ser hallados por, aparentemente, haber sido deportados.

“Más de 500 niños vinieron con sus padres. Ellos los separaron en la frontera para desincentivarlos a venir”, destacó el candidato demócrata. “Esto nos convierte en un hazmerreír y viola toda noción de lo que somos como nación”.

Trump se defendió haciendo referencia a las gigantescas celdas de metal de los centros de detención de inmigrantes en Estados Unidos, asegurando que habían sido construidas durante el gobierno de Obama, en el que Biden fue vicepresidente.

“Publicaron en un periódico una foto de una de estas jaulas horribles y dijeron ‘mira estas jaulas, el presidente Trump las construyó. Y se determinó que fueron construidas en 2014. Eso lo hizo él”, afirmó.

Pese a su retórica antinmigración y a un aumento de los arrestos de indocumentados dentro del país, las cifras de detenciones y deportaciones durante los primeros cuatro años de Trump siguen por debajo de las del primer mandato de Obama y Biden.

Preguntado por esas cifras récord por la moderadora, el exvicepresidente reconoció que cometieron “un error”.

La sombra de Hunter Biden
Trump ya había adelantado que haría del hijo de Biden, Hunter, un asunto del debate, y no tardó mucho en sacar a colación a la familia del exvicepresidente.

El mandatario acusó a Biden de beneficiarse personalmente de los negocios de su hijo en Ucrania y China, haciendo referencia a informaciones publicadas por algunos medios y que supuestamente se basan en datos obtenidos de una computadora de Hunter.

“Si esto es cierto, entonces él es un político corrupto”, dijo Trump sobre el candidato demócrata.

Biden negó la veracidad de esas informaciones y afirmó que hay medio centenar de exagentes de inteligencia que señalan que esas acusaciones forman parte de un plan de Rusia para dañar su candidatura.

Además, contraatacó hablando sobre los impuestos de Trump y sus vínculos empresariales con China, citando una investigación del diario The New York Times (NYT) que reveló que el presidente no pagó casi impuestos en su país durante años pero sí en el país asiático.

Eso forzó al mandatario a dedicar tiempo explicando que pagó millones de dólares “por adelantado” en impuestos y asegurando que publicaría su declaración de la renta en el futuro, una práctica común en políticos y presidentes del país pero que Trump no ha llevado a cabo hasta el momento.

“Trump contaba con hacer sangre con sus ataques a la familia de Biden, creando una controversia” que minara las posibilidades de su contrincante, que lidera las encuestas, “pero todo indica que esta noche no cumplió ese objetivo”, consideró Anthony Zurcher, periodista de la BBC especializado en política estadounidense.

Mayor contenido
Como es usual en él, durante sus intervenciones Trump utilizó numerosas frases con pegada para hablar de sus propuestas, pero no ofreció muchos detalles.

Así, por ejemplo, dijo que habrá una vacuna contra el coronavirus en pocas semanas pero, al ser repreguntado por la presentadora Kristen Welker, de la cadena NBC, no ahondó en el asunto.

También presumió de ser “el presidente que más ha hecho por los afroestadounidenses desde Abraham Lincoln” (el mandatario que abolió la esclavitud) y de ser “la persona menos racista en esta habitación”.

“Este Abraham Lincoln de acá es uno de los presidentes más racistas que hemos tenido en la historia moderna. Le echa gasolina a cada uno de los fuegos racistas”, le respondió sarcásticamente Biden, quien recordó que Trump inició su primera campaña presidencial diciendo que iba a librar a Estados Unidos de los “violadores mexicanos”.

Biden, por su parte, ofreció muchos más detalles sobre sus planes de gobierno aunque sus frases quizá no tuvieron la grandilocuencia de las de Trump.

Anunció, por ejemplo, que, de llegar a la Casa Blanca, enviaría una ley al Congreso para crear un camino hacia la ciudadanía para 11 millones de inmigrantes indocumentados, que mejoraría el sistema de salud estableciendo una opción pública de seguro médico que -prometió- generaría mayor competencia y permitiría abaratar los costos. También se comprometió con un salario mínimo de US$15 por hora.

En comparación con el primer debate este segundo y final encuentro entre Trump y Biden fue mucho mejor recibido por el público.

“Fue un debate más sustancial”, señaló Laura Trevelyan, reportera y presentadora de la BBC en América del Norte.

Parte de ese éxito se le atribuye a una novedad tecnológica: la adopción de un botón para silenciar los micrófonos de los participantes en los momentos previstos para que cada uno tuviera unos minutos de intervención sin interrupciones.

“El botón de silencio, o al menos la amenaza de su utilización, pareció funcionar. Durante el segundo debate presidencial los candidatos estuvieron más contenidos”, apuntó Anthony Zurcher, de la BBC en Norteamérica.

Pero también ocupó un lugar predominante para el público la moderadora, Kristen Welker, a quien muchos ciudadanos declararon como la “clara ganadora” del debate.

Incluso Trump -que critica regularmente a la cadena de la periodista (NBC) y la había acusado de ser “terrible e injusta”-, acabó alabándola.

“Por cierto, respeto mucho la forma en la que está manejando usted esto, tengo que decirlo”, manifestó el presidente en medio del último cara a cara de esta campaña presidencial.

El público, en redes, le dio la razón.

Por: BBC News Mundo

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Deja un comentario

Politica

Nayib Bukele, el presidente al que acusan de dar un “golpe” a la Corte Suprema de El Salvador

Bukele consiguió otro triunfo histórico. Su partido, Nuevas Ideas, arrasó en las elecciones a la Asamblea Legislativa. / MARVIN RECINOS / AFP

Por: BBC News Mundo

Irrumpió en 2019 como un terremoto que cambió la política de El Salvador. Hoy, a casi dos años de asumir la presidencia, Nayib Bukele está en el ojo del huracán: la oposición y organismos internacionales le acusan de atentar contra la independencia de poderes de los órganos del Estado.

Este sábado, la Asamblea Legislativa, controlada por su partido Nuevas Ideas, destituyó y reemplazó a los jueces de la Sala del Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y al fiscal general Raúl Melara.

Los congresistas que apoyaron la destitución aseguraron que “los actuales magistrados de la Sala de lo Constitucional actuaron contra la Constitución, poniendo en primer lugar intereses particulares por sobre la salud y la vida de toda la población”.

En concreto, hacen referencia a que la Asamblea previa y la Corte Suprema frenaron algunas de las leyes de emergencia de Bukele contra la covid.

La CSJ calificó la medida de “inconstitucional”, la oposición dice que fue un “golpe de Estado” y el gobierno de Estados Unidos dijo que sigue la situación “con preocupación” porque “un órgano judicial independiente es el cimiento de toda democracia”.

Una veintena de organizaciones de la sociedad civil en El Salvador condenaron lo ocurrido el sábado en la Asamblea y este domingo manifestantes protestaron en el monumento a la Constitución de San Salvador.

Ante las críticas dentro y fuera de las fronteras, Bukele respondió tajante: “A nuestros amigos de la comunidad internacional: queremos trabajar con ustedes, comerciar, viajar, conocernos y ayudar en lo que podamos. Nuestras puertas están más abiertas que nunca. Pero con todo respeto: estamos limpiando nuestra casa… y eso no es de su incumbencia”.

A pesar de las acusaciones, Bessy Ríos, analista política salvadoreña, afirma que la Asamblea Legislativa podía destituir a los jueces “porque tiene los votos y el mandato constitucional”.

Durante estos 24 meses de mandato, y aunque parece seguir contando con un fuerte apoyo popular, Bukele acumula cada vez más críticas y acusaciones de autoritarismo por intentar controlar los tres poderes del Estado: ejecutivo, legislativo y judicial.

“El candidato del cambio”
Nayib Bukele se presentó como “el candidato del cambio” con un estilo propio y mediático que rompió con la política tradicional salvadoreña.

Nacido en familia de origen palestino, Bukele conectó, entre otras, con las generaciones más jóvenes del país.

Para ello utilizó su experiencia como empresario del mundo del marketing y la publicidad para desarrollar una campaña con fuerte presencia en redes sociales.

Entonces, más allá de su imagen, pocos conocían sus verdaderas inclinaciones políticas debido a su paso por partidos de corrientes ideológicas opuestas.

Quienes lo conocían destacaban su inteligencia, innovación y conocimiento de la problemática de El Salvador, especialmente después de sus años como alcalde del pequeño Nuevo Cuscatlán y posteriormente de la capital, San Salvador.

En ambos municipios lo hizo como miembro del partido izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) del que fue expulsado en 2017 por discrepancias internas.

Choques de poder
En el primer año al frente del país, las encuestas seguían dando un apoyo mayoritario de la población salvadoreña a Bukele.

Pero en esos 12 meses también enfrentó duras críticas por algunas de sus decisiones, especialmente desde organismos internacionales y de derechos humanos.

Sus enfrentamientos públicos con el Congreso y la Corte Suprema y sus drásticas medidas frente a la pandemia de coronavirus llevaron a que algunos le acusaran de autoritarismo y de querer acumular demasiado poder hasta el punto de poner en peligro la joven y frágil democracia del país.

La inquietud de ciertos sectores hacia la figura del presidente salvadoreño se disparó a raíz de su polémica entrada en la Asamblea Legislativa acompañado de militares en febrero de 2020.

Con aquella sorprendente imagen, bautizada popularmente como “Bukelazo”, pretendía presionar al Congreso -en el que su partido entonces no tenía representación- para que aprobara la financiación de la siguiente fase de su plan de seguridad.

Desde entonces, los choques públicos de Bukele con el Congreso fueron más que frecuentes. Pero no solo se enfrentaba al Poder Legislativo: también lo hacía con el Poder Judicial.

En el marco de una de las respuestas al coronavirus más estrictas de la región, policías y militares salvadoreños detuvieron desde el inicio de la pandemia a miles de personas por incumplir la cuarentena domiciliaria y los encerraron en centros de contención.

Continue Reading

Politica

Yani confirma que asistirá a cita con Xiomara Castro para hablar de alianza

Yani accedió y se sentará con Xiomara Castro para hablar de una alianza de cara a las elecciones generales.

Por: Jonathan Jared – TiempoDigital

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El candidato presidencial oficial por el Partido Liberal, Yani Rosenthal, confirmó este jueves que asistirá a la primera reunión preparatoria para la alianza de oposición que se desarrollará con la presencia de la aspirante presidencial por el Partido Libertad y Refundación (LIBRE), Xiomara Castro de Zelaya.

“Sí voy a participar… Sí voy a ir el lunes a la reunión”, respondió Yani ante consultas sobre el tema hechas por periodistas en una comunicación telefónica.

El también presidente electo del Partido Liberal informó que su participación en la cita se desarrollará en representación de ese instituto político; asimismo, llegará en su condición de candidato oficial del liberalismo.

Yani comentó que su expectativa es que en esa reunión comiencen las pláticas que permitan conformar una alianza multipartidaria que derrote al Partido Nacional y lo saque del poder.

Una alianza diferente y con propósitos

El nuevo titular de la institución rojiblanca explicó que esta alianza sería diferente a la del 2017, pues aquella era entre personas. “Xiomara representa a Libertad y Refundación (LIBRE) y yo represento al Partido Liberal. Esta alianza será entre partidos”, agregó.

También dijo que la intención no es repartirse puestos; aseguró que buscan coincidir con claridad en lo que pretenden para el futuro de Honduras.

Sobre algunas de sus condiciones, precisó que primero quisiera que los que se pretenden aliar hagan el compromiso de lograr que “haya un cambio de gobierno y que termine la dictadura nacionalista y los doce años de sufrimiento y de injusticia que ha habido en este país”.

Otra de ellas, agregó, es asegurar que del triunfo de una alianza resulte un gobierno que esté del lado del pueblo; igualmente, ese mandato tendría que dar conquistas sociales, empleos dignos y bien pagados y oportunidades para todos.

“Si coincidimos en eso, las pláticas pueden avanzar”, enfatizó el presidenciable tras comentar que la autoexclusión que ya hicieron pública algunos excandidatos anti alianzas como Luis Zelaya harán que “entre amigos sea más fácil la discusión y se logren acuerdos para enfrentar al Partido Nacional”.

Aunque Salvador Nasralla señaló que no puede concurrir a la invitación por un viaje para atender su salud, Yani confió en que más adelante pueda sentarse a dialogar.

La cita entre Xiomara y Yani está prevista para desarrollarse en el Hotel Aurora de la capital de la República el próximo lunes.

Continue Reading

Politica

Elecciones Primarias Honduras 2021

Foto: expedientepublico.org

SE le reconoce a la ciudadanía haber demostrado civismo, por concurrir a votar, pero hasta allí. Como el médico que pone todo su empeño profesional en curar al paciente, pero es a los santos que agradecen el milagro. Fueron elecciones ejemplares. Concurridas y ordenadas. Aún así, el inconforme ambiente en que se vive, poco crédito da a cuánto costó montarlas –desafiando infinidad de trabas que los mismos políticos pusieron para que fracasaran– y el multiplicado esfuerzo, lleno de vicisitudes, de las autoridades electorales de realizarlas.

A esas –para recreación de espectadores de la función– hay que agarrarlas a palos, como piñatas, dizque por la lentitud de los resultados oficiales. ¿A qué obedece esa propensión al descrédito, aun cuando haya logros de los cuales obtener moderada satisfacción? ¿A qué se atribuye ese condenado resabio de ensuciarlo todo, para que al país no le quede nada encomiable de qué alegrarse?

Quizás sea que estamos en un medio donde nadie escucha. Bien por la ensordecedora bulla que hacen los que gritan a galillo partido y al mismo tiempo –entre más conflicto se propaga más audiencia se genera– o porque aquí algunos que informan padecen de sonambulismo o falta de atención. Cuando la autoridad electoral descartó el TREP –desechando la onerosa y dudosa contratación directa a empresas descalificadas– explicó hasta la saciedad la inconveniencia de recurrir a esas metodologías. Todas las acusaciones de fraude al TSE se originaron por el uso de esa herramienta en la transmisión de resultados. En esta ocasión –arguyeron– no habría entrega de resultados preliminares de parte del CNE. Pero como la afición exigía que el mismo día quería conocer ganadores, dejaron que fueran empresas encuestadoras independientes las que dieran resultados a boca de urna. Su divulgación fue televisada, radiada y reproducida en los medios escritos.

En una conferencia de prensa –con anticipación, previo a la realización de comicios– los concejales del CNE dijeron que los resultados oficiales no serían inmediatos. Que tomaría su tiempo. Repitieron que no sería transmisión instantánea sino que un proceso lento, de escaneo, computo y transmisión de varios días. Lo que toca, esperar tener todo el inventario completo de las maletas, con las urnas, las actas, transportadas desde los municipios, las aldeas, los caseríos y los barrios donde montaron mesas electorales, en las bodegas del INFOP.

Una vez recibieran la maletas –no unas sino todas– procederían a hacer el escaneo de actas, –en forma pública con toda la observación necesaria– para realizar el conteo. No de datos preliminares sino de las sumas completas y oficiales. Así que lo tardado de oficializar datos ya se sabía. Lo anterior nuevamente acaba de exponerlo la autoridad electoral en conferencia de prensa para información de los periodistas y de la sociedad en general. Nada se gana enturbiando un proceso electoral que inicia nítido y así debe continuar. Por supuesto que hay voces disonantes con vocación a la piromanía. Cuyo placer es encender mechas, a diestra y siniestra, para que el zacate seco arda, la democracia se queme y el país no tenga salida. Está bien que cada cual ejercite su derecho a reclamar, a exigir, a hacer uso de su derecho de expresión. Sin caer en los excesos que atenten contra el superior interés nacional.

Fuente: LaTribuna.hn

Continue Reading

Politica

Yani en Comayagua: Tengo un Plan de Alivio para salvar la economía…

Yani Rosenthal continúa por su gira en la zona central del país. Avizora un futuro brillante para Comayagua si él se convierte en presidente.

COMAYAGUA, HONDURAS. Este domingo, el precandidato del Partido Liberal de Honduras, Yani Rosenthal, continuó su gira por varias ciudades de la zona central del país y el turno fue para Comayagua, que se vistió de rojo, blanco, y rojo para escuchar al máximo líder del Yanismo.

«Yo tengo un Plan de Alivio diseñado para rescatar la economía de este país; la misma ha sido golpeada por la pandemia, por los huracanes, y que hoy está bien deteriorada», dijo Yani en una reunión realizada en los predios del Club de Leones de la antigua capital de Honduras.

Comayagua, una ubicación «privilegiada»
Uno de los ejes de ese plan, añadió, es fortalecer mucho la industria de la agroexportación. «El valle de Comayagua está en el centro de esa estrategia; la estamos diseñando para aumentar la exportación de productos agrícolas», anunció Yani a los comayagüenses.

Además, argumentó que la autopista que conduce al vecino El Salvador y otros proyectos de infraestructura que ofrece ese departamento lo ubican en un puesto envidiable para convertirse en el centro del desarrollo y el crecimiento futuro de la nación.

«Cuenten con mi apoyo como Presidente, para que sea el Valle de Comayagua una de las zonas de mayor crecimiento de este país a partir del próximo año», agregó. Seguido aseguró a los jóvenes que su prioridad será generar empleo, porque «eso es lo suyo».

El líder liberal aseguró que sigue luchando en su afán de unir primero al Partido Liberal; segundo, formar alianzas con otras instituciones políticas y tercero, buscar la unidad granítica a nivel nacional, una vez que llegue al poder para poner en orden al país.

Continue Reading

Suscríbete con nosotros

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestra web y recibir todas nuestras noticias.

Únete a otros 4.233 suscriptores

QUÉDATE EN CASA

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Sígueme en Twitter