Trump consigue que AMLO acepte que los migrantes que piden asilo esperen en México

Por: Univision Communications Inc

218

la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, anunció este jueves que México acordó que los migrantes de terceros países sean devueltos o aguarden la resolución de sus trámites de pedido de asilo en su territorio. Este acuerdo es efectivo desde hoy, indicaron las autoridades.

México aceptó una propuesta de Estados Unidos para permitir que los migrantes de terceros países sean devueltos a México mientras se procesan sus solicitudes de asilo, indicó la secretaria de Seguridad Nacional,Kirstjen Nielsenen un comunicado este jueves.

Esta medida, indicó Nielsen, entra en vigencia de modo inmediato.

Por otra parte,el Departamento de Relaciones Exteriores de México dijo este jueves que se adoptaría la medida humanitaria de forma temporal.La decisión es algo histórico para México, país que hasta ahora se ha negado a aceptar el regreso de cualquier migrante que no sea mexicano.

El Departamento de Seguridad Interna tiene “la intención de implementar una sección de su ley migratoria que le permitiría devolver a extranjeros, no mexicanos, a nuestro país para que aguarden aquí el desarrollo de su proceso migratorio”.

Fin del ‘catch and release’

La administración deDonald Trumpdesde su llegada a la Casa Blanca ha estado luchando contra el aumento de las solicitudes de asilo.

También la administración ha estado tratando -infructuosamente hasta ahora- de poner fin a la práctica conocida como‘catch and release’(captura y liberación, en español), que consiste en liberar a ciertos migrantes que son detenidos en su ingreso a EEUU, cuando intentaban entrar indocumentados para que esperen en libertad su proceso migratorio de solicitud de asilo.

Una ley de 2008 prohíbe la deportación inmediata de menores de edad de países no fronterizos con EEUU y ordena que un juez de inigración deicida el futuro en el país.Además, un acuerdo judial de 1997 prohíbe la privación de libertad de menores de edad, norma que Trump quiere eliminar unilateralmente.

“‘Captura y liberación’ se reemplazará por ‘captura y retorno'”, indicó la secretaria Nielsen.

“Al hacerlo, reduciremos la migración ilegal eliminando uno de los incentivos clave que alienta a las personas a tomar el peligroso viaje hacia Estados Unidos (…) y también nos permitirá centrar más la atención en aquellos que en realidad están huyendo de la persecución”, señala el comunicado.

El comunicado señala que con estas nuevas normas, EEUU busca “defender el estado de derecho y fortalecer compromisos humanitarios”.

Los extranjeros que intentan utilizar el sistema para ingresar ilegalmente a nuestro país ya no podrán desaparecer dentro de Estados Unidos, donde muchos no se presentan a sus fechas en la corte. En cambio, esperarán una decisión de la corte de inmigración mientras estén en México”, dice DHS.

Cabe destacar que de los 401 inmigrantes de la primera caravana que en mayo llegó a la garita de San Ysidro, frontera entre Tijuana (México) y San Diego (California), 374 personas pasaron la entrevista de miedo creíble, primer paso en el proceso de pedido de asilo.La tasa general de detección de miedo creíble para el año fiscal 2018 fue del 76%, según datos entregados por el DHS a Univision Noticias. En el caso de la caravana llegó al 93%.

El proceso

Según el DHS, “esos extranjeros” que llegan pedir asilo a EEUU “serán procesados y se les dará una notificación de comparecencia para su audiencia en el tribunal de inmigración”.

Luego de ese proceso, deberñan volverse a México. “Mientras esperan, el gobierno mexicano ha tomado su propia determinación de proporcionarles a esas personas visas humanitarias, autorización de trabajo y otras protecciones. Los extranjeros tendrán acceso a abogados de inmigración y a Estados Unidos para sus audiencias judiciales”, según el comunicado.

Los extranjeros cuyos reclamos son confirmados por los jueces estadounidenses recién entonces podrán ingresar. “Los que no tengan reclamos válidos serán deportados a sus países de origen”, dice DHS.

México por su parte,confirmó el acuerdo e indicó que “autorizará, por razones humanitarias y de manera temporal, el ingreso de ciertas personas extranjeras provenientes de EEUU que hayan ingresado a ese país por un puerto de entrada o que hayan sido aprehendidas en lugares entre los puertos de entrada, que hayan sido entrevistadas por las autoridades de control migratorio de ese país, y hayan recibido un citatorio para presentarse ante un juez migratorio”.

Alejandro Alday, asesor jurídico de Secretaría de Relaciones Exteriores mexicano aclaró que México pdrá decidir a quiénes acepta. “México reafirma su derecho soberano de aceptar o rechazar a inmigrantes que piden asilo en Estados Unidos”, y México es un estado “respetuoso del cumplimiento de políticas en materia migratoria”.

El gobierno de Tijuana, estado mexicano que limita con EEUU, dijo que no fue consultado por el gobierno nacional de su país antes de tomar esta decisión.

Las autoridades mexicanas aclaran que “las acciones que tomen los gobiernos de México y de Estados Unidos no constituyen un esquema de Tercer País Seguro, en el que se obligaría a las personas migrantes en tránsito a solicitar asilo en México”.

“(Estas acciones) Están dirigidas a facilitar el seguimiento de las solicitudes de asilo en Estados Unidos, sin que eso implique obstáculo alguno para que cualquier persona extranjera pueda solicitar refugio en México”.

Sin embargo, hasta ahora, ni México ni EEUU han clarificado cuáles serán los procedimientos con las personas cuyas solicitudes de asilo sean rechazadas.

El titular del Instituto Nacional de Migración (INM), Tonatiuh Guillén, aseguró que no existe capacidad operativa ni jurídica para recibir a los migrantes que devuelva Estados Unidos.

“En el corto plazo, el INM no tiene capacidad para operar ese tipo de programa. La legislación que nos regula tampoco favorece la aplicación de ese instrumento. En tanto no se resuelva con claridad, no podremos instrumentar ninguna medida de aceptación de migrantes que estén solicitando asilo en Estados Unidos”, dijo durante una conferencia de prensa y añadió que habría que hacer adecuaciones a la actual ley migratoria.