Yo Se Lo Dije Y No Me Escucharon

Por el Concejal, Rev. Rubén Díaz Sr. / Condado del Bronx, Nueva York

70

Usted debe saber que el mes pasado, Samantha Johnson, de 21 años, fue trágicamente asesinada cuando entró en un vehículo que ella asumió era el vehículo de Uber que ella había llamado. Esta fue una tragedia horrible que ocurrió en Carolina del Sur y una que no podemos permitir que vuelva a ocurrir.

El presidente del Consejo Municipal de la Ciudad de Nueva York, Hon. Corey Johnson, está proponiendo una nueva legislación que requiera que todos los vehículos de alquiler, como Uber y Lyft, se identifiquen con un cartel iluminado para que los pasajeros puedan identificar fácilmente sus vehículos. Esta es una idea interesante, pero no es nueva.

Es importante que usted sepa que en el mes de febrero del 2018 yo presenté una legislación (Int 0838) que requeriría exactamente lo que Corey Johnson ahora piensa que tiene “sentido”. Sin embargo, el año pasado, cuando yo presenté este proyecto de ley (Int 0838), junto con otras piezas de leyes proponiendo reglamentos para Ubers y Lyfts, la parte que ahora el Speaker dice que es buena en aquel entonces, me la rechazo.

La idea de identificar vehículos de alquiler con una insignia de su compañía y un símbolo numérico específico para el vehículo fue algo que yo creí que era una cuestión de seguridad pública. Si la TLC requiere o demanda que los taxis amarillos, verdes, y aun los liberés sean identificado. ¿Por qué no los de Uber y Lyft? Actualmente tenemos vehículos de alquiler en la ciudad y mucha veces es increíblemente difícil para los pasajeros y los oficiales de policía identificarlos. Esto es peligroso para los pasajeros y fue la causa de la muerte a Samantha Johnson.

Sepa usted que el Gremio de Conductores Independientes se opuso a esta idea cuando yo la presente en el Comité de Vehículos de Alquiler. Ellos testificaron en contra de mi propuesta en las vistas publicas que el desaparecido comité de Vehículos de Alquiler que llevo acabo el 30 de abril del 2018. Laura Popa, abogada del Concejo Municipal, también estuvo en contra de mi propuesta.

Estimado lector, yo creo que la seguridad pública está antes que cualquier cosa, y si esta tragedia ocurrida en Carolina del Sur es una lección para que nosotros aquí en la ciudad de Nueva York abramos los ojos y evitemos algo similar, entonces debemos reabrir mi pieza de ley original (Int 0838) del 2018. Esta pieza de ley, debe ser presentada para votación ante el pleno del Concejo Municipal para una votación y así proteger las 15 millones de personas que mensualmente utilizan el servicio de taxi en la Ciudad.

Yo soy el Concejal Rev. Rubén Díaz y esto es lo que debe saber.